Eco­lo­gis­tas recha­zan la inci­ne­ra­ción y el ver­ti­do como las úni­cas alter­na­ti­vas de ges­tión de los resi­duos duran­te la pan­de­mia del coro­na­vi­rus

En un comu­ni­ca­do remi­ti­do por Eco­lo­gis­tas en Acción, la orga­ni­za­ción eco­lo­gis­ta recha­za la pro­pues­ta del Minis­te­rio de Sani­dad sobre la ges­tión de los resi­duos pro­ce­den­tes de hoga­res, hos­pi­ta­les y cen­tros de mayo­res con casos posi­ti­vos del virus SARS-CoV‑2 que prio­ri­za la inci­ne­ra­ción o su depó­si­to en ver­te­de­ro, cuan­do exis­ten tra­ta­mien­tos alter­na­ti­vos con menor impac­to ambien­tal como la este­ri­li­za­ción en auto­cla­ve. Eco­lo­gis­tas en Acción afir­ma que la coin­ci­ne­ra­ción pro­pues­ta en las fábri­cas de cemen­to es invia­ble e insos­te­ni­ble, y pon­dría en ries­go a tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res. La orga­ni­za­ción eco­lo­gis­ta con­si­de­ra ade­más que la acti­vi­dad de las fábri­cas de cemen­to debe­ría cesar de inme­dia­to, dado que no es una acti­vi­dad esen­cial para la socie­dad en estos momen­tos.

En el comu­ni­ca­do remi­ti­do Eco­li­gis­tas en Acción seña­la: “El Minis­te­rio de Sani­dad orde­nó el domin­go 22 de mar­zo la ges­tión de los resi­duos domés­ti­cos en hoga­res, hos­pi­ta­les, cen­tros de salud, resi­den­cias y simi­la­res en con­tac­to con el virus. Esos resi­duos deben depo­si­tar­se en los con­te­ne­do­res de la frac­ción res­to y se des­ti­na­rán de for­ma pre­fe­ren­te a inci­ne­ra­ción, o, en su caso, a ver­te­de­ro. Las bol­sas de basu­ra no debe­rán abrir­se ni mani­pu­lar­se y sólo se tra­ta­rán de for­ma auto­má­ti­ca, en el caso de que se tra­ten antes de inci­ne­rar­las o ver­ter­las, y se dis­po­ne que, en caso de nece­si­dad, la inci­ne­ra­ción se lle­ve a cabo en las fábri­cas de cemen­to.

Eco­lo­gis­tas en Acción decla­ra que las fábri­cas de cemen­to no son las ins­ta­la­cio­nes ade­cua­das para que­mar estos resi­duos. No están dise­ña­das para ello y no tie­nen sufi­cien­tes sis­te­mas para redu­cir la con­ta­mi­na­ción atmos­fé­ri­ca aña­di­da que gene­ra­rá esa inci­ne­ra­ción. En pri­mer lugar, por­que nin­gún horno está pre­pa­ra­do para que las bol­sas de basu­ra pue­dan intro­du­cir­se sin nin­gún tra­ta­mien­to pre­vio (tri­tu­ra­ción, frag­men­ta­ción) ni en el que­ma­dor prin­ci­pal ni en el pre­cal­ci­na­dor. En segun­do lugar, aun­que el virus se des­ac­ti­va al cabo de unas horas, el mane­jo de esa basu­ra pon­dría en ries­go la salud de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­res. Y, en ter­cer lugar, por­que las fábri­cas de cemen­to debe­rían cesar su acti­vi­dad en esta situa­ción de cri­sis sani­ta­ria y de con­fi­na­mien­to, pues no es una acti­vi­dad esen­cial para la socie­dad.

La salud y segu­ri­dad de los tra­ba­ja­do­res debe pre­va­le­cer sobre otras con­si­de­ra­cio­nes estric­ta­men­te eco­nó­mi­cas.

Los resi­duos sani­ta­rios de los cen­tros que tra­ten enfer­mos del COVID-19 debe­rían seguir el tra­ta­mien­to con­ven­cio­nal que en su gran mayo­ría repo­sa sobre su desin­fec­ción por vapor y vacío median­te auto­cla­ve, y una vez desin­fec­ta­dos pro­ce­der a su tra­ta­mien­to como resi­duos domés­ti­cos ordi­na­rios, para recu­pe­rar los mate­ria­les reci­cla­bles (meta­les, plás­ti­cos, etc.). Ese tra­ta­mien­to gene­ra menos impac­tos ambien­ta­les que la inci­ne­ra­ción o el ver­ti­do de los resi­duos, los tra­ta­mien­tos más agre­si­vos y con peor com­por­ta­mien­to ambien­tal. Ade­más, algu­nos de estos resi­duos de los equi­pos de pro­tec­ción indi­vi­dual (mas­ca­ri­llas, batas) se pue­den reci­clar y reuti­li­zar fácil­men­te una vez desin­fec­ta­dos y lim­pios.

Renun­ciar al tra­ta­mien­to de esos resi­duos y prio­ri­zar su inci­ne­ra­ción o, en su defec­to, el ver­ti­do, no hace más que pro­se­guir la sen­da de insos­te­ni­bi­li­dad en la ges­tión de los resi­duos domés­ti­cos en el Esta­do espa­ñol, que en 2017 lle­vó a los ver­te­de­ros un 63 % de sus resi­duos, y una cuar­ta par­te de ellos sin nin­gún tipo de tra­ta­mien­to pre­vio, incum­plien­do la legis­la­ción euro­pea y espa­ño­la dic­ta­da hace 20 años sobre el depó­si­to de resi­duos en ver­te­de­ros. Eco­lo­gis­tas en Acción advier­te que esta orden podría ser­vir de excu­sa para algu­nos ope­ra­do­res y Comu­ni­da­des Autó­no­mas, para con­ti­nuar depo­si­tan­do resi­duos domés­ti­cos en ver­te­de­ros sin reci­bir antes el pre­cep­ti­vo tra­ta­mien­to pre­vio en per­jui­cio del reci­cla­je.

El incre­men­to en la gene­ra­ción de resi­duos moti­va­do por la adop­ción de las medi­das obli­ga­to­rias de asep­sia y pro­tec­ción no debe ir uni­do a un des­cen­so en las exi­gen­cias de pre­ser­va­ción de la salud y del cum­pli­mien­to de las máxi­mas garan­tías ambien­ta­les en la ges­tión de los resi­duos.”

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *