Bra­sil. Los movi­mien­tos popu­la­res ela­bo­ran 20 pro­pues­tas con­tra la pan­de­mia covid-19

Por Vivian Fer­nan­des *, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 26 de mar­zo de 2020

Los movi­mien­tos popu­la­res de alcan­ce nacio­nal publi­ca­ron, este mar­tes (24), un docu­men­to con 20 pro­pues­tas para enfren­tar la pan­de­mia cau­sa­da por el nue­vo coro­na­vi­rus. Las pro­pues­tas serán soli­ci­ta­das en la Cáma­ra de Dipu­tados y el Sena­do Fede­ral, pero el docu­men­to tam­bién debe ser­vir para pre­sio­nar a las auto­ri­da­des loca­les, de cada esta­do y muni­ci­pio, para que sigan las medi­das. 

Los movi­mien­tos afir­man que el docu­men­to fue pre­pa­ra­do en un movi­mien­to con­tra­rio a las posi­cio­nes y polí­ti­cas adop­ta­das por el pre­si­den­te Jair Bol­so­na­ro, como la Medi­da Pro­vi­sio­nal (MP) 927. Publi­ca­do el lunes pasa­do (23), pre­veía la sus­pen­sión del con­tra­to de tra­ba­jo y sala­rio por cua­tro meses. Un segun­do par­la­men­ta­rio revo­có esta sec­ción, man­te­nien­do, sin embar­go, la sus­pen­sión de los requi­si­tos admi­nis­tra­ti­vos de segu­ri­dad y salud en el tra­ba­jo y el apla­za­mien­to del pago del Fon­do de indem­ni­za­ción por des­pi­do (FGTS).

Según Rai­mun­do Bon­fim, direc­tor de la Aso­cia­ción de Resi­den­tes de Nova Helió­po­lis y coor­di­na­dor de la Cen­tral dos Movi­men­tos Popu­la­res (CMP), una de las enti­da­des que fir­ma­ron el docu­men­to, el obje­ti­vo es seña­lar res­pues­tas con­cre­tas a la cri­sis cau­sa­da por la pan­de­mia covid-19 des­de el pun­to de vis­ta de movi­mien­tos popu­la­res urba­nos. 

“El obje­ti­vo es seña­lar las medi­das des­de el pun­to de vis­ta que cree­mos que deben tomar­se para enfren­tar la cri­sis. Ade­más de la soli­da­ri­dad de nues­tros gru­pos en la base, en las velas, en las afue­ras, tam­bién esta­mos seña­lan­do las medi­das que el gobierno debe­ría tomar ”, deta­lla Bon­fim. 

Expli­ca que la «gran» preo­cu­pa­ción de los movi­mien­tos es la nece­si­dad de que el Esta­do lle­ve a cabo un pro­ce­so de dis­tri­bu­ción de artícu­los para pre­ve­nir el nue­vo coro­na­vi­rus, como más­ca­ras y gel de alcohol. Esto se debe a que “la gran mayo­ría de esta pobla­ción de las fave­las, en los barrios bajos, ocu­pa­cio­nes y peri­fe­rias, están emplea­dos con bajos sala­rios, infor­mal­men­te. Estas per­so­nas no pue­den, sin un ingre­so, sin un sala­rio, estar en ais­la­mien­to social ”, defien­de.

Creu­za­mar de Pinho, tra­ba­ja­do­ra social y coor­di­na­do­ra de la Unión Nacio­nal para la Vivien­da Popu­lar (UNMP), dice que la prin­ci­pal preo­cu­pa­ción «es el tema del ais­la­mien­to social, que trae con­si­go la fal­ta de ingre­sos para las fami­lias, el tema de los ali­men­tos, las tari­fas, el alqui­ler , agua y luz. Nece­si­ta­mos pre­ser­var la vida y ase­gu­rar la super­vi­ven­cia. Y la super­vi­ven­cia depen­de de este pro­ce­so de cir­cu­la­ción, este inter­cam­bio, comer­cia­li­za­ción, que es lo que la ciu­dad nos ofre­ce per­ma­nen­te­men­te ”.

En las fave­las de todo el país, hay alre­de­dor de 13,6 millo­nes de resi­den­tes, según la encues­ta «Eco­no­mía de las fave­las – Ingre­sos y con­su­mo en las fave­las bra­si­le­ñas», desa­rro­lla­da por los ins­ti­tu­tos Data Fave­la y Loco­mo­ti­va en 2019. Alre­de­dor de 100 millo­nes las per­so­nas no tie­nen acce­so a sanea­mien­to bási­co, según un estu­dio rea­li­za­do por el Ins­ti­tu­to Trat Bra­sil, en 2019. Ade­más, 35 millo­nes de ciu­da­da­nos no tie­nen acce­so a una red de agua pota­ble, según el Panel de Sanea­mien­to Bra­sil, tam­bién del Ins­ti­tu­to Trat Bra­sil, en 2019.

Ante el esce­na­rio agra­va­do por la pan­de­mia, Pinho cree que los movi­mien­tos socia­les deben adop­tar las medi­das pro­pues­tas como la ban­de­ra de la lucha, «tenien­do en cuen­ta que las per­so­nas que más sufren por este pro­ble­ma de pan­de­mia son nues­tras bases». Toda nues­tra base, en las peri­fe­rias, en los pro­gra­mas socia­les, la más vul­ne­ra­ble, que es nues­tra pobla­ción, es la que más sufre las con­se­cuen­cias de esta cri­sis sani­ta­ria y eco­nó­mi­ca que atra­vie­sa Bra­sil ”.

Medi­das pro­pues­tas

Las medi­das pro­pues­tas inclu­yen accio­nes más con­cre­tas, como la dis­tri­bu­ción de pro­duc­tos de higie­ne y canas­tas bási­cas de ali­men­tos; pero tam­bién pro­pues­tas más gene­ra­les, como la dero­ga­ción de la Enmien­da Cons­ti­tu­cio­nal 95, mejor cono­ci­da como la enmien­da del techo del gas­to, que limi­tó el cre­ci­mien­to del gas­to públi­co duran­te 20 años . 

Entre las pro­pues­tas están el final de todos los des­alo­jos y mudan­zas en la ciu­dad y en el cam­po, la sus­pen­sión del pago de las cuo­tas de las pro­pie­da­des adqui­ri­das por el pro­gra­ma Minha Casa, Minha Vida, así como el pago de las fac­tu­ras de agua, elec­tri­ci­dad, alqui­ler y gas. y la dis­tri­bu­ción gra­tui­ta en el hogar de canas­tas bási­cas de ali­men­tos y pro­duc­tos de lim­pie­za e higie­ne. 

Tam­bién en el docu­men­to está la expan­sión e incre­men­to de Bol­sa Famí­lia a un sala­rio míni­mo y la crea­ción de un pro­gra­ma de emer­gen­cia de ingre­so míni­mo para todos los bra­si­le­ños sin empleo for­mal duran­te la pan­de­mia, con la trans­fe­ren­cia de medio sala­rio míni­mo por mes por cada Per­so­na mayor de 18 años.

Entre las medi­das más com­ple­tas se encuen­tran la nacio­na­li­za­ción y nacio­na­li­za­ción de hos­pi­ta­les, labo­ra­to­rios y la rup­tu­ra de paten­tes, la eje­cu­ción de las deu­das de los prin­ci­pa­les eva­so­res de impues­tos y la tri­bu­ta­ción de gran­des for­tu­nas, reme­sas de ganan­cias y divi­den­dos en el extran­je­ro, de las ganan­cias ban­ca­rias, redi­ri­gir el mon­to recau­da­do a un fon­do de emer­gen­cia para ser dis­tri­bui­do entre los esta­dos y muni­ci­pios.

Los movi­mien­tos tam­bién exi­gen la sus­pen­sión del pago de las deu­das públi­cas, inclui­da la de los esta­dos y muni­ci­pios con la Unión «y de todas las refor­mas que per­ju­di­quen a las per­so­nas», como la Refor­ma de las pen­sio­nes y la Refor­ma labo­ral. Para los comer­cian­tes y agri­cul­to­res media­nos, pro­po­nen una línea de cré­di­to de inte­rés cero, así como, para los tra­ba­ja­do­res, el man­te­ni­mien­to de todos los tra­ba­jos con pago de sala­rios, expan­sión y aumen­to del segu­ro de des­em­pleo. 

Según Rai­mun­do Bon­fim, los movi­mien­tos socia­les tam­bién tie­nen como obje­ti­vo, des­de el docu­men­to, tener un deba­te con la socie­dad sobre la impor­tan­cia de las inver­sio­nes públi­cas en salud y edu­ca­ción. «Tam­bién es impor­tan­te para noso­tros tener un amplio deba­te en defen­sa del Sis­te­ma Úni­co de Salud (SUS), de más Esta­do, por­que una gran par­te de la pobla­ción esta­ba cayen­do en el enga­ño de menos Esta­do, pri­va­ti­za­ción, reduc­ción de per­so­nal».

Los movi­mien­tos que redac­ta­ron el docu­men­to inclu­ye­ron la Cen­tral de Movi­mien­tos Popu­la­res (CMP), la Con­fe­de­ra­ción Nacio­nal de Aso­cia­cio­nes de Resi­den­tes (CONAM), el Movi­mien­to Nacio­nal para la Lucha por la Vivien­da (MNLM), el Movi­mien­to de Tra­ba­ja­do­res por los Dere­chos (MTD) , el Movi­mien­to de Lucha por la Vecin­dad y la Fave­la (MLB) y la Unión Nacio­nal para la Vivien­da Popu­lar (UNMP).

*Bra­sil De Fato

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *