Sin­di­ca­tos de perio­dis­tas denun­cian que el gobierno PP‑C’s‑Vox con­vier­te Anda­lu­cía en un “lati­fun­dio mediá­ti­co” – La otra Anda­lu­cía

Sin­di­ca­tos de perio­dis­tas, aso­cia­cio­nes de pren­sa, AMPAs o uni­ver­si­da­des anda­lu­zas han recha­za­do el Decre­to Ley 220, de Mejo­ra y Sim­pli­fi­ca­ción de la Regu­la­ción para el Fomen­to de la Acti­vi­dad Pro­duc­ti­va en Anda­lu­cía que quie­re apro­bar hoy el gobierno PP‑C’s- Vox. Este decre­to ‑según denun­cian- pre­vee la pri­va­ti­za­ción de los medios públi­cos loca­les, con­tra­vie­ne uno de los obje­ti­vos de la comu­ni­ca­ción local como es la cons­truc­ción de iden­ti­dad terri­to­rial (eli­mi­nan­do la obli­ga­ción de dis­po­ner de estu­dio de pro­duc­ción ope­ra­ti­vo en el ámbi­to terri­to­rial de cober­tu­ra) y pre­ten­de con­ver­tir Anda­lu­cía en un mero saté­li­te trans­mi­sor, un lati­fun­dio mediá­ti­co sin infor­ma­ción local, des­tru­yen­do empleo y com­pro­me­tien­do el futu­ro del audio­vi­sual anda­luz según afir­man en un comu­ni­ca­do que repro­du­ci­mos a con­ti­nua­ción:

Las aso­cia­cio­nes de la pren­sa de Anda­lu­cía, el Sin­di­ca­to de Perio­dis­tas, las radios muni­ci­pa­les y comu­ni­ta­rias, el Cole­gio de Perio­dis­tas, FACUA, CAONGD y colec­ti­vos repre­sen­ta­ti­vos de AMPAS en con­tra de la modi­fi­ca­ción de La Ley Audio­vi­sual de Anda­lu­cía

Las orga­ni­za­cio­nes fir­man un comu­ni­ca­do en el que piden a la Jun­ta de Anda­lu­cía y el Par­la­men­to anda­luz la para­li­za­ción del decre­to que modi­fi­ca la Ley Audio­vi­sual de Anda­lu­cía ante la fal­ta de con­sen­so y el impac­to nega­ti­vo que ten­drá sobre el empleo y la plu­ra­li­dad infor­ma­ti­va.

Los colec­ti­vos pro­fe­sio­na­les, orga­ni­za­cio­nes socia­les, facul­ta­des de comu­ni­ca­ción, sin­di­ca­tos, oene­gés y medios de comu­ni­ca­ción de Anda­lu­cía han fir­ma­do un comu­ni­ca­do en el que aler­tan de las devas­ta­do­ras con­se­cuen­cias para el empleo, la plu­ra­li­dad infor­ma­ti­va y la diver­si­dad mediá­ti­ca del Decre­to Ley 220, de Mejo­ra y Sim­pli­fi­ca­ción de la Regu­la­ción para el Fomen­to de la Acti­vi­dad Pro­duc­ti­va en Anda­lu­cía, apro­ba­do por el Gobierno Anda­luz y remi­ti­do para su vali­da­ción al Par­la­men­to regio­nal. Esta nor­ma supo­ne, de fac­to, una rup­tu­ra de los con­sen­sos polí­ti­cos y socia­les que lle­va­ron a la apro­ba­ción de la Ley Audio­vi­sual de Anda­lu­cía (2018) y que con­vir­tió a la Comu­ni­dad anda­lu­za en un refe­ren­te en polí­ti­cas audio­vi­sua­les a nivel esta­tal.

Las enti­da­des fir­man­tes denun­cian las for­mas con las que ha actua­do el gobierno de la Jun­ta de Anda­lu­cía, lle­van­do a la Dipu­tación Per­ma­nen­te y en pleno Esta­do de Alar­ma por el COVID-19 impor­tan­tes cam­bios sin deba­te alguno y menos de dos años des­pués de dar el vis­to bueno a la actual Ley por par­te de todos los gru­pos polí­ti­cos del Par­la­men­to. En esta línea, piden al Gobierno anda­luz que aban­do­ne la uni­la­te­ra­li­dad y vuel­va a la Mesa para la Orde­na­ción e Impul­so del Sec­tor Audio­vi­sual en Anda­lu­cía (MOISA) para alcan­zar los con­sen­sos nece­sa­rios que man­ten­gan la esen­cia de la nor­ma anda­lu­za que tan­to tiem­po y esfuer­zos cos­tó cons­truir.

Las orga­ni­za­cio­nes denun­cian las prin­ci­pa­les con­se­cuen­cias de este Decre­to, que ata­ca el cuer­po cen­tral de la nor­ma anda­lu­za como la pri­va­ti­za­ción de los medios públi­cos loca­les, tan­to de radio como de tele­vi­sión. Ade­más, con­tra­vie­ne uno de los obje­ti­vos de la comu­ni­ca­ción local, que es la cons­truc­ción de iden­ti­dad terri­to­rial, al per­mi­tir que des­em­bar­quen empre­sas de comu­ni­ca­ción des­de fue­ra de Anda­lu­cía sin arrai­go en el terri­to­rio, ocu­pan­do fre­cuen­cias que aho­ra son públi­cas.

Esta par­ti­cu­la­ri­dad per­mi­ti­rá que cual­quier empre­sa pue­da uti­li­zar la fre­cuen­cia de la radio o tele­vi­sión muni­ci­pal sin fines de ser­vi­cio públi­co y para repe­tir una señal pro­du­ci­da en Madrid, Bar­ce­lo­na o inclu­so, en el extran­je­ro, algo que va cla­ra­men­te en detri­men­to del empleo anda­luz, los con­te­ni­dos loca­les y la arti­cu­la­ción terri­to­rial.

El artícu­lo 5 del Decre­to Ley que refor­ma la Ley Audio­vi­sual esta­ble­ce la supre­sión del articu­lo 38.1.c, eli­mi­nan­do la obli­ga­ción de dis­po­ner de estu­dio de pro­duc­ción ope­ra­ti­vo en el ámbi­to terri­to­rial de cober­tu­ra (seas muni­ci­pal, comer­cial o comu­ni­ta­rio). Esta medi­da es con­tra­ria a la Ley Gene­ral Audio­vi­sual y a los prin­ci­pios ins­pi­ra­do­res de la Ley anda­lu­za.

Por otra par­te, lejos de pro­te­ger el espa­cio radio­eléc­tri­co, este Decre­to Ley per­mi­ti­rá a las empre­sas anun­ciar­se en emi­so­ras ile­ga­les e inclu­so emi­tir cam­pa­ñas ins­ti­tu­cio­na­les deri­va­das por agen­cias de publi­ci­dad sin que sean san­cio­na­das. Esta nor­ma garan­ti­za impu­ni­dad a las emi­sio­nes pira­tas que mer­man la capa­ci­dad de ingre­sos por publi­ci­dad de las emi­so­ras lega­les, tan­to pri­va­das como públi­cas, des­re­gu­lan­do el sec­tor, su trans­pa­ren­cia y con­trol fis­cal.

El decre­to degra­da el papel del Con­se­jo Audio­vi­sual Anda­luz, pres­cin­dien­do de sus infor­mes para deter­mi­na­dos asun­tos entre ellos los cam­bios de adju­di­ca­ta­rios en los nego­cios jurí­di­cos con las licen­cias obte­ni­das en con­cur­so públi­co. Con esta deci­sión, el gobierno anda­luz minus­va­lo­ra al sec­tor audio­vi­sual y pone en ries­go indus­tria y empleos.

El decre­to del Gobierno deja al sec­tor audio­vi­sual anda­luz, que espe­ra­ba con urgen­cia la pues­ta en mar­cha de las medi­das anun­cia­das en la Ley Audio­vi­sual apro­ba­da por una­ni­mi­dad hace menos de dos años, toca­do de muer­te. Al auge de la pira­te­ría, el mer­ca­deo de licen­cias y la difi­cul­tad en la arti­cu­la­ción terri­to­rial en una región de más de 8 millo­nes y medio de habi­tan­tes y 87.000 km cua­dra­dos se suma este des­pro­pó­si­to del gobierno regio­nal que pre­ten­de con­ver­tir Anda­lu­cía en un mero saté­li­te trans­mi­sor, un lati­fun­dio mediá­ti­co sin infor­ma­ción local, des­tru­yen­do empleo y com­pro­me­tien­do el futu­ro del audio­vi­sual anda­luz. La ciu­da­da­nía anda­lu­za no ha pedi­do tama­ña des­re­gu­la­ción.

Las orga­ni­za­cio­nes fir­man­tes defien­den que no es una exi­gen­cia ni una nece­si­dad del sec­tor audio­vi­sual este Decre­to, más bien al con­tra­rio, entien­den que es nece­sa­rio poner en mar­cha con urgen­cia las medi­das de con­trol e impul­so del audio­vi­sual con­tem­pla­das en la Ley. Es por ello que piden a la Jun­ta de Anda­lu­cía para­li­zar la apro­ba­ción de este decre­to y con­vo­car una mesa de diá­lo­go con urgen­cia y sin excu­sas.

ORGANIZACIONES FIRMANTES:

Sin­di­ca­to de Perio­dis­tas de Anda­lu­cía (SPA-FeSP)

Fede­ra­ción de Sin­di­ca­tos de Perio­dis­tas (FeSP)

Aso­cia­ción de Emi­so­ras Muni­ci­pa­les y Ciu­da­da­nas de Anda­lu­cía de Radio y TV (EMA-RTV)

Red Esta­tal de Medios Comu­ni­ta­rios (ReMC)

Cole­gio Pro­fe­sio­nal de Perio­dis­tas de Anda­lu­cía (CPPA)

Coor­di­na­do­ra Anda­lu­za de ONGD (CAONGD)

Facul­tad de Comu­ni­ca­ción de la Uni­ver­si­dad de Mála­ga

Facul­tad de Comu­ni­ca­ción de la Uni­ver­si­dad de Sevi­lla

Aso­cia­ción de la Pren­sa de Cádiz

Aso­cia­ción de la Pren­sa de Alme­ría

Aso­cia­ción de la Pren­sa de Sevi­lla

Aso­cia­ción de la Pren­sa de Huel­va

Aso­cia­ción de la Pren­sa de Mála­ga

Aso­cia­ción de la Pren­sa de Cór­do­ba

Facua – Con­su­mi­do­res en acción

Colec­ti­vo Escue­las de Calor.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *