El Covid-19 y la cues­tión del poder

Des­kar­gak /​Des­car­gas (332 aldiz/​veces)

Expe­dien­teAcción
[PDF] [A4] El Covid-19 y la cues­tión del poderDes­car­gar 
[PDF] [A5] El Covid-19 y la cues­tión del poderDes­car­gar 
[PDF] [Let­ter] El Covid-19 y la cues­tión del poderDes­car­gar 
[EPUB] El Covid-19 y la cues­tión del poderDes­car­gar 
[mobi] El Covid-19 y la cues­tión del poderDes­car­gar 

«Entre quie­nes tra­ba­ja­mos en la sani­dad del país siguen no obs­tan­te algu­nas de esas per­so­nas encan­ta­do­ras que cuan­do se encuen­tran con uno le espe­tan: “¡ah!, ya veo que está hacien­do polí­ti­ca en los perió­di­cos…”. Oyén­do­los uno pien­sa si aque­lla per­so­na, en edad ya madu­ra, con res­pon­sa­bi­li­da­des de indu­da­ble tras­cen­den­cia polí­ti­ca, que tra­ba­ja en un hos­pi­tal don­de hay huel­gas de los MIR, paros de enfer­me­ras, que­jas de enfer­mos que siem­pre espe­ran camas, de médi­cos que quie­ren reu­nir­se y no les dejan; uno pien­sa que si esta per­so­na sabe (de saber-cono­cer) lo que pien­sa, lo que dice, o si no será un extra­te­rres­tre, o uno de aque­llos muñe­cos de latón que dán­do­les cuer­da hacían sonar siem­pre el mis­mo tam­bor. Pues sí señor, hace­mos polí­ti­ca, como usted, como todos; la dife­ren­cia está solo en que noso­tros lo sabe­mos y usted dice que no.»

AA.VV.: La salud, exi­gen­cia popu­lar, Laia, Bar­ce­lo­na 1976, pp. 126 – 127.

Si estu­dia­mos el Covid-19 con la radi­ca­li­dad que exi­ge la pra­xis, siem­pre lle­ga­re­mos en direc­to o por mil veri­cue­tos al pro­ble­ma del poder. Des­cu­bri­mos el ori­gen y sig­ni­fi­ca­do del Covid-19 en la con­fluen­cia de cua­tro diná­mi­cas: la lógi­ca mun­dia­li­za­do­ra del capi­ta­lis­mo y sus efec­tos sobre la huma­ni­dad, la cri­sis estruc­tu­ral que ha pre­pa­ra­do el sur­gi­mien­to de la pan­de­mia, las ten­sio­nes entre blo­ques y la uti­li­za­ción del Covid-19 como arma del impe­ria­lis­mo y la inca­pa­ci­dad de la Eco­no­mía Polí­ti­ca clá­si­ca, de la cien­cia social de la bur­gue­sía como la defi­ne Engels para com­pren­der qué suce­de. Las cua­tro cues­tio­nes nos con­du­cen al pro­ble­ma del poder.

Según el impres­cin­di­ble tex­to de Ser­gio Ortiz, las cin­co lec­cio­nes1 que debe­mos apren­der de la vic­to­ria de Chi­na sobre el Covid-19 se resu­men en que ade­más de lavar­se las manos tam­bién hay que «lavar­se el cere­bro». Las lec­cio­nes son estas: 1) no sub­es­ti­mar la enfer­me­dad, 2) tener un buen gobierno, 3) salud para todos por­que es un dere­cho humano, 4) los reme­dios y vacu­nas deben estar en manos del Esta­do y empre­sas y labo­ra­to­rios nacio­na­les, no en las mul­ti­na­cio­na­les y 5) la socie­dad debe tener lazos de soli­da­ri­dad muy fuer­tes. Des­in­to­xi­car nues­tro cere­bro, nues­tra for­ma de pen­sar y actuar, de creer lo que nos dice la bur­gue­sía. Como vere­mos en el cuar­to apar­ta­do, las cin­co lec­cio­nes y su sín­te­sis son en reali­dad rela­cio­nes de poder, de lucha de cla­ses anti­im­pe­ria­lis­ta. Mien­tras tan­to, y para ayu­dar a desin­fec­tar la inte­li­gen­cia, hemos deci­di­do poner a dis­po­si­ción de los y las lec­to­ras crí­ti­cas de nues­tro tex­to las direc­cio­nes elec­tró­ni­cas de las citas que emplea­mos, para faci­li­tar el deba­te.

Empe­za­re­mos este artícu­lo por la mun­dia­li­za­ción de la ley del valor, segui­re­mos por la cri­sis actual, con­ti­nua­re­mos por las con­tra­dic­cio­nes entre blo­ques y ter­mi­na­re­mos con la teo­ría del cono­ci­mien­to como, entre otras cosas, antí­do­to con­tra el mie­do para­li­zan­te que el capi­tal inten­tan impo­ner con el Covid-19.

  1. Ser­gio Ortiz: Cin­co lec­cio­nes que deja Chi­na en com­ba­te al coro­na­vi­rus, 19 de mar­zo de 2020 (http://​www​.resu​men​la​ti​no​ame​ri​cano​.org/​2​0​2​0​/​0​3​/​1​9​/​c​o​r​o​n​a​v​i​r​u​s​-​l​e​c​c​i​o​n​e​s​-​d​e​-​c​h​i​n​a​-​n​o​-​s​o​l​o​-​h​a​y​-​q​u​e​-​l​a​v​a​r​s​e​-​l​a​s​-​m​a​n​o​s​-​t​a​m​b​i​e​n​-​e​l​-​c​e​r​e​b​ro/).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: