Revuel­ta popu­lar y saqueo de super­mer­ca­dos en el sur de Ita­lia – La otra Anda­lu­cía

La emer­gen­cia sani­ta­ria se con­vier­te tam­bién, como se temía, en emer­gen­cia social en el sur de Ita­lia: Se temen fuer­tes pro­tes­tas socia­les y se han ini­cia­do los pri­me­ros saqueos, lo que obli­ga a los super­mer­ca­dos a dotar­se de vigi­lan­cia espe­cial. Des­de el sur emer­ge con fuer­za un gri­to de alar­ma del que se hacen eco los alcal­des que advier­ten al gobierno: “La gen­te tie­ne ham­bre”. Las seña­les son muchas y dra­má­ti­cas, con­vir­tién­do­se en vira­les en pocas horas. Una de ellas es un vídeo de un padre y su hija que muer­den una reba­na­da de pan con Nute­lla; él en tono ame­na­za­dor se diri­ge al pri­mer minis­tro Con­te y al alcal­de de Paler­mo en tono ame­na­za­dor: “Si mi hija no podrá comer un tro­zo de pan ire­mos a asal­tar los super­mer­ca­dos”.

EFE/​EPA/​Paolo Sal­moi­ra­go

Pre­ci­sa­men­te en Paler­mo, un gru­po orga­ni­za­do de una vein­te­na per­so­nas se pre­sen­tó, ante las cajas de un super­mer­ca­do Lidl –en via­le Regio­ne, uno de los más gran­des y fre­cuen­ta­dos de Paler­mo- con sus carri­tos lle­nos de pro­duc­tos, negán­do­se a pagar al tiem­po que gri­ta­ba: “Bas­ta de estar en casa, no tene­mos dine­ro para pagar, tene­mos que comer”. Los emplea­dos del super­mer­ca­do lla­ma­ron a la poli­cía y cara­bi­ne­ros, mien­tras cun­día el páni­co entre el nume­ro­so públi­co que espe­ra­ba en la calle, hacien­do cola con dis­tan­cia de segu­ri­dad de un metro entre per­so­nas. El caos se pro­lon­gó duran­te horas. Hoy la poli­cía vigi­la para pro­te­ger los super­mer­ca­dos en Paler­mo y en otras ciu­da­des.

Las lla­ma­das a la revuel­ta se extien­den como la pól­vo­ra en las redes socia­les. En Face­book se ha abier­to el per­fil de un gru­po lla­ma­do “Noi”, que ani­ma a la revuel­ta con un eslo­gan: “Recu­pe­rar lo que nos qui­tan”. En pocas horas con­ta­ba con cien­tos de segui­do­res, algu­nos de los cua­les se orga­ni­zan median­te chat. Sus men­sa­jes no dejan lugar a dudas. Hay quien dice: “Quie­nes estén lis­tos para la gue­rra el día 3 (fecha pre­vis­ta para el final de la emer­gen­cia, aun­que se da por segu­ro que el gobierno decre­ta­rá una pró­rro­ga), lo debe escri­bir aquí aba­jo”, “Debe­mos rom­per todos los super­mer­ca­dos”. Otro escri­be: “El pro­ble­ma es inme­dia­to, los niños deben comer”.

Pare­ci­do es el men­sa­je de Ale­jan­dro: “Yo no espe­ro a abril, estoy sin un euro, mi fami­lia debe comer”. Muchos ponen vídeos, mos­tran­do su iden­ti­dad, lla­man­do a la revuel­ta social, hacien­do ver sus pro­pios hijos. Luky gri­ta en uno de esos vídeos: “En casa pue­den estar los que tie­nen un sala­rio fijo, si noso­tros debe­mos estar ence­rra­dos, el Esta­do nos tie­ne que lle­var la comi­da y debe pagar los alqui­le­res, no somos Cris­tiano Ronal­do: Aquí tres cuar­tas par­tes de ita­lia­nos tra­ba­ja en negro; ¡rebe­la­ros!”. Según un recien­te estu­dio de la CGIL (prin­ci­pal sin­di­ca­to ita­liano), en Paler­mo y pro­vin­cia un tra­ba­ja­dor de cada tres tra­ba­ja en negro.

La lla­ma­da al saqueo de los super­me­ca­dos no es solo en Sici­lia, se extien­de a otros luga­res del sur. En esa mitad del terri­to­rio ita­liano, la eco­no­mía sumer­gi­da da tra­ba­jo a casi cua­tro millo­nes de per­so­nas. En Cam­pa­nia, en par­ti­cu­lar en algu­nas zonas de la pro­vin­cia de Nápo­les, han aumen­ta­do los robos en la calle, con gen­te que qui­ta las bol­sas con los pro­duc­tos que algu­nos clien­tes aca­ban de com­prar en los super­mer­ca­dos. Raro es el día don­de en algu­nas pro­vin­cias del sur no hay algún asal­to a una far­ma­cia. Hay gen­te que gri­ta su angus­tia y su ham­bre des­de el bal­cón. En Bari, la capi­tal de Apu­lia, la con­se­je­ra de Asun­tos Socia­les, Fran­ces­ca Bot­ta­lo­ci, tuvo que pre­sen­tar­se per­so­nal­men­te a lle­var dos paque­tes con pro­duc­tos de pri­me­ra nece­si­dad a una fami­lia que había pues­to en las redes socia­les un vídeo gri­tan­do des­de el bal­cón de su casa: “Ya no tene­mos dine­ro, no tene­mos nada. Venid a ver­lo”.

Las lla­ma­das 007, el ser­vi­cio de infor­ma­ción, ha ela­bo­ra­do un infor­me reser­va­do envia­do al pri­mer minis­tro Con­te y a la minis­tra del Inte­rior Lamor­ge­se con esta adver­ten­cia: “Exis­te un poten­cial peli­gro de revuel­tas y rebe­lio­nes, espon­tá­neas y orga­ni­za­das, sobre todo en el sur de Ita­lia, don­de la eco­no­mía sumer­gi­da y la capi­lar pre­sen­cia de la cri­mi­na­li­dad orga­ni­za­da son dos de los prin­ci­pa­les fac­to­res de ries­go”.

El alcal­de de Paler­mo, Leo­lu­ca Orlan­do, pide al gobierno que otor­gue una ren­ta de super­vi­ven­cia.

Ciro Buo­na­ju­to, alcal­de de Her­cu­lano, ha denun­cia­do: “Tene­mos un des­em­pleo juve­nil del 75 por cien­to, quien tra­ba­ja lo hace en muchí­si­mos casos en pre­ca­rio; aho­ra temo los efec­tos eco­nó­mi­co-socia­les. Pue­de exten­der­se la usu­ra, el trá­fi­co de dro­ga, los nego­cios de la camo­rra…”

Se hace eco del males­tar en el “Mez­zo­giorno” el minis­tro para el sur, Pep­pe Pro­ven­zano, quien en una entre­vis­ta dice hoy a Repub­bli­ca: “Aten­tos al sur, pue­de explo­tar. Hay que actuar rápi­da­men­te, está en ries­go el man­te­ni­mien­to de la demo­cra­cia. Hay que exten­der la ren­ta de ciu­da­da­nía” (se tra­ta de la ayu­da eco­nó­mi­ca, en torno a los 550 euros de media, que ofre­ce el Esta­do a quien no tie­ne empleo).

En este con­tex­to de gra­ví­si­ma cri­sis, se expli­ca tam­bién el dra­má­ti­co dis­cur­so que en la noche del vier­nes el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, Gior­gio Mat­ta­re­lla, diri­gió al país, con la mira­da pues­ta en Bru­se­las: “Esta­mos vivien­do una pági­na tris­te de nues­tra his­to­ria. Hemos vis­to imá­ge­nes que será impo­si­ble olvi­dar. Algu­nos terri­to­rios, y en par­ti­cu­lar las gene­ra­cio­nes más ancia­nas, están pagan­do un pre­cio altí­si­mo. Euro­pa debe com­pren­der la gra­ve­dad de la ame­na­za, o será dema­sia­do tar­de. Son indis­pen­sa­bles ulte­rio­res ini­cia­ti­vas comu­nes –aña­dió Mattarella‑, superan­do vie­jos esque­mas que ya están fue­ra de la reali­dad de las dra­má­ti­cas con­di­cio­nes en que se encuen­tra nues­tro Con­ti­nen­te”.

Fuen­te: www​.movi​mien​to​po​li​ti​co​de​re​sis​ten​cia​.blogs​pot​.com

Latest posts by Otros medios (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *