Argen­ti­na. Pymes aho­ga­das vs ban­ca inflexible

Puja entre el sec­tor pro­duc­ti­vo y el blo­que financiero 

Por Raúl Della­to­rre /​Resu­men Latinoamericano/​28 de mar­zo 2020 . — — —

Pese al pedi­do del gobierno, los ban­cos pri­va­dos se resis­ten a finan­ciar a las pymes en la emer­gen­cia ni siquie­ra para pagar los suel­dos. Recla­mos al BCRA para que endu­rez­ca el control. 

Aun­que no hay cifras ofi­cia­les, des­de todos los sec­to­res, inclu­si­ve del sis­te­ma finan­cie­ro, coin­ci­den en que el recha­zo de che­ques por la com­pen­sa­ción ban­ca­ria (clea­ring) va a ser impor­tan­te y deja­rá muchas cuen­tas corrien­tes para­li­za­das has­ta que sus titu­la­res logren cubrir el rojo no auto­ri­za­do. En estas con­di­cio­nes, el pago de sala­rios en los pri­me­ros días de abril, para la gran mayo­ría de empre­sas pymes de sec­to­res que están inac­ti­vos por las medi­das de ais­la­mien­to sani­ta­rio, entra en zona de ries­go. Sal­vo la ban­ca públi­ca (ver nota apar­te sobre anun­cios del Ban­co Nación), las enti­da­des no han pre­vis­to otor­gar cré­di­to a sus clien­tes para cubrir el pago de sala­rios en los pró­xi­mos días, y dede el Ban­co Cen­tral la úni­ca con­di­ción que se les recla­mó es que no bajen la cali­fi­ca­ción de sus clien­tes por che­ques recha­za­dos, cam­bian­do el rótu­lo «por fal­ta de fon­dos» por el más ama­ble de «por razo­nes de fuer­za mayor». Des­de el equi­po eco­nó­mi­co reco­no­cen el con­flic­to, pero admi­ten que hay una fuer­te resis­ten­cia del sis­te­ma finan­cie­ro pri­va­do a otor­gar con­ce­sio­nes en la emer­gen­cia. «En una con­ver­sa­ción con repre­sen­tan­tes de la ban­ca pri­va­da, lle­ga­ron a plan­tear que podrían finan­ciar los des­cu­bier­tos para pagar los che­ques que caen, pero cobran­do una tasa del 60 por cien­to, por­que el ries­go es muy alto», comen­tó una fuen­te citan­do uno de los tan­tos capí­tu­los de las con­ver­sa­cio­nes de estas horas. 

«El entra­ma­do pro­duc­ti­vo tie­ne aho­ra otro desa­fío, un nue­vo pro­ble­ma finan­cie­ro, que es cómo esti­rar los pla­zos y poder supe­rar este para­te de acti­vi­dad sin pro­vo­car mayor cos­to social», seña­ló una fuen­te del equi­po eco­nó­mi­co, mos­tran­do con­fian­za en que «esto empe­za­rá a sub­sa­nar­se con los cré­di­tos blan­dos que impul­sa el Ban­co Central». 

Hay un cho­que evi­den­te de intere­ses entre el sec­tor pro­duc­ti­vo y el blo­que finan­cie­ro, una ver­da­de­ra puja de poder en la que estos últi­mos intere­ses están inte­rrum­pien­do el pro­ce­so de «con­ten­ción des­de aba­jo» que vie­ne des­ple­gan­do el gobierno en la emer­gen­cia. El sec­tor pyme es el esla­bón débil de la cade­na pro­duc­ti­va, y el sis­te­ma finan­cie­ro tie­ne el filo del cor­ta­fie­rro sobre ese esla­bón. El recha­zo de che­ques pue­de ser el maza­zo sobre esa herramienta. 

Ayer se ana­li­za­ba, en el mar­co del gabi­ne­te eco­nó­mi­co, dos nue­vas medi­das de ali­vio para el sec­tor pro­duc­ti­vo. Una es la pró­rro­ga de los ven­ci­mien­tos de abril para el pago de las con­tri­bu­cio­nes patro­na­les. El gobierno tra­ba­ja, ade­más, en un esque­ma de garan­tías públi­cas que per­mi­ta que «todos sean suje­tos de cré­di­to». Es decir, un puen­te para supe­rar el obs­tácu­lo de las exi­gen­cias de garan­tías que sue­len opo­ner los ban­cos a la pyme deman­dan­te de cré­di­to. Un inten­to, en este mis­mo sen­ti­do, tuvo lugar esta sema­na, cuan­do el Sis­te­ma de Garan­tías Recí­pro­cas (SGR), un orga­nis­mo públi­co crea­do por ley en Argen­ti­na para res­pal­dar a las pymes, le ofre­ció a los ban­cos pri­va­dos ser garan­te al menos sobre las 17 mil pymes con las que ya tra­ba­ja, para la finan­cia­ción de los des­cu­bier­tos en cuen­ta corrien­te y los fon­dos nece­sa­rios para pagar los suel­dos. La ban­ca se lo rechazó. 

Los anun­cios de Matías Kul­fas, minis­tro de Desa­rro­llo Pro­duc­ti­vo, del jue­ves a la noche anti­ci­pan­do que los ban­cos finan­cia­rían a las pymes has­ta el mon­to de la nómi­na sala­rial con un cré­di­to al 24 por cien­to anual, sólo fue­ron reco­gi­dos por el Ban­co Nación y el Pro­vin­cia de Bue­nos Aires. No hubo reso­lu­ción del Ban­co Cen­tral, que diri­ge Miguel Pes­ce, obli­gan­do a la ban­ca pri­va­da en tal sen­ti­do. La res­pues­ta en los ban­cos es «sí, se habló, lo esta­mos analizando». 

El sec­tor pyme es un uni­ver­so muy diver­so, con ideas y posi­cio­nes dife­ren­tes sobre el rol del Esta­do y las polí­ti­cas públi­cas. Hay fran­jas que recla­man que se pos­ter­guen los pagos de impues­tos, las mora­to­rias. Des­de la con­duc­ción eco­nó­mi­ca advier­ten que «no es insen­si­bi­li­dad ni des­co­no­ci­mien­to de la reali­dad; por un lado, hoy más que nun­ca cada peso que se recau­da vuel­ve a la eco­no­mía a tra­vés de polí­ti­cas de ingre­sos, inver­sio­nes o gas­tos rela­cio­na­dos con la emer­gen­cia sani­ta­ria. Y a pesar de la emer­gen­cia, la recau­da­ción alcan­zó los nive­les pro­yec­ta­dos este mes. El pro­ble­ma no es tri­bu­ta­rio, el entra­ma­do pro­duc­ti­vo tie­ne otro fren­te de con­flic­to, que es el financiero».

Enfo­que que, por otra par­te, com­par­te otro sec­tor del empre­sa­ria­do pyme que está apun­tan­do sus caño­nes hacia la ban­ca. «No va a ser con ple­ga­rias que los con­ven­zan, el Ban­co Cen­tral tie­ne que salir duro», seña­ló un refe­ren­te de peso del sec­tor. «No esta­mos pidien­do que nos rega­len nada, le esta­mos pidien­do pla­zos. Oja­lá se entien­da que se sale de esto ponien­do pri­me­ro a la salud, pero des­pués lo pro­duc­ti­vo por delan­te del capi­tal financiero»

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.