Argen­ti­na. Tras ser dete­ni­da por cir­cu­lar en bici­cle­ta, una mujer apa­re­ció ahor­ca­da en su cel­da

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 09 de abril de 2020

El domin­go a la maña­na Flo­ren­cia Maga­lí Mora­les, de 39 años, anda­ba en bici­cle­ta por la calle Riva­da­via, en San­ta Rosa de Con­la­ra, en pro­vin­cia de San Luis, cuan­do fue inter­cep­ta­da por la poli­cía pun­ta­na en pre­sun­ta vio­la­ción de la cua­ren­te­na. Su DNI tie­ne ter­mi­na­ción impar, lo que no la habi­li­ta­ba a salir con­for­me las dis­po­si­cio­nes loca­les vigen­tes, y tam­po­co tenía con ella el docu­men­to, por lo que le infor­ma­ron que le for­ma­rían cau­sa por el artícu­lo 205 del códi­go penal. La mujer entró en cri­sis e inten­tó for­ce­jear con los poli­cías. A uno de ellos le hizo un ras­gu­ño por lo que suma­ron la acu­sa­ción por aten­ta­do y resis­ten­cia a la auto­ri­dad y la ence­rra­ron en un cala­bo­zo de la comi­sa­ría 25. Horas des­pués, fue encon­tra­da sin vida, ahor­ca­da con un cor­dón del buzo que ves­tía.

Mora­les era men­do­ci­na, de Las Heras, y un año atrás se había ins­ta­la­do con su fami­lia en la loca­li­dad ubi­ca­da a unos 200 kiló­me­tros de San Luis capi­tal. Cria­ba sola a dos hijos y una nie­ta. De acuer­do al par­te ofi­cial, los guar­dias encon­tra­ron a la mujer que “tenía asi­do a su cue­llo un cor­dón (posi­ble­men­te de la capu­cha del buzo que ves­tía) ata­do en el otro extre­mo a la bisa­gra supe­rior de la puer­ta ente­ri­za de made­ra de la cel­da. Los poli­cías al ver­la inten­tan reani­mar­la mien­tras bus­can ayu­da en el noso­co­mio local”.

El caso fue toma­do direc­ta­men­te por el juez Jor­ge Pin­to, a car­go del Juz­ga­do Mul­ti­fue­ro de San­ta Rosa del Con­la­ra, quien lo cara­tu­ló como «ave­ri­gua­ción de sui­ci­dio». En medios pun­ta­nos fuen­tes poli­cia­les dije­ron que «posi­ble­men­te» la mujer «esta­ba con tra­ta­mien­to psi­co­ló­gi­co, se había sepa­ra­do de su espo­so vio­len­to y era madre de una joven pro­ce­sa­da por pre­sun­to homi­ci­dio», como si ésos hubie­ran sido cau­sa­les de un pre­sun­to inten­to de qui­tar­se la vida. 

En tan­to, en los medios men­do­ci­nos cir­cu­lan varias ver­sio­nes sobre lo suce­di­do con Mora­les, entre ellas que aun­que no tenía enci­ma el docu­men­to su núme­ro de ter­mi­na­ción sí la habi­li­ta­ba a cir­cu­lar. 

“Se vive con mucho dolor no solo por­que sea una mujer, sino por la situa­ción que esta­ba pasan­do por­que tie­ne una hija dete­ni­da. Es muy tris­te por­que la cono­cía­mos. Esta­mos espe­ran­do nove­da­des en cuan­to a la autop­sia y segui­re­mos las medi­das que dis­pon­ga el juez”, se limi­tó a decla­rar Mar­ta Pon­ce, inten­den­te de San­ta Rosa del Con­la­ra. El dipu­tado de Libres de Sur Joa­quín Man­si­lla com­par­tió un men­sa­je de la her­ma­na de Mora­les, en el que ase­gu­ra que la mujer fue ase­si­na­da.

Este caso fue des­ta­ca­do por la Corre­pi (Coor­di­na­do­ra con­tra la Repre­sión Poli­cial e Ins­ti­tu­cio­nal), que vie­ne hacien­do un rele­va­mien­to en todo el país y ya lle­va 14 infor­mes . 

Fuen­te: Pági­na 12

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *