Eco­lo­gis­tas recha­zan la inci­ne­ra­ción y el ver­ti­do como las úni­cas alter­na­ti­vas de ges­tión de los resi­duos duran­te la pan­de­mia del coronavirus

En un comu­ni­ca­do remi­ti­do por Eco­lo­gis­tas en Acción, la orga­ni­za­ción eco­lo­gis­ta recha­za la pro­pues­ta del Minis­te­rio de Sani­dad sobre la ges­tión de los resi­duos pro­ce­den­tes de hoga­res, hos­pi­ta­les y cen­tros de mayo­res con casos posi­ti­vos del virus SARS-CoV‑2 que prio­ri­za la inci­ne­ra­ción o su depó­si­to en ver­te­de­ro, cuan­do exis­ten tra­ta­mien­tos alter­na­ti­vos con menor impac­to ambien­tal como la este­ri­li­za­ción en auto­cla­ve. Eco­lo­gis­tas en Acción afir­ma que la coin­ci­ne­ra­ción pro­pues­ta en las fábri­cas de cemen­to es invia­ble e insos­te­ni­ble, y pon­dría en ries­go a tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res. La orga­ni­za­ción eco­lo­gis­ta con­si­de­ra ade­más que la acti­vi­dad de las fábri­cas de cemen­to debe­ría cesar de inme­dia­to, dado que no es una acti­vi­dad esen­cial para la socie­dad en estos momentos.

En el comu­ni­ca­do remi­ti­do Eco­li­gis­tas en Acción seña­la: “El Minis­te­rio de Sani­dad orde­nó el domin­go 22 de mar­zo la ges­tión de los resi­duos domés­ti­cos en hoga­res, hos­pi­ta­les, cen­tros de salud, resi­den­cias y simi­la­res en con­tac­to con el virus. Esos resi­duos deben depo­si­tar­se en los con­te­ne­do­res de la frac­ción res­to y se des­ti­na­rán de for­ma pre­fe­ren­te a inci­ne­ra­ción, o, en su caso, a ver­te­de­ro. Las bol­sas de basu­ra no debe­rán abrir­se ni mani­pu­lar­se y sólo se tra­ta­rán de for­ma auto­má­ti­ca, en el caso de que se tra­ten antes de inci­ne­rar­las o ver­ter­las, y se dis­po­ne que, en caso de nece­si­dad, la inci­ne­ra­ción se lle­ve a cabo en las fábri­cas de cemento.

Eco­lo­gis­tas en Acción decla­ra que las fábri­cas de cemen­to no son las ins­ta­la­cio­nes ade­cua­das para que­mar estos resi­duos. No están dise­ña­das para ello y no tie­nen sufi­cien­tes sis­te­mas para redu­cir la con­ta­mi­na­ción atmos­fé­ri­ca aña­di­da que gene­ra­rá esa inci­ne­ra­ción. En pri­mer lugar, por­que nin­gún horno está pre­pa­ra­do para que las bol­sas de basu­ra pue­dan intro­du­cir­se sin nin­gún tra­ta­mien­to pre­vio (tri­tu­ra­ción, frag­men­ta­ción) ni en el que­ma­dor prin­ci­pal ni en el pre­cal­ci­na­dor. En segun­do lugar, aun­que el virus se des­ac­ti­va al cabo de unas horas, el mane­jo de esa basu­ra pon­dría en ries­go la salud de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­res. Y, en ter­cer lugar, por­que las fábri­cas de cemen­to debe­rían cesar su acti­vi­dad en esta situa­ción de cri­sis sani­ta­ria y de con­fi­na­mien­to, pues no es una acti­vi­dad esen­cial para la sociedad.

La salud y segu­ri­dad de los tra­ba­ja­do­res debe pre­va­le­cer sobre otras con­si­de­ra­cio­nes estric­ta­men­te económicas.

Los resi­duos sani­ta­rios de los cen­tros que tra­ten enfer­mos del COVID-19 debe­rían seguir el tra­ta­mien­to con­ven­cio­nal que en su gran mayo­ría repo­sa sobre su desin­fec­ción por vapor y vacío median­te auto­cla­ve, y una vez desin­fec­ta­dos pro­ce­der a su tra­ta­mien­to como resi­duos domés­ti­cos ordi­na­rios, para recu­pe­rar los mate­ria­les reci­cla­bles (meta­les, plás­ti­cos, etc.). Ese tra­ta­mien­to gene­ra menos impac­tos ambien­ta­les que la inci­ne­ra­ción o el ver­ti­do de los resi­duos, los tra­ta­mien­tos más agre­si­vos y con peor com­por­ta­mien­to ambien­tal. Ade­más, algu­nos de estos resi­duos de los equi­pos de pro­tec­ción indi­vi­dual (mas­ca­ri­llas, batas) se pue­den reci­clar y reuti­li­zar fácil­men­te una vez desin­fec­ta­dos y limpios.

Renun­ciar al tra­ta­mien­to de esos resi­duos y prio­ri­zar su inci­ne­ra­ción o, en su defec­to, el ver­ti­do, no hace más que pro­se­guir la sen­da de insos­te­ni­bi­li­dad en la ges­tión de los resi­duos domés­ti­cos en el Esta­do espa­ñol, que en 2017 lle­vó a los ver­te­de­ros un 63 % de sus resi­duos, y una cuar­ta par­te de ellos sin nin­gún tipo de tra­ta­mien­to pre­vio, incum­plien­do la legis­la­ción euro­pea y espa­ño­la dic­ta­da hace 20 años sobre el depó­si­to de resi­duos en ver­te­de­ros. Eco­lo­gis­tas en Acción advier­te que esta orden podría ser­vir de excu­sa para algu­nos ope­ra­do­res y Comu­ni­da­des Autó­no­mas, para con­ti­nuar depo­si­tan­do resi­duos domés­ti­cos en ver­te­de­ros sin reci­bir antes el pre­cep­ti­vo tra­ta­mien­to pre­vio en per­jui­cio del reciclaje.

El incre­men­to en la gene­ra­ción de resi­duos moti­va­do por la adop­ción de las medi­das obli­ga­to­rias de asep­sia y pro­tec­ción no debe ir uni­do a un des­cen­so en las exi­gen­cias de pre­ser­va­ción de la salud y del cum­pli­mien­to de las máxi­mas garan­tías ambien­ta­les en la ges­tión de los residuos.”

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.