Eus­kal Herria. Tras 42 años de exi­lio, los últi­mos 36 depor­ta­do en Vene­zue­la, falle­ció un mili­tan­te vas­co

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 2 abril 2020

Honor y glo­ria Txetxu
Paki­to Arria­ran, Coor­di­na­do­ra Simón Bolí­var

Des­de la Fun­da­ción Inter­na­cio­na­lis­ta Paki­to Arria­ran y la Coor­di­na­do­ra Simón Bolí­var envia­mos nues­tro más fuer­te y calu­ro­so abra­zo a la fami­lia, amigxs y com­pa­ñerxs de lucha de Jesús Ricar­do Urtea­ga Repu­lles, a quien cono­ci­mos cari­ño­sa­men­te como Txetxu. Tras 40 años de vida ale­ja­do de su pue­blo natal, Azkoi­tia, entre los años que se vio obli­ga­do a vivir en Ipa­rral­de y los años de depor­ta­ción en la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la, Txetxu murió hoy tras haber libra­do muchas luchas valien­te­men­te.

Txetxu murió en un país que se hizo suyo, que le supo dar cobi­jo, pero murió sin poder regre­sar a la tie­rra en la que nació y luchó y a la que él tan­to ama­ba. Esto nos con­vo­ca a denun­ciar una vez más el cas­ti­go sufri­do por Txetxu y tan­tos otros com­pa­ñe­ros vas­cos que fue­ron víc­ti­mas de las polí­ti­cas vio­la­to­rias de los dere­chos huma­nos del Esta­do espa­ñol, inclu­yen­do la depor­ta­ción. A saber, la depor­ta­ción es una medi­da sin nin­gu­na base jurí­di­ca ni legal impues­ta por los Esta­dos espa­ñol y fran­cés a dece­nas de mili­tan­tes de Eus­kal Herria que fue­ron expul­sa­dos de su tie­rra median­te acuer­dos guber­na­men­ta­les con ter­ce­ros paí­ses que los aco­gie­ron a cam­bio de bene­fi­cios eco­nó­mi­cos. Esta situa­ción excep­cio­nal obli­gó a los y las depor­ta­das a reha­cer su vida en paí­ses «extra­ños» a los que lle­ga­ron, muchas veces con infi­ni­dad de difi­cul­ta­des debi­do a su con­di­ción «ale­gal».

Está cla­ro que la muer­te de Txetxu nos obli­ga a denun­ciar la depor­ta­ción y sus con­se­cuen­cias en la actua­li­dad. Denun­cia­mos esta prác­ti­ca, y pedi­mos la el dere­cho a vol­ver a casa de todas y todos los que toda­vía viven con­di­cio­na­dos por ella. Cla­ro está que la depor­ta­ción es una de tan­tas vio­la­cio­nes a los DDHH que se han apli­ca­do en las últi­mas déca­das por par­te del Esta­do espa­ñol, el cual con­ti­núa ense­ñán­do­se con un pue­blo que anhe­la deci­dir su pro­pio des­tino: dis­per­sión y ale­ja­mien­to de los pre­sos polí­ti­cos, tor­tu­ras por par­te de todos los cuer­pos de las Fuer­zas de Segu­ri­dad del Esta­do, encu­bri­mien­to de estas por par­te del poder judi­cial, ase­si­na­tos, gue­rra sucia para­po­li­cial, uso de fon­dos reser­va­dos del Esta­do para pagar mer­ce­na­rios, etc. Estas y muchas más han sido las medi­das excep­cio­na­les que se han toma­do con­tra la mili­tan­cia vas­ca.

Txetxu, como tan­tos otros, superó injus­ti­cias y difi­cul­ta­des y se inte­gró en la socie­dad vene­zo­la­na como mejor sabía, luchan­do por un mun­do mejor. Así como hicie­ron millo­nes de vene­zo­la­nos, nues­tro her­mano de la vida par­ti­ci­pó des­de su lle­ga­da en la cons­truc­ción de una socie­dad más jus­ta. Pie­dra a pie­dra, con­se­jo comu­nal a con­se­jo comu­nal, comu­na a comu­na, Txetxu tra­ba­jó codo a codo con sus veci­nas y veci­nos, par­ti­ci­pan­do así en la cons­truc­ción del sue­ño del Coman­dan­te Chá­vez: el Socia­lis­mo del siglo XXI.

Tan­to la Coor­di­na­do­ra Simón Bolí­var como la Fun­da­ción Paki­to Arria­ran hace­mos nues­tra la mili­tan­cia y el com­pro­mi­so de Txetxu para cons­truir una Eus­kal Herria inde­pen­dien­te y socia­lis­ta. Sabe­mos tam­bién que la lucha que lle­va­mos a cabo en defen­sa de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, a la que Txetxu se unió, es espe­jo e impul­so para la lucha que se lle­va a cabo en Eus­kal Herria, igual que la lucha del pue­blo vas­co nos ins­pi­ra en Vene­zue­la.

Para­fra­sean­do a Paki­to Arria­ran, los y las que tene­mos dos, tres o cien pue­blos a los que amar y un mun­do por el que luchar, sabe­mos que el mejor home­na­je a Txetxu es seguir luchan­do por lo que cree­mos.

Agur eta oho­re, Txetxu!

Coor­di­na­do­ra Simon Boli­var

Fun­da­ción Paki­to Arria­ran

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *