¿Cómo las pla­ta­for­mas tec­no­ló­gi­cas pue­den ayu­dar a enfren­tar la COVID-19?

Cuba, Yaditza del Sol Gon­zá­lez, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 8 de abril del 2020

En medio del masi­vo y cre­cien­te ais­la­mien­to que el nue­vo coro­na­vi­rus
ha pro­vo­ca­do en la huma­ni­dad, qui­zá como la medi­da más «fácil» para
sal­var­nos de una enfer­me­dad que no entien­de de raza, esta­tus o poder,
las redes socia­les han ocu­pa­do, más que nun­ca, un espa­cio sig­ni­fi­ca­ti­vo
como fuen­tes de noti­cias.

Sin embar­go, en dema­sia­das oca­sio­nes las infor­ma­cio­nes que cir­cu­lan
en Face­book, Twit­ter y otras pla­ta­for­mas digi­ta­les ter­mi­nan sien­do fake news o sem­bran­do páni­co en los lec­to­res, en vez de prio­ri­zar los con­te­ni­dos reales en torno a la covid-19.

De hecho, la oms ha mani­fes­ta­do recien­te­men­te su preo­cu­pa­ción sobre
la nece­si­dad de com­ba­tir, ade­más de a esta pan­de­mia glo­bal, a la lla­ma­da
«info­de­mia», refi­rién­do­se a la ava­lan­cha de infor­ma­ción fal­sa que
difi­cul­ta que las per­so­nas encuen­tren fuen­tes fide­dig­nas y con­se­jos
fia­bles.

Se tra­ta de un asun­to que cada vez levan­ta más alar­mas, si tene­mos en
cuen­ta que no son pocos los usua­rios que ter­mi­nan acep­tan­do como
reali­dad lo que aca­ban de leer en la cade­na reci­bi­da por Whatsapp, o lo
que les dijo el ami­go del ami­go de su ami­go.

En el actual con­tex­to, no solo los medios de infor­ma­ción
tra­di­cio­na­les, sino tam­bién las redes socia­les y la web deben asu­mir con
res­pon­sa­bi­li­dad la infor­ma­ción que publi­can, pues en tiem­pos de
con­fu­sión y cri­sis, nun­ca fal­tan los que se apro­ve­chan de la situa­ción.

Por suer­te, des­de inter­net, tam­bién han naci­do intere­san­tes
pro­pues­tas que, ade­más de brin­dar con­se­jos úti­les para pre­ve­nir la
covid-19, man­tie­nen actua­li­za­dos a los usua­rios con los últi­mos datos
pre­ci­sos y fia­bles sobre la evo­lu­ción de la enfer­me­dad.

En Argen­ti­na, por citar un caso, se puso a dis­po­si­ción de los
ciu­da­da­nos una apli­ca­ción (apk), cuyo prin­ci­pal obje­ti­vo es per­mi­tir la
auto­eva­lua­ción de sín­to­mas en caso de sos­pe­cha de infec­ción del nue­vo
coro­na­vi­rus.

La herra­mien­ta, desa­rro­lla­da por la Sub­se­cre­ta­ría de Gobierno Abier­to
y País Digi­tal, en con­jun­to con el Minis­te­rio de Salud y otras
ins­ti­tu­cio­nes de ese país, per­mi­te ade­más que las per­so­nas acce­dan a las
nove­da­des comu­ni­ca­das por fuen­tes ofi­cia­les con rela­ción a la pan­de­mia,
así como las medi­das de pre­ven­ción en medio del ais­la­mien­to físi­co.

Tam­bién por esa vía la per­so­na pue­de reci­bir orien­ta­ción o
ins­truc­cio­nes para ser aten­di­da –en caso de ser nece­sa­rio– en la uni­dad
de salud más cer­ca­na.

Otro ejem­plo es la apk que pre­sen­tó Chi­na a ini­cios de febre­ro, que
per­mi­te que sus ciu­da­da­nos conoz­can si han esta­do en ries­go de con­traer
la enfer­me­dad, sobre la base de un sis­te­ma de geo­lo­ca­li­za­ción y
com­pro­ba­ción de casos con­fir­ma­dos.

Según ha deta­lla­do la agen­cia de noti­cias chi­na Xinhua, una vez que
el usua­rio se regis­tra con sus datos per­so­na­les, la herra­mien­ta es capaz
de detec­tar si estu­vo en las pro­xi­mi­da­des de una per­so­na con el virus o
con sos­pe­cha de haber­lo adqui­ri­do.

Asi­mis­mo, la pla­ta­for­ma social más uti­li­za­da en el gigan­te asiá­ti­co,
WeChat, anun­ció recien­te­men­te una aso­cia­ción con las prin­ci­pa­les
com­pa­ñías tec­no­ló­gi­cas, inclui­das Face­book y Micro­soft, para invi­tar a
los desa­rro­lla­do­res a crear solu­cio­nes de soft­wa­re, enfo­ca­das local o
glo­bal­men­te, que abor­den los desa­fíos rela­cio­na­dos con esta pan­de­mia.

La pro­pues­ta se suma a los esfuer­zos con­ti­nuos para encon­trar
herra­mien­tas crea­ti­vas, que inclu­yan mini­pro­gra­mas y códi­gos de salud
para ayu­dar a miles de millo­nes a com­ba­tir el bro­te.

Por otra par­te, la tec­no­ló­gi­ca Micro­soft lan­zó hace unas sema­nas un
mapa inter­ac­ti­vo en su bus­ca­dor Bing, que pro­por­cio­na infor­ma­ción
actua­li­za­da y segu­ra sobre la pro­pa­ga­ción del nue­vo coro­na­vi­rus, ya que
mues­tra el núme­ro de per­so­nas infec­ta­das, ingre­sa­das, falle­ci­das y
recu­pe­ra­das, en todo el mun­do.

A la par de estas ini­cia­ti­vas, tam­bién han naci­do pla­ta­for­mas con un
sen­ti­do más soli­da­rio, para pro­mo­ver la ayu­da en un con­tex­to, en el cual
a veces el temor o el egoís­mo ponen al des­cu­bier­to lo peor del carác­ter
humano. 

Hecho en Cuba

El Minis­te­rio de Salud Públi­ca (Min­sap), des­de su por­tal web Info­med,
ha pues­to a dis­po­si­ción de los usua­rios tres nue­vas pla­ta­for­mas
digi­ta­les que le ­per­mi­ten, tan­to a la pobla­ción como al per­so­nal de
salud, obte­ner infor­ma­ción verí­di­ca acer­ca del nue­vo coro­na­vi­rus.

Una de ellas es la apk covid-19-Info­CU, que faci­li­ta el acce­so a
datos actua­li­za­dos del Min­sap sobre la nue­va pan­de­mia, así como a
publi­ca­cio­nes de la oms, la Orga­ni­za­ción Pan­ame­ri­ca­na de la Salud y a
medios de comu­ni­ca­ción, nacio­na­les e inter­na­cio­na­les.

Asi­mis­mo, ofre­ce infor­ma­ción bási­ca sobre la fami­lia de los
coro­na­vi­rus, las infec­cio­nes que cau­san y lo más recien­te en cuan­to al
desa­rro­llo de este pató­geno: casos con­fir­ma­dos, muer­tes aso­cia­das y
paí­ses afec­ta­dos.

Esta ini­cia­ti­va, según Info­med, for­ma par­te de la estra­te­gia adop­ta­da
por Cuba para la vigi­lan­cia y con­trol de la enfer­me­dad y res­pon­de al
lla­ma­do de la oms a pro­por­cio­nar infor­ma­ción per­so­na­li­za­da y con­fia­ble
sobre el bro­te.

Por otra par­te, la herra­mien­ta Covid19CubaData fun­cio­na como un
table­ro de infor­ma­cio­nes en tiem­po real sobre la evo­lu­ción de esta
enfer­me­dad en Cuba. La idea fue desa­rro­lla­da por Juven­tud Téc­ni­ca, en
coope­ra­ción con la Facul­tad de Mate­má­ti­ca y Compu­tación de la
Uni­ver­si­dad de La Haba­na.

Esta pro­pues­ta per­mi­te que el usua­rio no solo conoz­ca la dis­tri­bu­ción
de los casos por pro­vin­cias, muni­ci­pios, sexo, ran­go eta­rio,
nacio­na­li­dad, o la can­ti­dad de test rea­li­za­dos y la rela­ción entre
posi­ti­vos y nega­ti­vos, sino, ade­más, com­pa­rar la situa­ción nacio­nal
res­pec­to a otros paí­ses.

Para acce­der a Covid19CubaData, las per­so­nas pue­den des­car­gar la apli­ca­ción en el repo­si­to­rio Apklis.

En el caso de Dyna­Med covid-19, se tra­ta de una pla­ta­for­ma digi­tal con des­tino, prin­ci­pal­men­te, a los pro­fe­sio­na­les del sec­tor, pues brin­da con­te­ni­dos que tie­nen como base la lite­ra­tu­ra espe­cia­li­za­da.

Toma­do de Gran­ma

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *