Argen­ti­na. Otros cami­nos para enfren­tar al Covid-19…y al den­gue tam­bién

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 31 mar­zo 2020

CARTILLA DIFUNDIDA EN LOS BARRIOS POR LA OLP-RESISTIR Y LUCHAR

EL VIRUS COMO INSTRUMENTO DE UNA OFENSIVA ENEMIGA

Algu­nos datos de la reali­dad actual:

  • El actual virus no vino de la nada, es impo­si­ble igno­rar algu­nos ele­men­tos de la situa­ción mun­dial que hoy atra­ve­sa­mos. Hay ideas com­par­ti­das que seña­lan que los ele­men­tos que tie­nen que ver con el ori­gen de esa pan­de­mia los pode­mos encon­trar en:
  • La pro­fun­da inter­co­ne­xión mun­dial esta­ble­ci­da por el capi­ta­lis­mo en la mayor par­te del uni­ver­so.
  • La pro­fun­da con­cen­tra­ción eco­nó­mi­ca y las ganan­cias de dichos sec­to­res a expen­sas de bie­nes socia­les y públi­cos. En este caso la liqui­da­ción del sis­te­ma sani­ta­rio, trans­for­ma­do en un nego­cio (mer­can­cía) más.
  • La actual gue­rra comer­cial entre Chi­na y EEUU como una expre­sión de la tran­si­ción del impe­rio nor­te­ame­ri­cano a la hege­mo­nía mun­dial de los chi­nos. Los EEUU per­ci­ben que la con­ti­nui­dad de esta situa­ción los lle­va per­der su actual poder. Den­tro de los EEUU hay sec­to­res que se opo­nen a ello y pro­vo­can bus­can­do un enfren­ta­mien­to abier­to, rom­pien­do las posi­bles alian­zas entre Chi­na y Euro­pa. Esto se vin­cu­la con los 30 mil sol­da­dos nor­te­ame­ri­ca­nos lis­tos para ser envia­dos a Euro­pa para unas gigan­tes­cas manio­bras.

Esas nece­si­da­des geo­po­lí­ti­cas están fuer­te­men­te vin­cu­la­das al poder finan­cie­ro y sus con­ve­nien­cias, quie­nes podrían estar detrás de este fenó­meno. No olvi­de­mos lo dicho por la jefa del FMI, Chris­ti­ne Lagar­de: “Los ancia­nos viven dema­sia­do y eso es un ries­go para la eco­no­mía glo­bal. Tene­mos que hacer algo ¡y Ya!

Posi­ble­men­te esti­men que hoy tie­nen a dis­po­si­ción otros ele­men­tos, que no son sola­men­te las gue­rras, para eli­mi­nar pobla­ción.

El obje­ti­vo y uso de este fenó­meno por par­te del sis­te­ma

  • El sis­te­ma teme que la cri­sis actual sien­te las bases de una rebel­día que ter­mi­ne por devo­rar­lo. Por ello desa­rro­lla un fenó­meno que le per­mi­ta disi­mu­lar, encu­brir dicha reali­dad
  • En el ínte­rin – la capa­ci­dad de con­ta­gio de ese fenó­meno – es uti­li­za­da por el sis­te­ma de poder para poner a prue­ba, a esca­la uni­ver­sal, nue­vos modos de rela­cio­na­mien­to cen­tra­dos en la infor­má­ti­ca que des­car­tan – por inú­ti­les y peli­gro­sos – los víncu­los huma­nos.
  • De ese modo, el mie­do sem­bra­do por los medios de comu­ni­ca­ción logra que la pará­li­sis social pro­mue­va la impo­ten­cia y dete­rio­re el valor de los víncu­los y la orga­ni­za­ción social.

ALGUNOS EJES PARA LAS RESPUESTAS DEL CAMPO POPULAR

El pri­mer obje­ti­vo es supe­rar la actual pan­de­mia con el menor cos­to posi­ble.

Para ello hay coin­ci­den­cia en la con­ve­nien­cia de rom­per o amor­ti­guar las cade­nas de dis­tri­bu­ción o cir­cu­la­ción del virus.

En ese camino no exis­te una sola res­pues­ta que abar­que las reali­da­des de los dife­ren­tes sec­to­res socia­les.

Las dis­tin­tas varian­tes del “dis­tan­cia­mien­to social” o cua­ren­te­na si bien son efi­ca­ces no se pue­den apli­car del mis­mo modo. Ni tam­po­co son igua­les en el tiem­po.

En ese sen­ti­do pen­sa­mos en la nece­si­dad de plan­tear una guía de tra­ba­jo para la mili­tan­cia terri­to­rial, par­ti­cu­lar­men­te aque­llas vin­cu­la­da a los sec­to­res más humil­des.

A tales fines:

1) Ante esta pan­de­mia es nece­sa­rio el esta­do de aler­ta para toda la mili­tan­cia terri­to­rial. Tene­mos la res­pon­sa­bi­li­dad de poner de pie un sis­te­ma de comu­ni­ca­ción per­ma­nen­te.

2) Reco­men­da­mos el cum­pli­mien­to de todas las medi­das sani­ta­rias amplia­men­te difun­di­das, par­ti­cu­lar­men­te el uso del agua y jabón para la lim­pie­za cons­tan­te de las manos.

3) Plan­tea­mos con­tri­buir a rom­per o dis­mi­nuir las cade­nas de tras­mi­sión para redu­cir el tiem­po de la epi­de­mia y per­mi­tir un tra­ta­mien­to ade­cua­do de este mal evi­tan­do caer en el colap­so del dete­rio­ra­do sis­te­ma actual de salud. Se hace impres­cin­di­ble no caer en el esta­do de páni­co que trans­mi­ten los medios hege­mó­ni­cos. El mie­do no solo para­li­za sino que des­mo­vi­li­za.

4) Tam­bién nos pro­po­ne­mos con­tri­buir a las cam­pa­ñas en mar­cha ape­lan­do a la soli­da­ri­dad del pue­blo con el pue­blo. Es con orga­ni­za­ción y no con repre­sión y mili­ta­ri­za­ción como se podrá supe­rar esta situa­ción.

5) En este sen­ti­do las orga­ni­za­cio­nes socia­les, sin ser las úni­cas, son una par­te pro­ta­gó­ni­ca de las res­pues­tas a dar en mate­ria de Salud, Ali­men­tos y Segu­ri­dad. Pre­ten­der mar­gi­nar­nos o repri­mir­nos por cum­plir esta fun­ción debe ser denun­cia­do, gene­ran­do la orga­ni­za­ción ade­cua­da para supe­rar­lo

6) Sabe­mos que para los sec­to­res más humil­des no alcan­zan, ni siem­pre son posi­bles, las “cua­ren­te­nas” ofi­cia­les. Por ello, para dis­mi­nuir el núme­ro de con­tac­tos que favo­re­cen la cir­cu­la­ción del mal, nos pro­po­ne­mos con­tri­buir a que se pon­ga en mar­cha una orga­ni­za­ción que – don­de se pue­da – podría ser por “cua­dra” o “pasi­llo”. Esta es una tarea mili­tan­te para nuestras/​os compañeras/​os y tam­bién debe ser pues­ta en con­si­de­ra­ción de las orga­ni­za­cio­nes con las que com­par­ti­mos cada terri­to­rio.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *