Argen­ti­na. Tras ser dete­ni­da por cir­cu­lar en bici­cle­ta, una mujer apa­re­ció ahor­ca­da en su celda

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 09 de abril de 2020

El domin­go a la maña­na Flo­ren­cia Maga­lí Mora­les, de 39 años, anda­ba en bici­cle­ta por la calle Riva­da­via, en San­ta Rosa de Con­la­ra, en pro­vin­cia de San Luis, cuan­do fue inter­cep­ta­da por la poli­cía pun­ta­na en pre­sun­ta vio­la­ción de la cua­ren­te­na. Su DNI tie­ne ter­mi­na­ción impar, lo que no la habi­li­ta­ba a salir con­for­me las dis­po­si­cio­nes loca­les vigen­tes, y tam­po­co tenía con ella el docu­men­to, por lo que le infor­ma­ron que le for­ma­rían cau­sa por el artícu­lo 205 del códi­go penal. La mujer entró en cri­sis e inten­tó for­ce­jear con los poli­cías. A uno de ellos le hizo un ras­gu­ño por lo que suma­ron la acu­sa­ción por aten­ta­do y resis­ten­cia a la auto­ri­dad y la ence­rra­ron en un cala­bo­zo de la comi­sa­ría 25. Horas des­pués, fue encon­tra­da sin vida, ahor­ca­da con un cor­dón del buzo que ves­tía.

Mora­les era men­do­ci­na, de Las Heras, y un año atrás se había ins­ta­la­do con su fami­lia en la loca­li­dad ubi­ca­da a unos 200 kiló­me­tros de San Luis capi­tal. Cria­ba sola a dos hijos y una nie­ta. De acuer­do al par­te ofi­cial, los guar­dias encon­tra­ron a la mujer que “tenía asi­do a su cue­llo un cor­dón (posi­ble­men­te de la capu­cha del buzo que ves­tía) ata­do en el otro extre­mo a la bisa­gra supe­rior de la puer­ta ente­ri­za de made­ra de la cel­da. Los poli­cías al ver­la inten­tan reani­mar­la mien­tras bus­can ayu­da en el noso­co­mio local”.

El caso fue toma­do direc­ta­men­te por el juez Jor­ge Pin­to, a car­go del Juz­ga­do Mul­ti­fue­ro de San­ta Rosa del Con­la­ra, quien lo cara­tu­ló como «ave­ri­gua­ción de sui­ci­dio». En medios pun­ta­nos fuen­tes poli­cia­les dije­ron que «posi­ble­men­te» la mujer «esta­ba con tra­ta­mien­to psi­co­ló­gi­co, se había sepa­ra­do de su espo­so vio­len­to y era madre de una joven pro­ce­sa­da por pre­sun­to homi­ci­dio», como si ésos hubie­ran sido cau­sa­les de un pre­sun­to inten­to de qui­tar­se la vida. 

En tan­to, en los medios men­do­ci­nos cir­cu­lan varias ver­sio­nes sobre lo suce­di­do con Mora­les, entre ellas que aun­que no tenía enci­ma el docu­men­to su núme­ro de ter­mi­na­ción sí la habi­li­ta­ba a circular. 

“Se vive con mucho dolor no solo por­que sea una mujer, sino por la situa­ción que esta­ba pasan­do por­que tie­ne una hija dete­ni­da. Es muy tris­te por­que la cono­cía­mos. Esta­mos espe­ran­do nove­da­des en cuan­to a la autop­sia y segui­re­mos las medi­das que dis­pon­ga el juez”, se limi­tó a decla­rar Mar­ta Pon­ce, inten­den­te de San­ta Rosa del Con­la­ra. El dipu­tado de Libres de Sur Joa­quín Man­si­lla com­par­tió un men­sa­je de la her­ma­na de Mora­les, en el que ase­gu­ra que la mujer fue asesinada. 

Este caso fue des­ta­ca­do por la Corre­pi (Coor­di­na­do­ra con­tra la Repre­sión Poli­cial e Ins­ti­tu­cio­nal), que vie­ne hacien­do un rele­va­mien­to en todo el país y ya lle­va 14 infor­mes . 

Fuen­te: Pági­na 12

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.