Nación Mapu­che. Pato­ta arma­da ata­ca a comu­ni­dad en Bariloche

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​31 de mar­zo de 2020

La comu­ni­dad Pu Lof Bue­nu­leo de Furi­lo­che (Bari­lo­che) es habi­tan­te his­tó­ri­ca de la lla­ma­da «Pam­pa de Hue­nu­leo» que fue reco­no­ci­da des­de 1908 en Bari­lo­che. A pesar de ello se debe enfren­tar con una acu­sa­ción de usur­pa­ción por par­te de la jus­ti­cia y las cons­tan­tes agre­sio­nes de pato­tas arma­das para que aban­do­nen el lugar. La comu­ni­dad denun­cia dis­pa­ros al aire, ame­na­zas, migue­li­tos en el camino y fal­sas denun­cias. Soli­ci­tan la difu­sión de la situa­ción de vul­ne­ra­bi­li­dad que exis­ten­te des­de que ini­cia­ron la recu­pe­ra­ción del terri­to­rio ances­tral en sep­tiem­bre del año pasa­do.

El pre­dio ubi­ca­do en los altos de Bari­lo­che fue habi­ta­do por los Bue­nu­leo des­de siem­pre. El abue­lo y long­ko, Anto­nio, vivía y cria­ba sus ani­ma­les en las 625 hec­tá­reas que fue­ron reco­no­ci­das en 1908 como el lote pas­to­ril 127 de la Colo­nia del Nahuel Hua­pi. Con el avan­ce de la urba­ni­dad la fami­lia fue cedien­do terre­nos en don­de se mon­ta­ron barrios. Pero en agos­to del 2014 falle­ce Don Anto­nio y mien­tras su fami­lia rea­li­za­ba el vela­to­rio, Emi­lio Fie­drich sin títu­lo de pro­pie­dad ocu­pó las 90 hec­tá­reas de los Bue­nu­leo. Con a penas un bole­to de com­pra-ven­ta que aún no pudo com­pro­bar­se su vera­ci­dad y en que cons­ta­ta­ba la com­pra de las 90 hec­tá­reas por solo 120 mil pesos la fami­lia ances­tral era des­po­ja­da de su tierra.

En sep­tiem­bre del 2014 la comu­ni­dad Bue­nu­leo ini­cia­ron una recu­pe­ra­ción terri­to­rial ingre­san­do al pre­dio de mane­ra pací­fi­ca. Des­de aquel momen­to se suce­die­ron un sin fin de agre­sio­nes a pesar de haber­se ins­ta­la­do una guar­dia poli­cial en la entra­da. Pero lo noto­rio fue que la jus­ti­cia rio­ne­gri­na ampa­ró una denun­cia de Emi­lio Fie­drich y a tra­vés del juez de pri­mer ins­tan­cia, Ser­gio Pichet­to y lue­go el juez Mar­cos Bur­gos, impu­taron a a los inte­gran­tes de la comu­ni­dad por “usur­pa­ción” a pasar de no estar sal­da­da la dispu­ta por la tie­rra y de haber nume­ro­sas denun­cias por apre­mios ile­ga­les. En diciem­bre la comu­ni­dad ape­lo la impu­tación y el tri­bu­nal de impug­na­ción dio a lugar. «Reci­bi­mos una noti­fi­ca­ción en que la cau­sa aho­ra per­te­ne­ce a juz­ga­do Fede­ral. Noso­tros tene­mos todas las prue­bas que el espa­cio es de la comu­ni­dad. Noso­tros tam­bién pedi­mos la res­tric­ción a Emi­lio Fie­drich y las per­so­nas que ata­can a los miem­bros de la comu­ni­dad, a veces, con dis­pa­ros al aire y has­ta tiran­do migue­li­tos en el río para obs­ta­cu­li­zar el paso de vehícu­los», expli­có Deo­lin­da, par­te de la comunidad.

El Esta­do nacio­nal reco­no­ce la exis­ten­cia de la comu­ni­dad, y está en pro­ce­so el rele­va­mien­to terri­to­rial en el mar­co de la vigen­te Ley nacio­nal 26.160.

Ayer la comu­ni­dad denun­ció los epi­so­dios de vio­len­cia que están pade­cien­do a dia­rio: «Des­de la Comu­ni­dad Bue­nu­leo les que­re­mos hacer saber los epi­so­dios de vio­len­cia que esta­mos pasan­do des­de hace unos días en nues­tro terri­to­rio, así tam­bién en el camino.

El día 28 de mar­zo, sien­do la 12hs del medio­día, ingre­sa­ron al terri­to­rio el señor Víc­tor Sán­chez con Víc­tor Vera, arma­dos. Los inte­gran­tes de la comu­ni­dad sali­mos a echar­los del lugar pro­te­gien­do a nues­tros pichi­ke­che ka zomo, dimos avi­so de inme­dia­to a la comi­sa­ría 42 quien se hizo pre­sen­te en el lugar. El mis­mo día a la tar­de los vol­vi­mos a encon­trar cor­tan­do arbi­kes ver­des y sacan­do leña de nues­tro terri­to­rio. Se vol­vió a lla­mar a la 42 y vinie­ron ofi­cia­les y no hicie­ron nada, todos los inte­gran­tes aten­tos a que no vuel­van a ingre­sar (no hay efec­ti­vos poli­cia­les por la situa­ción a nivel mun­dial del coro­no­vi­rus). El día 29 nos colo­can en el camino palos con cla­vos segu­ra­men­te con el pro­pó­si­to de que se pin­chen los rue­das del vehícu­lo. Eso fue en trans­cur­so de la maña­na. Como a las 18 hs se diri­gían al terri­to­rio dos meno­res a los cual ape­drea­ron y ame­na­za­ron Víc­tor Vera, Maru­co Puña­lef, Ale­jan­dro Vera, Olga flo­res. Al lle­gar al terri­to­rio los meno­res avi­san y lla­ma­mos a la comi­sa­ría la cual nos dicen que ya esta­ba subien­do un patru­lla que habían tiro­tea­do una casa. ¡¡Nos habían denun­cia­do a noso­tros que los meno­res habían tiro­tea­do el domi­ci­lio que cui­dan los Vera!!

Hoy, sien­do alre­de­dor de la 16 horas, está­ba­mos tra­ba­jan­do en el terri­to­rio y nos avi­san que esta­ban alla­nan­do la vivien­da de unos de nues­tros inte­gran­tes al cual nos fui­mos a ver. Lle­gan­do a la casa hay dos patru­llas y la camio­ne­ta de la pro­vin­cia con dos feme­ni­nas del senaf. No nos per­mi­tie­ron sacar fotos. De orden de alla­na­mien­to es la mis­ma ofi­cial que en una cons­ta­ta­ción en el terri­to­rio ame­na­zó a una lamuen de lle­var­la pre­sa y sacar­le a sus hijos cuan­do la lamuen le pidió el ofi­cio de la cons­ta­ta­ción el cual no tenían. Vol­vien­do al terri­to­rio des­pués del alla­na­mien­to, por el camino nos vuel­ven ame­na­zar y a tiro­tear el señor Ale­jan­dro Vera y dos per­so­nas más: Maru­co Puña­lef , Olga flo­res y una menor de edad. Nos baja­mos del vehícu­lo en el que íba­mos, can­sa­dos de tan­ta agre­sión y gra­ban­do todo, espe­ran­do que vuel­va la poli­cía, espe­ran­do que reti­ren las armas, y por ter­ce­ra vez Ale­jan­dro Vera escon­de el arma. Los ofi­cia­les de la poli­cía nos piden que nos vol­va­mos al terri­to­rio de don­de noso­tros éra­mos. Can­sa­dos de tan­ta injus­ti­cia, lle­van­do una lucha pací­fi­ca, ya no cree­mos en la jus­ti­cia. Tene­mos video, imá­ge­nes de todas las agre­sio­nes y denun­cias hechas en la cual nadie actúa. Vie­nen hacer­nos alla­na­mien­tos, cons­ta­ta­ción. Los ofi­cia­les siem­pre pre­po­ten­tes. Espe­re­mos que no suce­da una tra­ge­dia mayor.»

ANRed*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.