Colom­bia. Juan Car­los Cas­ti­llo, excom­ba­tien­te de Farc es ase­si­na­do en Putu­ma­yo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​31 de mar­zo de 2020

La vio­len­cia en el sur­oes­te del país no se detie­ne. Según la red de Dere­chos Huma­nos del Putu­ma­yo duran­te los últi­mos días, cua­tro per­so­nas han sido ase­si­na­das; el caso más recien­te es el de Juan Car­los Cas­ti­llo, excom­ba­tien­te, inte­gran­te del Espa­cio de Capa­ci­ta­ción y Rein­cor­po­ra­ción (ETCR) Hei­ler Mos­que­ra Car­me­li­ta.

Juan Car­los Cas­ti­llo, tenía 29 años y fue halla­do sin vida y con varios impac­to de arma de fue­go en su cuer­po por indí­ge­nas del res­guar­do Kwis­na Cxhab, ubi­ca­do en el mis­mo corre­gi­mien­to La Car­me­li­ta, en Puer­to Asís.

Wil­mar Madro­ñe­ro, inte­gran­te de la Red de Dere­chos Huma­nos del Putu­ma­yo seña­ló que, «La comu­ni­dad lo encon­tró al pare­cer ya hace 5 días , pero al ver que nin­gu­na auto­ri­dad pro­ce­dió a reco­ger­lo, ellos deci­die­ron ente­rrar­lo». Con este caso ya son 14 excom­ba­tien­tes ase­si­na­dos en Putu­ma­yo y 191 en todo el país.

Y agre­gó que el caso de Juan Car­los entris­te­ce a la pobla­ción por dos razo­nes, la pri­me­ra tie­ne que ver con que él hacia par­te de una «pobla­ción muy espe­cial para noso­tros, ellos deja­ron las armas por estar tran­qui­los en un terri­to­rio y aho­ra tie­nen que afron­tar nue­va­men­te la vio­len­cia»; y la segun­da, con que es caso ya anun­cia­do, don­de hacia pocos días se había vivi­do algo simi­lar.

«En Putu­ma­yo en los últi­mos días han muer­to más per­so­nas ase­si­na­das que por cau­sa del Covid-19»

Según Madro­ñe­ro son tres razo­nes las que han inten­si­fi­ca­do la per­se­cu­ción ase­si­na­to y estig­ma­ti­za­ción de líde­res socia­les en el Putu­ma­yo; la pri­me­ra se refie­re a la dispu­ta del terri­to­rio por par­te de gru­pos arma­dos.

«Se han iden­ti­fi­ca­do tres de estos, uno y al cual pode­mos decir que le corres­pon­den el 90% de los ase­si­na­tos en Putu­ma­yo es, «La Mafia» que tra­ba­ja al ser­vi­cio nar­co­trá­fi­co».

La segun­da razón está rela­cio­na­da a la pre­sen­cia de mul­ti­na­cio­na­les, «el poder que tie­nen las mul­ti­na­cio­na­les y empre­sas en rela­ción al tema mine­ro, ha cau­sa­do no solo un pro­fun­do daño ambien­tal, tam­bién ame­na­zas y mie­do en la comu­ni­dad que defien­de su terri­to­rio«.

Final­men­te seña­ló que la erra­di­ca­ción for­za­da ha sido uno de los mayo­res pro­mo­to­res de vio­len­cia, pero espe­cial­men­te del olvi­do por par­te del Esta­do que des­de hace hace años, «vie­ne anun­cian­do sus tra­ge­dias, y de las cua­les hoy se han podi­do regis­trar mas ase­si­na­tos por cau­sa de la vio­len­cia que por el coro­na­vi­rus».

«Pedi­mos un alto al Gobierno, y que valo­re for­mas dis­tin­tas de abor­dar las situa­cio­nes en nues­tro depar­ta­men­to»

Madro­ñe­ro des­ta­có que de cara al tema de los tres migran­tes vene­zo­la­nos ase­si­na­dos , se pue­de refle­jar no solo la vio­len­cia sis­te­má­ti­ca que aque­ja el terri­to­rio, sino tam­bién la insu­fi­cien­cia del Ejér­ci­to, «es absur­do pen­sar que este hecho pasó a solo 10 minu­tos del cas­co urbano don­de tie­ne juris­dic­ción el Ejér­ci­to que tie­ne como obje­ti­vo velar por la segu­ri­dad y paz en el terri­to­rio».

En el mis­mo sen­ti­do afir­mó que hoy ven con preo­cu­pa­ción esto hechos: «noso­tros hemos veni­do denun­cian­do des­de un ini­cio que hay que tomar medi­das para mini­mi­zar esta acción que está vivien­do el depar­ta­men­to del Putu­ma­yo, así como medi­das que real­men­te pre­sen­ten resul­ta­dos que jus­ti­fi­quen la pre­sen­cia mili­tar empe­zan­do por la iden­ti­fi­ca­ción y cap­tu­ra de los res­pon­sa­bles».

Y con­clu­yó con el lla­ma­do que hacen des­de la Red de DDHH para que las mis­ma auto­ri­da­des cum­plan con las medi­das sani­ta­rias del Covid-19, «la erra­di­ca­ción gene­ra con­cen­tra­cio­nes, de erra­di­ca­do­res, anti­nar­có­ti­cos e inte­gran­tes de Ejér­ci­to, que a su vez cau­san que cer­ca de 300 per­so­nas sal­gan a defen­der su terri­to­rio».

Con­ta­gio Radio*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *