Gobierno usa “Esta­do de Excep­ción” para vio­lar DD.HH duran­te pan­de­mia – La otra Andalucía

En Hon­du­ras, más de 500 per­so­nas han sido dete­ni­das arbi­tra­ria­men­te y some­ti­das a tor­tu­ras por las fuer­zas arma­das en dife­ren­tes ciu­da­des valién­do­se de un decre­to eje­cu­ti­vo (PCM 021‑2020) emi­ti­do por el cuer­po de minis­tros del régi­men el lunes 16 de mar­zo anterior.

El país regis­tra ofi­cial­men­te 52 casos posi­ti­vos al 25 de mar­zo y se des­co­no­ce el dato real de casos sos­pe­cho­sos entre una pobla­ción víc­ti­ma de una cam­pa­ña ofi­cial per­ma­nen­te de páni­co, que está acti­van­do a su vez una con­flic­ti­vi­dad social entre los sec­to­res más empo­bre­ci­dos que care­cen de reser­vas ali­men­ta­rias y de medios sufi­cien­tes para proveerse.

El Comi­té de Fami­lia­res de Dete­ni­dos Des­apa­re­ci­dos en Hon­du­ras (COFADEH) advir­tió el mis­mo lunes 16 de mar­zo que ese tipo de medi­das extre­mas impues­tas por el régi­men vio­len­to, que enfren­ta 10 años de des­obe­dien­cia civil por su carác­ter ile­gí­ti­mo, aca­ba­rían ata­can­do a la población.

Los poli­cías y mili­ta­res, semi­anal­fa­be­tos, que hacen cum­plir el decre­to de emer­gen­cia, exten­di­do al 29 de mar­zo en todo el país, no res­pe­tan pro­to­co­los inter­na­cio­na­les sobre uso de la fuer­za e impi­den con bru­ta­li­dad la liber­tad de loco­mo­ción, reu­nión, expre­sión, aso­cia­ción, liber­tad per­so­nal y la invio­la­bi­li­dad del domicilio.

En base a ese decre­to cen­tral tam­bién las muni­ci­pa­li­da­des han impues­to orde­nan­zas de toques de que­da abso­lu­tos entre 48 y 72 horas en el Dis­tri­to Cen­tral, Coma­ya­gua, San Pedro Sula, Cei­ba, Cho­lu­te­ca y El Pro­gre­so. Tam­bién en Puer­to Cor­tés y San­ta Cruz de Yojoa, don­de se regis­tra­ron los pri­me­ros casos posi­ti­vos por coronavirus.

En todas esas ciu­da­des son las poli­cías muni­ci­pa­les o las fuer­zas mili­ta­res en gene­ral las que hacen cum­plir las orde­nan­zas sin manua­les de pro­ce­di­mien­tos en este tipo de emergencias.

En un barrio de Coma­ya­güe­la, cin­co hom­bres que el mar­tes se acer­ca­ron a comer alre­de­dor de una “olla común” pre­pa­ra­da por muje­res defen­so­ras de la Ini­cia­ti­va Meso­ame­ri­ca­na (IM) fue­ron dete­ni­dos y ence­rra­dos en una pos­ta poli­cial pró­xi­ma, mien­tras las muje­res fue­ron con­mi­na­das a can­ce­lar la acti­vi­dad soli­da­ria y ence­rrar­se en sus casas. Por las ges­tio­nes de IM y de este Comi­té, los hom­bres fue­ron liberados.

En Cho­lu­te­ca, Coma­ya­gua, San Pedro Sula, Tegu­ci­gal­pa, Puer­to Cor­tés, Cho­lo­ma, La Cei­ba y El Pro­gre­so tam­bién hay repor­tes de deten­cio­nes arbi­tra­rias segui­das de gol­pes, “ser­mo­nes mora­li­zan­tes”, insul­tos vul­ga­res y tor­tu­ras crue­les en luga­res aislados.

En el mejor de los casos, las per­so­nas pri­va­das de liber­tad son libe­ra­das fue­ra de los pla­zos que esta­ble­ce la Cons­ti­tu­ción, pero la deci­sión poli­cial en gene­ral es man­te­ner­las ence­rra­das “has­ta que la emer­gen­cia finalice”.

¿Hay regis­tro de deten­ción? ¿Hay remi­sión de casos a la Fis­ca­lía? ¿Son ali­men­ta­dos dig­na­men­te? ¿Gozan de medi­das de bio­se­gu­ri­dad? ¿Pue­den comu­ni­car­se con sus fami­lias? No hay res­pues­tas aún a estas preguntas.

En los últi­mos días han sido vira­les las imá­ge­nes en una pos­ta poli­cial en la capi­tal y una can­cha depor­ti­va en Sigua­te­pe­que don­de la poli­cía mili­tar obli­ga a las per­so­nas dete­ni­das a rea­li­zar entre­na­mien­tos mili­ta­res y tra­ba­jos for­za­dos, por “irres­pe­tar” el toque de que­da abso­lu­to de la dictadura.

En casi la tota­li­dad de los casos, las per­so­nas arres­ta­das rea­li­za­ban misio­nes de apro­vi­sio­na­mien­to ali­men­ta­rio o de medi­ca­men­tos para sus familias.

El Cofa­deh hace un lla­ma­do a las ins­ti­tu­cio­nes con sal­vo­con­duc­tos excep­cio­na­les para cir­cu­lar en el país, entre ellas el minis­te­rio de Dere­chos Huma­nos y el Comi­sio­na­do Nacio­nal de Dere­chos Huma­nos, que ase­gu­ren el res­pe­to a la inte­gri­dad físi­ca y la vida de todas las per­so­nas detenidas.

El Cofa­deh hace tam­bién un lla­ma­do a las Nacio­nes Uni­das a levan­tar un cen­so de deten­cio­nes arbi­tra­rias y de tra­tos crue­les duran­te esta emer­gen­cia sani­ta­ria, por­que el régi­men ocul­ta o mini­mi­za los datos, con la mis­ma lógi­ca de con­ve­nien­cia que mane­ja los contagios.

El ocul­ta­mien­to o mani­pu­la­ción de la infor­ma­ción públi­ca es un gra­ve ries­go adi­cio­nal para la vida y las liber­ta­des del pue­blo hon­du­re­ño en momen­tos cuan­do se impo­ne la inmo­vi­li­dad social por la fuer­za. No debe tole­rar­se en nin­gu­na cir­cuns­tan­cia, peor en ésta.

Fuen­te: www​.cri​te​rio​.hn

Latest posts by Otros medios (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.