Exper­tos mode­lan el peor esce­na­rio para Chi­le usan­do caso ita­liano: 30 mil con­ta­gia­dos y 1.500 muertos

Juan Andrés Guz­mán /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​4 de abril de 2020

Un equi­po de inves­ti­ga­do­res desa­rro­lló un mode­lo para saber lo que ocu­rri­rá con las camas hos­pi­ta­la­rias si los con­ta­gios se dis­pa­ran como en Ita­lia. En ese “peor esce­na­rio posi­ble”, el pró­xi­mo 18 de abril el sis­te­ma de salud esta­ría sobre­pa­sa­do con 1.500 enfer­mos gra­ves y enfren­tan­do la mayor par­te de las muer­tes de la epi­de­mia. Rubén Rojas, uno de los auto­res del estu­dio, dice en esta entre­vis­ta que en La Arau­ca­nía el mode­lo está cer­ca de la reali­dad, pero que a nivel nacio­nal no es cla­ra la ten­den­cia. Los pró­xi­mos días son cla­ve para saber eso..

Vea aquí el docu­men­to con el mode­lo de Frac­tal 

Frac­tal es una empre­sa que reúne eco­no­mis­tas espe­cia­li­za­dos en el área de la salud. Cuan­do la cri­sis esta­ba comen­zan­do, Rubén Rojas, direc­tor cien­tí­fi­co de Frac­tal y PhD © en Eco­no­mía de Salud y Cien­cias de las Deci­sio­nes de la Uni­ver­si­dad de Shef­field, vio en tele­vi­sión al minis­tro Jai­me Maña­lich esti­man­do que habría 40 mil infec­ta­dos de Covid-19 y expli­can­do que la cur­va de con­ta­gio esta­ba des­cri­ta por una ecua­ción (ver ima­gen). Rojas hizo correr la ecua­ción en un Excel y la cur­va que apa­re­ció era ridí­cu­la: por ejem­plo, en el día 55 de la epi­de­mia ten­dría­mos unos 200 millo­nes de con­ta­gia­dos en Chile.

Jun­to a su equi­po en Frac­tal deci­die­ron inten­tar apor­tar cor­du­ra a la dis­cu­sión públi­ca y mode­lar el peor esce­na­rio posi­ble, basán­do­se en la expe­rien­cia ita­lia­na. Dicho de otro modo, lo que Frac­tal mode­ló no es lo que va a pasar. Es una esti­ma­ción del esce­na­rio que ten­dría­mos en Chi­le si las cosas evo­lu­cio­nan como en Ita­lia. Es decir, si nos va muy mal.

¿De qué sir­ve un mode­lo cómo este? Por una par­te da una dimen­sión del pro­ble­ma que se nos vie­ne enci­ma; y pode­mos tener cla­ro, al final del túnel, si nues­tros sis­te­mas de salud respondieron.

Dicho esto, el mode­lo de Frac­tal mues­tra que –si lo hace­mos muy mal– el sis­te­ma de salud podría regis­trar 30 mil con­ta­gia­dos de Covid ‑19. Esto quie­re decir que si tene­mos 40 mil con­ta­gia­dos –como ha pre­di­cho el minis­tro de Salud– lo hemos hecho peor que Ita­lia. “Si esa pro­yec­ción es cier­ta, esta­ría­mos ante una cala­mi­dad mayor”, dijo Rojas a CIPER.

Cuan­do se habla de “30 mil infec­ta­dos” es impor­tan­te notar que se tra­ta de con­ta­gia­dos que han sido regis­tra­dos y aten­di­dos por el sis­te­ma de salud. Esto no quie­re decir que solo habrá 30 mil con­ta­gia­dos en todo Chi­le. Habrá muchos más, pero un gran gru­po no ten­drá sín­to­mas y no lle­ga­rá al sis­te­ma de salud y por lo tan­to no habrá regis­tro de ellos.

Estos pacien­tes asin­to­má­ti­cos son un pro­ble­ma gra­ve, por supues­to, por­que los estu­dios dicen que pue­den con­ta­giar a otros. Pero el mode­lo de Frac­tal no los inclu­ye por­que su foco es otro: tener cla­ri­dad sobre la can­ti­dad de camas bási­cas, camas crí­ti­cas (UPC) y ven­ti­la­do­res mecá­ni­cos que serían nece­sa­rios en un esce­na­rio como el que hubo en Ita­lia; y con­tras­tar ese nivel de deman­da con la dis­po­ni­bi­li­dad actual.

“Los resul­ta­dos no se ven nada de bue­nos, sobre todo en camas crí­ti­cas”, dijo Rojas a CIPER.

EL MODELO

En el mode­lo de Frac­tal, los 30 mil con­ta­gia­dos se dis­tri­bu­yen en: 60% de pacien­tes que pre­sen­ta sín­to­mas leves y pue­de pasar la enfer­me­dad en su casa; 30% con sín­to­mas mode­ra­dos (de los cua­les un 5% se pon­drá gra­ve y nece­si­ta­rá camas crí­ti­cas); y 10 % de enfer­mos con sín­to­mas seve­ros (se espe­ra que el 35% de estos últi­mos reque­ri­rá una cama crítica).

De acuer­do con lo ante­rior, el sis­te­ma nece­si­ta­ría 1.500 camas especializadas.

Res­pec­to del núme­ro de muer­tos, Rojas expli­ca que este núme­ro sólo se pue­de esti­mar a par­tir de la expe­rien­cia obser­va­da. “Si lle­ga­mos a tener 30 mil casos, debe­ría­mos tener 1.500 muer­tos, obser­van­do la mor­ta­li­dad del mun­do, que es de un 5%. Las tasas repor­ta­das en Chi­le son bajas toda­vía, pero eso pue­de deber­se a que toda­vía el sis­te­ma no se satu­ra”, dijo.

Según ha infor­ma­do el minis­tro Maña­lich hay 1.200 camas crí­ti­cas en el sis­te­ma públi­co. Si la deman­da, en el peor esce­na­rio, es de 1.500 camas crí­ti­cas, enton­ces no debe­ría haber pro­ble­ma. Pero lo hay por­que de las 1.200 camas, apro­xi­ma­da­men­te un 80% ya está sien­do usa­da. Es decir, el jue­ves 2 de abril, cuan­do el gobierno había infor­ma­do poco más de 3.000 con­ta­gia­dos, solo había 240 camas sin uso.

El mode­lo de Frac­tal con­si­de­ra que un 15% del sis­te­ma públi­co está dis­po­ni­ble para enfer­mos de Covid-19. Tam­bién con­si­de­ra un fac­tor muy rele­van­te: el tiem­po que le toma a un enfer­mo gra­ve recu­pe­rar­se, esto es, cuán­tos días nece­si­ta­rá una cama hos­pi­ta­la­ria, ya sea crí­ti­ca o no. Rojas expli­ca que “la esti­ma­ción que usa­mos es que un caso seve­ro nece­si­ta aten­ción médi­ca hos­pi­ta­la­ria duran­te un poco más de 14 días, 10 de los cua­les los pasa en una cama crí­ti­ca. Pero los médi­cos de urgen­cias nos han dicho que el que sale de una cama crí­ti­ca no se va a su casa, sino que se que­da en recu­pe­ra­ción unos días más. Eso no lo con­si­de­ra­mos en nues­tro mode­lo. Es decir, sub­es­ti­ma­mos la pre­sión sobre el sistema”.

Siguien­do una evo­lu­ción simi­lar a lo ocu­rri­do en Ita­lia, el nivel máxi­mo de nue­vos con­ta­gia­dos debe­ría regis­trar­se en el día 40 de la epi­de­mia, esto es el 11 de abril: en poco más de una sema­na. En ese momen­to, cada día se regis­tra­rían casi 2.300 nue­vos contagiados.

Según el mode­lo, el peak de casos acti­vos, es decir con­ta­gia­dos leves, media­nos y seve­ros, debe­ría ocu­rrir una sema­na des­pués, el 18 de de abril. En ese momen­to el mode­lo indi­ca que unas 25 mil per­so­nas esta­rían pre­sio­nan­do al sis­te­ma de salud. Enton­ces, la mayor par­te de las muer­tes ocurriría.

-Eso es lo que ha pasa­do en Espa­ña y en Ita­lia. Si la capa­ci­dad de ven­ti­la­do­res está ocu­pa­da y lle­ga un pacien­te con sín­to­mas seve­ros, o lo deri­vas o se mue­re. Y ese pacien­te mori­rá por coro­na­vi­rus, pero no pro­duc­to de lo seve­ro de la enfer­me­dad, sino por­que no reci­bió la aten­ción que podría haber­lo sal­va­do. La mor­ta­li­dad en Ita­lia se expli­ca por eso. Y ese es un pro­ble­ma que nos pue­de pasar ahora.

Cree sin embar­go, que esta ame­na­za cae sobre todos los chi­le­nos de igual for­ma: “Las camas de las que esta­mos hablan­do en este mode­lo son las del sis­te­ma públi­co. Es posi­ble que para los que ten­gan sis­te­ma pri­va­do esta dife­ren­cia entre la ofer­ta y la deman­da no exis­ta”, explica.

Según el mode­lo de Frac­tal, si se da el peor esce­na­rio, en cin­co regio­nes la nece­si­dad de camas para pacien­tes crí­ti­cos (UPC) supe­ra­ría amplia­men­te la dis­po­ni­bi­li­dad. Se tra­ta de las regio­nes de Arau­ca­nía, Ñuble, Bío Bío, Los Lagos y Metro­po­li­ta­na. La esti­ma­ción del mode­lo indi­ca que el sis­te­ma se vería supe­ra­do entre el 10 y el 22 de abril.

En esa fecha la Región Metro­po­li­ta­na nece­si­ta­ría poco más de 400 camas crí­ti­cas, pero la dis­po­ni­bi­li­dad será de 100. Tam­bién se nece­si­ta­rían más de 60 ven­ti­la­do­res mecánicos.

En la región del Ñuble la dis­po­ni­bi­li­dad de camas crí­ti­cas hoy es cer­ca­na a 10, pero podrían nece­si­tar­se más de 60 en esos días.

En la Región del Bio Bío este mode­lo pro­yec­ta tam­bién la nece­si­dad de más de 60 camas crí­ti­cas, pero la dis­po­ni­bi­li­dad es de 30.

En la Arau­ca­nía, Rojas cree que la reali­dad se está acer­can­do mucho a la situa­ción ita­lia­na que des­cri­be el mode­lo de Frac­tal. De los 16 muer­tos que se con­ta­ban has­ta el jue­ves, seis habían ocu­rri­do en esa región. Si este mal esce­na­rio se man­tie­ne, entre el 10 y el 22 de abril se nece­si­ta­rán en torno a las 70 camas crí­ti­cas. Según infor­ma­ción reci­bi­da por CIPER, en las últi­mas sema­nas el minis­te­rio aumen­tó la can­ti­dad de camas crí­ti­cas y para este lunes se espe­ra que Temu­co cuen­te con 52 uni­da­des (ver nota de CIPER).

Rubén Rojas, direc­tor cien­tí­fi­co de Fractal.

¿Cuán cer­ca de este mal esce­na­rio está el res­to del país?

Rojas no lo sabe. Seña­la que en los últi­mos cua­tro días, ha habi­do una pau­sa en el ascen­so de con­ta­gia­dos que el sis­te­ma de salud detec­ta a nivel nacio­nal: en torno a 300 casos nue­vos. “Si tene­mos suer­te, eso pue­de indi­car que los con­ta­gios están lle­gan­do a una mese­ta y tal vez cai­gan. Pero tam­bién pue­de ser que haya un pro­ble­ma de sub­de­cla­ra­ción: que, por algún moti­vo, no este­mos regis­tran­do todos los casos que requie­ren aten­ción y que de pron­to, la cifra se actua­li­ce y, como se ha vis­to en Ita­lia, la cur­va se pegue un sal­to de los cien­tos a los miles”, expli­có a CIPER.

Los pró­xi­mos cua­tro días son cla­ve para saber esto, dice Rojas.

El espe­cia­lis­ta pien­sa, sin embar­go, que las cifras ofi­cia­les tie­nen un retra­so de unos cin­co días. “Una per­so­na que se sien­te mal, no espe­ra el resul­ta­do de un test para ir a la urgen­cia y usar los recur­sos del sis­te­ma públi­co. Sin embar­go, para que ese caso apa­rez­ca en las cifras ofi­cia­les, tie­ne que hacer­se el examen, y dar una vuel­ta admi­nis­tra­ti­va gran­de antes de for­mar par­te de las cifras ofi­cia­les. Y es por ello que hoy las urgen­cias del sur están mucho más ato­cha­das de lo que debe­rían estar, de acuer­do al con­ta­gio “ofi­cial” que tenemos.

Un fac­tor que podría mejo­rar el esce­na­rio chi­leno, es que el minis­tro Maña­lich ha anun­cia­do que las camas crí­ti­cas irán aumen­tan­do sema­na a sema­na, debi­do a las com­pras de ven­ti­la­do­res mecá­ni­cos que hizo el gobierno duran­te mar­zo, pero no ha espe­ci­fi­ca­do las fechas en que lle­ga­rán estos equi­pos a la red de salud.

Algo que pue­de agra­var la situa­ción chi­le­na es la enfer­me­dad del per­so­nal de salud. Los datos mues­tran que tie­nen un alto nivel de con­ta­gio y hay noti­cias de que el con­ta­gio de per­so­nal médi­co es muy rele­van­te, expli­ca Rojas. Eso no está con­si­de­ra­do en su mode­lo, pero es posi­ble que allí don­de no fal­ten camas crí­ti­cas, pue­de fal­tar el per­so­nal necesario.

La esti­ma­ción sugie­re que des­de el día 40 en ade­lan­te la cur­va debe­ría bajar, pues la pobla­ción sus­cep­ti­ble de con­ta­giar­se dis­mi­nu­ye. En este pun­to, Rojas agre­ga una mala noti­cia: la situa­ción ita­lia­na no ha mejo­ra­do con la velo­ci­dad que se supo­nía. “La cur­va de con­ta­gios en Ita­lia, que usa­mos de ejem­plo en este mode­lo, no ha baja­do tan rápi­do como espe­rá­ba­mos. Por lo tan­to, la reali­dad ita­lia­na es peor que la que este mode­lo refle­ja”, explicó.

Este artícu­lo es par­te del pro­yec­to CIPER/​Académico, una ini­cia­ti­va de CIPER que bus­ca ser un puen­te entre la aca­de­mia y el deba­te públi­co, cum­plien­do con uno de los obje­ti­vos fun­da­cio­na­les que ins­pi­ran a nues­tro medio.

CIPER/​Académico es un espa­cio abier­to a toda aque­lla inves­ti­ga­ción aca­dé­mi­ca nacio­nal e inter­na­cio­nal que bus­ca enri­que­cer la dis­cu­sión sobre la reali­dad social y económica.

Has­ta el momen­to, CIPER/​Académico reci­be apor­tes de cua­tro cen­tros de estu­dios: el Cen­tro de Estu­dios de Con­flic­to y Cohe­sión Social (COES), el Cen­tro de Estu­dios Inter­cul­tu­ra­les e Indí­ge­nas (CIIR), el Ins­ti­tu­to Mile­nio Fun­da­men­tos de los Datos (IMFD) y el Obser­va­to­rio del Gas­to Fis­cal. Estos apor­tes no con­di­cio­nan la liber­tad edi­to­rial de CIPER.

Ciper*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.