Bra­sil. Los movi­mien­tos popu­la­res ela­bo­ran 20 pro­pues­tas con­tra la pan­de­mia covid-19

Por Vivian Fer­nan­des *, Resu­men Lati­noa­me­ri­cano 26 de mar­zo de 2020

Los movi­mien­tos popu­la­res de alcan­ce nacio­nal publi­ca­ron, este mar­tes (24), un docu­men­to con 20 pro­pues­tas para enfren­tar la pan­de­mia cau­sa­da por el nue­vo coro­na­vi­rus. Las pro­pues­tas serán soli­ci­ta­das en la Cáma­ra de Dipu­tados y el Sena­do Fede­ral, pero el docu­men­to tam­bién debe ser­vir para pre­sio­nar a las auto­ri­da­des loca­les, de cada esta­do y muni­ci­pio, para que sigan las medi­das. 

Los movi­mien­tos afir­man que el docu­men­to fue pre­pa­ra­do en un movi­mien­to con­tra­rio a las posi­cio­nes y polí­ti­cas adop­ta­das por el pre­si­den­te Jair Bol­so­na­ro, como la Medi­da Pro­vi­sio­nal (MP) 927. Publi­ca­do el lunes pasa­do (23), pre­veía la sus­pen­sión del con­tra­to de tra­ba­jo y sala­rio por cua­tro meses. Un segun­do par­la­men­ta­rio revo­có esta sec­ción, man­te­nien­do, sin embar­go, la sus­pen­sión de los requi­si­tos admi­nis­tra­ti­vos de segu­ri­dad y salud en el tra­ba­jo y el apla­za­mien­to del pago del Fon­do de indem­ni­za­ción por des­pi­do (FGTS).

Según Rai­mun­do Bon­fim, direc­tor de la Aso­cia­ción de Resi­den­tes de Nova Helió­po­lis y coor­di­na­dor de la Cen­tral dos Movi­men­tos Popu­la­res (CMP), una de las enti­da­des que fir­ma­ron el docu­men­to, el obje­ti­vo es seña­lar res­pues­tas con­cre­tas a la cri­sis cau­sa­da por la pan­de­mia covid-19 des­de el pun­to de vis­ta de movi­mien­tos popu­la­res urba­nos. 

“El obje­ti­vo es seña­lar las medi­das des­de el pun­to de vis­ta que cree­mos que deben tomar­se para enfren­tar la cri­sis. Ade­más de la soli­da­ri­dad de nues­tros gru­pos en la base, en las velas, en las afue­ras, tam­bién esta­mos seña­lan­do las medi­das que el gobierno debe­ría tomar ”, deta­lla Bon­fim. 

Expli­ca que la «gran» preo­cu­pa­ción de los movi­mien­tos es la nece­si­dad de que el Esta­do lle­ve a cabo un pro­ce­so de dis­tri­bu­ción de artícu­los para pre­ve­nir el nue­vo coro­na­vi­rus, como más­ca­ras y gel de alcohol. Esto se debe a que “la gran mayo­ría de esta pobla­ción de las fave­las, en los barrios bajos, ocu­pa­cio­nes y peri­fe­rias, están emplea­dos con bajos sala­rios, infor­mal­men­te. Estas per­so­nas no pue­den, sin un ingre­so, sin un sala­rio, estar en ais­la­mien­to social ”, defien­de.

Creu­za­mar de Pin­ho, tra­ba­ja­do­ra social y coor­di­na­do­ra de la Unión Nacio­nal para la Vivien­da Popu­lar (UNMP), dice que la prin­ci­pal preo­cu­pa­ción «es el tema del ais­la­mien­to social, que trae con­si­go la fal­ta de ingre­sos para las fami­lias, el tema de los ali­men­tos, las tari­fas, el alqui­ler , agua y luz. Nece­si­ta­mos pre­ser­var la vida y ase­gu­rar la super­vi­ven­cia. Y la super­vi­ven­cia depen­de de este pro­ce­so de cir­cu­la­ción, este inter­cam­bio, comer­cia­li­za­ción, que es lo que la ciu­dad nos ofre­ce per­ma­nen­te­men­te ”.

En las fave­las de todo el país, hay alre­de­dor de 13,6 millo­nes de resi­den­tes, según la encues­ta «Eco­no­mía de las fave­las – Ingre­sos y con­su­mo en las fave­las bra­si­le­ñas», desa­rro­lla­da por los ins­ti­tu­tos Data Fave­la y Loco­mo­ti­va en 2019. Alre­de­dor de 100 millo­nes las per­so­nas no tie­nen acce­so a sanea­mien­to bási­co, según un estu­dio rea­li­za­do por el Ins­ti­tu­to Trat Bra­sil, en 2019. Ade­más, 35 millo­nes de ciu­da­da­nos no tie­nen acce­so a una red de agua pota­ble, según el Panel de Sanea­mien­to Bra­sil, tam­bién del Ins­ti­tu­to Trat Bra­sil, en 2019.

Ante el esce­na­rio agra­va­do por la pan­de­mia, Pin­ho cree que los movi­mien­tos socia­les deben adop­tar las medi­das pro­pues­tas como la ban­de­ra de la lucha, «tenien­do en cuen­ta que las per­so­nas que más sufren por este pro­ble­ma de pan­de­mia son nues­tras bases». Toda nues­tra base, en las peri­fe­rias, en los pro­gra­mas socia­les, la más vul­ne­ra­ble, que es nues­tra pobla­ción, es la que más sufre las con­se­cuen­cias de esta cri­sis sani­ta­ria y eco­nó­mi­ca que atra­vie­sa Bra­sil ”.

Medi­das pro­pues­tas

Las medi­das pro­pues­tas inclu­yen accio­nes más con­cre­tas, como la dis­tri­bu­ción de pro­duc­tos de higie­ne y canas­tas bási­cas de ali­men­tos; pero tam­bién pro­pues­tas más gene­ra­les, como la dero­ga­ción de la Enmien­da Cons­ti­tu­cio­nal 95, mejor cono­ci­da como la enmien­da del techo del gas­to, que limi­tó el cre­ci­mien­to del gas­to públi­co duran­te 20 años . 

Entre las pro­pues­tas están el final de todos los des­alo­jos y mudan­zas en la ciu­dad y en el cam­po, la sus­pen­sión del pago de las cuo­tas de las pro­pie­da­des adqui­ri­das por el pro­gra­ma Min­ha Casa, Min­ha Vida, así como el pago de las fac­tu­ras de agua, elec­tri­ci­dad, alqui­ler y gas. y la dis­tri­bu­ción gra­tui­ta en el hogar de canas­tas bási­cas de ali­men­tos y pro­duc­tos de lim­pie­za e higie­ne. 

Tam­bién en el docu­men­to está la expan­sión e incre­men­to de Bol­sa Famí­lia a un sala­rio míni­mo y la crea­ción de un pro­gra­ma de emer­gen­cia de ingre­so míni­mo para todos los bra­si­le­ños sin empleo for­mal duran­te la pan­de­mia, con la trans­fe­ren­cia de medio sala­rio míni­mo por mes por cada Per­so­na mayor de 18 años.

Entre las medi­das más com­ple­tas se encuen­tran la nacio­na­li­za­ción y nacio­na­li­za­ción de hos­pi­ta­les, labo­ra­to­rios y la rup­tu­ra de paten­tes, la eje­cu­ción de las deu­das de los prin­ci­pa­les eva­so­res de impues­tos y la tri­bu­ta­ción de gran­des for­tu­nas, reme­sas de ganan­cias y divi­den­dos en el extran­je­ro, de las ganan­cias ban­ca­rias, redi­ri­gir el mon­to recau­da­do a un fon­do de emer­gen­cia para ser dis­tri­bui­do entre los esta­dos y muni­ci­pios.

Los movi­mien­tos tam­bién exi­gen la sus­pen­sión del pago de las deu­das públi­cas, inclui­da la de los esta­dos y muni­ci­pios con la Unión «y de todas las refor­mas que per­ju­di­quen a las per­so­nas», como la Refor­ma de las pen­sio­nes y la Refor­ma labo­ral. Para los comer­cian­tes y agri­cul­to­res media­nos, pro­po­nen una línea de cré­di­to de inte­rés cero, así como, para los tra­ba­ja­do­res, el man­te­ni­mien­to de todos los tra­ba­jos con pago de sala­rios, expan­sión y aumen­to del segu­ro de des­em­pleo. 

Según Rai­mun­do Bon­fim, los movi­mien­tos socia­les tam­bién tie­nen como obje­ti­vo, des­de el docu­men­to, tener un deba­te con la socie­dad sobre la impor­tan­cia de las inver­sio­nes públi­cas en salud y edu­ca­ción. «Tam­bién es impor­tan­te para noso­tros tener un amplio deba­te en defen­sa del Sis­te­ma Úni­co de Salud (SUS), de más Esta­do, por­que una gran par­te de la pobla­ción esta­ba cayen­do en el enga­ño de menos Esta­do, pri­va­ti­za­ción, reduc­ción de per­so­nal».

Los movi­mien­tos que redac­ta­ron el docu­men­to inclu­ye­ron la Cen­tral de Movi­mien­tos Popu­la­res (CMP), la Con­fe­de­ra­ción Nacio­nal de Aso­cia­cio­nes de Resi­den­tes (CONAM), el Movi­mien­to Nacio­nal para la Lucha por la Vivien­da (MNLM), el Movi­mien­to de Tra­ba­ja­do­res por los Dere­chos (MTD) , el Movi­mien­to de Lucha por la Vecin­dad y la Fave­la (MLB) y la Unión Nacio­nal para la Vivien­da Popu­lar (UNMP).

*Bra­sil De Fato

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: