Vene­zue­la. Des­de Bra­sil, la «Liga Lati­no­ame­ri­ca­na dos Irre­den­tos» expre­sa su soli­da­ri­dad con la Revo­lu­ción y repu­dian esca­la­da impe­ria­lis­ta

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 6 abril 2020

Pro­nun­cia­mien­to ante la esca­la­da de agre­sio­nes al pue­blo y gobierno de Vene­zue­la.

Somos
vie­jos y nue­vos lucha­do­res del pue­blo por la cons­truc­ción de un Nue­vo Mun­do
Socia­lis­ta. ¡Irre­den­tos por­que no nos ren­di­mos a las ten­ta­cio­nes del Capi­tal y
sus orga­ni­za­cio­nes, aún des­pués de la caí­da de la URSS y dela inte­rrup­ción de
la Revo­lu­ción Popu­lar San­di­nis­ta en 1990! A los vie­jos lucha­do­res en con­tra de
las dic­ta­du­ras mili­ta­res apo­ya­das por el Impe­rio Nor­te­ame­ri­cano en toda Lati­noa­mé­ri­ca
en las déca­das de 60−70−80, se han suma­do jóve­nes de movi­mien­tos socia­les,
popu­la­res y gre­mia­les, todos/​as abocados/​as en la cons­truc­ción coti­dia­na del
pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio, empe­zan­do por uno mis­mo y suman­do con los/​as que
quie­ren cons­truir otro mun­do posi­ble!

Noso­tros
Liga Lati­no­ame­ri­ca­na dos Irre­den­tos, con­si­de­ra­mos la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na
como nues­tra. Ella asu­me la recu­pe­ra­ción de la mejor tra­di­ción liber­ta­ria de Amé­ri­ca
Lati­na, res­ca­tan­do el lega­do popu­lar social de Simón Bolí­var, baján­do­le de
anti­guos pedes­ta­les de már­mol don­de esta­ba olvi­da­do, sem­brán­do­lo en el cora­zón
del pue­blo vene­zo­lano. Unien­do su revi­do lega­do a las tra­di­cio­nes
revo­lu­cio­na­rias de Amé­ri­ca Lati­na, repre­sen­ta­das entre otros pares por Zapa­ta,
San­dino, El Che, Fidel…, la revo­lu­ción boli­va­ria­na ha con­vo­ca­do y moti­va­do a
la inte­gra­ción libe­ra­do­ra de Amé­ri­ca Lati­na. Por eso, tie­ne que enfren­tar­se
per­ma­nen­te­men­te al hos­ti­ga­mien­to, agre­sio­nes, sabo­ta­jes, que, des­de sue­lo
colom­biano, gobier­nos ser­vi­les a los pode­res impe­ria­les, per­mi­ten, faci­li­tan y
esti­mu­lan, trai­cio­nan­do la her­man­dad lati­no­ame­ri­ca­na, con­tra el noble pue­blo
vene­zo­lano que en nin­gún momen­to ha agre­di­do a nin­guno de sus veci­nos. (Por el con­ta­rio, des­de sus
ini­cios el gobierno boli­va­riano ha com­par­ti­do gene­ro­sa­men­te sus recur­sos
petro­le­ros, con todos los paí­ses peque­ños y empo­bre­ci­dos del Cari­be y Cen­troa­mé­ri­ca,
con amplios pro­gra­mas de apo­yo al abas­te­ci­mien­to ener­gé­ti­co, al desa­rro­llo
eco­nó­mi­co y social. Pro­gra­mas como Petro­ca­ri­be, crea­ron un fon­do de ayu­da al
desa­rro­llo social, por has­ta el 50% de la fac­tu­ra petro­le­ra de los paí­ses
miem­bros, paga­de­ro a 20 años de pla­zo y a intere­ses pre­fe­ren­cia­les. Al mis­mo
tiem­po, des­de la Alian­za Boli­va­ria­na para los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca
(ALBA), cla­ra­men­te lide­ra­das por Cuba y Vene­zue­la, se ha impul­sa­do un pro­ce­so
de inte­gra­ción de los pue­blos para defen­der el dere­cho a la auto­de­ter­mi­na­ción
nacio­nal, diri­gi­do al for­ta­le­ci­mien­to de un pro­yec­to lati­no­ame­ri­cano orien­ta­do
a la satis­fac­ción de las nece­si­da­des bási­cas de las mayo­rías empo­bre­ci­das y a
la cons­ti­tu­ción de la región lati­no­ame­ri­ca­na como una zona de cons­truc­ción de
la paz.)

Al igual
que la Revo­lu­ción Cuba­na, y la Revo­lu­ción San­di­nis­ta, la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na
ha sido sis­te­má­ti­ca­men­te hos­ti­ga­da y agre­di­da por el impe­rio nor­te­ame­ri­cano.
Con el agra­van­te que, en los últi­mos años, este vio­len­to impe­rio ha apli­ca­do
crue­les manio­bras para robar fon­dos del esta­do de Vene­zue­la en el exte­rior e
impe­di­do sus tran­sac­cio­nes eco­nó­mi­cas por el sis­te­ma ban­ca­rio inter­na­cio­nal
hacien­do impo­si­ble la adqui­si­ción de ali­men­tos y bie­nes bási­cos con agi­li­dad y
a pre­cios de mer­ca­do, (aun tenien­do fon­dos pro­pios en los ban­cos), con­de­nan­do
al des­abas­te­ci­mien­to a toda la nación boli­va­ria­na.

Des­pués de
la con­fis­ca­ción de bie­nes vene­zo­la­nos en los Esta­dos Uni­dos por más de 30 mil
millo­nes de dóla­res, los paí­ses de Euro­pa Occi­den­tal tam­bién se han suma­do al
con­ge­la­mien­to de fon­do públi­cos vene­zo­la­nos depo­si­ta­dos en sus res­pec­ti­vos
paí­ses, agra­van­do las difi­cul­ta­des de la pobla­ción, inclui­do el aumen­to
sig­ni­fi­ca­ti­vos de muer­tes al no poder acce­der a medi­ci­nas y al equi­pa­mien­to
médi­co nece­sa­rio.

Ante las
manio­bras que indi­can pre­pa­ra­ti­vos de mayo­res agre­sio­nes a Vene­zue­la y que van
orien­ta­dos a un blo­queo naval nor­te­ame­ri­cano y a la inva­sión de sue­lo vene­zo­lano:

_​Denun­cia­mos
estas accio­nes cri­mi­na­les silen­cia­das por los medios de comu­ni­ca­ción hege­mó­ni­cos
al ser­vi­cio del impe­rio yan­qui – denun­cia­mos la acti­tud cóm­pli­ce del gobierno
de Colom­bia que está pres­tan­do su terri­to­rio para cri­mi­na­les agre­sio­nes con­tra
Vene­zue­la – Denun­cia­mos al gobierno ser­vil del gobierno Bol­so­na­ro que ha veni­do
ali­men­tan­do una retó­ri­ca anti-vene­zo­la­na, jus­ti­fi­can­do la agre­sión
impe­ria­lis­ta. Denun­cia­mos al sis­te­ma
ban­ca­rio inter­na­cio­nal que se suma a las medi­das ile­ga­les de des­po­jo de los
fon­dos del pue­blo vene­zo­lano, por medio de las impro­pia­men­te lla­ma­das
“san­cio­nes eco­nó­mi­cas”.

_​Señalamos
como absur­do y con­tra­ria al dere­cho inter­na­cio­nal el ofre­cer millo­nes de
dóla­res a quien ofrez­ca infor­ma­ción sobre el para­de­ro del pre­si­den­te y otros
altos car­gos del gobierno boli­va­riano, pues todos ellos tie­nen domi­ci­lio
reco­no­ci­do y están tra­ba­jan­do abne­ga­da­men­te en la pre­pa­ra­ción del pue­blo para
enfren­tar la pan­de­mia pro­vo­ca­da por el Covid 19 y otros agen­tes de agre­sión
exter­na.

Con­vo­ca­mos
a todas las orga­ni­za­cio­nes popu­la­res, socia­les, gre­mia­les, a las Igle­sias
cris­tia­nas de Bra­sil y Amé­ri­ca Lati­na, a rea­li­zar una labor informativo/​educativa
sobre la esca­la­da de agre­sión del impe­rio esta­du­ni­den­se y sus cóm­pli­ces con­tra
pue­blo her­mano de Vene­zue­la. Les invi­ta­mos a denun­ciar la acti­tud cri­mi­nal del
impe­rio que, en lugar de sus­pen­der las lla­ma­das san­cio­nes en con­tra de
Vene­zue­la en estos tiem­pos de pan­de­mia, las aumen­ta, pre­sen­tan­do una acu­sa­ción
judi­cial por nar­co­trá­fi­co total­men­te infun­da­da y con­tra­ria a los infor­mes
téc­ni­cos de los orga­nis­mos espe­cia­li­za­dos en el tema.

Con­fia­mos en la capa­ci­dad defen­si­va del pue­blo
y ejer­ci­to boli­va­ria­nos, for­man­do un fren­te inex­pug­na­ble para resis­tir. Con­fia­mos
tam­bién en la soli­da­ri­dad com­ba­ti­va de los pue­blos lati­no­ame­ri­ca­nos cons­cien­tes
y orga­ni­za­dos. Pen­sa­mos que en la actual situa­ción de cri­sis mun­dial es muy
posi­ble se dé en sec­to­res cons­cien­tes del pue­blo nor­te­ame­ri­cano una infor­ma­ción
veraz sobre sobre la polí­ti­ca impe­rial con­tra Vene­zue­la y un recha­zo cre­cien­te del
pue­blo nor­te­ame­ri­cano a su gobierno impe­ria­lis­ta! ¿Será que no exis­te memo­ria
de las pro­tes­tas con­tra la inva­sión Nor­te­ame­ri­ca­na a Viet­nam?

Hace­mos un
lla­ma­do espe­cial a los orga­nis­mos de Dere­chos Huma­nos, a las igle­sias
cris­tia­nas de Esta­dos Uni­dos, Cana­dá, Paí­ses del Gru­po de Lima, espe­cial­men­te
de Colom­bia y Bra­sil, a denun­ciar como una gue­rra de agre­sión cri­mi­nal las
accio­nes que está orga­ni­zan­do el gobierno nor­te­ame­ri­cano, como blo­quear el
abas­te­ci­mien­to de la pobla­ción y agre­dir mili­tar­men­te al pue­blo vene­zo­lano. En
cual­quier agre­sión impe­ria­lis­ta en con­tra de otro país, el silen­cio de
gobier­nos u otras orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas sig­ni­fi­ca ser cóm­pli­ce del impe­rio!

LIGA
LATINOAMERICANA DE IRREDENTOS – Bra­sil, 03 de abril de 2020

AMAR, LUCHAR Y TRANSFORMAR.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *