Gobierno usa “Esta­do de Excep­ción” para vio­lar DD.HH duran­te pan­de­mia – La otra Anda­lu­cía

En Hon­du­ras, más de 500 per­so­nas han sido dete­ni­das arbi­tra­ria­men­te y some­ti­das a tor­tu­ras por las fuer­zas arma­das en dife­ren­tes ciu­da­des valién­do­se de un decre­to eje­cu­ti­vo (PCM 021‑2020) emi­ti­do por el cuer­po de minis­tros del régi­men el lunes 16 de mar­zo ante­rior.

El país regis­tra ofi­cial­men­te 52 casos posi­ti­vos al 25 de mar­zo y se des­co­no­ce el dato real de casos sos­pe­cho­sos entre una pobla­ción víc­ti­ma de una cam­pa­ña ofi­cial per­ma­nen­te de páni­co, que está acti­van­do a su vez una con­flic­ti­vi­dad social entre los sec­to­res más empo­bre­ci­dos que care­cen de reser­vas ali­men­ta­rias y de medios sufi­cien­tes para pro­veer­se.

El Comi­té de Fami­lia­res de Dete­ni­dos Des­apa­re­ci­dos en Hon­du­ras (COFADEH) advir­tió el mis­mo lunes 16 de mar­zo que ese tipo de medi­das extre­mas impues­tas por el régi­men vio­len­to, que enfren­ta 10 años de des­obe­dien­cia civil por su carác­ter ile­gí­ti­mo, aca­ba­rían ata­can­do a la pobla­ción.

Los poli­cías y mili­ta­res, semi­anal­fa­be­tos, que hacen cum­plir el decre­to de emer­gen­cia, exten­di­do al 29 de mar­zo en todo el país, no res­pe­tan pro­to­co­los inter­na­cio­na­les sobre uso de la fuer­za e impi­den con bru­ta­li­dad la liber­tad de loco­mo­ción, reu­nión, expre­sión, aso­cia­ción, liber­tad per­so­nal y la invio­la­bi­li­dad del domi­ci­lio.

En base a ese decre­to cen­tral tam­bién las muni­ci­pa­li­da­des han impues­to orde­nan­zas de toques de que­da abso­lu­tos entre 48 y 72 horas en el Dis­tri­to Cen­tral, Coma­ya­gua, San Pedro Sula, Cei­ba, Cho­lu­te­ca y El Pro­gre­so. Tam­bién en Puer­to Cor­tés y San­ta Cruz de Yojoa, don­de se regis­tra­ron los pri­me­ros casos posi­ti­vos por coro­na­vi­rus.

En todas esas ciu­da­des son las poli­cías muni­ci­pa­les o las fuer­zas mili­ta­res en gene­ral las que hacen cum­plir las orde­nan­zas sin manua­les de pro­ce­di­mien­tos en este tipo de emer­gen­cias.

En un barrio de Coma­ya­güe­la, cin­co hom­bres que el mar­tes se acer­ca­ron a comer alre­de­dor de una “olla común” pre­pa­ra­da por muje­res defen­so­ras de la Ini­cia­ti­va Meso­ame­ri­ca­na (IM) fue­ron dete­ni­dos y ence­rra­dos en una pos­ta poli­cial pró­xi­ma, mien­tras las muje­res fue­ron con­mi­na­das a can­ce­lar la acti­vi­dad soli­da­ria y ence­rrar­se en sus casas. Por las ges­tio­nes de IM y de este Comi­té, los hom­bres fue­ron libe­ra­dos.

En Cho­lu­te­ca, Coma­ya­gua, San Pedro Sula, Tegu­ci­gal­pa, Puer­to Cor­tés, Cho­lo­ma, La Cei­ba y El Pro­gre­so tam­bién hay repor­tes de deten­cio­nes arbi­tra­rias segui­das de gol­pes, “ser­mo­nes mora­li­zan­tes”, insul­tos vul­ga­res y tor­tu­ras crue­les en luga­res ais­la­dos.

En el mejor de los casos, las per­so­nas pri­va­das de liber­tad son libe­ra­das fue­ra de los pla­zos que esta­ble­ce la Cons­ti­tu­ción, pero la deci­sión poli­cial en gene­ral es man­te­ner­las ence­rra­das “has­ta que la emer­gen­cia fina­li­ce”.

¿Hay regis­tro de deten­ción? ¿Hay remi­sión de casos a la Fis­ca­lía? ¿Son ali­men­ta­dos dig­na­men­te? ¿Gozan de medi­das de bio­se­gu­ri­dad? ¿Pue­den comu­ni­car­se con sus fami­lias? No hay res­pues­tas aún a estas pre­gun­tas.

En los últi­mos días han sido vira­les las imá­ge­nes en una pos­ta poli­cial en la capi­tal y una can­cha depor­ti­va en Sigua­te­pe­que don­de la poli­cía mili­tar obli­ga a las per­so­nas dete­ni­das a rea­li­zar entre­na­mien­tos mili­ta­res y tra­ba­jos for­za­dos, por “irres­pe­tar” el toque de que­da abso­lu­to de la dic­ta­du­ra.

En casi la tota­li­dad de los casos, las per­so­nas arres­ta­das rea­li­za­ban misio­nes de apro­vi­sio­na­mien­to ali­men­ta­rio o de medi­ca­men­tos para sus fami­lias.

El Cofa­deh hace un lla­ma­do a las ins­ti­tu­cio­nes con sal­vo­con­duc­tos excep­cio­na­les para cir­cu­lar en el país, entre ellas el minis­te­rio de Dere­chos Huma­nos y el Comi­sio­na­do Nacio­nal de Dere­chos Huma­nos, que ase­gu­ren el res­pe­to a la inte­gri­dad físi­ca y la vida de todas las per­so­nas dete­ni­das.

El Cofa­deh hace tam­bién un lla­ma­do a las Nacio­nes Uni­das a levan­tar un cen­so de deten­cio­nes arbi­tra­rias y de tra­tos crue­les duran­te esta emer­gen­cia sani­ta­ria, por­que el régi­men ocul­ta o mini­mi­za los datos, con la mis­ma lógi­ca de con­ve­nien­cia que mane­ja los con­ta­gios.

El ocul­ta­mien­to o mani­pu­la­ción de la infor­ma­ción públi­ca es un gra­ve ries­go adi­cio­nal para la vida y las liber­ta­des del pue­blo hon­du­re­ño en momen­tos cuan­do se impo­ne la inmo­vi­li­dad social por la fuer­za. No debe tole­rar­se en nin­gu­na cir­cuns­tan­cia, peor en ésta.

Fuen­te: www​.cri​te​rio​.hn

Latest posts by Otros medios (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *