Argen­ti­na. La APDH exi­gió la renun­cia de los fun­cio­na­rios de Chu­but que orde­na­ron «meter gen­te en cana»

Por Adria­na Meyer. 9 abril 2020

Pau­lino Gómez indi­có a un per­so­nal jerár­qui­co de la poli­cía pro­vin­cial que se lle­ven a cabo deten­cio­nes arbi­tra­rias. La Asam­blea Per­ma­nen­te por los Dere­chos Huma­nos (APDH) exi­gió la renun­cia de ese fun­cio­na­rio y de su supe­rior, el Minis­tro de Segu­ri­dad pro­vin­cial, Fede­ri­co Massoni.

Es
la mis­ma poli­cía que en noviem­bre pasa­do detu­vo ilegalmente
al secre­ta­rio gene­ral de la Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­res de la Educación
de Chu­but (Atech), San­tia­go Goodman. 


El men­sa­je es cla­ro: “Tra­tá de meter gen­te en cana.
Sacá a los puca­rá, que si bus­can encuen­tran”. Ayer por la tar­de se dio a
cono­cer un audio don­de el Jefe de Segu­ri­dad de la Pro­vin­cia de Chubut,
Pau­lino Gómez, le indi­ca a un per­so­nal jerár­qui­co de la policía
pro­vin­cial que se lle­ven a cabo deten­cio­nes arbi­tra­rias. Fren­te a esto la Asam­blea Per­ma­nen­te por los Dere­chos Huma­nos (APDH) exi­gió la renun­cia de ese fun­cio­na­rio como así tam­bién de su supe­rior, el Minis­tro de Segu­ri­dad pro­vin­cial, Fede­ri­co Massoni.

«Zava­la por favor te pido, acti­vá en el cen­tro aho­ra. Tra­tá de meter gen­te en cana, el minis­tro nos está pre­gun­tan­do por qué la Pri­me­ra no tie­ne dete­ni­dos.
Si hay mucha gen­te debe andar gen­te en infrac­ción», dice Gómez.
«Bus­que­mos un poco, de últi­ma lo demo­ra en el lugar, le hacés el acta en
el lugar o los lle­vás unos minu­tos a la comi­sa­ría. Sacá a los ‘puca­rá’
(gru­po espe­cial) que si bus­can encuen­tran gen­te que ande ‘chi­man­guean­do’
(roban­do)», insis­te a su subor­di­na­do. Que­da en evi­den­cia que es el
poder polí­ti­co el que pre­sio­na, tal como pue­de escu­char­se en el audio. 

«La situa­ción que vive la pro­vin­cia de Chu­but es insos­te­ni­ble: lar­gos meses de atra­so sala­rial, aban­dono de los esta­ble­ci­mien­tos edu­ca­ti­vos y de la salud, esto suma­do a la acti­tud pre­po­ten­te y auto­ri­ta­ria de las auto­ri­da­des polí­ti­cas ate­mo­ri­zan­do a la pobla­ción«. dijo a Página|12 María
Ele­na Nad­deo, co-Pre­si­den­ta nacio­nal de la APDH. «El audio de Paulino
Gómez, Jefe de Segu­ri­dad de Chu­but, es la expre­sión direc­ta de un gobierno que ape­la a la represión
en vez de preo­cu­par­se por el bien­es­tar social. Las organizaciones
socia­les y la APDH esta­mos pidien­do la renun­cia de dichos fun­cio­na­rios y
la inter­ven­ción y auxi­lio del poder nacio­nal», agre­gó Naddeo.

Las auto­ri­da­des de la pro­vin­cia del Chu­but vol­vie­ron a estar en jaque por­que las denun­cias por hechos
de índo­le repre­si­va en el con­tex­to de ais­la­mien­to social pre­ven­ti­vo y
obli­ga­to­rio, vio­len­tan­do nor­mas ciu­da­da­nas y de con­vi­ven­cia elementales,
siguen en aumen­to
. La APDH ya denun­ció deten­cio­nes arbi­tra­rias de pobla­do­res rura­les en bus­ca de leña, o de veci­nas que tra­ta­ban de hacer trá­mi­tes ple­na­men­te justificados.

Des­de el orga­nis­mo ase­gu­ra­ron que “Chu­but es una pro­vin­cia en vir­tual toque de que­da que ate­mo­ri­za a los y las habi­tan­tes, recor­dan­do méto­dos que debe­rían ser des­te­rra­dos de la vida demo­crá­ti­ca”. Y agre­ga­ron, “esta­mos
en pre­sen­cia de vie­jas prác­ti­cas uti­li­za­das por las nue­vas fuer­zas de
segu­ri­dad supues­ta­men­te for­ma­das en nue­vos para­dig­mas, con claros
prin­ci­pios de res­pe­to al esta­do de Dere­cho y a los Dere­chos Humanos”. 

Lo que denun­cia la APDH en Chu­but no es una excep­ción. La Correpi
(Coor­di­na­do­ra con­tra la Repre­sión Poli­cial e Ins­ti­tu­cio­nal) viene
hacien­do un rele­va­mien­to en todo el país y ya lle­va 14 infor­mes. Los
casos ya supe­ran los 30 mil, demos­tran­do que esta­mos muy lejos de la
«poli­cía del cui­da­do». En las últi­mas horas se pro­du­je­ron dos de los más
gra­ves has­ta el momen­to. «En la loca­li­dad de Güe­mes, pro­vin­cia de
Sal­ta, la poli­cía local irrum­pió en un barrio, dis­pa­ran­do armas largas
con pos­tas de goma, con­tra unxs vecinxs que esta­ban en la vere­da. Uno de los pro­yec­ti­les impac­tó en la cara de una niña de 6 años, que esta­ba den­tro de su casa. Los médi­cos toda­vía no han podi­do deter­mi­nar si per­de­rá el ojo», indi­có la orga­ni­za­ción antirrepresiva. 

«En San­ta Rosa de Con­la­ra, pro­vin­cia de San Luis, la polí­ti­ca de deten­cio­nes indis­cri­mi­na­das oca­sio­nó una muer­te.
Flo­ren­cia Maga­lí Mora­les, de 39 años de edad, fue inter­cep­ta­da la
maña­na del domin­go 5 de abril, cuan­do cir­cu­la­ba en su bici­cle­ta. Aunque
su DNI tie­ne ter­mi­na­ción impar, lo que la habi­li­ta­ba a salir conforme
las dis­po­si­cio­nes loca­les vigen­tes, no tenía con ella el docu­men­to, por
lo que le infor­ma­ron que le for­ma­rían cau­sa por el art. 205 del código
penal. La mujer entró en cri­sis e inten­tó for­ce­jear con los policías,
por lo que suma­ron la acu­sa­ción por aten­ta­do y resis­ten­cia a la
auto­ri­dad y la ence­rra­ron en un cala­bo­zo. Horas des­pués, fue encontrada
sin vida, ahor­ca­da con un cor­dón del buzo que vestía».

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.