News­week: Cuba usa «medi­ca­men­to mara­vi­lla» para com­ba­tir el coro­na­vi­rus en todo el mun­do a pesar de las san­cio­nes de Esta­dos Uni­dos

Por Tom O´Connor, Resu­men Lati­noa­me­ri­cano 26 de mar­zo de 2020

Los médi­cos y enfer­me­ras de la Bri­ga­da Médi­ca Inter­na­cio­nal Henry Reeve de Cuba se des­pi­den antes de via­jar a Ita­lia para ayu­dar en la lucha con­tra la pan­de­mia del coro­na­vi­rus COVID-19, en la Uni­dad Cen­tral de Coope­ra­ción Médi­ca en La Haba­na, el 21 de mar­zo. Cuba tie­ne envió per­so­nal médi­co a doce­nas de paí­ses de todo el mun­do con la espe­ran­za de ayu­dar a ali­viar una cri­sis glo­bal que ya ha mata­do a casi 20,000 per­so­nas en todo el mun­do.

Cuba ha movi­li­za­do a su cuer­po médi­co en todo el mun­do para dis­tri­buir una nue­va «dro­ga mara­vi­llo­sa» que los fun­cio­na­rios dicen que es capaz de tra­tar el nue­vo coro­na­vi­rus a pesar de las estric­tas san­cio­nes de Esta­dos Uni­dos que con­ti­núan pre­sio­nan­do a la isla diri­gi­da por los comu­nis­tas.

El medi­ca­men­to, lla­ma­do Inter­fe­rón Alfa-2B Recom­bi­nan­te (IFN­rec), fue desa­rro­lla­do con­jun­ta­men­te por cien­tí­fi­cos de Cuba y Chi­na (*), don­de el bro­te de la enfer­me­dad por coro­na­vi­rus COVID-19 sur­gió por pri­me­ra vez a fines del año pasa­do. Ya acti­vas en Chi­na des­de enero, las Bri­ga­das Médi­cas Cuba­nas comen­za­ron a des­ple­gar­se en doce­nas de nacio­nes, pro­por­cio­nan­do per­so­nal y pro­duc­tos como su nue­vo medi­ca­men­to anti­vi­ral para com­ba­tir la enfer­me­dad que ha supe­ra­do los 400,000 casos con­fir­ma­dos en todo el mun­do. Has­ta el mar­tes, más de 100,000 per­so­nas se han recu­pe­ra­do de la infec­ción y más de 18,000 han muer­to.

Cuba uti­li­zó por pri­me­ra vez téc­ni­cas avan­za­das de inter­fe­rón para tra­tar la fie­bre del den­gue en la déca­da de 1980 y lue­go encon­tró éxi­to en su uso para com­ba­tir el VIH, el virus del papi­lo­ma humano, la hepa­ti­tis B, la hepa­ti­tis C y otras enfer­me­da­des. El uso del Inter­fe­rón Alfa-2B Recom­bi­nan­te «pre­vie­ne el agra­va­mien­to y las com­pli­ca­cio­nes en pacien­tes que alcan­zan esa eta­pa que en últi­ma ins­tan­cia pue­den pro­vo­car la muer­te», dijo el exper­to cubano en bio­tec­no­lo­gía Luis Herre­ra Mar­tí­nez, según un recien­te artícu­lo de Yale Uni­ver­sity Press Blog escri­to por Helen Yaf­fe de la Uni­ver­si­dad de Glas­gow. Yaf­fe lla­mó al tra­ta­mien­to un «medi­ca­men­to mara­vi­llo­so» poten­cial con­tra el nue­vo coro­na­vi­rus.

Yaf­fe, quien recien­te­men­te escri­bió un libro sobre la expe­rien­cia eco­nó­mi­ca post-sovié­ti­ca de Cuba titu­la­do We Are Cuba! , dijo a News­week que sabía de al menos 15 paí­ses que se habían pues­to en con­tac­to con Cuba para soli­ci­tar el medi­ca­men­to, jun­to con «alcal­des loca­les y direc­to­res de hos­pi­ta­les que están ansio­sos por hacer­se con el anti­vi­ral cubano para enfren­tar la cri­sis». El inter­fe­rón alfa-2B recom­bi­nan­te no ha sido apro­ba­do para tra­tar COVID-19, pero ha demos­tra­do su efi­ca­cia con­tra virus simi­la­res.

Ha sido selec­cio­na­do jun­to con otros 30 medi­ca­men­tos para tra­tar COVID-19 por la Comi­sión Nacio­nal de Salud de Chi­na. La Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud estu­dia­rá el inter­fe­rón beta, jun­to con otros tres medi­ca­men­tos, para deter­mi­nar su efec­ti­vi­dad con­tra el nue­vo coro­na­vi­rus.

Sin embar­go, los ambi­cio­sos esfuer­zos anti­pan­dé­mi­cos de Cuba se ven obs­ta­cu­li­za­dos por las san­cio­nes esta­dou­ni­den­ses de déca­das que un fun­cio­na­rio cubano des­cri­bió a News­week como «el prin­ci­pal obs­tácu­lo no solo para res­pon­der a gran­des cri­sis de salud como COVID-19, sino el prin­ci­pal obs­tácu­lo para el desa­rro­llo del país en cual­quier área «.

«El levan­ta­mien­to del blo­queo con­tra Cuba ten­dría un impac­to extra­or­di­na­ria­men­te posi­ti­vo en Cuba y prin­ci­pal­men­te en el sec­tor de la salud, que ha sido una de las áreas más daña­das des­de el esta­ble­ci­mien­to del blo­queo hace casi 60 años con más de 3.000 millo­nes de pér­di­das eco­nó­mi­cas. «, agre­gó el fun­cio­na­rio.

El Depar­ta­men­to de Esta­do ha dicho en decla­ra­cio­nes recien­tes que ofre­ce­rá asis­ten­cia a los paí­ses san­cio­na­dos que enfren­tan este nue­vo coro­na­vi­rus, men­cio­nan­do repe­ti­da­men­te a Irán y Corea del Nor­te, pero no a Cuba. El Secre­ta­rio de Esta­do Mike Pom­peo, sin embar­go, des­ta­có el país jun­to con varios otros a prin­ci­pios de este mes mien­tras dis­cu­tía los Infor­mes Anua­les de País sobre Prác­ti­cas de Dere­chos Huma­nos que ata­ca­ron a Cuba por su sis­te­ma de par­ti­do úni­co, encar­ce­la­mien­to de pri­sio­ne­ros polí­ti­cos y otros abu­sos repor­ta­dos por Esta­dos Uni­dos.

«La raíz de las san­cio­nes de Esta­dos Uni­dos es la reali­dad de que el régi­men de Cas­tro usa sus recur­sos finan­cie­ros para abu­sar del pue­blo cubano y ejer­cer una influen­cia malig­na en toda la región, espe­cial­men­te en Vene­zue­la. Esa reali­dad bási­ca debe cam­biar antes de que cual­quier reduc­ción de las san­cio­nes sea dis­cu­ti­do «, dijo un por­ta­voz del Depar­ta­men­to de Esta­do a News­week .

«Ade­más, el Depar­ta­men­to de Esta­do de EE. UU. ha docu­men­ta­do indi­ca­do­res de tra­ta de per­so­nas en las misio­nes médi­cas en el extran­je­ro de Cuba cada año des­de el Infor­me de tra­ta de per­so­nas (TIP) de 2010, inclui­dos, más recien­te­men­te, los inclui­dos en el Infor­me TIP de 2019», agre­gó el por­ta­voz. «Ins­ta­mos a los gobier­nos de los paí­ses anfi­trio­nes a exa­mi­nar las prác­ti­cas que rodean a estos pro­gra­mas e inves­ti­gar de mane­ra proac­ti­va los acuer­dos con­trac­tua­les aso­cia­dos con las misio­nes médi­cas de Cuba en sus paí­ses».

El Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Cuba recha­za regu­lar­men­te tales acu­sa­cio­nes, argu­men­tan­do que el blo­queo de Washing­ton fue, en cam­bio, la ver­da­de­ra vio­la­ción del dere­cho inter­na­cio­nal y des­ta­can­do las con­tri­bu­cio­nes huma­ni­ta­rias de La Haba­na.

«A pesar del blo­queo, los médi­cos cuba­nos tra­ba­jan en 59 paí­ses de todo el mun­do, 37 de los cua­les han con­fir­ma­do casos de COVID-19», dijo a News­week un fun­cio­na­rio cubano .

Estos paí­ses inclu­yen paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be como Gra­na­da, Jamai­ca, Nica­ra­gua, Suri­nam y Vene­zue­la, pero tam­bién Ita­lia, que ha sido tes­ti­go del bro­te de COVID-19 más mor­tal has­ta la fecha. La enfer­me­dad aún no tie­ne una ver­da­de­ra vacu­na o cura, pero La Haba­na espe­ra­ba demos­trar su capa­ci­dad para al menos ali­viar las cri­sis de salud a esca­la inter­na­cio­nal.

«Ade­más, el mun­do pue­de con­tar con más de 29,000 médi­cos que se gra­dua­ron en Cuba y que, lue­go de su entre­na­mien­to en la Escue­la Lati­noa­me­ri­ca­na de Medi­ci­na y otras facul­ta­des cuba­nas, harán todo lo que esté en su poder para com­ba­tir COVID-19», dijo el fun­cio­na­rio. dijo.

En casa, la expe­rien­cia de Cuba con COVID-19 ha sido rela­ti­va­men­te leve. Has­ta el mar­tes, el país de apro­xi­ma­da­men­te 11,5 millo­nes de per­so­nas ha regis­tra­do 40 casos y una sola muer­te, según el Minis­te­rio de Salud Públi­ca de Cuba.

El sec­tor de la salud cuba­na está alta­men­te desa­rro­lla­do, una prio­ri­dad de la revo­lu­ción de Fidel Cas­tro de media­dos del siglo XX, que colo­có a la isla en el cen­tro de aten­ción de la geo­po­lí­ti­ca de la Gue­rra Fría. «La salud es un tema de suma impor­tan­cia para Cuba, por eso defen­de­mos el dere­cho de todos los seres huma­nos a reci­bir aten­ción médi­ca de cali­dad», dijo el Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Cuba en un comu­ni­ca­do envia­do a News­week . «Por lo tan­to, la soli­da­ri­dad es un prin­ci­pio defen­di­do por Cuba y nues­tro pue­blo duran­te más de 60 años de Revo­lu­ción».

Yaf­fe expli­có a News­week que «una peque­ña isla cari­be­ña, sub­de­sa­rro­lla­da por siglos de colo­nia­lis­mo e impe­ria­lis­mo, y suje­ta a san­cio­nes puni­ti­vas y extra­te­rri­to­ria­les por par­te de Esta­dos Uni­dos duran­te 60 años, tie­ne mucho que ofre­cer al mun­do».

«Des­pués de la Revo­lu­ción de 1959, el esta­do socia­lis­ta de Cuba desa­rro­lló un sis­te­ma de salud uni­ver­sal y gra­tui­to, que logró más médi­cos por per­so­na que cual­quier otro país del mun­do. Esto se ha vis­to faci­li­ta­do por el acce­so gra­tui­to y uni­ver­sal a la edu­ca­ción en todos los nive­les», dijo. «Los bene­fi­cios se dis­tri­bu­yen a nivel mun­dial; unos 400,000 pro­fe­sio­na­les médi­cos cuba­nos han tra­ba­ja­do en el extran­je­ro en seis déca­das, prin­ci­pal­men­te en paí­ses pobres, brin­dan­do aten­ción médi­ca gra­tui­ta en el pun­to de entre­ga».

Las per­so­nas usan mas­ca­ri­llas como medi­da pre­ven­ti­va con­tra la pro­pa­ga­ción del nue­vo coro­na­vi­rus, COVID-19, en La Haba­na, el 24 de mar­zo. Des­de el mar­tes, Cuba, que has­ta aho­ra ha con­ta­do 40 casos del nue­vo coro­na­vi­rus, que el gobierno dice que tie­nen todos sido «impor­ta­do»: cerra­rá sus fron­te­ras a los turis­tas duran­te un mes y ais­la­rá en los hote­les a los que per­ma­ne­cen.

Antes de embar­car­se en el extran­je­ro en lo que se cono­ce ofi­cial­men­te como «misio­nes de cola­bo­ra­ción», 400 médi­cos y espe­cia­lis­tas cuba­nos se están pre­pa­ran­do para sus misio­nes capa­ci­tán­do­se en el Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Medi­ci­na Tro­pi­cal Pedro Kou­ri, según el Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Cuba. El ins­ti­tu­to con sede en La Haba­na ha sido desig­na­do un cen­tro de salud para el tra­ta­mien­to de casos con­fir­ma­dos de COVID-19, aun­que has­ta aho­ra había pocos.

Esta­dos Uni­dos, por otro lado, se con­ver­ti­rá en el país más afec­ta­do por el coro­na­vi­rus. Los casos de COVID-19 solo en el esta­do de Nue­va York supe­ra­ron los 20,000 el mar­tes, y se dice que los nue­vos casos se dupli­can a un rit­mo de cada tres días. Esta­dos Uni­dos ha repor­ta­do 46,158 casos con­fir­ma­dos, 583 de los cua­les murie­ron y 35 de los cua­les se recu­pe­ra­ron has­ta el mar­tes.

Ese mis­mo día, la Arma­da anun­ció que un mari­ne­ro dio posi­ti­vo por COVID-19 mien­tras esta­ba esta­cio­na­do en la Bahía de Guan­tá­na­mo, la base mili­tar de los EE. UU.

La admi­nis­tra­ción del pre­si­den­te Donald Trump ha bus­ca­do ayu­da de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal para com­ba­tir la enfer­me­dad. Según los infor­mes, los fun­cio­na­rios del Depar­ta­men­to de Esta­do han pedi­do a los recep­to­res de ayu­da extran­je­ra que pro­por­cio­nen sumi­nis­tros médi­cos crí­ti­cos, y el pro­pio pre­si­den­te hizo un lla­ma­mien­to a su con­tra­par­te de Corea del Sur para obte­ner ven­ti­la­do­res, según una lec­tu­ra de su lla­ma­da de 23 minu­tos publi­ca­da el mar­tes por la Casa Azul.

Washing­ton ha recha­za­do pre­via­men­te las ofer­tas de La Haba­na para ayu­dar duran­te emer­gen­cias nacio­na­les como el hura­cán Katri­na, que devas­tó la ciu­dad de Nue­va Orleans y sus alre­de­do­res en 2005. El fun­cio­na­rio cubano dijo a News­week que, has­ta el lunes, «no se ha reci­bi­do nin­gu­na soli­ci­tud ofi­cial de ayu­da». de los Esta­dos Uni­dos en medio de la cri­sis actual.

Tam­po­co hubo sig­nos de ali­vio de las san­cio­nes a pesar de las súpli­cas urgen­tes del mar­tes por par­te de altos fun­cio­na­rios de las Nacio­nes Uni­das.

El secre­ta­rio gene­ral de la ONU, Antó­nio Gute­rres, pidió un alto el fue­go glo­bal, así como la eli­mi­na­ción de todas las barre­ras y res­tric­cio­nes comer­cia­les inter­na­cio­na­les para fre­nar con­jun­ta­men­te la rápi­da pro­pa­ga­ción de COVID-19. La Alta Comi­sio­na­da de Dere­chos Huma­nos de la ONU, Miche­lle Bache­let, pidió espe­cí­fi­ca­men­te que se levan­ten las san­cio­nes con­tra Cuba, Corea del Nor­te, Zim­bab­we y Vene­zue­la.

«La mayo­ría de estos esta­dos tie­nen sis­te­mas de salud frá­gi­les o débi­les. El pro­gre­so en la defen­sa de los dere­chos huma­nos es esen­cial para mejo­rar esos sis­te­mas, pero los obs­tácu­los a la impor­ta­ción de sumi­nis­tros médi­cos vita­les, inclui­do el incum­pli­mien­to exce­si­vo de las san­cio­nes por par­te de los ban­cos, crea­rán daños dura­de­ros. a las comu­ni­da­des vul­ne­ra­bles «, decía la decla­ra­ción de Bache­let. «Las pobla­cio­nes en estos paí­ses no son de nin­gu­na mane­ra res­pon­sa­bles de las polí­ti­cas que son obje­to de san­cio­nes, y en diver­sos gra­dos ya han esta­do vivien­do en una situa­ción pre­ca­ria duran­te perío­dos pro­lon­ga­dos».

Tras un flo­re­cien­te deten­te bajo la admi­nis­tra­ción del ex pre­si­den­te Barack Oba­ma en 2015, Trump ha amplia­do las res­tric­cio­nes eco­nó­mi­cas con­tra Cuba. Washing­ton ha bus­ca­do duran­te mucho tiem­po un cam­bio de régi­men en La Haba­na, pero aho­ra luchó para derro­car a otro gobierno izquier­dis­ta, inclui­do en la lis­ta negra de Esta­dos Uni­dos, en Cara­cas, don­de el ase­dia­do pre­si­den­te vene­zo­lano Nico­lás Madu­ro con­ti­núa reci­bien­do el apo­yo de fun­cio­na­rios cuba­nos a pesar de las estric­tas san­cio­nes de Trump en ambos paí­ses des­de 2017.

«En los meses pre­vios a la pan­de­mia de COVID-19, los cuba­nos ya expe­ri­men­ta­ban esca­sez de petró­leo y pro­duc­tos bási­cos, como jabo­nes y ali­men­tos, debi­do al endu­re­ci­mien­to del blo­queo de Esta­dos Uni­dos», dijo Yaf­fe a News­week . «Tam­bién sufrían la esca­sez de algu­nos de los insu­mos nece­sa­rios para su indus­tria bio­tec­no­ló­gi­ca líder mun­dial».

«Esto a pesar del hecho de que casi todos los paí­ses del mun­do con­de­nan el blo­queo esta­dou­ni­den­se (uni­la­te­ral y extra­te­rri­to­rial), evi­den­cia­do por el voto de la Asam­blea Gene­ral de la ONU duran­te 28 años con­se­cu­ti­vos», agre­gó. «Aho­ra es el momen­to de exi­gir el fin de las san­cio­nes que impi­den que Cuba ten­ga acce­so a los recur­sos que nece­si­ta para com­ba­tir esta pan­de­mia mor­tal, tan­to para su pro­pia pobla­ción como para los bene­fi­cia­rios glo­ba­les del inter­na­cio­na­lis­mo médi­co cubano».

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: