Neo­li­be­ra­lis­mo: ¿y aho­ra qué?

Amé­ri­ca Lati­na, Elson Con­cep­ción Pérez, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 3 de abril del 2020

El neo­li­be­ra­lis­mo había fra­ca­sa­do
mucho antes de que apa­re­cie­ra la Covid-19. Sin embar­go, lo que más
resul­ta peno­so en extre­mo, es que ten­gan que ocu­rrir dece­nas de miles de
muer­tes a cau­sa de la pan­de­mia, sin que los gobier­nos que opta­ron por
ese mode­lo falli­do toma­ran las medi­das nece­sa­rias para, al menos,
con­tro­lar el con­ta­gio y, de esa for­ma, fue­ra menor la pér­di­da de vidas y
no exis­tie­ran esce­nas dra­má­ti­cas como las de Gua­ya­quil, Ecua­dor.

En Amé­ri­ca Lati­na hay paí­ses don­de las medi­das neo­li­be­ra­les han sido
el pri­mer obje­ti­vo de algu­nos gober­nan­tes. Lo ha hecho Ecua­dor, en épo­ca
de Lenín Moreno, aun cuan­do otro país de la región –la Argen­ti­na de
Macri– era el expo­nen­te más genuino de los males que pro­vo­ca el sis­te­ma
bajo el man­do del fmi.

Moreno rom­pió con lo cons­trui­do en tiem­pos de Rafael Correa –épo­ca en
que fue vice­pre­si­den­te– y, lue­go de diez años sin rela­cio­nes con el
Fon­do, en noviem­bre de 2019 le dio entra­da a su país, lo que pro­vo­có
gran­des pro­tes­tas sofo­ca­das por la fuer­za.

Rápi­da­men­te empe­za­ron a apa­re­cer las exi­gen­cias de la ins­ti­tu­ción
finan­cie­ra, y la deba­cle de los pro­gra­mas socia­les se hizo pre­sen­te,
mien­tras, en el cam­po de la Salud, rom­pía con el con­ve­nio por el cual
una bri­ga­da médi­ca cuba­na, que había sem­bra­do soli­da­ri­dad y cura­do
enfer­me­da­des, esta­ba en esa nación.

Vale recor­dar que, cuan­do el gobierno ecua­to­riano de Moreno dio por
ter­mi­na­da la misión médi­ca cuba­na, en noviem­bre de 2019, ade­más del amor
a los más pobres habi­tan­tes de esa nación, los gale­nos de la Isla
deja­ban allí el sal­do de una coope­ra­ción ini­cia­da en 1992, con
resul­ta­dos como 6 800 000 con­sul­tas médi­cas y 183 000 ope­ra­cio­nes
oftal­mo­ló­gi­cas. En ese tiem­po fue­ron 3 565 los pro­fe­sio­na­les de la salud
cuba­nos que pres­ta­ron ser­vi­cios en la nación andi­na. Ellos rea­li­za­ron
212 360 inter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas, asis­tie­ron 3 548 par­tos y apli­ca­ron
100 084 dosis de vacu­na­ción.

La cien­cia y la Medi­ci­na cuba­nas lle­va­ron ade­lan­te en Ecua­dor la
Misión Soli­da­ria Manue­la Espe­jo, que con­sis­tió en un estu­dio sico­so­cial,
peda­gó­gi­co y clí­ni­co-gené­ti­co de ciu­da­da­nos con dis­ca­pa­ci­dad. Fue­ron
aten­di­das 825 576 per­so­nas.

Hoy resul­ta ver­da­de­ra­men­te con­mo­ve­dor ver las imá­ge­nes tele­vi­si­vas o leer la can­ti­dad de estre­me­ce­do­res rela­tos de lo que ocu­rre en la región ecua­to­ria­na de Gua­ya­quil, don­de han colap­sa­do no solo los ser­vi­cios médi­cos y necro­ló­gi­cos, sino el sis­te­ma mis­mo, sus­ten­ta­do por el FMI.

Toma­do de Gran­ma

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *