Boli­via. La opi­nión del emba­ja­dor de Chi­na en La Paz: Arro­gan­cia y pre­jui­cio per­ju­di­can la lucha inter­na­cio­nal con­tra el COVID-19

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 31 mar­zo 2020

Huang Yazhong, emba­ja­dor de Chi­na en Bolivia

Me encuen­tro pro­fun­da­men­te con­mo­cio­na­do por las afir­ma­cio­nes de la perio­dis­ta colom­bia­na esta­dou­ni­den­se Sra. Patri­cia Janiot repro­du­ci­das en la edi­to­rial del perió­di­co Boli­via de fecha 29 de mar­zo, en cuyos comen­ta­rios, se argu­ye que «el Gobierno chino tie­ne deu­das pen­dien­tes con el mundo».

Lo pri­me­ro que me sor­pren­de es que en un artícu­lo tan bre­ve exis­tan tan­tas infor­ma­cio­nes fal­sas. Es enten­di­ble que esta famo­sa perio­dis­ta no pue­da des­ci­frar los nom­bres del pre­si­den­te y el pri­mer minis­tro chi­nos, lo indu­da­ble es que nin­guno de los dos líde­res ha dicho lo que la perio­dis­ta citó. El pri­mer caso de este nue­vo tipo de coro­na­vi­rus fue con­fir­ma­do el 27 de diciem­bre de 2019; tres días des­pués, Chi­na noti­fi­có a la OMS y el mun­do ente­ro lo supo. En ese sen­ti­do son cues­tio­na­bles las afir­ma­cio­nes de la Sra. Patri­ca Janiot res­pec­to a que Chi­na “había ocul­ta­do” la epi­de­mia por dos meses. De igual for­ma, la exre­por­te­ra de CNN no podía espe­rar para des­cri­bir los lla­ma­dos pro­ble­mas de cali­dad de los kits de diag­nós­ti­co chi­nos en Espa­ña, sin men­cio­nar al lec­tor que la situa­ción ya fue rever­ti­da. No solo Chi­na acla­ró que los kits no fue­ron pro­por­cio­na­dos por su gobierno, sino tam­bién el pro­pio fabri­can­te acla­ró que no era un pro­ble­ma de cali­dad, esto se debió al uso inco­rrec­to de los mis­mos. Es evi­den­te que esta popu­lar perio­dis­ta no tie­ne cono­ci­mien­to ni de Chi­na ni de lo que está acu­san­do, al basar sus pala­bras en noti­cias fal­sas que no mues­tran credibilidad.

Más temi­ble que la igno­ran­cia es el pre­jui­cio. Chi­na es el pri­mer país del mun­do en enfren­tar el nue­vo coro­na­vi­rus y lograr con­tro­lar­lo con éxi­to. Des­de el prin­ci­pio, Chi­na ha toma­do medi­das deci­si­vas de blo­queo y con­trol, movi­li­zan­do con urgen­cia a 42 mil médi­cos con 170 mil res­pi­ra­do­res a la ciu­dad de Wuhan, ofre­cien­do ayu­das médi­cas; de igual for­ma, rápi­da­men­te cons­tru­yó hos­pi­ta­les de emer­gen­cia que pue­den aco­mo­dar dece­nas de miles de camas. Has­ta este momen­to, Chi­na ha lle­va­do una sema­na con­ti­nua casi sin trans­mi­sión inter­na. De los 82.421 pacien­tes con­fir­ma­dos, 75.612 se han recu­pe­ra­do. Des­de un bebé recién naci­do con 17 días, has­ta un anciano de más de cien años, nadie fue aban­do­na­do. Por eso, has­ta el día de hoy, las per­so­nas que toda­vía están cul­pan­do al Gobierno chino por su «pobre reac­ción a la epi­de­mia» tie­nen gran cora­je, o mejor dicho, gran pre­jui­cio por­que nin­gún país se atre­ve a decir que lo hará mejor que Chi­na y como el pro­ver­bio en espa­ñol, DEL DICHO AL HECHO, HAY MUCHO TRECHO. La epi­de­mia ha sido una gran prue­ba de gober­nan­za y moral para los gobier­nos del mun­do. Chi­na con­tu­vo exi­to­sa­men­te la epi­de­mia cuan­do el virus infec­tó a menos del 0,006% de su pobla­ción. El éxi­to de Chi­na no es solo téc­ni­co, sino tam­bién moral por­que nues­tra prio­ri­dad es sal­var vidas, no cos­tos eco­nó­mi­cos. Por otra par­te, la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud, sien­do la auto­ri­dad de mayor pres­ti­gio de este cam­po en el mun­do, por medio de su direc­tor gene­ral, Dr. Tedros Adha­nom Ghe­bre­ye­sus, elo­gió la lucha de Chi­na con­tra la epi­de­mia COVID-19 como un mode­lo glo­bal que ayu­dó a ganar más de dos meses de tiem­po pre­cio­so para todo el mundo.

Es una pena que no todos los paí­ses hayan apro­ve­cha­do el valio­so tiem­po que Chi­na ha gana­do con tan­to esfuer­zo y cos­to. Ten­go que seña­lar que algu­nos medios de comu­ni­ca­ción occi­den­ta­les, los cua­les se lle­nan de pre­ju­di­cios, como los que expre­sa la Sra. Patri­cia Janiot, han gene­ra­do gran­des y enga­ño­sos malen­ten­di­dos. Los rumo­res de que “los chi­nos comen mur­cié­la­gos” o que «al Gobierno chino le fal­ta capa­ci­dad para luchar con­tra la epi­de­mia» han lle­va­do a muchos paí­ses a pen­sar que una epi­de­mia de ese tipo no ten­dría nada que ver con ellos mis­mos o que podían ven­cer­la fácil­men­te. Sin embar­go, los hechos resul­tan dolo­ro­sos, pues­to que la gen­te común tie­ne una mejor pers­pec­ti­va, ya que cada día más per­so­nas están ins­tan­do a sus gobier­nos a apren­der de la exi­to­sa expe­rien­cia de Chi­na con­tra la epi­de­mia, cada vez más paí­ses han toma­do las medi­das efec­ti­vas como el con­fi­na­mien­to de las ciu­da­des y la cons­truc­ción de hos­pi­ta­les móvi­les, mis­mas que en su momen­to fue­ron decla­ra­das como «una vio­la­ción a los dere­chos huma­nos» y «el esta­ble­ci­mien­to de cam­pos de con­cen­tra­ción» por estos medios occi­den­ta­les. Por eso no sé qué opi­nión ten­dría la Sra. Patri­ca Janiot sobre el colap­so de esta “doble moral”.

La “doble moral” tam­bién se apli­ca en la supues­ta “teo­ría de la res­pon­sa­bi­li­dad”. A medi­da que se estu­dia este nue­vo virus, muchos exper­tos ponen en duda de que el mis­mo se haya ori­gi­na­do en Chi­na. Esto se tra­ta de una cues­tión cien­tí­fi­ca que debe dejar­se a los cien­tí­fi­cos para que la res­pon­dan a tra­vés de inves­ti­ga­cio­nes sóli­das. Es muy irra­cio­nal y espe­cu­la­ti­vo que se esté poli­ti­zan­do este tema. Las enfer­me­da­des infec­cio­sas a gran esca­la son uno de los prin­ci­pa­les desa­fíos que enfren­ta la huma­ni­dad en la era de la glo­ba­li­za­ción. Nues­tro enemi­go es el virus, no algún país en espe­cí­fi­co. En tal sen­ti­do, según la lógi­ca de esta perio­dis­ta, ¿quién sería enton­ces res­pon­sa­ble de la gri­pe H1N1? ¿Quién sería res­pon­sa­ble del SIDA, del ébo­la, de la gri­pe aviar, o del den­gue? Inclu­yen­do la Gri­pe Espa­ño­la que men­cio­nó ella, en reali­dad se ori­gi­nó en Kan­sas, Esta­dos Uni­dos, y no en Espa­ña. ¿Y cómo se com­pen­san las pér­di­das de los desas­tres huma­nos que igual­men­te azo­ta­ron todo el mun­do ‚como la cri­sis de las hipo­te­cas sub­pri­me y la de la deu­da europea?

Chi­na es un gran país con res­pon­sa­bi­li­dad y natu­ral­men­te desem­pe­ña­rá su debi­do rol en la lucha mun­dial con­tra la pan­de­mia. De hecho, Chi­na ha rea­li­za­do más con­tri­bu­cio­nes que cual­quier otro país en el mun­do. Chi­na ha sido el pri­me­ro en iden­ti­fi­car este nue­vo virus, el pri­me­ro en rea­li­zar la secuen­cia­ción de genes y publi­car­lo para todo el mun­do. Sin esta divul­ga­ción desin­te­re­sa­da y trans­pa­ren­te de estos impor­tan­tes datos, ¿Cómo podrían otros paí­ses rea­li­zar inves­ti­ga­cio­nes y desa­rro­llo de kits de diag­nós­ti­co y vacu­nas? En reali­dad, Chi­na ya ha comen­za­do la prue­ba de vacu­nas en huma­nos, sien­do la inves­ti­ga­do­ra Dra. Chen Wei, la pri­me­ra per­so­na en inyec­tar­se en sí mis­ma para hacer el expe­ri­men­to. ¡Esta es la res­pon­sa­bi­li­dad de los chi­nos! No sé si Chi­na se con­ver­ti­rá en el pri­mer país en pro­du­cir vacu­nas en masa, pero estoy segu­ro de que mien­tras Chi­na exis­ta, algu­nas gran­des empre­sas occi­den­ta­les no podrán mono­po­li­zar la pro­duc­ción de esta vacu­na y ven­der­la a un alto pre­cio. Me atre­vo a ase­gu­rar que si Chi­na real­men­te anun­ció que las vacu­nas se pro­por­cio­na­rían de for­ma gra­tui­ta a todo el mun­do, como ins­tó la Sra. Patri­cia Janiot, todas las com­pa­ñías bio­far­ma­céu­ti­cas occi­den­ta­les pri­va­das que desa­rro­llan vacu­nas día y noche no duda­rán en dete­ner este impor­tan­te tra­ba­jo deses­pe­ra­do sin una remuneración.

Con la mejo­ra de la situa­ción inter­na de la epi­de­mia, Chi­na ha comen­za­do a apo­yar acti­va­men­te a todo el mun­do. Chi­na ha rea­li­za­do dona­cio­nes a 89 paí­ses y está tra­ba­jan­do horas extras para pro­du­cir sumi­nis­tros médi­cos de urgen­cia para todo el mun­do. La Fábri­ca Mun­dial está con­vir­tién­do­se en una Far­ma­cia Mun­dial. Si a la gen­te como la Sra. Patri­cia Janiot no le gus­tan los kits y res­pi­ra­do­res de Chi­na, no los usa, pero no debe qui­tar la espe­ran­za de sobre­vi­vir de los demás.

Como he men­cio­na­do antes en una entre­vis­ta con los medios de comu­ni­ca­ción boli­via­nos, la lucha con­tra la nue­va epi­de­mia del coro­na­vi­rus es un serio desa­fío para el mun­do, el ejem­plo exi­to­so de Chi­na ha traí­do espe­ran­za al mun­do y demues­tra que dicha epi­de­mia pue­de ser ven­ci­ble. Sin embar­go, las pala­bras equi­vo­ca­das de la gen­te, como la Sra. Patri­cia Janiot, no solo estig­ma­ti­zan a Chi­na, sino que tam­bién están sofo­can­do esta espe­ran­za. En un momen­to crí­ti­co como este, cuan­do el mun­do nece­si­ta tra­ba­jar en estre­cha cola­bo­ra­ción para supe­rar la epi­de­mia, tal arro­gan­cia y pre­jui­cio solo cau­sa resul­ta­dos vene­no­sos y enga­ño­sos, a lo que debo seña­lar exac­ta­men­te y públi­ca­men­te, mere­ce la aten­ción y vigi­lan­cia de todos los lectores.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.