Bra­sil. Coro­na­vi­rus: el ham­bre lle­ga a las comu­ni­da­des matri­cia­les afri­ca­nas de Rio Gran­de do Sul

Por Fabia­na Reinholz*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 06 de abril de 2020

Mien­tras el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca pro­pa­ga el ayuno reli­gio­so para com­ba­tir el coro­na­vi­rus, las comu­ni­da­des sufren ham­bre real

“Esta­mos atra­ve­san­do una cri­sis impor­tan­te, madres des­em­plea­das, niños sin esco­la­ri­zar. Esta epi­de­mia allí, correc­to, así que nos esta­mos que­dan­do sin cami­nos ”, dice Vitó­ria Mar­ques, líder comu­ni­ta­ria y pro­mo­to­ra legal de los dere­chos de las muje­res, de la Aso­cia­ción de Muje­res Uni­das por la Espe­ran­za (AMUE), de Morro da Polí­cia, ubi­ca­da en el lado este de Por­to Ale­gre, capi­tal de Rio Gran­de do Sul.

El infor­me de Mar­ques es uno de los innu­me­ra­bles que el Con­se­jo de Segu­ri­dad Ali­men­ta­ria y Nutri­cio­nal Sus­ten­ta­ble del Esta­do de Rio Gran­de do Sul (Con­sea-RS) ha reci­bi­do des­de el 28 de mar­zo cpm el diag­nós­ti­co de per­so­nas en esta­do de ham­bre. Las redes de soli­da­ri­dad que ayu­dan a reco­lec­tar ali­men­tos no han podi­do satis­fa­cer la deman­da, que solo está aumen­tan­do.

“El ham­bre está tocan­do la puer­ta, en otras resi­den­cias que ya ha inva­di­do, otras resi­de, no quie­re irse … Hay per­so­nas que enga­ñan al ham­bre con un vaso de agua, otras con mara­cu­yá, que estoy dis­tri­bu­yen­do aquí. Es lo que tie­ne ”, agre­ga Mar­ques.

Des­pués de lla­mar a la pan­de­mia «gri­pe­zinha», pro­po­ner el ais­la­mien­to ver­ti­cal y alen­tar el fin del ais­la­mien­to social, en con­tra de las reco­men­da­cio­nes de la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS), el pre­si­den­te Jair Bol­so­na­ro (sin par­ti­do) hizo este domin­go (5), Un lla­ma­do a un ayuno reli­gio­so , en la tele­vi­sión nacio­nal, para que el país supere la cri­sis pro­vo­ca­da por el nue­vo coro­na­vi­rus.

El jue­ves (2), Bol­so­na­ro ya había pedi­do el ayuno como una for­ma de com­ba­tir el «mal». Toda­vía el sába­do, en su red social, publi­có un video en el que él y varios pas­to­res refor­za­ron la soli­ci­tud de pasar un día sin comer.

Según Leo­nar­do Ferrei­ra Pillon, abo­ga­do y ase­sor de Con­sea, repre­sen­tan­te del Foro Esta­tal sobre Segu­ri­dad Ali­men­ta­ria y Nutri­cio­nal Sos­te­ni­ble (Fesans-RS), el ham­bre en el esta­do alcan­zó un nivel «muy gra­ve». «Reco­lec­ta­mos datos del 28 al 3 de abril, había 351 for­mu­la­rios, de vier­nes a sába­do, ya hay 491. Cada for­mu­la­rio de 5 a 50 per­so­nas, has­ta más de 50, lo que repre­sen­ta el impac­to».

En vis­ta de los innu­me­ra­bles infor­mes y soli­ci­tu­des urgen­tes de asis­ten­cia, Con­sea pre­pa­ró el infor­me «Cáma­ra de Pue­blos y Comu­ni­da­des Tra­di­cio­na­les sobre el esta­do del ham­bre duran­te el bro­te de coro­na­vi­rus en el terri­to­rio de Rio Gran­de do Sul». El docu­men­to, que fue envia­do al Cole­gio de Abo­ga­dos de Bra­sil y a la Ofi­ci­na del Defen­sor Públi­co de la Unión y el Esta­do, según Pillon, no repre­sen­ta la tota­li­dad de las situa­cio­nes fami­lia­res, ya que los infor­mes y los datos se pro­por­cio­nan con una fre­cuen­cia cada vez mayor.

Dis­po­si­cio­nes lega­les como la Ley Fede­ral 9.077 /​1995, que auto­ri­za a la Natio­nal Supply Com­pany (Conab) a donar direc­ta­men­te exis­ten­cias de ali­men­tos públi­cos a per­so­nas en situa­cio­nes de ham­bre o mise­ria, o inclu­so pro­gra­mas como Bol­sa Famí­lia, en la prác­ti­ca están resul­tan­do inefi­ca­ces. Suma­do a esto, el docu­men­to seña­la, el fra­ca­so en los tra­tos con la Secre­ta­ría de Esta­do de Asis­ten­cia Social en las reunio­nes y la fal­ta de seña­li­za­ción por par­te del gobierno fede­ral, has­ta enton­ces, de abrir cré­di­tos extra­or­di­na­rios para accio­nes espe­cí­fi­cas de segu­ri­dad ali­men­ta­ria y nutri­cio­nal en Río Gran­de do Sul, inclu­so des­pués de nume­ro­sas mani­fes­ta­cio­nes de la socie­dad civil orga­ni­za­da.

En ausen­cia de un esta­do acti­vo, las casas con sede en Áfri­ca, los agen­tes comu­ni­ta­rios y la socie­dad civil han par­ti­ci­pa­do acti­va­men­te en la reco­lec­ción y dis­tri­bu­ción de ali­men­tos. Son las comu­ni­da­des nece­si­ta­das y des­em­plea­das con tra­ba­jos infor­ma­les, en su mayo­ría muje­res, que no pue­den man­te­ner a la fami­lia, debi­do al ais­la­mien­to social y la fal­ta de recur­sos.

Pue­blos tra­di­cio­na­les fren­te a la pan­de­mia

Según el infor­me, los pue­blos tra­di­cio­na­les de ori­gen afri­cano repre­sen­tan un por­cen­ta­je sig­ni­fi­ca­ti­vo en Rio Gran­de do Sul. Las auto­ri­da­des tra­di­cio­na­les, que son repre­sen­ta­cio­nes de líde­res den­tro de las UTT (Uni­da­des Terri­to­ria­les Tra­di­cio­na­les 1 – casas de axé), son los úni­cos empre­sa­rios en la ciu­dad. comu­ni­dad, tenien­do como ofi­cio sus acti­vi­da­des tra­di­cio­na­les, de las cua­les se ganan la vida y la de todos los resi­den­tes de UTT. La región metro­po­li­ta­na tie­ne más de 20 mil UTT.

El infor­me pre­pa­ra­do por el Foro Nacio­nal sobre Segu­ri­dad Ali­men­ta­ria y Nutri­cio­nal de los Pue­blos Afri­ca­nos Tra­di­cio­na­les (FONSANPOTMA), seña­la que en las 491 uni­da­des regis­tra­das has­ta aho­ra, hay, en pro­me­dio, de cin­co a sie­te per­so­nas en cada uni­dad. El 35% de ellos son ancia­nos (en ries­go), ade­más del 21% de los niños y meno­res de 16 años.

Tam­bién según el infor­me, el núme­ro total de per­so­nas que nece­si­tan urgen­te­men­te ali­men­tos y mate­rial de higie­ne es de apro­xi­ma­da­men­te 1.800 per­so­nas. “La regu­la­ri­za­ción y el regis­tro en el regis­tro úni­co de estos núcleos fami­lia­res es esen­cial, ya que la mayo­ría de estas per­so­nas tam­po­co están regis­tra­das por­que enfren­ta­ron obs­tácu­los admi­nis­tra­ti­vos o cul­tu­ra­les, por lo que los núme­ros del regis­tro úni­co no refle­jan la reali­dad de los pue­blos y comu­ni­da­des de la matriz afri­ca­na «.

Como expli­có el coor­di­na­dor eje­cu­ti­vo del Foro de Por­to Ale­gre y con­se­je­ro de Con­sea-RS, Ita­na­ja­ra Almei­da, esta pobla­ción tie­ne como prin­ci­pal medio de super­vi­ven­cia sus prác­ti­cas tra­di­cio­na­les. Cabe seña­lar que las reunio­nes tra­di­cio­na­les están res­trin­gi­das debi­do a la cua­ren­te­na ins­ta­la­da en el esta­do.

En sus UTT, casas de san­tos, terrei­ros, las per­so­nas brin­dan ser­vi­cios a la pobla­ción en bus­ca de con­sue­lo espi­ri­tual. «Hay muje­res que son arte­sa­nas y muchas tra­ba­jan en tra­ba­jos domés­ti­cos, pro­du­cen ropa para usar en varios even­tos tra­di­cio­na­les», dice. “Con la pan­de­mia cau­sa­da por el coro­na­vi­rus, los decre­tos ter­mi­na­ron limi­tan­do algu­nas acti­vi­da­des que rea­li­za­ron para ganar­se la vida. Las fami­lias están vien­do ago­tar sus reser­vas y, como con­se­cuen­cia, no se espe­ra que ten­gan nin­gu­na for­ma de bus­car ali­men­tos afue­ra, ya que el ais­la­mien­to les impi­de irse ”, dice.

Como una for­ma de alen­tar este esce­na­rio, Ita­na­ja­ra dice que se están toman­do medi­das ais­la­das para que los más nece­si­ta­dos pue­dan tener comi­da para el día siguien­te. “Sabe­mos que es insu­fi­cien­te, por­que cada día tene­mos más lla­ma­das de ayu­da. Pedi­mos ayu­da a la OAB (Aso­cia­ción de Abo­ga­dos de Bra­sil) para ayu­dar a crear con­cien­cia entre las auto­ri­da­des que tie­nen esta posi­bi­li­dad de dis­tri­buir ali­men­tos ”.

En este con­tex­to, se inser­ta la cues­tión de la sus­pen­sión de la matan­za tra­di­cio­nal y cere­mo­nial (en 2019, el STF otor­gó a los pue­blos tra­di­cio­na­les de ori­gen afri­cano el dere­cho a pro­mo­ver la matan­za por su comi­da, sus dei­da­des y su comu­ni­dad), debi­do a la medi­das sani­ta­rias, y para com­ba­tir el coro­na­vi­rus. “Esto afec­ta direc­ta­men­te la segu­ri­dad ali­men­ta­ria de estas comu­ni­da­des, afec­ta la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria. Está estruc­tu­ran­do ”, des­ta­ca Pillon.

Según Ita­na­ja­ra, las accio­nes del ayun­ta­mien­to tie­nen un efec­to insig­ni­fi­can­te. «Si toma­mos el ejem­plo de las 200 canas­tas bási­cas que pue­de reci­bir una Uni­dad Terri­to­rial Tra­di­cio­nal y lo com­pa­ra­mos con el núme­ro de per­so­nas que fue­ron aten­di­das en la matan­za tra­di­cio­nal, esta acción ais­la­da de la ciu­dad corres­pon­de a menos de la mitad de una matan­za sema­nal tra­di­cio­nal», ejem­pli­fi­ca.

El vier­nes (3), la ciu­dad de Por­to Ale­gre dis­tri­bu­yó 8 mil canas­tas bási­cas de ali­men­tos . Según Ita­na­ja­ra, inclu­so si todo esto se entre­ga­ra solo a pue­blos y comu­ni­da­des tra­di­cio­na­les con base afri­ca­na, alcan­za­ría el equi­va­len­te a 100 matan­zas tra­di­cio­na­les. “Lle­va­mos a cabo al menos 20,000 matan­zas tra­di­cio­na­les al mes para ali­men­tar a nues­tros pue­blos y comu­ni­da­des. Ya no se acce­de a 8 millo­nes de comi­das al mes por­que estas matan­zas se inte­rrum­pen has­ta que poda­mos recu­pe­rar nues­tra liber­tad de cul­to nue­va­men­te ”.

Para Pillon, es nece­sa­rio garan­ti­zar el acce­so a los ali­men­tos pri­me­ro y lue­go dis­cu­tir las polí­ti­cas públi­cas. “No hay for­ma de dis­cu­tir las polí­ti­cas públi­cas y la for­ma­ción de esto si las per­so­nas van a pasar ham­bre duran­te más días has­ta que sal­ga a la luz esta polí­ti­ca públi­ca. Las accio­nes guber­na­men­ta­les han sido muy len­tas en rela­ción con el rit­mo de empeo­ra­mien­to de la situa­ción, y esta inefi­ca­cia ha cau­sa­do un sufri­mien­to en la vida de las per­so­nas que no pue­de ser some­ti­do al tiem­po de una solu­ción buro­crá­ti­ca ”. Según el abo­ga­do, los con­se­jos muni­ci­pa­les de Segu­ri­dad Ali­men­ta­ria tie­nen un papel fun­da­men­tal en el pro­gra­ma de reco­lec­ción de ali­men­tos. «Pro­gra­ma que nece­si­ta ser for­ta­le­ci­do aho­ra, por­que es el pro­gra­ma que efec­ti­va­men­te da acce­so a los ali­men­tos de las per­so­nas».

Comi­té para com­ba­tir el ham­bre

En la tar­de del jue­ves pasa­do (26), se creó el Comi­té de Emer­gen­cia Gau­cho en la Lucha con­tra el Ham­bre, a tra­vés de una con­fe­ren­cia web orga­ni­za­da por el Con­se­jo para la Segu­ri­dad Ali­men­ta­ria y Nutri­cio­nal Sos­te­ni­ble de Rio Gran­de do Sul (Con­sea-RS). Varias orga­ni­za­cio­nes de la socie­dad civil, aca­dé­mi­cos y repre­sen­tan­tes de los gobier­nos esta­ta­les y fede­ra­les dis­cu­tie­ron la urgen­cia de accio­nes que pue­dan garan­ti­zar la segu­ri­dad ali­men­ta­ria de los gau­chos fren­te a covid-19.

El obje­ti­vo del Comi­té, en caso de emer­gen­cia, es pro­por­cio­nar sumi­nis­tros a los pue­blos tra­di­cio­na­les, ayu­dar a las per­so­nas en las calles, evi­tar el des­per­di­cio de cul­ti­vos de los agri­cul­to­res fami­lia­res, ali­men­tar a los esco­la­res y man­te­ner la cali­dad nutri­cio­nal de la pobla­ción con ali­men­tos salu­da­bles y ase­qui­bles.

Medi­das pro­pues­tas en el infor­me Con­sea /​RS: 

a) la dona­ción inme­dia­ta de ali­men­tos de las exis­ten­cias públi­cas y la adqui­si­ción inme­dia­ta con dona­ción simul­tá­nea de ali­men­tos para per­so­nas regis­tra­das en las for­mas de bús­que­da acti­va crea­das por FONSANPOTMA-RS den­tro del alcan­ce de las accio­nes del Comi­té de Emer­gen­cia Gau­cho para Com­ba­tir el Ham­bre en Con­sea-RS, con dis­tri­bu­ción de ali­men­tos por FONSANPOTMA y por los Comi­tés Muni­ci­pa­les de Acción Ciu­da­da­na para Com­ba­tir el Ham­bre y la Mise­ria, de acuer­do con los pro­ce­di­mien­tos para la dona­ción direc­ta de exis­ten­cias públi­cas de ali­men­tos a per­so­nas en situa­cio­nes de ham­bre o mise­ria auto­ri­za­das por la Ley Fede­ral 9.077 /​1995;

b) que se exhor­te a la Com­pa­ñía Nacio­nal de Abas­te­ci­mien­to – Conab a ofre­cer inme­dia­ta­men­te apo­yo téc­ni­co a los orga­nis­mos y enti­da­des de com­pra, com­pran­do ali­men­tos con recur­sos del Gobierno Fede­ral a tra­vés de la Com­pra Ins­ti­tu­cio­nal del Pro­gra­ma de Reco­lec­ción de Ali­men­tos (art. 1, § 2 de D. 8.473 /​2015), que es la “com­pra de agri­cul­tu­ra fami­liar, median­te una con­vo­ca­to­ria públi­ca, para satis­fa­cer las deman­das de ali­men­tos o mate­ria­les de pro­pa­ga­ción, por par­te de la agen­cia de com­pras y, en los casos defi­ni­dos por el GGPAA, para dona­ción a bene­fi­cia­rios bene­fi­cia­rios ”(moda­li­dad des­cri­ta en el ítem V del artícu­lo 17 del Decre­to No. 7,775, de 4 de julio de 2012), abs­te­nién­do­se de que los muni­ci­pios y el Esta­do con­vier­tan los ali­men­tos en ayu­da monetaria,y obser­van­do la pro­vi­sión legal del 30% para la com­pra de ali­men­tos pro­du­ci­dos por acti­vi­da­des y empre­sas agrí­co­las fami­lia­res sos­te­ni­bles (art. 3 w /​art. 1, §§ del Decre­to 8.473 /​2015; art. 4, II de la Ley 11.326 /​2006; Reso­lu­ción Cona­mO­NA­MA 4252010; Ley 12.512 /​2011);

c) regu­la­ri­za­ción e ins­crip­ción en el regis­tro úni­co del gobierno fede­ral de los núcleos fami­lia­res de los pue­blos y comu­ni­da­des afri­ca­nos tra­di­cio­na­les, ya que la mayo­ría de estas per­so­nas tam­po­co están regis­tra­das por­que enfren­ta­ron obs­tácu­los admi­nis­tra­ti­vos o cul­tu­ra­les para que los núme­ros del regis­tro úni­co no refle­jen la reali­dad de POTMA;

d) que las com­pras de ali­men­tos cum­plen con el Pro­gra­ma Esta­tal de Com­pras Públi­cas Sos­te­ni­bles den­tro del alcan­ce de la Admi­nis­tra­ción Públi­ca del Esta­do ins­ti­tui­da por el Decre­to nº 51.771, del 29 de agos­to de 2014, en par­ti­cu­lar la prohi­bi­ción del uso de ali­men­tos gené­ti­ca­men­te modi­fi­ca­dos en la com­pra de ali­men­tos y prio­ri­za­ción de la pro­duc­ción orgá­ni­ca, sin el uso de fer­ti­li­zan­tes sin­té­ti­cos, pes­ti­ci­das y fer­ti­li­zan­tes quí­mi­cos, lo que per­mi­te la adqui­si­ción de la pro­duc­ción agro­eco­ló­gi­ca y la cría de ani­ma­les sin el uso de sus­tan­cias quí­mi­cas arti­fi­cia­les o tóxi­cas de acuer­do con el art. 6 y 7;

e) que las canas­tas bási­cas ten­gan en cuen­ta los pará­me­tros de la últi­ma ver­sión de la Guía de Ali­men­tos para la Pobla­ción Bra­si­le­ña, del Minis­te­rio de Salud.

*Des­aca­to

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *