Bra­sil. Con­tra cri­sis, orga­ni­za­cio­nes socia­les defien­den tri­bu­ta­ción de ricos

Erick Gime­nes /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​31 de mar­zo de 2020

Con foco en la tri­bu­ta­ción de ingre­sos y patri­mo­nio; esta­dos y muni­ci­pios reci­bi­rían R$ 270.000 millo­nes al año

Orga­ni­za­cio­nes bra­si­le­ños que luchan por jus­ti­cia fis­cal se unie­ron para pre­sen­tar pro­pues­tas tri­bu­ta­rias que pue­dan ali­viar la cri­sis eco­nó­mi­ca bra­si­le­ña en medio de la pan­de­mia del coro­na­vi­rus

En una car­ta abier­ta a ser pre­sen­ta­da al Con­gre­so y al gobierno fede­ral, el gru­po enume­ró una serie de medi­das para tri­bu­tar a ricos y ban­cos y con eso, recau­dar fon­dos que ayu­den en la con­ten­ción de daños cau­sa­dos por la covid-19.

Fir­man el docu­men­to Audi­to­res Fis­ca­les por la Demo­cra­cia (AFD), Aso­cia­ción Nacio­nal de Audi­to­res Fis­ca­les de la Recei­ta Fede­ral [Ser­vi­cio de Recau­da­ción Inter­na] de Bra­sil (ANFIP), Fede­ra­ción Nacio­nal de Fis­co Esta­dual y Dis­tri­tal (Fena­fis­co) e Ins­ti­tu­to Jus­ti­cia Fis­cal (IJF).

La idea, en resu­men, es hacer cam­bios en el Fis­co para que tri­bu­te más el patri­mo­nio y los ingre­sos en vez del con­su­mo – actual­men­te, los dos ítems repre­sen­tan 23% de la recau­da­ción total de impues­tos en Bra­sil. En Dina­mar­ca, por ejem­plo, el por­cen­ta­je es de 67%; en los Esta­dos Uni­dos, de 60%.

“Tene­mos que apro­ve­char el momen­to para hacer, con carác­ter de emer­gen­cia, una refor­ma tri­bu­ta­ria que tri­bu­te a los súper ricos. No esta­mos inven­tan­do la rue­da. Esta­mos miran­do el ejem­plo de Ingla­te­rra, de Ale­ma­nia, de los Esta­dos Uni­dos, de Dina­mar­ca, de Sue­cia. No hay nin­gún país boli­va­riano. Son los paí­ses capi­ta­lis­tas cen­tra­les que adop­tan una tri­bu­ta­ción sobre ingre­sos y patri­mo­nio como la colum­na ver­te­bral de su sis­te­ma tri­bu­ta­rio”, expli­ca Eduar­do Fag­na­ni, pro­fe­sor del Ins­ti­tu­to de Eco­no­mía de la UNICAMP y uno de los auto­res de la pro­pues­ta.

Para el pro­fe­sor, apro­bar solo la tri­bu­ta­ción de gran­des for­tu­nas, como defien­den varios con­gre­sis­tas, es insu­fi­cien­te. Hoy, cua­tro pro­pues­tas de este tenor que se tra­mi­tan en el Sena­do Fede­ral. “Impues­tos sobre gran­des for­tu­nas es impor­tan­te, es nece­sa­rio, pero es insu­fi­cien­te”, afir­ma.

“Es impor­tan­te pro­po­ner el impues­to sobre gran­des for­tu­nas, en este momen­to, para deve­lar real­men­te la extre­ma con­cen­tra­ción de rique­za que hay en Bra­sil y el poten­cial que esa con­cen­tra­ción de rique­za aho­ra nos da para resol­ver el pro­ble­ma de emer­gen­cia por la cri­sis. Pero no es una solu­ción a lar­go pla­zo. La solu­ción a lar­go pla­zo es tri­bu­tar de for­ma más jus­ta los altos ingre­sos”, con­cuer­da el audi­tor fis­cal Dão Real, Direc­tor de Rela­cio­nes Ins­ti­tu­cio­na­les del Ins­ti­tu­to Jus­ti­cia Fis­cal y miem­bro del colec­ti­vo Audi­to­res Fis­ca­les por la Demo­cra­cia.

R$ 270.000 millo­nes al año

La esti­ma­ción del gru­po es que, con la tri­bu­ta­ción a ricos y ban­cos, se recau­den R$ 270.000 millo­nes (52.000 millo­nes de dóla­res) al año – dine­ro que iría exclu­si­va­men­te al Fon­do Nacio­nal de Emer­gen­cia. La pre­fe­ren­cia sería por esta­dos y muni­ci­pios, que reci­bi­rían R$ 100.000 millo­nes (19.000 millo­nes de dóla­res) del mon­tan­te.

Dão dice que cree que la cri­sis es el momen­to ideal para cam­bios en el sis­te­ma tri­bu­ta­rio bra­si­le­ño. “Yo diría que, si no hace­mos eso aho­ra, en un momen­to como este que esta­mos pasan­do, y en el momen­to que vamos a pasar allí más ade­lan­te, con la rece­sión eco­nó­mi­ca, no vamos a con­se­guir hacer­lo nun­ca más. Aho­ra es el momen­to de la movi­li­za­ción”, defien­de.

El audi­tor fis­cal defien­de que se pre­sio­ne al Esta­do a gas­tar lo que sea nece­sa­rio para con­te­ner el coro­na­vi­rus, vis­lum­bran­do la recau­da­ción que será posi­ble con el refuer­zo en la tri­bu­ta­ción a ingre­sos y patri­mo­nio.

“En este momen­to, tene­mos que pre­sio­nar el Esta­do a gas­tar todo lo que sea nece­sa­rio, inclu­so aun­que impli­que aumen­to del endeu­da­mien­to aho­ra, y crear nue­vas fuen­tes de ingre­sos, para que pasa­da esta cri­sis, inme­dia­ta­men­te, más ade­lan­te el Esta­do que vamos a tener sea un Esta­do dife­ren­te, un Esta­do recu­pe­ra­do, un Esta­do de bien­es­tar, con con­di­cio­nes de aten­der a todo el mun­do”.

Edi­ción: Rodri­go Cha­gas

Tra­duc­ción: Pilar Tro­ya

Bra­sil de Fato*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *