EE.UU. Trump una decré­pi­ta ame­na­za, Vene­zue­la otra vez de pie

Por Ste­lla Callo­ni, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 27 de mar­zo de 2020

En una acción deses­pe­ra­da, cuan­do su gobierno ‑éste sí terro­ris­ta- tam­ba­lea por el caos que ha engen­dra­do en el mun­do y en Esta­dos Uni­dos la pan­de­mia del coro­na­vi­rus afec­ta a casi cien mil per­so­nas, el pre­si­den­te Donald Trump orde­nó impo­ner car­gos por nar­co­te­rro­ris­mo con­tra el pre­si­den­te de Vene­zue­la Nico­lás Madu­ro y sus prin­ci­pa­les fun­cio­na­rios, ofre­cien­do, como si fue­ra una pelí­cu­la del vie­jo oes­te, una recom­pen­sa de 15 millo­nes de dóla­res para que le “entre­guen” al man­da­ta­rio vene­zo­lano y 10 millo­nes por cada uno de los acu­sa­dos.

No sólo esto. Como en el lejano oes­te el ros­tro de Madu­ro se ve en un car­tel don­de se ofre­ce la recom­pen­sa lo que resul­ta no sólo bru­tal sino cri­mi­nal y se con­vier­te en una afren­ta para la huma­ni­dad en estas cir­cuns­tan­cias.

En momen­tos en que el pro­pio secre­ta­rio gene­ral de Nacio­nes Uni­das Anto­nio Gute­rres advier­te que deben ser levan­ta­das las san­cio­nes impues­tas a varios paí­ses como Cuba, Vene­zue­la, Irán, Nica­ra­gua y otras, para aten­der la pan­de­mia que aso­la a la huma­ni­dad, el gobierno de Trump ame­na­za con una inter­ven­ción mili­tar en Vene­zue­la Tam­bién la Alta Comi­sio­na­da de la ONU para los Dere­chos Huma­nos Miche­lle Bache­let advir­tió sobre el impac­to del escru­ti­nio estric­to del sec­tor finan­cie­ro, que con­ti­núan sufrien­do los ser­vi­cios públi­cos y la pobla­ción en gene­ral de Vene­zue­la como con­se­cuen­cia de estas medi­das con­tra­rias a la Car­ta de las Nacio­nes Uni­das.

La ame­na­za mili­tar sue­na más gra­ve cuan­do EE.UU no ha podi­do rea­li­zar una manio­bra mili­tar con la Orga­ni­za­ción del Atlán­ti­co Nor­te (OTAN) en Euro­pa adon­de envió tro­pas y equi­pos en pleno auge de la pan­de­mia en Ita­lia y otros luga­res. Fue a pedi­do de varios paí­ses euro­peos que se detu­vo la manio­bra, pero el hecho de inten­tar­lo demues­tra los lími­tes que atra­ve­só Esta­dos Uni­dos y su socio Israel.

Los argu­men­tos actua­les para esta reso­lu­ción de la “jus­ti­cia” nor­te­ame­ri­ca­na son ya gas­ta­dos y uti­li­za­dos en cada ciclo de la his­to­ria, pero no se pue­de des­co­no­cer que en fun­ción de que­rer ren­dir a Vene­zue­la y con ella al res­to de Amé­ri­ca Lati­na, han sem­bra­do de bases y esta­ble­ci­mien­tos la región. Sólo Colom­bia, su mejor cen­tro de ope­ra­cio­nes con­tra toda la región tie­ne nue­ve bases, y le siguen Pana­má, Perú, Gua­te­ma­la, Hon­du­ras, Cos­ta Rica y otros paí­ses, inclu­yen­do Para­guay y Argen­ti­na, don­de el Coman­do Sur fir­mó acuer­dos con el ex pre­si­den­te Mau­ri­cio Macri.

Pero son los acuer­dos últi­mos de Trump con el pre­si­den­te de Bra­sil Jair Bol­so­na­ro los que más preo­cu­pan en estos momen­tos. De hecho en su visi­ta a Esta­dos Uni­dos, que comen­zó el 18 de mar­zo pasa­do Bol­so­na­ro en su encuen­tro en Flo­ri­da con Trump pro­cla­ma­ron su apo­yo al inexis­ten­te y auto­pro­cla­ma­do “pre­si­den­te” de Vene­zue­la Juan Guai­dó y a los “esfuer­zos de Boli­via para rea­li­zar elec­cio­nes libres”, por supues­to sin acla­rar que serían lide­ra­das por los gol­pis­tas ‑entre ellos el secre­ta­rio gene­ral de la Orga­ni­za­ció de Esta­dos Ame­ri­ca­nos, Luis Alma­gro– que derro­ca­ron al pre­si­den­te Evo Mora­les en noviem­bre pasa­do.

Se reu­nió Bol­so­na­ro tam­bién con el repre­sen­tan­te repu­bli­cano de la Flo­ri­da Mar­co Rubio ase­sor sobre Amé­ri­ca Lati­na de Trump, liga­do des­de siem­pre a la mafia terro­ris­ta de Mia­mi, que tan­to daño ha hecho con­tra Cuba y a toda la región. En reali­dad en esta reu­nión con Trump y sus ase­so­res se toma­ron acuer­dos no sólo sobre Vene­zue­la, sino sobre Cuba, y Nica­ra­gua.

Se sabe que Bol­so­na­ro quie­re hacer de Bra­sil el país líder en la sumi­sión al impe­rio, inclu­so por sobre Colom­bia y fue el pri­mer pre­si­den­te bra­si­le­ño que visi­ta el Coman­do Sur para fir­mar acuer­dos con el jefe de esta ins­ti­tu­ción mili­tar Craig Faller, entre otros, sobre pro­duc­tos de inves­ti­ga­cio­nes para defen­sa, por lo cual empre­sas bra­si­le­ñas de ese sec­tor tan sen­si­ble y estra­té­gi­co desa­rro­lla­rán pro­yec­tos con­jun­tos con sus pares esta­dou­ni­den­se.

Se dis­cu­tió la posi­bi­li­dad de que Bra­sil acep­te que tro­pas extran­je­ras (léa­se de Esta­dos Uni­dos), uti­li­cen su terri­to­rio en una acción con­tra Nico­lás Madu­ro. “Hay fuer­te resis­ten­cia, entre los mili­ta­res bra­si­le­ños, a que esa auto­ri­za­ción sea con­ce­di­da. En más de una oca­sión el vice­pre­si­den­te, gene­ral Hum­ber­to Mou­rão, reafir­mó que para Bra­sil, la úni­ca vía es la diplo­má­ti­ca, expo­nien­do de mane­ra cla­ra la opi­nión de sus pares” escri­bió el perio­dis­ta Eric Nepo­mu­ceno (el pasa­do 20 de mar­zo (Pági­na 12).

El pue­blo de Bra­sil igno­ra lo que ha nego­cia­do y entre­ga­do su man­da­ta­rio a Esta­dos Uni­dos. Entre esto cita Nepo­mu­ceno que Bol­so­na­ro lle­vó una auto­ri­za­ción para que Washing­ton uti­li­ce la base mili­tar ins­ta­la­da en Alcán­ta­ra, en el nor­te­ño esta­do de Maranhão, y la pro­me­sa de inten­si­fi­car el comer­cio bila­te­ral, acep­tan­do exi­gen­cias has­ta aho­ra nega­das”.

Todos estos pre­pa­ra­ti­vos están detrás de las men­ti­ras del fis­cal gene­ral William Barr, que acu­sa sin prue­bas a Madu­ro de ayu­dar a la disi­den­cia” de las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia (FARC) para supues­ta­men­te “tomar­se la fron­te­ra” común con Vene­zue­la, cuan­do en reali­dad estas están toma­das por exper­tos cri­mi­na­les, mer­ce­na­rios y para­mi­li­ta­res colom­bia­nos arma­dos y entre­na­dos por Israel y Esta­dos Uni­dos y bajo su direc­ción. Des­de allí han come­ti­dos ase­si­na­tos con­tra civi­les y mili­ta­res de Vene­zue­la y mane­jan redes de sabo­ta­jes y des­es­ta­bi­li­za­ción al inte­rior de ese terri­to­rio.

Resul­ta que el nar­co­trá­fi­co, el tras­la­do de la dro­ga que se obtie­ne en labo­ra­to­rios colom­bia­nos abas­te­ci­dos con los quí­mi­cos de los paí­ses pode­ro­sos, no pue­de ser con­tro­la­do por las nue­ves bases de Esta­dos Uni­dos en terri­to­rio de Colom­bia, don­de la DEA ha sido denun­cia­da, inclu­so por impor­tan­tes ofi­cia­les que deser­ta­ron del con­vi­vio de esta agen­cia anti­dro­gas con las mafias colom­bia­nas que hun­die­ron ese país en la mise­ria y la vio­len­cia, con miles de muer­tos. Pero ade­más un orga­nis­mo de la pro­pia Nacio­nes Uni­das, ha adver­ti­do que la máxi­ma can­ti­dad de dro­gas que va a Esta­dos Uni­dos des­de Colom­bia, lo hace por los puer­tos colom­bia­nos del Pací­fi­co muy lejos de Vene­zue­la.

Según el fis­cal no son ni los para­mi­li­ta­res colom­bia­nos, ni la DEA, ni el ex pre­si­den­te Alva­ro Uri­be- quien debe­ría estar con­de­na­do por crí­me­nes de lesa humanidad‑, ni su del­fín el actual pre­si­den­te de Colom­bia, Iván Duque, los que sos­tie­nen el nar­co­trá­fi­co, como todo el mun­do sabe y silen­cia. Ya es hora de pre­gun­tar­se ¿quien vigi­la las fron­te­ras de Esta­dos Uni­dos, por la que lle­gan tan­tas tone­la­das de dro­gas, mien­tras fuer­zas de segu­ri­dad cazan migran­tes y has­ta encie­rran niños de nues­tra región en jau­las’?.

Con total impu­ni­dad sos­tie­ne Barr que se cal­cu­la en 200 y 250 tone­la­das de cocaí­na envia­das fue­ra de Vene­zue­la por las rutas de lo que lla­ma “la alian­za cri­mi­nal” es decir Madu­ro-FARC. Sería bueno revi­sar las rutas aéreas del Coman­do Sur.

Este inven­to es simi­lar al de la ame­na­za que sig­ni­fi­ca­ban las armas de des­truc­ción masi­vas que tenía Irak, para des­pués de inva­dir, matar un millón de per­so­nas y apo­de­rar­se de ese país y que lue­go “reco­no­cie­ron” que en reali­dad se equi­vo­ca­ron y que no exis­tían tales armas, de lo cual habían sido cla­ra­men­te infor­ma­dos. O los argu­men­tos para inva­dir Pana­má en diciem­bre de 1989 tan­tos otros simi­la­res en la his­to­ria.

Entre las lin­de­zas del Fis­cal fede­ral del dis­tri­to Sur de Nue­va York Geo­fri Ber­man ase­gu­ra que estos car­gos cri­mi­na­les son con­tra Madu­ro y sus “socios de las FARC los “que han tra­fi­ca­do tan­ta dro­ga gra­cias a la pro­tec­ción del gobierno vene­zo­lano para los crí­me­nes de nar­co­te­rro­ris­mo”. Ade­más por la pre­sun­tas pre­sio­nes ejer­ci­das por el “cha­vis­mo” sobre otros gobier­nos para que per­mi­tan “el des­plie­gue de la tra­ma cri­mi­nal”.

Con esto dejan pen­dien­tes nue­vas acu­sa­cio­nes para armar otro esce­na­rio y ame­na­zar de com­pli­ci­dad “bajo pre­sión” a todo gobierno “insu­mi­so” para las nece­si­da­des de con­trol total del patio “tra­se­ro” que inten­ta el impe­rio en su derrum­be en este siglo, lo que será su tum­ba.

Ade­más de Madu­ro ofre­cen recom­pen­sas de has­ta 10 millo­nes de dóla­res “por infor­ma­ción” es decir la entre­ga de Dios­da­do Cabe­llo, titu­lar de la Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te; el gene­ral (reti­ra­do) Hugo Car­va­jal Barrios, ex direc­tor de la Inte­li­gen­cia Mili­tar de Vene­zue­la (DGCIM); Clí­ver Alca­lá Cor­do­nes, Gene­ral Mayor (reti­ra­do) del Ejér­ci­to de Vene­zue­la; y Tareck El Ais­sa­mi, minis­tro de Indus­tria y Pro­duc­ción Nacio­nal.

Entre otros fun­cio­na­rios y diri­gen­tes, tam­bién se impli­có a Mai­kel Moreno, pre­si­den­te de la Cor­te Supre­ma, a Vla­di­mir Padrino, minis­tro de Defen­sa, como prin­ci­pa­les acto­res del esque­ma cri­mi­nal y al empre­sa­rio Samark López Bello. Asi­mis­mo al ex nego­cia­dor de paz de las FARC Iván Már­quez y Jesús San­trich “por cola­bo­rar con Madu­ro para tra­fi­car cocaí­na”.

Pero, siem­pre hay un pero. Resul­ta que el gene­ral Mayor® del ejér­ci­to vene­zo­lano Alca­lá Cor­do­nes que en reali­dad vive en Barran­qui­lla, Colom­bia, reac­cio­nó asom­bra­do, según él mis­mo, ante la recom­pen­sa ofre­ci­da por Esta­dos Uni­dos por su cap­tu­ra cuan­do en reali­dad el tra­ba­ja con “agen­tes” esta­dou­ni­den­ses, inclu­yen­do al auto­pro­cla­ma­do “pre­si­den­te “ Juan Guai­dó, que en reali­dad pre­si­de una fan­ta­sía, ya que no tie­ne sede y no gobier­na a nadie, aun­que lo reco­no­ce el gobierno de Esta­dos Uni­dos y sus ver­gon­zan­tes aso­cia­dos.

Des­de su casa en Barran­qui­lla, Alca­lá Cor­do­nes habló con una radio colom­bia­na y sos­tu­vo que una par­ti­da de armas de gue­rra secues­tra­das recien­te­men­te en este país entre San­ta Mar­ta y Barran­qui­lla, (la ruta del Cari­be) habían sido com­pra­das por agen­tes de Esta­dos Uni­dos y Guai­dó para rea­li­zar una ope­ra­ción, otro inten­to de gol­pe en Vene­zue­la y ase­si­nar a Madu­ro. “Las armas incau­ta­das en Colom­bia fue en el mar­co de un pac­to o de un con­ve­nio fir­ma­do por el pre­si­den­te Guai­dó, el señor JJ Ren­dón, el señor (Ser­gio) Ver­ga­ra y ase­so­res nor­te­ame­ri­ca­nos”, dijo el mili­tar reti­ra­do vene­zo­lano.

De acuer­do a sus afir­ma­cio­nes esta­ban tam­bién en el com­plot el gol­pis­ta Leo­pol­do López y el ex poli­cía “Swat” Iván Simo­no­vis “nom­bra­do” por el inexis­ten­te “pre­si­den­te“ Guai­dó como Coor­di­na­dor espe­cial de Segu­ri­dad e Inte­li­gen­cia de Vene­zue­la ante Esta­dos Uni­dos (no es una bro­ma aun­que lo parez­ca).

Este ex comi­sa­rio era secre­ta­rio de Segu­ri­dad Ciu­da­da­na del Dis­tri­to Capi­tal (que esta­ba en manos opo­si­to­ras), cuan­do se pro­du­jo el gol­pe del 11 de abril de 2002 con­tra el enton­ces pre­si­den­te Hugo Chá­vez Frías y fue dete­ni­do como res­pon­sa­ble de crí­me­nes y otros gra­ves aten­ta­dos. Se fugó de una cár­cel vene­zo­la­na, ayu­da­do por la CIA esta­dou­ni­den­se y sus alia­dos vene­zo­la­nos, a prin­ci­pios de junio de 2019 y se “asi­ló” en Esta­dos Uni­dos.

Por su par­te Alca­lá rela­tó que se esta­ba for­man­do un gru­po de Uni­dad por la Liber­tad de Vene­zue­la en Colom­bia, pero se habían encon­tra­do con obs­tácu­los entre ellos lo que lla­mó “los tes­ta­fe­rros de la Opo­si­ción” en refe­ren­cia a las dife­ren­cias cada vez más impor­tan­tes entre la mayo­ría de la opo­si­to­ra vene­zo­la­na y Guai­dó, y aña­dió que el fis­cal con­fun­di­do no debe cono­cer para quien esta­ba tra­ba­jan­do.

Vale la pena recor­dar que en enero de este año, Simo­no­vis des­ta­có que Guai­dó par­ti­ci­pó como “pre­si­den­te” de Vene­zue­la, gra­cias a EE.UU, en la Con­ven­ción Anti­te­rro­ris­mo rea­li­za­da en enero de este año en Bogo­tá, don­de “el tema de Vene­zue­la había sido pues­to otra vez en el tape­te”. Es decir que esta­ban pre­pa­ran­do un nue­vo “asal­to” a ese país.

Al leer los argu­men­tos esgri­mi­dos por el gobierno de Trump se esta­ble­ce la coin­ci­den­cia con lo que dijo Simo­no­vis a la “Voz de Amé­ri­ca” (Mia­mi) sobre la total “y abso­lu­ta com­pro­ba­ción de la pre­sen­cia de Hez­bo­llah en Vene­zue­la y de los gru­pos gue­rri­lle­ros colom­bia­nos como las FARC y el Ejér­ci­to de Libe­ra­ción Nacio­nal de Colom­bia“ acu­san­do al gobierno de Madu­ro de haber con­ver­ti­do a Vene­zue­la “en el sitio don­de los cri­mi­na­les se reúnen”. ¿No habrá que­ri­do decir Mia­mi?

Éste era el tra­ba­jo que andu­vo hacien­do –entre otros- Mike Pen­ce en sus giras y el apre­su­ra­mien­to que lo tra­jo al sur. Estan­do aún Mau­ri­cio Macri como pre­si­den­te de Argen­ti­na, logró que éste intro­du­je­ra como orga­ni­za­ción terro­ris­ta a Hez­bo­llah, que en reali­dad es un par­ti­do polí­ti­co del Líbano con pre­sen­cia en el Con­gre­so y cuya lucha arma­da ha sido y es por la defen­sa de su país con­tra los ata­ques israe­líes una y otra vez.

Las con­fe­sio­nes de Alca­lá y el momen­to ele­gi­do por Trump para esta decla­ra­ción de “gue­rra” resul­tan un nue­vo fra­ca­so para los irre­den­tos “ase­so­res” del igno­ran­te man­da­ta­rio, entre ellos cri­mi­na­les de gue­rra como Elliot Abram y el lobby cubano ame­ri­cano de Mia­mi, en el que des­ta­ca Mar­co Rubio. Su com­pa­ñe­ra Ilea­na Ros-Leh­ti­nen fue cla­ve en la pre­pa­ra­ción del gol­pe con­tra Evo Mora­les en Boli­via. 

Los millo­nes de dóla­res ofre­ci­dos para “cazar” a un pre­si­den­te y sus fun­cio­na­rios no sólo vio­la todas las reglas inter­na­cio­na­les- lo que es ya común para este gobierno- sino que aten­ta con­tra los míni­mos prin­ci­pios huma­ni­ta­rios, más aún en medio de una pan­de­mia que afec­ta a millo­nes de nor­te­ame­ri­ca­nos que no tie­nen nin­gún res­guar­do sani­ta­rio y a los que el pre­si­den­te Trump tam­bién con­de­na a muer­te, mien­tras sal­va a las empre­sas, mos­tran­do al mun­do la reali­dad des­pia­da­da de la “gran poten­cia mun­dial” por den­tro y la ver­da­de­ra cara del capi­ta­lis­mo en el oca­so.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *