Perú. ¿Y quién pro­te­ge a los pre­sos? COVID-19 ingre­sa a pena­les

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 5 de abril de 2020

El Ins­ti­tu­to Nacio­nal Peni­ten­cia­rio del Perú (INPE) infor­mó que un agen­te peni­ten­cia­rio y cua­tro inter­nos del Penal del Callao (Sari­ta Colo­nia) die­ron posi­ti­vo a la prue­ba de coro­na­vi­rus.

El INPE pre­ci­só que el agen­te peni­ten­cia­rio con­ta­gia­do tra­ba­ja­ba en el Esta­ble­ci­mien­to Tran­si­to­rio para reos en cár­cel de Lima, más cono­ci­do como la Car­ce­le­ta de Lima.

“Actual­men­te se encuen­tra en cua­ren­te­na en su domi­ci­lio y bajo vigi­lan­cia epi­de­mio­ló­gi­ca, siguien­do los pro­to­co­los de acuer­do con lo dis­pues­to por el Minis­te­rio de Salud”, infor­mó el INPE.

El orga­nis­mo dis­pu­so el cie­rre tem­po­ral de la Car­ce­le­ta de Lima, como medi­da pre­ven­ti­va. Resal­tó que rea­li­za accio­nes de lim­pie­za, fumi­ga­ción y desin­fec­ción.

“El INPE tam­bién dis­pu­so que se habi­li­te la villa que está ubi­ca­da en la par­te exter­na del penal de Ancón II, zona que se encuen­tra afue­ra del recin­to peni­ten­cia­rio, como lugar de ais­la­mien­to para casos que even­tual­men­te afec­ten a sus ser­vi­do­res”, narra au comu­ni­ca­do.

El INPE, por otro lado, tras­la­dó a cua­tro inter­nos del Penal del Callao a un hos­pi­tal cer­cano, lue­go de que pre­sen­ta­ran sin­to­ma­to­lo­gía del coro­na­vi­rus. Los reclu­sos die­ron posi­ti­vo a la prue­ba del COVID-19.

“Los cua­tro inter­nos se encuen­tran actual­men­te reci­bien­do aten­ción médi­ca espe­cia­li­za­da y bajo vigi­lan­cia epi­de­mio­ló­gi­ca. El INPE reali­zó las coor­di­na­cio­nes con el Coman­do COVID-19, para la inme­dia­ta inter­ven­ción sani­ta­ria a car­go del Min­sa en dicho penal”, dijo.

Final­men­te infor­mó que per­so­nal espe­cia­li­za­do lle­gó al Penal del Callao, para rea­li­zar prue­bas de des­car­te y acti­var los pro­to­co­los corres­pon­dien­tes.

Adver­ten­cia de la Defen­so­ría del Pue­blo

La Defen­so­ría del Pue­blo soli­ci­ta al INPE extre­mar medi­das de pre­ven­ción fren­te al bro­te de COVID-19 en los esta­ble­ci­mien­tos peni­ten­cia­rios a nivel nacio­nal.

Tal como lo seña­ló en diver­sos pro­nun­cia­mien­tos públi­cos, la posi­bi­li­dad de que el coro­na­vi­rus ingre­sa­ra a esta­ble­ci­mien­tos peni­ten­cia­rios deman­da­ba por par­te del Esta­do pla­nes de pre­ven­ción y aten­ción debi­da­men­te imple­men­ta­dos y finan­cia­dos.

Medi­das urgen­tes

«Reite­ra­mos que la rápi­da pro­pa­ga­ción de este virus es alta­men­te pro­ba­ble, debi­do a las con­di­cio­nes de haci­na­mien­to y fal­ta de higie­ne que exis­ten en el penal del Callao, como en los 67 pena­les a nivel nacio­nal» indí­có la Defen­so­ría.

El men­cio­na­do cen­tro fue cons­trui­do para reci­bir a 572 per­so­nas, pero hoy alber­ga a más de 3200. Ade­más, se debe tener en cuen­ta que exis­ten 11 536 pri­va­dos de liber­tad en el país que pade­cen enfer­me­da­des cró­ni­cas, en los cua­les el COVID-19 pue­de gene­rar serias com­pli­ca­cio­nes en su salud.

Ins­ta al INPE a coor­di­nar con el Minis­te­rio de Salud con la fina­li­dad de rea­li­zar el pro­to­co­lo de prue­bas a todos los inter­nos del penal del Callao y sus tra­ba­ja­do­res, así como tam­bién a las per­so­nas con las que ha teni­do con­tac­to el tra­ba­ja­dor del esta­ble­ci­mien­to tran­si­to­rio de Lima.

Es nece­sa­rio pre­pa­rar ambien­tes ade­cua­dos ante los casos que requie­ran ais­la­mien­to y hos­pi­ta­li­za­ción, tan­to para el per­so­nal peni­ten­cia­rio como para la pobla­ción penal.

De otro lado, con­si­de­ró indis­pen­sa­ble abrir un canal ofi­cial de comu­ni­ca­ción con las fami­lias de los inter­nos y tra­ba­ja­do­res peni­ten­cia­rios a fin de pre­ve­nir la difu­sión de fal­sas noti­cias.

Final­men­te, reite­ró la obli­ga­ción del INPE de garan­ti­zar el dere­cho a la salud y dig­ni­dad de todo su per­so­nal, así como de la pobla­ción peni­ten­cia­ria a nivel nacio­nal.

Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos urge a los Esta­dos

La Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos (CIDH) urge a los Esta­dos enfren­tar la gra­ví­si­ma situa­ción de las per­so­nas pri­va­das de liber­tad en la región.

En tal sen­ti­do invo­có a adop­tar medi­das urgen­tes para garan­ti­zar la salud y la inte­gri­dad de esta pobla­ción y de sus fami­lias fren­te a los efec­tos de la pan­de­mia del COVID-19.

Pide ase­gu­rar las con­di­cio­nes dig­nas y ade­cua­das de deten­ción en los cen­tros de pri­va­ción de la liber­tad, de con­for­mi­dad con los están­da­res inter­ame­ri­ca­nos de dere­chos huma­nos.

En par­ti­cu­lar, la Comi­sión ins­ta a los Esta­dos a redu­cir la sobre­po­bla­ción en los cen­tros de deten­ción como una medi­da de con­ten­ción de la pan­de­mia.

El pedi­do de la CIDH se adop­tó en el mar­co de su Sala de Coor­di­na­ción y Res­pues­ta Opor­tu­na e Inte­gra­da a la cri­sis en rela­ción con la pan­de­mia del COVID-19 (SACROI COVID-19).

Recor­dó a los Esta­dos los Prin­ci­pios y Bue­nas Prác­ti­cas sobre la Pro­tec­ción de las Per­so­nas Pri­va­das de Liber­tad en las Amé­ri­cas.

Cua­tro reco­men­da­cio­nes de la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na:1. Adop­tar medi­das para enfren­tar el haci­na­mien­to de las uni­da­des de pri­va­ción de la liber­tad, inclui­da la reeva­lua­ción de los casos de pri­sión pre­ven­ti­va con el fin de iden­ti­fi­car aque­llos que pue­den ser sus­ti­tui­dos por medi­das alter­na­ti­vas a la pri­va­ción de la liber­tad, dan­do prio­ri­dad a las pobla­cio­nes con mayor ries­go de salud fren­te a un even­tual con­ta­gio del COVID-19. 2. Eva­luar de mane­ra prio­ri­ta­ria la posi­bi­li­dad de otor­gar medi­das alter­na­ti­vas como la liber­tad con­di­cio­nal, arres­to domi­ci­lia­rio, o liber­tad anti­ci­pa­da para per­so­nas con­si­de­ra­das en el gru­po de ries­go como per­so­nas mayo­res, per­so­nas con enfer­me­da­des cró­ni­cas, muje­res emba­ra­za­das o con niños a su car­go y para quie­nes estén pron­tas a cum­plir con­de­nas. 3. Ade­cuar las con­di­cio­nes de deten­ción de las per­so­nas pri­va­das de liber­tad par­ti­cu­lar­men­te en lo que res­pec­ta a ali­men­ta­ción, salud, sanea­mien­to y medi­das de cua­ren­te­na para impe­dir el con­ta­gio intra­mu­ros del COVID-19. Garan­ti­zar en par­ti­cu­lar que todas las uni­da­des cuen­ten con aten­ción médi­ca y pro­veer espe­cial aten­ción a las pobla­cio­nes en par­ti­cu­lar situa­ción de vul­ne­ra­bi­li­dad, inclui­das las per­so­nas mayo­res. 4. Esta­ble­cer pro­to­co­los para la garan­tía de la segu­ri­dad y el orden en las uni­da­des de pri­va­ción de la liber­tad, en par­ti­cu­lar para pre­ve­nir actos de vio­len­cia rela­cio­na­dos con la pan­de­mia y res­pe­tan­do los están­da­res inter­ame­ri­ca­nos en la mate­ria

Fuen­te: SERVINDI

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *