Con­tra Cuba, men­ti­ras van, men­ti­ras vie­nen

Cuba, por Luis Tole­do San­de, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 26 de mar­zo del 2020

El Depar­ta­men­to de Esta­do de EE. UU. no cesa en sus ope­ra­cio­nes de hos­ti­li­dad con­tra Cuba. Aho­ra refuer­za las calum­nias con­tra este país y sus ser­vi­cios médi­cos, con el fin de deni­grar­los ante la cola­bo­ra­ción pres­ta­da a Ita­lia, por soli­ci­tud de esta, espe­cial­men­te de Lom­bar­día, para hacer fren­te a la epi­de­mia del coro­na­vi­rus.

Ade­más del valor humano intrín­se­co que tie­ne, esa cola­bo­ra­ción
repre­sen­ta un nue­vo fra­ca­so del impe­rio en sus pla­nes con­tra Cuba y su
mar­cha revo­lu­cio­na­ria. Y no es una derro­ta cual­quie­ra, sino una que
pro­pi­cia espe­cial­men­te juz­gar las defi­cien­cias del sis­te­ma médi­co de la
gran poten­cia, vis­to en sí mis­mo y, sobre todo, en com­pa­ra­ción con el
que Cuba ha crea­do y man­tie­ne, con reco­no­ci­mien­to inter­na­cio­nal, a pesar
del blo­queo que la pode­ro­sa nación le ha impues­to duran­te seis déca­das.

Para res­tar valor a lo que Cuba hace, lo que fal­ta es que la poten­cia
agre­so­ra, y quie­nes le sir­ven, nie­guen la exis­ten­cia del blo­queo,
refor­za­do con manio­bras aún más osten­si­ble­men­te cri­mi­na­les por el actual
César, tan capaz de aus­pi­ciar y gene­rar horro­res en el mun­do, como
inca­paz de bus­car el bien de su pro­pio pue­blo ante la pan­de­mia que
ame­na­za con tener allí su epi­cen­tro.

No sería la pri­me­ra vez que se nega­ra avie­sa­men­te la pal­ma­ria exis­ten­cia del geno­ci­da blo­queo con que el impe­rio inten­ta asfi­xiar a la Isla por ham­bre, penu­rias y enfer­me­da­des. Pero Cuba con­ti­núa su mar­cha, y lo rati­fi­ca –tam­po­co es la pri­me­ra vez que lo hace, ni será la últi­ma– defen­dien­do a su pue­blo, y a otros, en la lucha con­tra una pla­ga que aso­la al pla­ne­ta

Toma­do de Gran­ma

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *