News­week: Cuba usa «medi­ca­men­to mara­vi­lla» para com­ba­tir el coro­na­vi­rus en todo el mun­do a pesar de las san­cio­nes de Esta­dos Uni­dos

Por Tom O´Connor, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 26 de mar­zo de 2020

Los médi­cos y enfer­me­ras de la Bri­ga­da Médi­ca Inter­na­cio­nal Henry Reeve de Cuba se des­pi­den antes de via­jar a Ita­lia para ayu­dar en la lucha con­tra la pan­de­mia del coro­na­vi­rus COVID-19, en la Uni­dad Cen­tral de Coope­ra­ción Médi­ca en La Haba­na, el 21 de mar­zo. Cuba tie­ne envió per­so­nal médi­co a doce­nas de paí­ses de todo el mun­do con la espe­ran­za de ayu­dar a ali­viar una cri­sis glo­bal que ya ha mata­do a casi 20,000 per­so­nas en todo el mun­do.

Cuba ha movi­li­za­do a su cuer­po médi­co en todo el mun­do para dis­tri­buir una nue­va «dro­ga mara­vi­llo­sa» que los fun­cio­na­rios dicen que es capaz de tra­tar el nue­vo coro­na­vi­rus a pesar de las estric­tas san­cio­nes de Esta­dos Uni­dos que con­ti­núan pre­sio­nan­do a la isla diri­gi­da por los comu­nis­tas.

El medi­ca­men­to, lla­ma­do Inter­fe­rón Alfa-2B Recom­bi­nan­te (IFN­rec), fue desa­rro­lla­do con­jun­ta­men­te por cien­tí­fi­cos de Cuba y Chi­na (*), don­de el bro­te de la enfer­me­dad por coro­na­vi­rus COVID-19 sur­gió por pri­me­ra vez a fines del año pasa­do. Ya acti­vas en Chi­na des­de enero, las Bri­ga­das Médi­cas Cuba­nas comen­za­ron a des­ple­gar­se en doce­nas de nacio­nes, pro­por­cio­nan­do per­so­nal y pro­duc­tos como su nue­vo medi­ca­men­to anti­vi­ral para com­ba­tir la enfer­me­dad que ha supe­ra­do los 400,000 casos con­fir­ma­dos en todo el mun­do. Has­ta el mar­tes, más de 100,000 per­so­nas se han recu­pe­ra­do de la infec­ción y más de 18,000 han muer­to.

Cuba uti­li­zó por pri­me­ra vez téc­ni­cas avan­za­das de inter­fe­rón para tra­tar la fie­bre del den­gue en la déca­da de 1980 y lue­go encon­tró éxi­to en su uso para com­ba­tir el VIH, el virus del papi­lo­ma humano, la hepa­ti­tis B, la hepa­ti­tis C y otras enfer­me­da­des. El uso del Inter­fe­rón Alfa-2B Recom­bi­nan­te «pre­vie­ne el agra­va­mien­to y las com­pli­ca­cio­nes en pacien­tes que alcan­zan esa eta­pa que en últi­ma ins­tan­cia pue­den pro­vo­car la muer­te», dijo el exper­to cubano en bio­tec­no­lo­gía Luis Herre­ra Mar­tí­nez, según un recien­te artícu­lo de Yale Uni­ver­sity Press Blog escri­to por Helen Yaf­fe de la Uni­ver­si­dad de Glas­gow. Yaf­fe lla­mó al tra­ta­mien­to un «medi­ca­men­to mara­vi­llo­so» poten­cial con­tra el nue­vo coro­na­vi­rus.

Yaf­fe, quien recien­te­men­te escri­bió un libro sobre la expe­rien­cia eco­nó­mi­ca post-sovié­ti­ca de Cuba titu­la­do We Are Cuba! , dijo a News­week que sabía de al menos 15 paí­ses que se habían pues­to en con­tac­to con Cuba para soli­ci­tar el medi­ca­men­to, jun­to con «alcal­des loca­les y direc­to­res de hos­pi­ta­les que están ansio­sos por hacer­se con el anti­vi­ral cubano para enfren­tar la cri­sis». El inter­fe­rón alfa-2B recom­bi­nan­te no ha sido apro­ba­do para tra­tar COVID-19, pero ha demos­tra­do su efi­ca­cia con­tra virus simi­la­res.

Ha sido selec­cio­na­do jun­to con otros 30 medi­ca­men­tos para tra­tar COVID-19 por la Comi­sión Nacio­nal de Salud de Chi­na. La Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud estu­dia­rá el inter­fe­rón beta, jun­to con otros tres medi­ca­men­tos, para deter­mi­nar su efec­ti­vi­dad con­tra el nue­vo coro­na­vi­rus.

Sin embar­go, los ambi­cio­sos esfuer­zos anti­pan­dé­mi­cos de Cuba se ven obs­ta­cu­li­za­dos por las san­cio­nes esta­dou­ni­den­ses de déca­das que un fun­cio­na­rio cubano des­cri­bió a News­week como «el prin­ci­pal obs­tácu­lo no solo para res­pon­der a gran­des cri­sis de salud como COVID-19, sino el prin­ci­pal obs­tácu­lo para el desa­rro­llo del país en cual­quier área «.

«El levan­ta­mien­to del blo­queo con­tra Cuba ten­dría un impac­to extra­or­di­na­ria­men­te posi­ti­vo en Cuba y prin­ci­pal­men­te en el sec­tor de la salud, que ha sido una de las áreas más daña­das des­de el esta­ble­ci­mien­to del blo­queo hace casi 60 años con más de 3.000 millo­nes de pér­di­das eco­nó­mi­cas. «, agre­gó el fun­cio­na­rio.

El Depar­ta­men­to de Esta­do ha dicho en decla­ra­cio­nes recien­tes que ofre­ce­rá asis­ten­cia a los paí­ses san­cio­na­dos que enfren­tan este nue­vo coro­na­vi­rus, men­cio­nan­do repe­ti­da­men­te a Irán y Corea del Nor­te, pero no a Cuba. El Secre­ta­rio de Esta­do Mike Pom­peo, sin embar­go, des­ta­có el país jun­to con varios otros a prin­ci­pios de este mes mien­tras dis­cu­tía los Infor­mes Anua­les de País sobre Prác­ti­cas de Dere­chos Huma­nos que ata­ca­ron a Cuba por su sis­te­ma de par­ti­do úni­co, encar­ce­la­mien­to de pri­sio­ne­ros polí­ti­cos y otros abu­sos repor­ta­dos por Esta­dos Uni­dos.

«La raíz de las san­cio­nes de Esta­dos Uni­dos es la reali­dad de que el régi­men de Cas­tro usa sus recur­sos finan­cie­ros para abu­sar del pue­blo cubano y ejer­cer una influen­cia malig­na en toda la región, espe­cial­men­te en Vene­zue­la. Esa reali­dad bási­ca debe cam­biar antes de que cual­quier reduc­ción de las san­cio­nes sea dis­cu­ti­do «, dijo un por­ta­voz del Depar­ta­men­to de Esta­do a News­week .

«Ade­más, el Depar­ta­men­to de Esta­do de EE. UU. ha docu­men­ta­do indi­ca­do­res de tra­ta de per­so­nas en las misio­nes médi­cas en el extran­je­ro de Cuba cada año des­de el Infor­me de tra­ta de per­so­nas (TIP) de 2010, inclui­dos, más recien­te­men­te, los inclui­dos en el Infor­me TIP de 2019», agre­gó el por­ta­voz. «Ins­ta­mos a los gobier­nos de los paí­ses anfi­trio­nes a exa­mi­nar las prác­ti­cas que rodean a estos pro­gra­mas e inves­ti­gar de mane­ra proac­ti­va los acuer­dos con­trac­tua­les aso­cia­dos con las misio­nes médi­cas de Cuba en sus paí­ses».

El Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Cuba recha­za regu­lar­men­te tales acu­sa­cio­nes, argu­men­tan­do que el blo­queo de Washing­ton fue, en cam­bio, la ver­da­de­ra vio­la­ción del dere­cho inter­na­cio­nal y des­ta­can­do las con­tri­bu­cio­nes huma­ni­ta­rias de La Haba­na.

«A pesar del blo­queo, los médi­cos cuba­nos tra­ba­jan en 59 paí­ses de todo el mun­do, 37 de los cua­les han con­fir­ma­do casos de COVID-19», dijo a News­week un fun­cio­na­rio cubano .

Estos paí­ses inclu­yen paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be como Gra­na­da, Jamai­ca, Nica­ra­gua, Suri­nam y Vene­zue­la, pero tam­bién Ita­lia, que ha sido tes­ti­go del bro­te de COVID-19 más mor­tal has­ta la fecha. La enfer­me­dad aún no tie­ne una ver­da­de­ra vacu­na o cura, pero La Haba­na espe­ra­ba demos­trar su capa­ci­dad para al menos ali­viar las cri­sis de salud a esca­la inter­na­cio­nal.

«Ade­más, el mun­do pue­de con­tar con más de 29,000 médi­cos que se gra­dua­ron en Cuba y que, lue­go de su entre­na­mien­to en la Escue­la Lati­no­ame­ri­ca­na de Medi­ci­na y otras facul­ta­des cuba­nas, harán todo lo que esté en su poder para com­ba­tir COVID-19», dijo el fun­cio­na­rio. dijo.

En casa, la expe­rien­cia de Cuba con COVID-19 ha sido rela­ti­va­men­te leve. Has­ta el mar­tes, el país de apro­xi­ma­da­men­te 11,5 millo­nes de per­so­nas ha regis­tra­do 40 casos y una sola muer­te, según el Minis­te­rio de Salud Públi­ca de Cuba.

El sec­tor de la salud cuba­na está alta­men­te desa­rro­lla­do, una prio­ri­dad de la revo­lu­ción de Fidel Cas­tro de media­dos del siglo XX, que colo­có a la isla en el cen­tro de aten­ción de la geo­po­lí­ti­ca de la Gue­rra Fría. «La salud es un tema de suma impor­tan­cia para Cuba, por eso defen­de­mos el dere­cho de todos los seres huma­nos a reci­bir aten­ción médi­ca de cali­dad», dijo el Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Cuba en un comu­ni­ca­do envia­do a News­week . «Por lo tan­to, la soli­da­ri­dad es un prin­ci­pio defen­di­do por Cuba y nues­tro pue­blo duran­te más de 60 años de Revo­lu­ción».

Yaf­fe expli­có a News­week que «una peque­ña isla cari­be­ña, sub­de­sa­rro­lla­da por siglos de colo­nia­lis­mo e impe­ria­lis­mo, y suje­ta a san­cio­nes puni­ti­vas y extra­te­rri­to­ria­les por par­te de Esta­dos Uni­dos duran­te 60 años, tie­ne mucho que ofre­cer al mun­do».

«Des­pués de la Revo­lu­ción de 1959, el esta­do socia­lis­ta de Cuba desa­rro­lló un sis­te­ma de salud uni­ver­sal y gra­tui­to, que logró más médi­cos por per­so­na que cual­quier otro país del mun­do. Esto se ha vis­to faci­li­ta­do por el acce­so gra­tui­to y uni­ver­sal a la edu­ca­ción en todos los nive­les», dijo. «Los bene­fi­cios se dis­tri­bu­yen a nivel mun­dial; unos 400,000 pro­fe­sio­na­les médi­cos cuba­nos han tra­ba­ja­do en el extran­je­ro en seis déca­das, prin­ci­pal­men­te en paí­ses pobres, brin­dan­do aten­ción médi­ca gra­tui­ta en el pun­to de entre­ga».

Las per­so­nas usan mas­ca­ri­llas como medi­da pre­ven­ti­va con­tra la pro­pa­ga­ción del nue­vo coro­na­vi­rus, COVID-19, en La Haba­na, el 24 de mar­zo. Des­de el mar­tes, Cuba, que has­ta aho­ra ha con­ta­do 40 casos del nue­vo coro­na­vi­rus, que el gobierno dice que tie­nen todos sido «impor­ta­do»: cerra­rá sus fron­te­ras a los turis­tas duran­te un mes y ais­la­rá en los hote­les a los que per­ma­ne­cen.

Antes de embar­car­se en el extran­je­ro en lo que se cono­ce ofi­cial­men­te como «misio­nes de cola­bo­ra­ción», 400 médi­cos y espe­cia­lis­tas cuba­nos se están pre­pa­ran­do para sus misio­nes capa­ci­tán­do­se en el Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Medi­ci­na Tro­pi­cal Pedro Kou­ri, según el Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Cuba. El ins­ti­tu­to con sede en La Haba­na ha sido desig­na­do un cen­tro de salud para el tra­ta­mien­to de casos con­fir­ma­dos de COVID-19, aun­que has­ta aho­ra había pocos.

Esta­dos Uni­dos, por otro lado, se con­ver­ti­rá en el país más afec­ta­do por el coro­na­vi­rus. Los casos de COVID-19 solo en el esta­do de Nue­va York supe­ra­ron los 20,000 el mar­tes, y se dice que los nue­vos casos se dupli­can a un rit­mo de cada tres días. Esta­dos Uni­dos ha repor­ta­do 46,158 casos con­fir­ma­dos, 583 de los cua­les murie­ron y 35 de los cua­les se recu­pe­ra­ron has­ta el mar­tes.

Ese mis­mo día, la Arma­da anun­ció que un mari­ne­ro dio posi­ti­vo por COVID-19 mien­tras esta­ba esta­cio­na­do en la Bahía de Guan­tá­na­mo, la base mili­tar de los EE. UU.

La admi­nis­tra­ción del pre­si­den­te Donald Trump ha bus­ca­do ayu­da de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal para com­ba­tir la enfer­me­dad. Según los infor­mes, los fun­cio­na­rios del Depar­ta­men­to de Esta­do han pedi­do a los recep­to­res de ayu­da extran­je­ra que pro­por­cio­nen sumi­nis­tros médi­cos crí­ti­cos, y el pro­pio pre­si­den­te hizo un lla­ma­mien­to a su con­tra­par­te de Corea del Sur para obte­ner ven­ti­la­do­res, según una lec­tu­ra de su lla­ma­da de 23 minu­tos publi­ca­da el mar­tes por la Casa Azul.

Washing­ton ha recha­za­do pre­via­men­te las ofer­tas de La Haba­na para ayu­dar duran­te emer­gen­cias nacio­na­les como el hura­cán Katri­na, que devas­tó la ciu­dad de Nue­va Orleans y sus alre­de­do­res en 2005. El fun­cio­na­rio cubano dijo a News­week que, has­ta el lunes, «no se ha reci­bi­do nin­gu­na soli­ci­tud ofi­cial de ayu­da». de los Esta­dos Uni­dos en medio de la cri­sis actual.

Tam­po­co hubo sig­nos de ali­vio de las san­cio­nes a pesar de las súpli­cas urgen­tes del mar­tes por par­te de altos fun­cio­na­rios de las Nacio­nes Uni­das.

El secre­ta­rio gene­ral de la ONU, Antó­nio Gute­rres, pidió un alto el fue­go glo­bal, así como la eli­mi­na­ción de todas las barre­ras y res­tric­cio­nes comer­cia­les inter­na­cio­na­les para fre­nar con­jun­ta­men­te la rápi­da pro­pa­ga­ción de COVID-19. La Alta Comi­sio­na­da de Dere­chos Huma­nos de la ONU, Miche­lle Bache­let, pidió espe­cí­fi­ca­men­te que se levan­ten las san­cio­nes con­tra Cuba, Corea del Nor­te, Zim­bab­we y Vene­zue­la.

«La mayo­ría de estos esta­dos tie­nen sis­te­mas de salud frá­gi­les o débi­les. El pro­gre­so en la defen­sa de los dere­chos huma­nos es esen­cial para mejo­rar esos sis­te­mas, pero los obs­tácu­los a la impor­ta­ción de sumi­nis­tros médi­cos vita­les, inclui­do el incum­pli­mien­to exce­si­vo de las san­cio­nes por par­te de los ban­cos, crea­rán daños dura­de­ros. a las comu­ni­da­des vul­ne­ra­bles «, decía la decla­ra­ción de Bache­let. «Las pobla­cio­nes en estos paí­ses no son de nin­gu­na mane­ra res­pon­sa­bles de las polí­ti­cas que son obje­to de san­cio­nes, y en diver­sos gra­dos ya han esta­do vivien­do en una situa­ción pre­ca­ria duran­te perío­dos pro­lon­ga­dos».

Tras un flo­re­cien­te deten­te bajo la admi­nis­tra­ción del ex pre­si­den­te Barack Oba­ma en 2015, Trump ha amplia­do las res­tric­cio­nes eco­nó­mi­cas con­tra Cuba. Washing­ton ha bus­ca­do duran­te mucho tiem­po un cam­bio de régi­men en La Haba­na, pero aho­ra luchó para derro­car a otro gobierno izquier­dis­ta, inclui­do en la lis­ta negra de Esta­dos Uni­dos, en Cara­cas, don­de el ase­dia­do pre­si­den­te vene­zo­lano Nico­lás Madu­ro con­ti­núa reci­bien­do el apo­yo de fun­cio­na­rios cuba­nos a pesar de las estric­tas san­cio­nes de Trump en ambos paí­ses des­de 2017.

«En los meses pre­vios a la pan­de­mia de COVID-19, los cuba­nos ya expe­ri­men­ta­ban esca­sez de petró­leo y pro­duc­tos bási­cos, como jabo­nes y ali­men­tos, debi­do al endu­re­ci­mien­to del blo­queo de Esta­dos Uni­dos», dijo Yaf­fe a News­week . «Tam­bién sufrían la esca­sez de algu­nos de los insu­mos nece­sa­rios para su indus­tria bio­tec­no­ló­gi­ca líder mun­dial».

«Esto a pesar del hecho de que casi todos los paí­ses del mun­do con­de­nan el blo­queo esta­dou­ni­den­se (uni­la­te­ral y extra­te­rri­to­rial), evi­den­cia­do por el voto de la Asam­blea Gene­ral de la ONU duran­te 28 años con­se­cu­ti­vos», agre­gó. «Aho­ra es el momen­to de exi­gir el fin de las san­cio­nes que impi­den que Cuba ten­ga acce­so a los recur­sos que nece­si­ta para com­ba­tir esta pan­de­mia mor­tal, tan­to para su pro­pia pobla­ción como para los bene­fi­cia­rios glo­ba­les del inter­na­cio­na­lis­mo médi­co cubano».

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *