Argen­ti­na. CGT, Gobierno y empre­sa­rios avan­zan para comen­zar a nor­ma­li­zar la acti­vi­dad des­pués del 13 de abril/​Lar­gas filas en los ban­cos para cobrar jubi­la­cio­nes. El ham­bre pudo más que el mie­do al virus … (Más info)

Resu­men Latinoamericano*/ 3 de abril 2020 . — — — — -

El titu­lar del gre­mio de la ali­men­ta­ción, Rodol­fo Daer, se refi­rió a la situa­ción de emer­gen­cia sani­ta­ria y ade­lan­tó cómo se vol­ve­rá pau­la­ti­na­men­te a la pro­duc­ción. 

El Secre­ta­rio Gene­ral del Gre­mio de Ali­men­ta­ción, Rodol­fo Daer, se refi­rió a la reu­nión entre los inte­gran­tes del Con­se­jo Direc­ti­vo de la CGT y seña­ló que acor­da­ron la for­ma­ción de una comi­sión jun­to a fun­cio­na­rios del Eje­cu­ti­vo y empre­sa­rios para comen­zar a acti­var de a poco el sec­tor pro­duc­ti­vo. Ade­más, ase­gu­ró que el apo­yo al gobierno de la cen­tral gre­mial a Alber­to Fer­nán­dez es «abso­lu­to». 

El diri­gen­te de la CGT seña­ló que «la sema­na que vie­ne se va a cons­truir una comi­sión tri­par­ti­ta entre empre­sa­rios, el Poder Eje­cu­ti­vo de la Nación y sin­di­ca­tos para ir vien­do des­pués de la cua­ren­te­na qué sec­to­res comien­zan a nor­ma­li­zar­se pro­gre­si­va­men­te, enfo­cán­do­se en los nichos de tra­ba­jo, cui­dan­do la salud de los compañeros».

Con­sul­ta­do sobre su rela­ción con la actual ges­tión, indi­có que el res­pal­do al pre­si­den­te es «total» para él y todas las ini­cia­ti­vas que dis­pon­ga en estos momen­tos de emer­gen­cia sani­ta­ria. «Rei­vin­di­ca la polí­ti­ca por­que a tra­vés de la polí­ti­ca se hizo car­go de esta tre­men­da cri­sis», anun­ció. «El apo­yo es abso­lu­to y uná­ni­me», confirmó. 

Daer seña­ló que, cuan­do se nor­ma­li­ce la situa­ción del país, «se tie­ne que dar una dis­cu­sión de una nue­va ley tri­bu­ta­ria y tie­nen que pagar los que más tie­nen». «Una PYME no pue­de pagar los impues­tos que paga una gran empre­sa», remar­có.

Por otro lado, apun­tó con­tra «los gran­des mayo­ris­tas, las gran­des cade­nas de super­mer­ca­dos que alma­ce­nan y fijan los pre­cios», y agre­gó que «no hay aumen­to en la sali­da de las líneas de pro­duc­ción». En esa línea, insis­tió: «Don­de se defor­man los pre­cios es en el pro­ce­so de comer­cia­li­za­ción, todo el fun­cio­na­mien­to de la eco­no­mía tie­ne que estar al ser­vi­cio de la gente».

Del encuen­tro par­ti­ci­pa­ron, ade­más de Rodol­fo Daer, Héc­tor Daer, Car­los Acu­ña, Gerar­do Mar­tí­nez, Andrés Rodrí­guez, José Luis Lin­ge­ri, Hugo Bení­tez, Anto­nio Caló, Arman­do Cavalieri.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Lar­gas filas en los ban­cos para cobrar jubi­la­cio­nes y pla­nes sociales

El ham­bre pudo más que el mie­do al virus

La reaper­tu­ra de los ban­cos lue­go de varios días sin ser­vi­cio y la con­fu­sión en torno al cro­no­gra­ma de pagos pro­vo­có una situa­ción caó­ti­ca. Sába­do y domin­go las enti­da­des vol­ve­rán a abrir sus puer­tas para descomprimir. 

En la pri­me­ra jor­na­da de aper­tu­ra de los ban­cos, tras dos sema­nas de cua­ren­te­na, las sucur­sa­les se vie­ron des­bor­da­das por jubi­la­dos y bene­fi­cia­rios de pro­gra­mas socia­les. La pos­tal des­de las pri­me­ras horas de la madru­ga­da fue lar­gas colas en las que jubi­la­dos y jubi­la­das, el gru­po de mayor ries­go con­tra la pan­de­mia, aguar­da­ban por el cobro de sus habe­res. Inclu­so hubo filas des­de el jue­ves a la noche, mien­tras el gobierno defi­nía has­ta últi­ma hora el cro­no­gra­ma de pagos. 

La fal­ta de infor­ma­ción y comu­ni­ca­ción del cro­no­gra­ma ofi­cial de pagos por DNI y la ven­ta­na abier­ta que sig­ni­fi­có que pudie­ran ir sin turno ni dis­tin­ción quie­nes no habían podi­do aún reci­bir el haber de mar­zo gene­ró un caos. El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez orde­nó que este sába­do y domin­go los ban­cos abran para aten­der sólo a jubi­la­dos que no han podi­do cobrar por la cua­ren­te­na. Según el nue­vo cro­no­gra­ma, los ban­cos abri­rán en el hora­rio exten­di­do de 10 a 17 horas en todas las pro­vin­cias. Este sába­do aten­de­rán a jubi­la­dos con docu­men­to ter­mi­na­do en 0 y 1. El domin­go a los que ter­mi­nen en 2 y 3, el lunes 4 y 5 y el mar­tes los que ter­mi­nen en 6, 7, 8 y 9.

«La situa­ción se des­bor­dó. Fue muy difí­cil, no se pue­de estar bien cuan­do ocu­rren estos hechos», resu­mió el pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral, Miguel Angel Pes­ce. El fun­cio­na­rio ase­gu­ró que no espe­ra­ban ese nivel de gen­te en los ban­cos y jun­to al titu­lar de la Anses, Ale­jan­dro Vano­li, pre­sen­ta­ron al Pre­si­den­te un nue­vo esque­ma de pagos. «No quie­ro entrar en quién tie­ne la cul­pa, es una situa­ción com­ple­ja, en la que hay que ele­gir cuál es el menor de todos los males. No se verían lar­gas colas si los jubi­la­dos pudie­ran entrar a los ban­cos», opi­nó Vanoli.

El pase de fac­tu­ra estu­vo a la orden del día. Has­ta la tar­de del jue­ves se esta­ba ter­mi­nan­do de defi­nir el cro­no­gra­ma de pagos, el cual había sido anti­ci­pa­do en una entre­vis­ta por el titu­lar de La Ban­ca­ria, Ser­gio Palaz­zo. Muchos se que­da­ron con la idea de la aper­tu­ra de los ban­cos y fue­ron sin cono­cer a quié­nes le toca­ba. El cro­no­gra­ma comen­za­ba este vier­nes y has­ta el mar­tes inclu­si­ve con el pago a Asig­na­ción Uni­ver­sal por Hijo y por Emba­ra­zo, ade­más del Segu­ro de Des­em­pleo. Pero tam­bién deja­ba abier­ta la posi­bi­li­dad de que aque­llos jubi­la­dos que no cobra­ron en mar­zo pudie­ran hacer­lo des­de este viernes.

La cua­ren­te­na comen­zó el vier­nes 20 de mar­zo. Sólo ese día ven­cía el pla­zo para los jubi­la­dos y pen­sio­na­dos con DNI ter­mi­na­dos en 9 y AUH y por Emba­ra­zo fina­li­za­dos en 8 y 9. Se suman los jubi­la­dos y pen­sio­na­dos que cobra­ban por enci­ma de la míni­ma, los días 25 y 27 de mar­zo. Era un núme­ro impor­tan­te que podría pre­ver­se que iba a arri­bar el pri­mer día a los ban­cos, tenien­do en cuen­ta que la sema­na que vie­ne es cor­ta (en teo­ría) por­que jue­ves y vier­nes es Sema­na Santa.

El resul­ta­do fue­ron colas de entre cin­co y diez cua­dras para ingre­sar a algu­nos ban­cos, en la mayo­ría de los casos sin res­pe­tar la dis­tan­cia entre per­so­nas. Vigi­lias des­de la madru­ga­da. Eno­jos por per­so­nas que se empu­ja­ba por el lugar. Una situa­ción no desea­da en el mar­co de la cua­ren­te­na del coro­na­vi­rus. Des­de el Gobierno apun­tan a la fal­ta de pre­pa­ra­ción de los ban­cos y de algu­nos muni­ci­pios. Los ban­cos más afec­ta­dos fue­ron el Piano y el Super­vie­lle. En el sec­tor apun­tan a que la fal­ta de envío de tar­je­tas en esas enti­da­des empeo­ró la situa­ción. En el Muni­ci­pio de Morón, se esta­ble­ció un cor­dón con per­so­nal muni­ci­pal y poli­cía que cor­ta­ron las calles del cen­tro para evi­tar aglomeraciones.

«Veni­mos insis­tien­do hace rato. El 70 por cien­to de las per­so­nas que fue­ron a cobrar hoy tie­nen una tar­je­ta de débi­to. Veni­mos insis­tien­do con que hay 35.000 bocas de las cua­les se pue­de reti­rar dine­ro sin ser sucur­sa­les ban­ca­rias, pero no hemos teni­do éxi­to y la gen­te deci­dió ir a la sucur­sal ban­ca­ria», sos­tu­vo Pes­ce, quien reco­no­ció que Alber­to lo lla­mó muy tem­prano por el tema. En este sen­ti­do se apun­ta tam­bién a los ban­cos que no repar­tie­ron nue­vas tar­je­tas de débi­to o, como el caso del Nación, invi­ta a reti­rar­las en sucursal.

La dis­cu­sión aho­ra es si se deter­mi­na a la acti­vi­dad ban­ca­ria como un ser­vi­cio esen­cial para evi­tar este tipo de efec­tos «Puer­ta 12». Palaz­zo, quien tam­bién está en la mira ofi­cial, había adver­ti­do al medio­día que el des­bor­de ante la aper­tu­ra de los ban­cos en esta jor­na­da podría «mul­ti­pli­car­se muy feo» cuan­do sean las fechas de cobro del Ingre­so Fami­liar Soli­da­rio (IFS), y pidió «pru­den­cia» para orga­ni­zar los pagos de ese bene­fi­cio. En la reu­nión en Oli­vos se esta­ble­ció que el auxi­lio de 10.000 pesos se podrá cobrar úni­ca­men­te median­te caje­ros auto­má­ti­cos. Según las pri­me­ras esti­ma­cio­nes ofi­cia­les el bene­fi­cio iba a alcan­zar a 3,6 millo­nes de hoga­res, pero se ter­mi­na­ron pre­ins­cri­bien­do 11 millo­nes de per­so­nas. Para jubi­la­dos y pen­sio­nes no con­tri­bu­ti­vas la estra­te­gia para evi­tar otra inte­rrup­ción como la de este vier­nes a la cua­ren­te­na fue armar un cro­no­gra­ma más amplio. 

Para dar mar­co a los nue­vos cro­no­gra­mas de pago y evi­tar las colas

Decla­ran a los ban­cos como ser­vi­cio esen­cial, con otro DNU de Alber­to Fernández

Tras el fra­ca­so del pri­mer día de aper­tu­ra de los ban­cos para pagar­les a los jubi­la­dos que no usan tar­je­ta, el Gobierno deci­dió incor­po­rar a la acti­vi­dad ban­ca­ria entre las esen­cia­les. Reu­nión en Oli­vos y nue­vo DNU. 

No es una nove­dad decir que el Coro­na­vi­rus plan­tea un desa­fío enor­me para los gobier­nos, que deben tomar deci­sio­nes sin pér­di­da de tiem­po y muchas veces sin los datos sufi­cien­tes. Ni que la mayo­ría de las veces se tra­ta de apli­car el clá­si­co méto­do de prue­ba y error. Este vier­nes ocu­rrió eso con el inten­to de resol­ver el pro­ble­ma de los jubi­la­dos que no tie­nen o no usan la tar­je­ta de débi­to para cobrar sus habe­res. Y cla­ra­men­te fue un error .

Alber­to Fer­nán­dez se atra­gan­tó con la nove­dad de las lar­gas colas aun antes de que abrie­ran los ban­cos y recla­mó solu­cio­nes al Ban­co Cen­tral y la Anses. Ense­gui­da se anun­ció que las sucur­sa­les abri­rían tam­bién el sába­do y domin­go y por la tar­de se cono­ció el orga­ni­gra­ma de pagos de acuer­do a los núme­ros fina­les del DNI .

Fal­ta­ba sin embar­go la medi­da que enmar­ca­ra todo esto, y la deci­sión de tomar­la lle­gó con la noche: en las pró­xi­mas horas se cono­ce­rá el Decre­to de Nece­si­dad y Urgen­cia que incor­po­ra­rá a los ban­cos entre las «acti­vi­da­des esen­cia­les» excep­tua­das de man­te­ner la cua­ren­te­na.

El paso se ter­mi­nó dan­do en una reu­nión en la quin­ta de Oli­vos don­de ade­más del pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez par­ti­ci­pa­ron el titu­lar del Ban­co Cen­tral, Miguel Pes­ce, el direc­tor de la Anses, Ale­jan­dro Vano­li, el jefe de Gabi­ne­te, San­tia­go Cafie­ro, y el secre­ta­rio de Asun­tos Estra­té­gi­cos, Gus­ta­vo Béliz. En la reu­nión tam­bién se ter­mi­na­ron de defi­nir los deta­lles del ope­ra­ti­vo de pago que se relan­za­rá este fin de semana.

Para lle­var­lo ade­lan­te se con­vo­có a los inten­den­tes a que par­ti­ci­pen dis­po­nien­do per­so­nal que cola­bo­re en orga­ni­zar las colas man­te­nien­do las dis­tan­cias obli­ga­to­rias entre los que se pre­sen­ten a cobrar y, sobre todo, con­tro­lan­do que los colis­tas corres­pon­dan a los que este sába­do pue­den cobrar, de acuer­do al últi­mo núme­ro de su DNI. Tam­bién que pue­dan asis­tir a los que ten­gan pro­ble­mas o no hayan enten­di­do cuán­do y dón­de les harán el pago.

La nue­va reso­lu­ción ser­vi­rá para enmar­car el cro­no­gra­ma de pagos a jubi­la­dos que ya anun­ció el Ban­co Cen­tral . De acuer­do a cómo se desa­rro­llen los hechos (la famo­sa prue­ba y error) pue­de ser que se vayan incor­po­ran­do otros pagos impor­tan­tes para los sec­to­res de la pobla­ción que toda­vía no tie­nen tar­je­ta de débi­to o no la saben o quie­ren usar. Entre ellos las bene­fi­cia­rios de la Asig­na­ción Uni­ver­sal por Hijo o por Emba­ra­zo, y los y las que reci­bi­rán el Ingre­so Fami­liar de Emer­gen­cia. En este últi­mo caso ya habían sona­do sire­nas de alar­ma por­que se ano­ta­ron más de once millo­nes de personas.

En la Anses, ya des­car­ta­ron que el núme­ro real de apor­tes tre­pe tan alto, por­que obser­van que se ano­ta­ron varias per­so­nas de la mis­ma fami­lia, y tam­bién que hay soli­ci­tan­tes que com­par­ten el gru­po fami­liar con emplea­dos en blan­co o per­so­nas con ingre­sos que van más allá de los esti­pu­la­dos para reci­bir­la. Pero igual todos saben que se tra­ta­rá de varios millo­nes de per­so­nas que ter­mi­na­rán cobrando.

En el Gobierno acla­ran que no haber inclui­do a la acti­vi­dad ban­ca­ria entre los ser­vi­cios esen­cia­les des­de el ini­cio de la cua­ren­te­na «no fue un error», sino que había sido espe­cial­men­te soli­ci­ta­do por los sani­ta­ris­tas que eva­lua­ban que en Euro­pa, don­de en la mayo­ría de los casos los ban­cos siguie­ron abier­tos, eso se había trans­for­ma­do en un pro­ble­ma para man­te­ner el aislamiento.

Tam­bién acla­ran que des­pués de más de dos sema­nas de cua­ren­te­na, lle­gó el momen­to de hacer­lo. Tan­to por los pro­ble­mas de una bue­na can­ti­dad de gen­te para reci­bir sus habe­res, más nece­sa­rios que nun­ca, como por las aglo­me­ra­cio­nes que tan­ta abs­ti­nen­cia ter­mi­nó provocando.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.