Argen­ti­na. Las 8 nue­vas acti­vi­da­des excep­tua­das de la cuarentena/​«La ambi­ción ban­ca­ria lle­va­rá a las Pymes a la quie­bra antes del invierno»

Resu­men Latinoamericano*/ 3 de abril 2020 — — — -

Las 8 nue­vas acti­vi­da­des excep­tua­das de la cua­ren­te­na

El Gobierno deci­dió abrir de a poco la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca para fre­nar una pro­fun­di­za­ción de la rece­sión a cau­sa del coro­na­vi­rus.

Con la inten­ción de que no se pro­fun­di­ce la rece­sión here­da­da de la era Cam­bie­mos y que pare­ce haber­se com­ple­ji­za­do en las últi­mas sema­nas a cau­sa de la pan­de­mia de coro­na­vi­rus, el gobierno nacio­nal amplió la lis­ta de acti­vi­da­des y ser­vi­cios escen­cia­les que que­dan exep­tua­dos del ais­la­mien­to obli­ga­to­rio.

Se tra­ta de ocho acti­vi­da­des pun­tua­les que des­de aho­ra pue­den tra­mi­tar el cer­ti­fi­ca­do úni­co para cir­cu­lar y reanu­dar sus acti­vi­da­des.

A tra­vés de la Deci­sión Admi­nis­tra­ti­va 4502020 publi­ca­da este vier­nes en el Bole­tín Ofi­cial el Poder Eje­cu­ti­vo dejó asen­ta­da la deci­sión pre­si­den­cial de ampliar el lis­ta­do de acti­vi­da­des y ser­vi­cios en el mar­co de la cua­ren­te­na que se exten­dió has­ta el domin­go 12 de abril (por el momen­to) por el avan­ce impa­ra­ble del Covid-19.

Las ocho acti­vi­da­des inclui­das en las excep­cio­nes son:

* Ven­ta de insu­mos y mate­ria­les de la cons­truc­ción pro­vis­tos por corra­lo­nes

* Acti­vi­da­des vin­cu­la­das con la pro­duc­ción, dis­tri­bu­ción y comer­cia­li­za­ción fores­tal y mine­ra

* Cur­tiem­bres, ase­rra­de­ros y fábri­cas de pro­duc­tos de made­ra, fábri­cas de col­cho­nes y fábri­cas de maqui­na­ria vial y agrí­co­la

* Acti­vi­da­des vin­cu­la­das con el comer­cio exte­rior: expor­ta­cio­nes de pro­duc­tos ya ela­bo­ra­dos e impor­ta­cio­nes esen­cia­les para el fun­cio­na­mien­to de la eco­no­mía

* Explo­ra­ción, pros­pec­ción, pro­duc­ción, trans­for­ma­ción y comer­cia­li­za­ción de com­bus­ti­ble nuclear

* Ser­vi­cios esen­cia­les de man­te­ni­mien­to y fumi­ga­ción

* Mutua­les y coope­ra­ti­vas de cré­di­to, median­te guar­dias míni­mas de aten­ción, al solo efec­to de garan­ti­zar el fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma de cré­di­tos y/​o de pagos

* Ins­crip­ción, iden­ti­fi­ca­ción y docu­men­ta­ción de per­so­nas

Según el tex­to publi­ca­do en el Bole­tín Ofi­cial, “los des­pla­za­mien­tos de las per­so­nas alcan­za­das por el pre­sen­te artícu­lo debe­rán limi­tar­se al estric­to cum­pli­mien­to de las acti­vi­da­des y ser­vi­cios con­si­de­ra­dos esen­cia­les”, acla­ró el Gobierno quien remar­có que “en todos estos casos, los emplea­do­res y emplea­do­ras debe­rán garan­ti­zar las con­di­cio­nes de higie­ne y segu­ri­dad esta­ble­ci­das por el Minis­te­rio de Salud para pre­ser­var la salud de las tra­ba­ja­do­ras y de los tra­ba­ja­do­res”.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Las pymes acu­san al sis­te­ma finan­cie­ro de espe­cu­lar con la cri­sis

Coro­na­vi­rus: «Todos, sal­vo los ban­cos, pone­mos el hom­bro»

(Por Flo­ren­cia Barra­gan) Las peque­ñas y media­nas empre­sas les exi­gen a los ban­cos que cum­plan con otor­gar los cré­di­tos “y no pon­gan tra­bas” para poder pagar los sala­rios de los emplea­dos. Así fue esta­ble­ci­do en un docu­men­to al que adhi­rie­ron más de ochen­ta enti­da­des empre­sa­ria­les de todo el país. “Todos esta­mos ponien­do el hom­bro, pero el sis­te­ma finan­cie­ro no cola­bo­ra”, ase­gu­ró a PáginaI12 el empre­sa­rio tex­til Mar­co Melo­ni. Ade­más, les pedi­rán a los ban­cos que reper­fi­len las deu­das y que cubran los che­ques con des­cu­bier­tos auto­má­ti­cos. “Si se rom­pe la cade­na de pagos la pyme quie­bra, no va a poder pagar a los tra­ba­ja­do­res y ya no vamos a poder hablar del día des­pués al coro­na­vi­rus”, anti­ci­pó Melo­ni.

“El Esta­do debe absor­ber, con gran efec­to fis­cal, la cri­sis eco­nó­mi­ca que deja la cua­ren­te­na, pero quie­nes tuvie­ron impor­tan­tes ganan­cias duran­te los últi­mos años tam­bién debe­rán decir pre­sen­te”, dice el docu­men­to. La soli­ci­tud lle­va la fir­ma de más de 80 enti­da­des empre­sa­rias de todos los sec­to­res pro­duc­ti­vos del país. Entre los fir­man­tes se des­ta­can: la Mesa Nacio­nal de Uni­dad Pyme, la Con­fe­de­ra­ción Gene­ral Empre­sa­ria (Cge­ra), la Aso­cia­ción de Con­ce­sio­na­rios (Aca­ra), las cáma­ras del Cal­za­do (CIC) y de la indus­tria del Jugue­te (CAIJ), entre otros.

En la mis­ma línea, la Cáma­ra Argen­ti­na de la Media­na Empre­sa (CAME) emi­tió un duro comu­ni­ca­do en el que afir­ma que la fal­ta de cola­bo­ra­ción de los ban­cos está “matan­do” a las pymes. «Ante la ago­nía de las peque­ñas y media­nas empre­sas, los ban­cos no mues­tran nin­gún ges­to soli­da­rio para sal­va­guar­dar al sec­tor más impor­tan­te gene­ra­dor de empleo pri­va­do. En estos momen­tos nece­si­ta­mos apo­yo eco­nó­mi­co, no espe­cu­la­ción”, ase­gu­ró Gerar­do Díaz Bel­trán, pre­si­den­te de CAME.

Hace una sema­na, el Ban­co Cen­tral dis­pu­so incen­ti­vos para que los ban­cos poten­cien los cré­di­tos a pymes para pagar suel­dos, a una tasa fija no supe­rior al 24 por cien­to. Las empre­sas afir­man no se cum­ple en todas las enti­da­des. “Cobran apar­te una comi­sión de has­ta el 2,5 por cien­to. Pero lo más gra­ve es que los están dan­do sólo a 60 o 90 días. Una empre­sa de 100 per­so­nas, con suel­dos de alre­de­dor de 40 mil pesos, debe pedir como míni­mo 4 millo­nes de pesos, ¿Cómo pue­de devol­ver esa pla­ta en dos meses si estu­vo cerra­da y no tuvo ven­tas?”, se pre­gun­tó Melo­ni. En la mis­ma línea opi­nó el diri­gen­te empre­sa­rial Damián Rega­li­ni: “Nos dan vuel­tas para otor­gar­los, y antes del lunes hay que pagar los suel­dos; hay mucha preo­cu­pa­ción”.

Otras de las soli­ci­tu­des de las pymes es que las enti­da­des finan­cie­ras cum­plan su rol de ban­ca de cré­di­to y cubran los che­ques de clien­tes sin ante­ce­den­tes neg­ti­vos para que se acre­di­ten en las cuen­tas que los depo­si­ta­ron. “El comer­cio que te envió un che­que, cuan­do vas a cobrar­lo rebo­ta por­que, como no ven­dió, no tie­ne fon­dos. Que­re­mos que los res­pal­den de algu­na mane­ra”, dijo Rega­li­ni. “Una opción podría ser que den un des­cu­bier­to auto­má­ti­co para que los che­ques recha­za­dos se acre­di­ten, y que el libra­dor ten­ga unos días para cubrir­lo”, deta­lló Melo­ni.

Según cifras del sec­tor pyme, el stock de che­ques dife­ri­dos por las empre­sas en poder de los ban­cos ron­da los 220 mil millo­nes de pesos, en don­de casi el 40 por cien­to ven­ce duran­te abril. “Este mes ven­cen 88 mil millo­nes de pesos, mon­to equi­va­len­te ape­nas al 29 por cien­to de las ganan­cias que obtu­vie­ron los ban­cos el año pasa­do”, dice el comu­ni­ca­do de CAME. En este sen­ti­do, piden que el Ban­co Cen­tral ade­cúe las nor­ma­ti­vas para poder posi­bi­li­tar la ope­ra­to­ria de des­cu­bier­to auto­má­ti­co. Los ban­cos lo per­mi­ten para cier­tos clien­tes, pero no sue­len apro­bar­lo en las peque­ñas empre­sas. Este jue­ves, el Cen­tral esta­ble­ció una medi­da iné­di­ta para las pymes: los che­ques recha­za­dos ten­drán una «segun­da» opor­tu­ni­dad duran­te un mes y los ban­cos no podrán apli­car pena­li­da­des por esos docu­men­tos sin fon­dos.

Una vez resuel­to el pro­ble­ma del pago de suel­dos, a las pymes les ate­rra que pue­da rom­per­se la cade­na de pagos. El pri­mer esla­bón que sufre la inac­ti­vi­dad es el comer­cio, que com­pró mer­ca­de­rías antes del 19 de mar­zo y emi­tió che­ques para fechas pos­te­rio­res, pero no tuvo ven­tas y no podrá pagar. El segun­do esla­bón impac­ta­do es el dis­tri­bui­dor mayo­ris­ta o la indus­tria pyme, que tie­ne una gran can­ti­dad de estos che­ques en car­te­ra o entre­ga­dos a los ban­cos. De no ser cubier­tos, serán recha­za­dos. Y el ter­cer esla­bón es la media­na o gran empre­sa pro­vee­do­ra de los ante­rio­res, que tie­ne en su poder o entre­ga­dos gran par­te de los che­ques o direc­tos de las enti­da­des finan­cie­ras. “De ser recha­za­dos gene­ra­rá más con­flic­to, las empre­sas sus­pen­de­rán las entre­gas e impo­si­bi­li­tan a las pymes que vuel­van a pro­du­cir”, anti­ci­pa el tex­to.

Por otro lado, Rega­li­ni anti­ci­pó que avan­za­rá en recla­mos con­tra las empre­sas ener­gé­ti­cas. «Las indus­trias una vez por año hace­mos con­tra­tos por la ener­gía que vamos a con­su­mir en la pro­duc­ción y todos los meses tenés que pagar aun­que no lo con­su­mas en su tota­li­dad. Pero hubo un mes ente­ro en que con­su­mi­mos cero, vamos a pedir algún tipo de com­pen­sa­ción, por­que nos repre­sen­ta un 10 por cien­to de nues­tros cos­tos», anti­ci­pó.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Advier­ten que, sin finan­cia­mien­to, cerra­rán miles de empre­sas este año

«La ambi­ción ban­ca­ria lle­va­rá a las Pymes a la quie­bra antes del invierno»

El titu­lar de Indus­tria­les Pymes Argen­ti­nas, Daniel Rosa­to, pre­di­jo que un 30% de las fir­mas indus­tria­les corren peli­gro de des­apa­re­cer antes de mitad de año, aho­ga­das por la fal­ta de acom­pa­ña­mien­to de los ban­cos.

Por Raúl Della­to­rre

Pymes paradas. Sin ingresos, sin ventas y sin crédito bancario

Pymes para­das. Sin ingre­sos, sin ven­tas y sin cré­di­to ban­ca­rio 

«La ambi­ción de los ban­cos lle­va­rá a la quie­bra a miles de pymes antes del invierno», es la dra­má­ti­ca pre­dic­ción que for­mu­ló el pre­si­den­te de Indus­tria­les Pymes Argen­ti­nos (IPA), Daniel Rosa­to, para des­cri­bir el cua­dro de situa­ción del sec­tor ante la fal­ta de acom­pa­ña­mien­to del sis­te­ma finan­cie­ro para supe­rar las difi­cul­ta­des del para­te por la cua­ren­te­na. «Si no hay finan­cia­mien­to para las pymes, en dos meses el 30 por cien­to de las que están en la acti­vi­dad indus­trial se caen, mien­tras los ban­cos siguen espe­cu­lan­do. ¿Quién se va a hacer car­go de los 300 mil tra­ba­ja­do­res que van a que­dar en la calle?», agre­gó Rosa­to.

«Si entra­mos en una cri­sis en la que se cor­te la cade­na de pagos, muchas empre­sas no salen más», advir­tió Rosa­to al ser con­sul­ta­do por Pági­na 12. «Y los res­pon­sa­bles son los ban­cos», com­ple­tó la fra­se el diri­gen­te des­pués de tomar aire. Visi­ble­men­te ofus­ca­do –aun­que la con­ver­sa­ción fue tele­fó­ni­ca – , el diri­gen­te de IPA expli­có que «nues­tro pedi­do de una tasa cero por cien­to no es un capri­cho sino que es fun­da­men­tal para que las pymes pue­dan sobre­vi­vir a la pan­de­mia; tene­mos muchos che­ques recha­za­dos, que son el resul­ta­do de la para­li­za­ción de la acti­vi­dad, de la impo­si­bi­li­dad de cubrir­los por­que no hay ingre­sos». 

Rosa­to sos­tu­vo que «el gobierno cono­ce esta situa­ción por­que hay muchos fun­cio­na­rios que, a dife­ren­cia del gobierno exter­mi­na­dor ante­rior, pien­sa igual que noso­tros; pero el pro­ble­ma es el finan­cia­mien­to, el cue­llo de bote­lla son los ban­cos, que no acom­pa­ñan el tre­men­do esfuer­zo que está hacien­do el gobierno, nues­tras empre­sas y toda la socie­dad. Debe­ría actuar el Ban­co Cen­tral, es fun­da­men­tal».

«Nadie le está pidien­do a los ban­cos que pier­dan pla­ta, sino que pon­gan su par­te y no bus­quen hacer nego­cios duran­te la terri­ble cri­sis por la que atra­vie­sa el país», recla­mó el diri­gen­te indus­trial. «Son miles de empre­sas las que hoy están con che­ques recha­za­dos y, sin finan­cia­mien­to, no podrán hacer­le fren­te al pago de sala­rios, si no es a los de aho­ra será los de la pró­xi­ma quin­ce­na, ade­más de la cober­tu­ra de che­ques sin fon­dos y a la com­pra de insu­mos para el momen­to de reac­ti­va­ción tras la cua­ren­te­na». 

Rosa­to expli­có que esta situa­ción no es sólo de los esta­ble­ci­mien­tos que que­da­ron inac­ti­vos por las medi­das de res­tric­ción, sino «inclu­so muchas empre­sas que están en áreas con­si­de­ra­das esen­cia­les, por­que fue­ra de la de los rubros de ali­men­tos el res­to está ven­dien­do en pro­me­dio un 30 por cien­to de los nive­les con­si­de­ra­dos nor­ma­les». Dio el ejem­plo de su pro­pia fábri­ca, en el rubro de artícu­los de higie­ne, en la que resol­vió parar la pro­duc­ción has­ta el fin del perío­do de cua­ren­te­na en cur­so (13 de abril) para no acu­mu­lar una pro­duc­ción que no tie­ne sali­da. 

Sólo en el sec­tor indus­trial fun­cio­nan 80 mil empre­sas pymes. El pro­gra­ma de emer­gen­cia para sos­te­ner el tra­ba­jo y la pro­duc­ción que lan­zó el gobierno esta sema­na con­tem­pla que los tra­ba­ja­do­res de empre­sas de has­ta 25 emplea­dos, reci­bi­rán un sala­rio míni­mo com­ple­to apor­ta­do por fon­dos del Esta­do, que serán acre­di­ta­dos en sus cuen­tas suel­do. En empre­sas de 26 a 60 emplea­dos, los tra­ba­ja­do­res reci­bi­rán el 75% de un sala­rio míni­mo, y en fir­mas de 61 a 100 emplea­dos en su plan­ti­lla labo­ral, los emplea­dos con­ta­rán con el 50 por cien­to de un sala­rio míni­mo. El res­to del suel­do debe­rá ser paga­do por el emplea­dor. 

De acuer­do a las esti­ma­cio­nes que mane­ja IPA, el 30 por cien­to de las empre­sas pymes no esta­rá en con­di­cio­nes de pagar el res­to del suel­do, por­que no tie­ne ingre­sos, no tie­ne cré­di­to y el ban­co con el que tra­ba­ja no le con­ce­de tam­po­co una amplia­ción de la auto­ri­za­ción de giro en des­cu­bier­to.

LEER MÁSEl cam­bio no lle­ga por iner­cia

«Noso­tros pedi­mos un fon­do sólo para la emer­gen­cia, que se acti­ve duran­te abril y que las empre­sas pyme poda­mos devol­ver­lo a par­tir de la reac­ti­va­ción. Esta­mos deses­pe­ra­dos por pagar las quin­ce­nas, sol­ven­tar los che­ques recha­za­dos y por com­prar los insu­mos para la reac­ti­va­ción; pero sin ayu­da, la gran mayo­ría de las fábri­cas no lle­ga­re­mos al invierno», aler­tó Rosa­to. Si ello suce­de, cal­cu­ló que unos 300 mil tra­ba­ja­do­res que­da­rán en la calle. 

«Noso­tros le pedi­mos a todos los empre­sa­rios pymes que no des­pi­dan ni sus­pen­dan a sus emplea­dos, que acom­pa­ñen el esfuer­zo en esta emer­gen­cia, pero los ban­cos no están jugan­do en con­tra», sub­ra­yó el titu­lar de IPA, quien no deja de seña­lar que den­tro del sec­tor de pymes indus­tria­les hay una fran­ja muy amplia de empre­sas muy vul­ne­ra­bles. «Hay sec­to­res muy cas­ti­ga­dos, que vie­nen muy daña­dos por la rece­sión del año pasa­do, por las polí­ti­cas del gobierno exter­mi­na­dor que tuvi­mos has­ta diciem­bre, y recién empe­za­ban a recu­pe­rar­se cuan­do lle­gó esta pan­de­mia», repa­só. «Vie­nen atra­sa­dos en el pago de ser­vi­cios, aumen­ta­ron sus deu­das comer­cia­les y con los ban­cos, y con esta situa­ción que se da aho­ra con los ban­cos, ya no tie­nen posi­bi­li­da­des de seguir endeu­dán­do­se. Se está cor­tan­do la cade­na de pagos: no pro­duz­co, no ven­do, no cobro y no ten­go cré­di­to. Si la ban­ca pri­va­da man­tie­nen esta mis­ma acti­tud, muchas de estas pymes indus­tria­les des­apa­re­cen para mitad de año».

*Fuen­te: Tiem­po Argen­tino-Pági­na12- Agen­cias

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *