El covid-19 y su reper­cu­sión en la cla­se obre­ra alme­rien­se ‑Comu­ni­ca­do NA Alme­ría- – La otra Anda­lu­cía

Cha­bo­lis­mo en la pro­vin­cia de Alme­ría. Tra­ba­ja­do­res inmi­gran­tes sin luz, agua ni ser­vi­cios sani­ta­rios ni socia­les.

La cri­sis moti­va­da por la pan­de­mia del Covid-19 ha pues­to de mani­fies­to la inefi­ca­cia del Esta­do espa­ñol y de todo su sis­te­ma sani­ta­rio y eco­nó­mi­co.

La medi­das adop­ta­das en el “Esta­do de alar­ma” decre­ta­do por
el gobierno espa­ñol, están moti­va­das más por intere­ses polí­ti­cos y eco­nó­mi­cos
de las cla­ses domi­nan­tes que por las nece­si­da­des sani­ta­rias de la pobla­ción:

  • Cen­tra­li­za­ción del Esta­do tras asu­mir
    com­pe­ten­cias de las auto­no­mías.
  • Mili­ta­ri­za­ción de la cri­sis y de la socie­dad,
    dotan­do al ejér­ci­to de com­pe­ten­cias poli­cia­les sobre la pobla­ción civil.
  • Res­tric­cio­nes a la movi­li­dad de las per­so­nas ,
    exclu­yen­do a las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res de las gran­des empre­sas, ponien­do
    en ries­go la vida de los mis­mos y de sus fami­lias.
  • Medi­das eco­nó­mi­cas que favo­re­cen a las gran­des
    empre­sas y a la ban­ca, faci­li­tán­do­les el des­pi­do de tra­ba­ja­do­res y la obten­ción
    de prés­ta­mos ava­la­dos por el Esta­do.
  • Nos “ven­den” la prohi­bi­ción de des­pi­dos, cuan­do
    el úni­co cam­bio con­sis­te en con­si­de­rar­los impro­ce­den­tes en vez de nulos, con lo
    que el empre­sa­rio debe­rá indem­ni­zar con una can­ti­dad mayor al tra­ba­ja­dor
    des­pe­di­do duran­te el Esta­do de aler­ta.
  • Otra de las medi­das estre­lla para “favo­re­cer” a
    la cla­se tra­ba­ja­do­ra es el “per­mi­so retri­bui­do”. Otra gran men­ti­ra pues­to que
    el tra­ba­ja­dor debe­rá recu­pe­rar las horas no tra­ba­ja­das duran­te el perio­do de
    cie­rre de la empre­sa.

Esta­mos asis­tien­do a un nue­vo “res­ca­te” de la ban­ca y de las
empre­sas del Ibex 35 tras “para­li­zar” a la pobla­ción median­te el mie­do
ino­cu­la­do por los medios de comu­ni­ca­ción del sis­te­ma. Un res­ca­te que
sopor­ta­re­mos la cla­se tra­ba­ja­do­ra con
nue­vos recor­tes para pagar el endeu­da­mien­to pro­vo­ca­do por esta nue­va inyec­ción
de capi­tal.

La ges­tión sani­ta­ria de la cri­sis, ha pues­to de mani­fies­to
que las polí­ti­cas pri­va­ti­za­do­ras de la sani­dad y de los ser­vi­cios públi­cos
cau­san muer­te y sufri­mien­to a las cla­ses más des­pro­te­gi­das. La fal­ta de
per­so­nal sani­ta­rio, de camas hos­pi­ta­la­rias y de mate­rial de pro­tec­ción está
cau­san­do infec­cio­nes y muer­tes, mien­tras la sani­dad pri­va­da con­ti­núa ejer­cien­do
su lucra­ti­vo nego­cio.

La fal­ta de sobe­ra­nía de Anda­lu­cía en la toma de deci­sio­nes
para evi­tar el con­ta­gio está sien­do uno de los moti­vos por los que no se están
adop­tan­do las medi­das nece­sa­rias. Cuan­do la Comu­ni­dad de Madrid, prin­ci­pal foco
del coro­na­vi­rus, decre­ta el cie­rre de cole­gios, 62 paí­ses habían cerra­do sus
fron­te­ras a via­je­ros pro­ce­den­tes del Esta­do espa­ñol para evi­tar el con­ta­gio. Ni
el gobierno cen­tral qui­so evi­tar la sali­da de madri­le­ños, ni la Jun­ta de
Anda­lu­cía pudo evi­tar que lle­ga­ran a nues­tras ciu­da­des. Miles de madri­le­ños
via­ja­ron a su segun­da resi­den­cia en las cos­tas anda­lu­zas pro­vo­can­do que la
pan­de­mia avan­za­ra en Anda­lu­cía. Las con­se­cuen­cias las nota­re­mos en las pró­xi­mas
sema­nas cuan­do más anda­lu­zas vayan lle­gan­do a las urgen­cias hos­pi­ta­la­rias.

En la pro­vin­cia de Alme­ría nos encon­tra­mos con sec­to­res de la
pobla­ción labo­ral en ries­go de con­traer la infec­ción al no parar­se la acti­vi­dad
eco­nó­mi­ca ni con­tar con las per­ti­nen­tes medi­das de segu­ri­dad:

Este el el caso del sec­tor agrí­co­la don­de una gran can­ti­dad
de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras bajo plás­ti­co arries­gan a dia­rio su vida al no
con­tar con mate­rial de pro­tec­ción ni imple­men­tar­se nin­gún pro­to­co­lo sani­ta­rio
que evi­te el con­ta­gio. Espe­cial men­ción hay que hacer a las cir­cuns­tan­cias
vita­les de un gran núme­ro de inmi­gran­tes que tra­ba­jan en nues­tra pro­vin­cia,
espe­cial­men­te en el cam­po de Nijar y en el Ponien­te, don­de viven haci­na­dos en infra­vi­vien­das
que no cuen­tan con luz ni agua corrien­te, care­cien­do tam­bién de asis­ten­cia
sani­ta­ria. No solo han sido aban­do­na­das por el Esta­do; ni ayun­ta­mien­tos ni
Dipu­tación se han preo­cu­pa­do por mejo­rar las con­di­cio­nes de vida de estas
per­so­nas.

Las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res del mani­pu­la­do de fru­tas y
hor­ta­li­zas con­ti­núan con el mis­mo rit­mo de tra­ba­jo, tra­ba­jan­do en muchos casos
más de 10 horas dia­rias sin medi­das de segu­ri­dad ni mate­rial de pro­tec­ción.

A estos sec­to­res de ries­go, hay que aña­dir a otros muchos.
Ade­más de la fal­ta de mate­rial de pro­tec­ción a los pro­fe­sio­na­les sani­ta­rios de
los hos­pi­ta­les de la pro­vin­cia, la cla­se tra­ba­ja­do­ra de la pro­vin­cia de
Alme­ría, al igual que la cla­se tra­ba­ja­do­ra del res­to de Anda­lu­cía y del Esta­do
espa­ñol, está sufrien­do una “ava­lan­cha” de ERTEs que pue­de oca­sio­nar un bru­tal
aumen­to del des­em­pleo cuan­do se decre­te el final del Esta­do de alar­ma. Nos
teme­mos que estos ERTEs sean uti­li­za­dos para hacer recor­tes de plan­ti­lla
per­ma­nen­tes.

Peque­ñas empre­sas, autó­no­mos y tra­ba­ja­do­ras sin pro­tec­ción
van a ser los sec­to­res que peor van a salir de la cri­sis, espe­cial­men­te las
tra­ba­ja­do­ras del ser­vi­cio domés­ti­co y de cui­da­dos que no cuen­tan con pres­ta­ción
por des­em­pleo por no coti­zar sus emplea­do­res. Este gran colec­ti­vo de per­so­nas
que si no tra­ba­jan no cobran, están sufrien­do un situa­ción de des­pro­tec­ción
impro­pia de un Esta­do que se dice “social”.

No espe­ra­mos nada de este gobierno ni de otros que pudie­ran
venir den­tro de este Régi­men capi­ta­lis­ta y espa­ño­lis­ta, por­que todos han dado
mues­tras de que sus intere­ses están con la “gran” patro­nal y no con la cla­se
obre­ra ni con las cla­ses popu­la­res. La solu­ción a la cri­sis sani­ta­ria y a la
cri­sis eco­nó­mi­ca que se nos ave­ci­na está en la auto­or­ga­ni­za­ción de la cla­se
tra­ba­ja­do­ra y en la lucha por nues­tros dere­chos y por la sobe­ra­nía eco­nó­mi­ca,
pues es la úni­ca for­ma de arran­car­le al capi­tal una vida jus­ta y dig­na.

Si algo esta­mos apren­dien­do de esta cri­sis la cla­se tra­ba­ja­do­ra anda­lu­za es la nece­si­dad de sobe­ra­nía para defen­der nues­tros intere­ses y la salud de nues­tra pobla­ción. Si el Esta­do espa­ñol no pue­de garan­ti­zar una sani­dad públi­ca y de cali­dad en Anda­lu­cía, debe­re­mos ser las anda­lu­zas quie­nes pon­ga­mos solu­cio­nes en base al dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción.

Asam­blea NACIÓN ANDALUZA-ALMERÍA

POR UNA SANIDAD PÚBLICA DE CALIDAD¡¡

POR LA SOBERANÍA ECONÓMICA DE LA CLASE TRABAJADORA¡¡

INDEPENDENCIA Y SOCIALISMO¡¡

Latest posts by Admin Espo­ra­di­co (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *