El Covid-19 y la cues­tión del poder

Des­kar­gak /​Des­car­gas (3240 aldiz/​veces)

Archi­voAcción
[PDF] [A4] El Covid-19 y la cues­tión del poderDes­car­gar 
[PDF] [A5] El Covid-19 y la cues­tión del poderDes­car­gar 
[PDF] [Let­ter] El Covid-19 y la cues­tión del poderDes­car­gar 
[EPUB] El Covid-19 y la cues­tión del poderDes­car­gar 
[mobi] El Covid-19 y la cues­tión del poderDes­car­gar 

«Entre quie­nes tra­ba­ja­mos en la sani­dad del país siguen no obs­tan­te algu­nas de esas per­so­nas encan­ta­do­ras que cuan­do se encuen­tran con uno le espe­tan: “¡ah!, ya veo que está hacien­do polí­ti­ca en los perió­di­cos…”. Oyén­do­los uno pien­sa si aque­lla per­so­na, en edad ya madu­ra, con res­pon­sa­bi­li­da­des de indu­da­ble tras­cen­den­cia polí­ti­ca, que tra­ba­ja en un hos­pi­tal don­de hay huel­gas de los MIR, paros de enfer­me­ras, que­jas de enfer­mos que siem­pre espe­ran camas, de médi­cos que quie­ren reu­nir­se y no les dejan; uno pien­sa que si esta per­so­na sabe (de saber-cono­cer) lo que pien­sa, lo que dice, o si no será un extra­te­rres­tre, o uno de aque­llos muñe­cos de latón que dán­do­les cuer­da hacían sonar siem­pre el mis­mo tam­bor. Pues sí señor, hace­mos polí­ti­ca, como usted, como todos; la dife­ren­cia está solo en que noso­tros lo sabe­mos y usted dice que no.»

AA.VV.: La salud, exi­gen­cia popu­lar, Laia, Bar­ce­lo­na 1976, pp. 126 – 127.

Si estu­dia­mos el Covid-19 con la radi­ca­li­dad que exi­ge la pra­xis, siem­pre lle­ga­re­mos en direc­to o por mil veri­cue­tos al pro­ble­ma del poder. Des­cu­bri­mos el ori­gen y sig­ni­fi­ca­do del Covid-19 en la con­fluen­cia de cua­tro diná­mi­cas: la lógi­ca mun­dia­li­za­do­ra del capi­ta­lis­mo y sus efec­tos sobre la huma­ni­dad, la cri­sis estruc­tu­ral que ha pre­pa­ra­do el sur­gi­mien­to de la pan­de­mia, las ten­sio­nes entre blo­ques y la uti­li­za­ción del Covid-19 como arma del impe­ria­lis­mo y la inca­pa­ci­dad de la Eco­no­mía Polí­ti­ca clá­si­ca, de la cien­cia social de la bur­gue­sía como la defi­ne Engels para com­pren­der qué suce­de. Las cua­tro cues­tio­nes nos con­du­cen al pro­ble­ma del poder.

Según el impres­cin­di­ble tex­to de Ser­gio Ortiz, las cin­co lec­cio­nes1 que debe­mos apren­der de la vic­to­ria de Chi­na sobre el Covid-19 se resu­men en que ade­más de lavar­se las manos tam­bién hay que «lavar­se el cere­bro». Las lec­cio­nes son estas: 1) no sub­es­ti­mar la enfer­me­dad, 2) tener un buen gobierno, 3) salud para todos por­que es un dere­cho humano, 4) los reme­dios y vacu­nas deben estar en manos del Esta­do y empre­sas y labo­ra­to­rios nacio­na­les, no en las mul­ti­na­cio­na­les y 5) la socie­dad debe tener lazos de soli­da­ri­dad muy fuer­tes. Des­in­to­xi­car nues­tro cere­bro, nues­tra for­ma de pen­sar y actuar, de creer lo que nos dice la bur­gue­sía. Como vere­mos en el cuar­to apar­ta­do, las cin­co lec­cio­nes y su sín­te­sis son en reali­dad rela­cio­nes de poder, de lucha de cla­ses anti­im­pe­ria­lis­ta. Mien­tras tan­to, y para ayu­dar a desin­fec­tar la inte­li­gen­cia, hemos deci­di­do poner a dis­po­si­ción de los y las lec­to­ras crí­ti­cas de nues­tro tex­to las direc­cio­nes elec­tró­ni­cas de las citas que emplea­mos, para faci­li­tar el deba­te.

Empe­za­re­mos este artícu­lo por la mun­dia­li­za­ción de la ley del valor, segui­re­mos por la cri­sis actual, con­ti­nua­re­mos por las con­tra­dic­cio­nes entre blo­ques y ter­mi­na­re­mos con la teo­ría del cono­ci­mien­to como, entre otras cosas, antí­do­to con­tra el mie­do para­li­zan­te que el capi­tal inten­tan impo­ner con el Covid-19.

  1. Ser­gio Ortiz: Cin­co lec­cio­nes que deja Chi­na en com­ba­te al coro­na­vi­rus, 19 de mar­zo de 2020 (http://​www​.resu​men​la​ti​no​ame​ri​cano​.org/​2​0​2​0​/​0​3​/​1​9​/​c​o​r​o​n​a​v​i​r​u​s​-​l​e​c​c​i​o​n​e​s​-​d​e​-​c​h​i​n​a​-​n​o​-​s​o​l​o​-​h​a​y​-​q​u​e​-​l​a​v​a​r​s​e​-​l​a​s​-​m​a​n​o​s​-​t​a​m​b​i​e​n​-​e​l​-​c​e​r​e​b​ro/).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *