Vene­zue­la. ¿Quo vadis Trump?

Por Aré­va­lo Mén­dez*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 3 abril 2020

Las incon­gruen­cias y con­tra­dic­cio­nes entre voce­ros usame­ri­ca­nos cuan­do de Vene­zue­la se tra­ta, no pode­mos tomar­las como erro­res, no lo son; y supo­ner­lo es una terri­ble e imper­do­na­ble inge­nui­dad analítica.

Tra­di­cion cono­ci­da. En los EEUU y Euro­pa hay poca o nula capa­ci­dad men­tal para enten­der y des­ci­frar la cul­tu­ra polí­ti­ca vene­zo­la­na, lo que es una ven­ta­ja para nosotros.

Ni siquie­ra Espa­ña se acer­ca a esta­ble­cer un mar­co ana­lí­ti­co ade­cua­do para enten­der­nos. Obvia­men­te, la cater­va polí­ti­ca espa­ño­la no tie­ne poder para actuar a volun­tad. Máxi­me cuan­do, si o si, debe obte­ner auto­ri­za­ción de Washing­ton y Ber­lín para actuar en una u otra dirección.

Madrid, al igual que Lon­dres, Roma, Paris y otras capi­ta­les, sufren el hecho de ser poten­cias petro­le­ras sin petró­leo y en con­se­cuen­cia, son pas­to de la con­fron­ta­ción de Occi­den­te y Ara­bia Sau­di­ta con Rusia, Chi­na e Irán.

Digo poca capa­ci­dad por­que hoy por hoy, si pudie­ran hacer­se elec­cio­nes, para pre­si­den­te ‑o para lo que sea- los cha­vis­tas le damos la pali­za más pali­za que pue­dan ima­gi­nar la dere­cha ham­po­nil y sus con­ter­tu­lios usame­ri­ca­nos y europeos.

Si el Pre­si­den­te Madu­ro logra man­te­ner la cur­va del covid 19 apla­na­da, y salir triun­fan­tes los vene­zo­la­nos fren­te al más terri­ble desa­fío ima­gi­na­ble, habrá cha­vis­mo para rato.

Se abren así las opor­tu­ni­da­des para tomar rum­bo defi­ni­do en las accio­nes para la cons­truc­ción de un esta­do real­men­te huma­nis­ta, no solo por accion de la diri­gen­cia, sino tam­bién, y prin­ci­pal­men­te, por voca­ción de un pue­blo rebel­de, siem­pre, al impe­ria­lis­mo y a la cul­tu­ra de la acu­mu­la­ción capitalista.

Los grin­gos y espa­ño­les quie­ren elec­cio­nes pre­si­den­cia­les ya para meter­le bille­te pare­jo a una can­di­da­tu­ra úni­ca de la dere­cha (misión impo­si­ble), que obvia­men­te no será guai­dó. Este suje­to oscu­ro, ladron de sie­te sue­las, sin sen­ti­do del ridícu­lo y de cari­ca­tu­res­ca medio­cri­dad no dió la talla.

EEUU no bus­có ni creó a Guai­dó. Sim­ple­men­te se embar­ca­ron en la aven­tu­ra que irrum­pe con el curio­so y paté­ti­co idea­rio del con­ser­va­du­ris­mo ham­po­nil de la dere­cha criolla. 

En Guai­dó, deses­pe­ra­da­men­te vie­ron una gan­ga, una ilu­sión ópti­ca. La dere­cha crio­lla no invi­tó a EEUU, no. Los grin­gos hicie­ron como chacumbele.

Y al pare­cer, en unas hipo­té­ti­cas e impro­ba­bles elec­cio­nes pre­si­den­cia­les ten­drían que morir con Clau­dio Fer­min, si es que Fer­min acep­ta el abra­zo del oso.

Para más mala leche del este, Cha­vez y Madu­ro son more­nos, pero el col­mo para esa dere­cha furi­bun­da seria tener que calar­se un can­di­da­to moreno como es Guai­dó, y sino, ten­drían que calar­se a Fer­min, tam­bién moreno….o sea.

Al pare­cer Trump está muy mal en las encues­tas, espe­cial­men­te en flo­ri­da, agra­ván­do­se la situa­ción por el covid 19. 

Cual­quier hecho béli­co es buen men­sa­je para una socie­dad podri­da como lo es el votan­te usame­ri­cano, reco­no­ci­do por sus alto, pro­fun­do e increí­ble nivel de irra­cio­na­li­dad, igno­ran­cia y estupidez.

Ten­ga­mos en cuen­ta que al fina­li­zar la segun­da gue­rra, ese pue­blo, borra­cho de ale­gría, más que cele­brar la fal­sa vic­to­ria, lo que cele­bró fue­ron los dos bombazos.

Nun­ca un pre­si­den­te se pare­ció tan­to a sus elec­to­res como Trump. A tal per­so­na­je no pue­den negar­le sus dotes de buen geren­te. La clien­te­la se ajus­ta en per­fec­ta sin­cro­nía a la visión euro y ego­cén­tri­ca del ogro anaranjado.

Lo digo con todas las letras, el pue­blo usame­ri­cano es necró­fi­lo, la his­to­ria es la his­to­ria y no pue­de cam­biar­se, y esta reali­dad es un dato mayor para noso­tros los vene­zo­la­nos en estas horas de definiciones.

*Emba­ja­dor de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la en Chile

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.