“Esta­do de Alar­ma para la Oli­gar­quía, Esta­do de Inde­fen­sión para la cla­se obre­ra” – La otra Andalucía

Los empre­sa­rios que obli­gan a sus tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras acu­dir a sus pues­tos de tra­ba­jo duran­te el con­fi­na­mien­to decre­ta­do, no estan­do rela­cio­na­da su acti­vi­dad con los ser­vi­cios esen­cia­les, pue­den estar come­tien­do un Deli­to tipi­fi­ca­do en el Códi­go Penal español.

Son los lla­ma­dos Deli­tos de Ries­go, don­de se cas­ti­ga la pro­ba­bi­li­dad de que se pro­duz­ca un daño a un bien pro­te­gi­do, en este caso la pro­pia vida de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras. Lue­go, que la comi­sión del deli­to de poner en ries­go la salud y la vida de los tra­ba­ja­do­res, tra­ba­ja­do­ras y sus fami­lias por par­te de estos empre­sa­rios y empre­sa­rias sin escrú­pu­los, sea cas­ti­ga­da o no por la Jus­ti­cia, eso es otro can­tar. Este mun­do no es jus­to es capitalista.

Lo cier­to es que los pode­res públi­cos están pro­te­gien­do a estos empre­sa­rios que pue­den estar come­tien­do el Deli­to de poner en ries­go la salud y la vida de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras y en las pro­pias nari­ces de las supues­tas fuer­zas del orden, que por lo vis­to están para for­zar al orden a los min­dun­dis que arries­gan sus vida para que no pare la pro­duc­ción, pero no a empre­sa­rios y empre­sa­rias que no paran de ganar dine­ro con nues­tra proudc­ción sacri­fi­can­do nues­tras vidas.
Y es que para quie­nes nos gobier­nan, sean de dere­chas, sean de izquier­das, sean de cen­tro, sean del extre­mo oscu­ro e inhu­mano de la dere­cha, la vida de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras no vale ná, o si vale algo vale menos que el Capi­tal.
Hemos vis­to fotos y videos de empre­sas, con los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras sin guar­dar la dis­tan­cia de segu­ri­dad, sin mas­ca­ri­llas ni guan­tes, con la guar­dia civil en la puer­ta de la empre­sa y sin lle­var­se dete­ni­do al empre­sa­rio posi­ble cul­pa­ble de la comi­sión de ese Deli­to con­tra la salud y la vida de sus emplea­dos.
Y cómo en el Polo Quí­mi­co de Huel­va, la dife­ren­cia­ción entre tra­ba­ja­do­res de pri­me­ra y de ter­ce­ra se hace, en tiem­po de pan­de­mia, más evi­den­te. Fren­te a las medi­das de pro­tec­ción que nos dicen que cum­plen los tra­ba­ja­do­res de las empre­sas prin­ci­pa­les, está la más abso­lu­ta des­preo­cu­pa­ción por cum­plir las nor­mas de segu­ri­dad, por ries­go duran­te la pan­de­mia, de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de las con­tra­tas y sub­con­tra­tas.
Y como la mis­ma MERCADONA que apa­ren­ta con­trol en sus super­mer­ca­dos para evi­tar el con­ta­gio entre emplea­dos y entre éstos y la clien­te­la, pero nie­ga los más míni­mos dere­chos a los que tra­ba­jan para ellos selec­cio­nan­do sus pro­duc­tos, como en el caso de GREENMED de Car­ta­ya, don­de quie­nes con­tro­lan la tem­pe­ra­tu­ra de los tra­ba­ja­do­res están con sus equi­pos de pro­tec­ción, des­de la cabe­za has­ta los zapa­tos, y den­tro los tra­ba­ja­do­res sin mas­ca­ri­llas, ni guantes.

Lim­pia­do­ras, jor­na­le­ras y jor­na­le­ros, tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de los alma­ce­nes agrí­co­las… ¿ALGUIEN QUE APLAUDA?
Todas y todos a casa YA. Y si hay que tra­ba­jar por ser de inte­rés gene­ral tu tra­ba­jo, CON TODAS LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD, si no, pa casa.
Tu vida y la de los tuyos es más impor­tan­te que la vida de tu explo­ta­dor o explo­ta­do­ra y los suyos. De ti depen­de que te tra­ten como ser humano y no como a un recur­so humano. 

Sin­di­ca­to Uni­ta­rio de Anda­lu­cía.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.