Denun­cian que Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias no ha adop­ta­do las reco­men­da­cio­nes de la OMS y el Con­se­jo de Euro­pa – La otra Anda­lu­cía

En un comu­ni­ca­do publi­ca­do esta maña­na dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes socia­les han denun­cia­do que la Secre­ta­ría Gene­ral de Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias (SGIP) “aún no esté actuan­do den­tro de las pri­sio­nes con­for­me a los cri­te­rios reco­men­da­dos por la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud y el Con­se­jo de Euro­pa”. Si bien estos orga­nis­mos inter­na­cio­na­les han pues­to el foco en la nece­si­dad de redu­cir la pobla­ción peni­ten­cia­ria y el deber del res­pe­to escru­pu­lo­so al dere­cho a la salud de las per­so­nas pre­sas, has­ta aho­ra, advier­ten des­de las dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes, “la mayor par­te de las medi­das que se han imple­men­ta­do por par­te de la SGIP, como la inte­rrup­ción de las comu­ni­ca­cio­nes con el exte­rior o el ais­la­mien­to en cel­da, son de carác­ter res­tric­ti­vo”.

Por otra par­te, recuer­dan que la sema­na pasa­da el Defen­sor del Pue­blo Espa­ñol (DPE) emi­tió un comu­ni­ca­do en el que reco­men­da­ba al Minis­te­rio del Inte­rior “lle­var a cabo una eva­lua­ción per­ma­nen­te de las medi­das adop­ta­das has­ta el momen­to y su modu­la­ción” en rela­ción con las reco­men­da­cio­nes emi­ti­das por los orga­nis­mo inter­na­cio­na­les [1]. Sin embar­go, aun­que estas orga­ni­za­cio­nes cele­bran que des­pués de haber pre­sen­ta­do varias que­jas “por fin se haya pro­nun­cia­do el DPE sobre la situa­ción en las pri­sio­nes”, con­si­de­ran que las reco­men­da­cio­nes emi­ti­das son “muy insu­fi­cien­tes y ale­ja­das de los están­da­res de salud públi­ca y res­pe­to a los dere­chos huma­nos reco­men­da­dos por la OMS y el Con­se­jo de Euro­pa”.

Así, las orga­ni­za­cio­nes que tra­ba­jan en el ámbi­to de la defen­sa de los dere­chos huma­nos, apun­tan que el Sín­dic de Greu­ges cata­lán emi­tió el mis­mo día que el DPE una decla­ra­ción públi­ca en la que reco­men­da­ba a las ins­ti­tu­cio­nes peni­ten­cia­rias “la agi­li­za­ción de las actua­cio­nes para excar­ce­lar (…) al mayor núme­ro de per­so­nas inter­nas en los cen­tros peni­ten­cia­rios con el fin de mini­mi­zar el ries­go de con­ta­gios del virus SARS-CoV2” [2]. Se tra­ta, según las orga­ni­za­cio­nes que fir­man el comu­ni­ca­do, “de una decla­ra­ción mucho más acor­de con los están­da­res y reco­men­da­cio­nes rea­li­za­das por la OMS y el Con­se­jo de Euro­pa”. En este sen­ti­do, recuer­dan que el Esta­do espa­ñol es, según los últi­mos datos del Con­se­jo de Euro­pa, “uno de los Esta­dos euro­peos con el mayor núme­ro de per­so­nas mayo­res de 50 años (20% de la pobla­ción total) y mayo­res de 65 años (2,5%)” [3].

Sin embar­go, tal y como denun­cian, “Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias ha hecho oídos sor­dos a estas reco­men­da­cio­nes”. En este sen­ti­do, ade­más del esca­so uso que se ha rea­li­za­do de los meca­nis­mos de excar­ce­la­ción pre­vis­tos en el Regla­men­to Peni­ten­cia­rio ‑en sus artícu­los 100.2 y 86.4‑, denun­cian que “ape­nas se han habi­li­ta­do cana­les alter­na­ti­vos de comu­ni­ca­ción entre las per­so­nas pri­va­das de liber­tad y sus fami­lias”. Así, cri­ti­can que en esta mate­ria la prin­ci­pal y úni­ca medi­da adop­ta­da por la SGIP ha sido repar­tir un total de 205 móvi­les entre todas las per­so­nas pre­sas [4]. “En estos momen­tos hay 50.300 per­so­nas que se encuen­tran en cen­tros peni­ten­cia­rios depen­dien­tes de la Admi­nis­tra­ción esta­tal lo que da una medi­da de un móvil por cada 246 per­so­nas. Es lamen­ta­ble”.

Por todo ello, las orga­ni­za­cio­nes insis­ten en que es nece­sa­rio “adop­tar medi­das enca­mi­na­das a garan­ti­zar el dere­cho a la salud de las per­so­nas pri­va­das de liber­tad”. En este sen­ti­do, tal y como soli­ci­ta­ron al Defen­sor del Pue­blo el pasa­do 23 de mar­zo, es “esen­cial refor­zar las plan­ti­llas médi­cas que exis­ten den­tro de pri­sión al mis­mo tiem­po que acti­var los meca­nis­mos de excar­ce­la­ción con­tem­pla­dos en la legis­la­ción peni­ten­cia­ria”. Por últi­mo, soli­ci­tan que “se deben garan­ti­zar de for­ma efec­ti­va cana­les alter­na­ti­vos de comu­ni­ca­ción entre las per­so­nas pre­sas y sus fami­lias” [5].

Fuen­te: www​.apdha​.org

Latest posts by Otros medios (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *