En apo­yo y defen­sa de los Cen­tros de Salud y los Cen­tros de Ser­vi­cios Socia­les Comu­ni­ta­rios anda­lu­ces” – La otra Anda­lu­cía

En una ini­cia­ti­va de la Aso­cia­ción Pro Dere­chos Huma­nos de Anda­lu­cía (APDHA) y la Aso­cia­ción Gita­na Ana­que­ran­do, el par­ti­do Nación Anda­lu­za jun­to a más de 60 orga­ni­za­cio­nes veci­na­les, sin­di­ca­les, polí­ti­cas, femi­nis­tas, socia­les e inter­na­cio­na­lis­tas se han uni­do en un escri­to diri­gi­do al Par­la­men­to anda­luz, las con­se­je­ría de Salud y de Igual­dad, dipu­tacio­nes y ayun­ta­mien­tos en defen­sa de los cen­tros de aten­ción pri­ma­ria y los ser­vi­cios socia­les para que esta cri­sis sani­ta­ria no agra­ve las con­di­cio­nes mate­ria­les y vita­les de las cla­ses popu­la­res más des­fa­vo­re­ci­das de Anda­lu­cía. A con­ti­nua­ción repro­du­ci­mos el comu­ni­ca­do:

EXPONEMOS

Que ante una situa­ción de emer­gen­cia, como la actual, es urgen­te que todas las polí­ti­cas, deci­sio­nes y medi­das que se adop­ten se reali­cen des­de una ópti­ca que garan­ti­ce los dere­chos de todas las per­so­nas, su salud, bien­es­tar y dig­ni­dad; con una mira­da espe­cí­fi­ca a todas aque­llas que viven situa­cio­nes de mayor vul­ne­ra­bi­li­dad. Las des­igual­da­des estruc­tu­ra­les no pue­den supo­ner un obs­tácu­lo en la sal­va­guar­da de los dere­chos.

Que en nues­tro Esta­do, según la Socie­dad Espa­ño­la de Medi­ci­na de Fami­lia y Comu­ni­ta­ria, “nos encon­tra­mos en fase de trans­mi­sión comu­ni­ta­ria de la infec­ción (ya lle­va­mos varias sema­nas) y, ante ello, lógi­ca­men­te la res­pues­ta se debe cons­truir des­de una pers­pec­ti­va comu­ni­ta­ria”. Por ello pro­po­nen una serie de medi­das enten­dien­do que “la res­pues­ta orga­ni­za­ti­va que se ha rea­li­za­do des­de las dife­ren­tes admi­nis­tra­cio­nes sani­ta­rias y los ser­vi­cios de salud públi­ca no ha teni­do, lamen­ta­ble­men­te, en cuen­ta la for­ta­le­za de la Aten­ción Pri­ma­ria en nues­tro país” y seña­lan que “no es el mejor momen­to ni se dan la con­di­cio­nes […] para pro­ce­der al cie­rre de cen­tros de salud equi­pa­dos y con per­so­nal cua­li­fi­ca­do asig­na­do como medi­da de ges­tión ante esta cri­sis sani­ta­ria”.

A pro­pó­si­to de esta situa­ción un gru­po de médi­cas y médi­cos ita­lia­nos con­clu­yen en un estu­dio recien­te­men­te publi­ca­do que uno de los gran­des erro­res come­ti­dos por los mode­los sani­ta­rios occi­den­ta­les ha sido pre­ci­sa­men­te cen­trar la aten­ción en el pacien­te des­cui­dan­do la comu­ni­dad. Así, seña­lan que “los sis­te­mas sani­ta­rios occi­den­ta­les han sido cons­trui­dos en torno al con­cep­to de aten­ción cen­tra­da en el pacien­te, pero una epi­de­mia requie­re un cam­bio de pers­pec­ti­va hacia el con­cep­to de aten­ción cen­tra­da en la comu­ni­dad”.

Que, en este sen­ti­do, enten­de­mos que el con­jun­to de ser­vi­cios de los cen­tros de salud y de ser­vi­cios socia­les, des­de una pers­pec­ti­va inte­gral del sis­te­ma de pro­tec­ción, deben con­fi­gu­rar­se como dos de sus pila­res esen­cia­les res­pon­dien­do a los prin­ci­pios de uni­ver­sa­li­dad e igual­dad con el fin de dar una res­pues­ta comu­ni­ta­ria, una aten­ción cen­tra­da en el con­jun­to de la comu­ni­dad que impi­da que las situa­cio­nes de vul­ne­ra­bi­li­dad se con­vier­tan, una vez más, en sí mis­mas como cau­sas de exclu­sión.

Que la Aten­ción Pri­ma­ria de Salud desem­pe­ña una fun­ción que no se pue­de suplir des­de nin­gún otro espa­cio y que garan­ti­za los dere­chos de los pacien­tes y las per­so­nas en ries­go de enfer­mar. De igual mane­ra, la lon­gi­tu­di­na­li­dad mejo­ra la pre­ci­sión del diag­nós­ti­co médi­co (cuan­do los pro­fe­sio­na­les sani­ta­rios cono­cen a los pacien­tes, sus situa­cio­nes y sus entor­nos hacen mejo­res diag­nós­ti­cos). Por eso, la aten­ción tele­fó­ni­ca que se está pres­tan­do es un ser­vi­cio insus­ti­tui­ble e inva­lua­ble, ya que cum­ple las siguien­tes fun­cio­nes: (i) crea una vía de comu­ni­ca­ción fren­te al colap­so de las líneas 112 y 061, que per­mi­te dar res­pues­ta a con­sul­tas varia­das (des­de reno­va­cio­nes de tra­ta­mien­tos, dudas sobre cómo tomar­los, moles­tias y preo­cu­pa­cio­nes de dis­tin­to tipo, has­ta pre­gun­tas sobre el coro­na­vi­rus); (ii) per­mi­te dar segui­mien­to a per­so­nas con sín­to­mas res­pi­ra­to­rios, dar­les indi­ca­cio­nes de tra­ta­mien­to y poder iden­ti­fi­car si es nece­sa­rio acu­dir a hos­pi­tal o no; (iii) y ofre­ce segui­mien­to y cer­ca­nía a gru­pos más vul­ne­ra­bles: per­so­nas mayo­res (algu­nas solas), inmo­vi­li­za­das, enfer­mas cró­ni­cas, per­so­nas con enfer­me­da­des men­ta­les o emba­ra­za­das. Ade­más, la Aten­ción Pri­ma­ria de Salud garan­ti­za la aten­ción a domi­ci­lio urgen­te y pro­gra­ma­da a per­so­nas que no se pue­den des­pla­zar. Ofre­ce cui­da­dos palia­ti­vos en el pro­pio domi­ci­lio para garan­ti­zar un final de la vida sin sufri­mien­to. Por tan­to, la aten­ción tele­fó­ni­ca y pre­sen­cial que apor­ta la Aten­ción Pri­ma­ria de Salud garan­ti­za una asis­ten­cia sani­ta­ria de cali­dad a las per­so­nas en situa­ción de mayor vul­ne­ra­bi­li­dad y con­tri­bu­ye a no colap­sar los hos­pi­ta­les.

Que des­de los Ser­vi­cios Socia­les Comu­ni­ta­rios se atien­de con una visión inte­gral de la per­so­na, el entorno y la comu­ni­dad, que per­mi­te una valo­ra­ción e inter­ven­ción ade­cua­da toman­do en con­si­de­ra­ción todos aque­llos fac­to­res deter­mi­nan­tes que en otras cir­cuns­tan­cias no serían valo­ra­dos. De igual mane­ra, garan­ti­zan la cohe­sión social, espe­cial­men­te en momen­tos de cri­sis y emer­gen­cia como el actual que no pue­de sólo basar­se en las diná­mi­cas veci­na­les y fami­lia­res, sino que ha ser impul­sa­da y coor­di­na­da por la inter­ven­ción de los ser­vi­cios socia­les, con el fin de velar por el cum­pli­mien­to y la pro­tec­ción de los dere­chos fun­da­men­ta­les de todas las per­so­nas, ade­más de lle­var a cabo una inter­ven­ción comu­ni­ta­ria y de ver­te­brar las coor­di­na­cio­nes entre las admi­nis­tra­cio­nes impli­ca­das. Des­de estos ser­vi­cios, los/​as pro­fe­sio­na­les de cada uno de estos cen­tros comu­ni­ta­rios cuen­tan con un cono­ci­mien­to de las reali­da­des del barrio y su pobla­ción que per­mi­te, en este con­tex­to, iden­ti­fi­car y detec­tar a aque­llas per­so­nas y situa­cio­nes que requie­ran de una res­pues­ta urgen­te. En este sen­ti­do, cons­ti­tu­yen un esla­bón cla­ve en el freno de las des­igual­da­des y la des­pro­tec­ción que la situa­ción de emer­gen­cia actual está pro­du­cien­do.

Por todo ello,

SOLICITAMOS

1) Que se man­ten­gan abier­tos los Cen­tros de Salud y los Ser­vi­cios Socia­les Comu­ni­ta­rios, estos últi­mos con sus recur­sos huma­nos refor­za­dos, espe­cial­men­te en barrios de nece­si­dad de trans­for­ma­ción social y en zonas rura­les.

2) Que se dote a los Ser­vi­cios Socia­les Comu­ni­ta­rios (SSC) de los recur­sos mate­ria­les sufi­cien­tes para que pue­dan dar res­pues­ta a situa­cio­nes de pri­me­ra nece­si­dad inapla­za­bles y limi­tan­do al míni­mo la buro­cra­cia.

3) Que la bre­cha tec­no­ló­gi­ca (caren­cia de cer­ti­fi­ca­do digi­tal, de com­pe­ten­cias infor­má­ti­cas, de inter­net o telé­fono etc.) no impli­que la impo­si­bi­li­dad de acce­der a la admi­nis­tra­ción. Por ello hay que redu­cir los trá­mi­tes buro­crá­ti­cos (en oca­sio­nes solo tele­má­ti­cos) a lo estric­ta­men­te nece­sa­rio, favo­re­cien­do pro­ce­sos diná­mi­cos y ági­les que impi­dan la dila­ción de situa­cio­nes de nece­si­da­des mate­ria­les y garan­ti­zan­do la gra­tui­dad de los núme­ros de telé­fono para rea­li­zar ges­tio­nes y comu­ni­car­se con la admi­nis­tra­ción.

4) Que, inde­pen­dien­te­men­te de quién asu­ma la coor­di­na­ción de ser­vi­cios, es nece­sa­rio acti­var y ade­cuar (o crear si fue­ra nece­sa­rio) de for­ma inme­dia­ta los Acuer­dos de Coor­di­na­ción Inter­ins­ti­tu­cio­nal en Mate­ria de Aten­ción Social y Sani­ta­ria (como el fir­ma­do en Gra­na­da en 2018[1]) como herra­mien­tas que per­mi­tan coor­di­nar tra­ba­jo entre Hos­pi­ta­les, Aten­ción Pri­ma­ria, Salud Men­tal y Ser­vi­cios Socia­les, en coor­di­na­ción con las enti­da­des socia­les per­ti­nen­tes.

5) Que se per­mi­ta y apo­ye a los Ser­vi­cios Socia­les en inter­ven­cio­nes de emer­gen­cia, ade­más de con­ti­nuar con el segui­mien­to de los casos que, pre­vios al esta­do de alar­ma, eran con­si­de­ra­dos de ries­go.

6) Que para poder tra­ba­jar direc­ta­men­te con las per­so­nas, es impres­cin­di­ble dotar al per­so­nal de Ser­vi­cios Socia­les de Equi­pos de Pro­tec­ción Indi­vi­dual.

Anda­lu­cía, 30 de mar­zo de 2020


[1] Pro­to­co­los 2018 Acuer­do Mar­co de Coor­di­na­ción Inter­ins­ti­tu­cio­nal en Mate­ria de Aten­ción Social y Sani­ta­ria de Gra­na­da

Orga­ni­za­cio­nes y colec­ti­vos fir­man­tes:

  1. Ajun­ta­mien­to Cen­tro-Sagra­rio
  2. Alian­za por la Soli­da­ri­dad en Anda­lu­cía
  3. AMEFA Gra­na­da
  4. AMPA CEIP “José Hur­ta­do”. AMPA Prín­ci­pe.
  5. Asam­blea Femi­nis­ta Uni­ta­ria (Gra­na­da)
  6. Aso­cia­ción Afim21
  7. Aso­cia­ción Alman­já­yar en Fami­lia
  8. Aso­cia­ción Anda­lu­za de Barrios Igno­ra­dos (Aabi)
  9. Aso­cia­ción Anda­lu­za por la Soli­da­ri­dad y la Paz (ASPA)
  10. Aso­cia­ción At-taw­ba
  11. Aso­cia­ción Cui­dAr­te. Pro­mo­ción de los cui­da­dos des­de el arte y la edu­ca­ción
  12. Aso­cia­ción Cul­tu­ral y de Coope­ra­ción Man­da­ra
  13. Aso­cia­ción de Muje­res 13 rosas
  14. Aso­cia­ción de muje­res gita­nas ROMI
  15. Aso­cia­ción de per­so­nas lec­to­ras La voz a ti debi­da – Cádiz
  16. Aso­cia­ción de Veci­nos Las Tres Torres Barrio San­ta María
  17. Aso­cia­ción Femi­nis­ta Kódi­go Mal­va
  18. Aso­cia­ción Fon­do de Soli­da­ri­dad paz y espe­ran­za
  19. Aso­cia­ción Gita­na Ana­que­ran­do
  20. Aso­cia­ción Gra­na­da Aco­ge
  21. Aso­cia­ción Juve­nil Ami­gos de Alman­ja­yar y Car­tu­ja
  22. Aso­cia­ción Pasos Par­ti­ci­pa­ción
  23. Aso­cia­ción Pri­me­ro Vivien­da
  24. Aso­cia­ción Pro Dere­chos Huma­nos de Anda­lu­cía (APDHA)
  25. Aso­cia­ción Pro­vi­vien­da
  26. Aso­cia­ción Socio­cul­tu­ral Adul­tos Car­tu­ja
  27. Aso­cia­ción Socio­cul­tu­ral La Paz
  28. Aso­cia­ción Vene­zo­la­nos Ami­gos del Mun­do Avam
  29. Cári­tas Parro­quial San­ta María Micae­la Cha­na
  30. Colec­ti­vo Tea­tre­ve­rias
  31. Cole­gio Ofi­cial de Tra­ba­jo Social de Gra­na­da (COTS Gra­na­da)
  32. Comi­sión de Salud de Hué­tor San­ti­llán
  33. Con­fe­de­ra­ción Espa­ño­la de Per­so­nas con Dis­ca­pa­ci­dad Físi­ca y Orgá­ni­ca (COCEMFE Gra­na­da)
  34. Coor­di­na­do­ra Gra­na­di­na de ONGDs CONGRA
  35. Emer­gen­cias Fron­te­ra Sur Motril
  36. Fede­ra­ción Anda­lu­za de Sin­di­ca­tos de Ense­ñan­za de la Con­fe­de­ra­ción Gene­ral del Tra­ba­jo FASE-CGT
  37. Foro Anda­luz de Aten­ción Pri­ma­ria
  38. Fun­da­ción Ita­ka Esco­la­pios (Gra­na­da)
  39. Fun­da­ción Les­ton­nac Mon­taig­ne
  40. Fun­da­ción Secre­ta­ria­do Gitano (Gra­na­da)
  41. Gra­na­da Visi­ble
  42. Inte­gra­ción Para La Vida
  43. Lamb­da La Isla
  44. Macon­do espa­cio crea­ti­vo y femi­nis­ta (Cádiz) 
  45. Mesa en Defen­sa de la Sani­dad Públi­ca de Gra­na­da (MDSP)
  46. Muje­res Pro­gre­sis­tas por la Diver­si­dad en Gra­na­da
  47. Nación Anda­lu­za (NA)
  48. Parro­quia del Espí­ri­tu San­to de Gra­na­da
  49. Parro­quia Jesús Obre­ro
  50. Parro­quia Nues­tra Seño­ra de la Paz
  51. Parro­quia San Juan Bau­tis­ta
  52. Parro­quia San­ta María Micae­la de Gra­na­da
  53. Pla­ta­for­ma Metro­po­li­ta­na de Gra­na­da por las pen­sio­nes públi­cas
  54. SEPISE. Gru­po de inves­ti­ga­ción en tra­ba­jo social. Uni­ver­si­dad de Gra­na­da. SEJ-221
  55. Sin­di­ca­to de Ense­ñan­za de CGT Sevi­lla
  56. Star­ti­dea, Agen­cia de Comu­ni­ca­ción Social
  57. Stop Desahu­cios Gra­na­da 15M (Asam­blea Cen­tro)
  58. Stop Repre­sión Gra­na­da
  59. Unión Terri­to­rial de Mála­ga Sin­di­ca­to Anda­lú de Trabajaora/​es
  60. Veci­nos por El Valle
  61. Acción en Red
  62. Comi­té Oscar Rome­ro de Cádiz

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *