Entre­vis­ta a Pablo Bel­trán, del ELN: «Aspi­ra­mos a ser una nación que sepa resol­ver sus con­flic­tos»

Por Voce­sen­lu­cha /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​marzo 2020

PABLO BELTRÁN es Jefe Dele­ga­ción de Paz del ELN. Colom­bia

‘ASPIRAMOS A SER
UNA NACIÓN QUE SEPA RESOLVER SUS CONFLICTOS’

El Ejér­ci­to de Libe­ra­ción Nacio­nal de Colom­bia lle­va déca­das bus­can­do una
solu­ción polí­ti­ca al con­flic­to que cuen­te con la par­ti­ci­pa­ción del pue­blo
colom­biano. Duran­te el gobierno de San­tos, se reto­ma­ron los diá­lo­gos de paz.
Ini­cia­dos en Qui­to en febre­ro de 2017, los equi­pos nego­cia­do­res de gobierno y
ELN se tras­la­dan a La Haba­na en 2018. Con la lle­ga­da del gobierno uri­bis­ta de
Iván Duque, los diá­lo­gos se rom­pen y el gobierno colom­biano lle­ga a pedir a
Cuba que extra­di­te a la dele­ga­ción de la insur­gen­cia ele­na, que per­ma­ne­ce
actual­men­te en La Haba­na.

El pasa­do diciem­bre de 2019, duran­te la visi­ta de Voce­sen­lu­cha a Cuba,
pudi­mos entre­vis­tar a tres miem­bros de la Dele­ga­ción de Diá­lo­gos de Paz del
ELN: María Con­sue­lo Tapia, Aure­liano Car­bo­nell y el jefe del equi­po nego­cia­dor,
Pablo Bel­trán.

Com­par­ti­mos el
vídeo y la trans­crip­ción de la entre­vis­ta a Pablo Bel­trán, Jefe de la Dele­ga­ción
de Diá­lo­gos del ELN de Colom­bia, fil­ma­da en La Haba­na el 23 de diciem­bre de
2019.

I- LOS ORÍGENES DEL ELN.

II- LA SOLUCIÓN POLÍTICA HAY QUE IMPONÉRSELA AL RÉGIMEN.

III- LA GUERRA PERPETUA DE EEUU EN LA REGIÓN.

IV- RESISTIR CON DECORO ALIMENTA LA ESPERANZA DE
TRIUNFAR.

V- PERVIVEN LOS IDEALES DE LOS PADRES FUNDADORES.

¿QUIÉN ES PABLO?

Yo nací en una
loca­li­dad del Noro­rien­te de Colom­bia, en San­tan­der, en un pue­ble­ci­to que se lla­ma
San Gil; en esa zona en la épo­ca de la colo­nia ocu­rrie­ron los Levan­ta­mien­tos de
los Comu­ne­ros en 1781, en la épo­ca de Túpac Ama­ru, el prin­ci­pal líder de ese
levan­ta­mien­to era José Anto­nio Galán oriun­do de la zona, por esto allí en la
memo­ria colec­ti­va exis­te una cul­tu­ra de rebe­lión, de insu­rrec­ción
, que
pre­va­le­ce. Esas son mis raí­ces.

Des­pués estu­die
inge­nie­ría de petró­leos en una Uni­ver­si­dad que fue la Cuna del Ejér­ci­to de Libe­ra­ción
Nacio­nal en Buca­ra­man­ga, en los años 60 los prin­ci­pa­les diri­gen­tes del ELN salie­ron
de ahí; cuan­do yo lle­gue a esa Uni­ver­si­dad a prin­ci­pios de los 70, el ambien­te
eleno era el que se res­pi­ra­ba.

Comen­cé sien­do
gue­rri­lle­ro urbano a media­dos de los 70 y a prin­ci­pios de los 80 ya no pude estar
más en las ciu­da­des de Colom­bia y comen­cé a ser gue­rri­lle­ro rural; estoy en la
Direc­ción del ELN des­de el año 83; soy res­pon­sa­ble de lo que se hace bien, de
lo que se hace mal y de lo que se deja de hacer. En este tiem­po hemos esta­do en
una lucha muy fuer­te, lle­va­mos 55 años como gue­rri­lla en Colom­bia, en este
momen­to es la gue­rri­lla que que­da.

Hace­mos Con­gre­sos
Nacio­na­les cada 10 años, el Con­gre­so de 1989 deci­dió explo­rar una vía de solu­ción
polí­ti­ca, ya lle­va­mos 30 años hacien­do ensa­yoe­rror, apren­dien­do qué es la Solu­ción
Polí­ti­ca
. En el últi­mo Con­gre­so de 2015, me nom­bra­ron jefe de esta
Dele­ga­ción de Diá­lo­gos, lle­vo en esta tarea 5 años.

I- LOS ORÍGENES DEL ELN

¿QUÉ ES LO QUE
HACE QUE EN ESE MOMENTO SE MATERIALICE COMO ELN, QUÉ PASABA EN LA REALIDAD?

Eso vie­ne des­de la
post gue­rra, Sar­tre y demás sos­te­nían que el inte­lec­tual tie­ne que tener un
com­pro­mi­so
, no sola­men­te pen­sar, hay que hacer, esto influ­yó mucho; la
inte­lec­tua­li­dad lati­no­ame­ri­ca­na y en par­ti­cu­lar en Colom­bia tuvo gran­des
diri­gen­tes que fue­ron pio­ne­ros en esto; Cami­lo Torres fun­dó la Facul­tad de
Socio­lo­gía en la Uni­ver­si­dad Nacio­nal, se con­vir­tió en un gran líder popu­lar
que movió las masas en Colom­bia en el año 65 y a él lo acom­pa­ña­ron muchos
jóve­nes estu­dian­tes e inte­lec­tua­les como Gar­cía Már­quez.

No era sola­men­te la
revo­lu­ción hecha por los sec­to­res popu­la­res más empo­bre­ci­dos y exclui­dos, sino
tam­bién la revo­lu­ción era una opción des­de la inte­lec­tua­li­dad, eso per­meó el ambien­te
uni­ver­si­ta­rio. Acuér­de­se de Mayo del 68, tam­bién en Colom­bia en el año 70 hubo
un gran movi­mien­to estu­dian­til con­tra la Refor­ma uni­ver­si­ta­ria; el 71 fue el
año en que más ha habi­do tomas de tie­rras por los cam­pe­si­nos; hubo gran­des luchas
obre­ras. Hubo una opción por la revo­lu­ción no solo retó­ri­ca, hubo mucha lucha polí­ti­ca
y social, esa era la cal­de­ra.

ESA NECESIDAD DE
CONSTRUIR UN MUNDO DE JUSTICIA, PORQUE PALPITABA LA INJUSTICIA ANTES Y AHORA,
¿HA CAMBIADO ALGO EN COLOMBIA?

Noso­tros los
colom­bia­nos somos de pro­ce­sos len­tos pero sos­te­ni­dos, es como la lava que avan­za,
no corre mucho, pero que­ma
; el pue­blo colom­biano en su lucha ha avan­za­do por­que
le ha toca­do pelear con­tra un sis­te­ma polí­ti­co muy fuer­te, muy beli­cis­ta, muy arti­cu­la­do
al sis­te­ma de gue­rra de Esta­dos Uni­dos, que no es poca cosa.

Tener una gue­rri­lla
luchan­do 55 años requie­re cier­to arte, pero a su vez que el pue­blo que lle­va la
peor par­te, des­pués de tan­ta repre­sión, de tan­tas moda­li­da­des de explo­ta­ción,
opre­sión y gue­rra se man­ten­ga en la lucha, como ha ocu­rri­do este año, indi­ca
que ha habi­do rele­vo gene­ra­cio­nal y una trans­mi­sión de unos genes de lucha,
por decir­lo así. Eso es lo que ha man­te­ni­do vivo el movi­mien­to en Colom­bia, que
ha resis­ti­do, toda la con­tra­in­sur­gen­cia que se le ocu­rre a EEUU ha pasa­do
por Colom­bia pri­me­ro
.

Hay una
expe­rien­cia, una capa­ci­dad de sacri­fi­cio, una cons­tan­cia y en muchos casos uno
tie­ne que decir lo que dijo Gai­tán, “el pue­blo siem­pre resul­ta supe­rior a
sus diri­gen­tes”
, le colo­co un ejem­plo: las movi­li­za­cio­nes que comen­za­ron el
21 de noviem­bre, han obli­ga­do a que todos los sec­to­res popu­la­res, de izquier­da,
de la opo­si­ción se jun­ten. La gen­te se auto con­vo­có a las calles, flu­yó y
apa­re­ció un Comi­té de Paro, don­de nadie se que­dó por fue­ra.

No es el diri­gen­te
el que con­vo­ca, es la gen­te que sale y los diri­gen­tes ‘corren para no que­dar­se atrás’;
es lo mis­mo que aca­ba de pasar en Fran­cia, que se vol­vió a jun­tar la izquier­da,
por­que el pue­blo se votó a las calles con­tra las pen­sio­nes.

CON UNA
DIFERENCIA, QUIZÁS EN EUROPA LAS GRANDES MOVILIZACIONES SE PRODUCEN CUANDO NOS
TOCAN LOS BOLSILLOS Y EN COLOMBIA CUANDO LES TOCAN LA VIDA.

Resis­ti­mos sis­te­mas
de gue­rra muy fuer­tes, que ope­ran de muchas mane­ras, here­da­ron del colo­nia­lis­mo
espa­ñol la con­sig­na que el impe­rio some­te a las gen­tes con las “Tres P: Palo,
Pla­ta y Plo­mo”, esto en Colom­bia es una ley.

Hay un ejer­ci­cio de con­tra­in­sur­gen­cia sis­te­má­ti­co, minu­to a minu­to, que tie­ne un orden Cons­ti­tu­cio­nal crea­do des­de el año 61 en el que, si usted pro­tes­ta es con­si­de­ra­do enemi­go; el sis­te­ma repre­si­vo no está para pelear con paí­ses veci­nos, sino con el enemi­go interno, esto es lo que pro­du­ce Pre­sos Polí­ti­cos, tor­tu­ras, des­pla­za­mien­to de 8 millo­nes, exi­lia­dos, 80 mil des­apa­re­ci­dos, ase­si­na­tos y exter­mi­nio de líde­res; el sis­te­ma inven­ta de todo.

La gen­te hoy en
Colom­bia cla­ma cam­bios y el sis­te­ma agu­di­za la repre­sión, en vez de decir “sen­té­mo­nos
y pac­te­mos unos cam­bios”; ha sido así toda la vida, enton­ces el movi­mien­to popu­lar
para enfren­tar este sis­te­ma tie­ne que dotar­se de for­mas orga­ni­za­ti­vas
, de
una cul­tu­ra de lucha para enfren­tar­lo.

NOS HA COMENTADO
DEL PADRE CAMILO TORRES, LES APORTÓ ESO DEL AMOR EFICAZ QUE ÉL HABLABA,
¿TAMBIÉN HAN BEBIDO DE OTRAS CORRIENTES?

El ELN es una mez­cla
mági­ca de mar­xis­tas en diá­lo­go con cris­tia­nos revo­lu­cio­na­rios
, por­que
con­flu­ye­ron en la fun­da­ción del ELN sec­to­res mar­xis­tas, comu­nis­tas, libe­ra­les
radi­ca­les, socia­lis­tas y gen­te ins­pi­ra­da por la Teo­lo­gía de la Libe­ra­ción. Cami­lo
decía que las dis­cu­sio­nes impor­tan­tes no son si el alma es mor­tal o no, sino
que el ham­bre si mata; decía de unir­nos alre­de­dor de dar­le una mayor dig­ni­dad
al pue­blo, de allí nace el diá­lo­go.

El ELN no es un
par­ti­do, es una orga­ni­za­ción polí­ti­co­mi­li­tar, que no tie­ne la dis­ci­pli­na de un ejér­ci­to,
pero tie­ne más dis­ci­pli­na que un par­ti­do; hay demo­cra­cia inter­na, pero tam­bién
hay órde­nes; todo sus­ten­ta­do en unos prin­ci­pios de direc­ción colec­ti­va. Tuvi­mos
unas cri­sis muy fuer­tes por man­do uni­per­so­nal.

Noso­tros somos
mar­xis­tas leni­nis­tas, pero a su vez en el ELN tie­nen cabi­da los cris­tia­nos revo­lu­cio­na­rios
en ese diá­lo­go y viven­cia; es una mez­cla mági­ca del huma­nis­mo mar­xis­ta con el
huma­nis­mo de los cris­tia­nos revo­lu­cio­na­rios. Se acuer­da de la defi­ni­ción de
Marx de “ser radi­cal es ir a la raíz y en la raíz está la huma­ni­dad”,
son dos huma­nis­mos que se encuen­tran.

HA HABLADO DE
DIRECCIÓN COLECTIVA, QUE NO SE ASUMAN DIRECCIONES PERSONALISTAS, ¿CÓMO ES ESO?

Esto nace de una
auto­crí­ti­ca el ELN nace en el 64, por­que en los 10 pri­me­ros años de vida del

ELN pri­mó un cier­to
man­do uni­per­so­nal; esta pri­me­ra déca­da fue muy rica por­que fue el sur­gir del
ELN, como era una orga­ni­za­ción nue­va que no que­ría ser un par­ti­do ni un
ejér­ci­to, tuvo ele­men­tos de cri­sis que se pro­fun­di­za­ron bas­tan­te en el 73,
lue­go de unos gol­pes muy fuer­tes que sufri­mos, en bata­llas que per­di­mos 100
com­ba­tien­tes, don­de los prin­ci­pa­les cua­dros y man­dos murie­ron; toda esta gran
cri­sis, moti­vó una gran auto­crí­ti­ca de la que sur­gie­ron los prin­ci­pios
orga­ni­za­ti­vos, que esta­tu­yen demo­cra­cia inter­na, direc­ción colec­ti­va,
crí­ti­ca y auto­crí­ti­ca.

De allí nació el
con­cep­to que debe haber van­guar­dia colec­ti­va, por­que el ELN no es la van­guar­dia
escla­re­ci­da de Colom­bia, hay otras orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias, pero más
allá hay muchos diri­gen­tes popu­la­res que tie­nen una sabi­du­ría y hay que con­tar
con ellos, esta es la van­guar­dia colec­ti­va que no está radi­ca­da en una sola
fuer­za; por­que la van­guar­dia colec­ti­va es el con­jun­to de las fuer­zas
revo­lu­cio­na­rias y del lide­raz­go polí­ti­co social que está en la lucha por
cam­biar esta socie­dad.

II- LA SOLUCIÓN
POLÍTICA HAY QUE IMPONÉRSELA AL RÉGIMEN

¿JUSTAMENTE ESTO
QUE ESTÁ COMENTANDO ES LA IMPORTANCIA QUE LE DAN A LA PARTICIPACIÓN DEL PUEBLO?

Cuan­do comen­za­mos
en la bús­que­da de qué es una Solu­ción Polí­ti­ca, diji­mos hay que hacer una gran
Con­ven­ción Nacio­nal, un diá­lo­go no es entre el Gobierno y la gue­rri­lla, es
con la socie­dad que hay que cam­biar a Colom­bia
, ¿quién dijo que el Gobierno
tie­ne la pala­bra o el ELN? Pre­gun­té­mos­le a la socie­dad qué es lo que hay que cam­biar,
enton­ces ella tie­ne que tener una par­ti­ci­pa­ción pro­ta­gó­ni­ca, de ahí nace el
Pun­to Uno de la Agen­da de Diá­lo­go: “Par­ti­ci­pa­ción de la socie­dad en la
cons­truc­ción de la paz”.

HABLAN DE LA
NECESIDAD DE UN NUEVO MODELO DE DIÁLOGO. ¿ÉSTE HA FRACASADO? ¿HAY QUE CONSTRUIR
OTRO?

En Colom­bia hay un
escri­tor, es el escri­tor vivo más impor­tan­te que tene­mos, lla­ma­do William Ospi­na,
quien hace poco dijo que las éli­tes domi­nan­tes cada 15 años con­vo­can a la
socie­dad a un Pro­ce­so de Paz; él hace el recuen­to his­tó­ri­co, dice, todo esto
comen­zó des­de los años 50, cada 15 años hay un Pro­ce­so de Paz, pero ya nos
can­sa­mos de eso, por­que ese mode­lo que las cla­ses domi­nan­tes han impues­to tie­ne
tres carac­te­rís­ti­cas: es para des­mo­vi­li­zar una gue­rri­lla, echar­le toda la
cul­pa de lo que pasa a los que se des­mo­vi­li­zan, man­te­nien­do a Colom­bia sin
cam­bios.
Ese es el mode­lo.

La socie­dad
colom­bia­na quie­re una paz y quie­re supe­rar ese mode­lo, por supues­to noso­tros somos
los pri­me­ros en apo­yar­la, por­que somos el “chi­vo expia­to­rio” que sigue. Me
gus­ta ese mode­lo de William Ospi­na por­que le va a per­mi­tir vivir al ELN, por­que
el mode­lo que le aca­ban de apli­car a las FARC la está des­apa­re­cien­do; es un
con­tra­sen­ti­do por­que la teo­ría de la Solu­ción Polí­ti­ca dice que usted tie­ne que
dejar de ser gue­rri­lle­ro, para comen­zar a ser una fuer­za que actúe en la lucha
polí­ti­ca den­tro de la lega­li­dad bur­gue­sa, pero resul­ta que lo que le están
hacien­do a las FARC es que dejó de ser gue­rri­lla, pero no los quie­ren ver ni
siquie­ra como fuer­za polí­ti­ca
. En con­clu­sión, para el sis­te­ma si le sir­ve
ese mode­lo, pero para el pue­blo no.

Las FARC tenían una
edad como gue­rri­lla igual a la nues­tra, nacie­ron en el año 64, enton­ces es una
pér­di­da para el pue­blo que una fuer­za por el cam­bio des­apa­rez­ca, es un gran
triun­fo para las cla­ses domi­nan­tes. Hoy en la socie­dad está nacien­do ese lla­ma­do
de William Ospi­na de “no más ese mode­lo de paz”, que han apli­ca­do las cla­ses
domi­nan­tes en Colom­bia en 70 años, hay que bus­car otro.

Noso­tros deci­mos
cuen­ten con noso­tros para eso, es la socie­dad la que tie­ne que decir cómo es;
lo que noso­tros hemos apren­di­do en 30 años de bús­que­da de solu­ción polí­ti­ca lo apor­ta­mos
ahí, pero es ape­nas un com­po­nen­te más, ese es el nue­vo mode­lo que está
nacien­do.

¿QUÉ ES LA PAZ
PARA EL ELN?

Un filó­so­fo
colom­biano lla­ma­do Esta­nis­lao Zule­ta decía que pen­sar en una vida sin con­flic­to
es una uto­pía
, por esto noso­tros no aspi­ra­mos a una socie­dad sin con­flic­to,
siem­pre van a haber con­flic­tos, lo que nece­si­ta­mos saber es cómo tra­mi­ta­mos los
con­flic­tos.

Colom­bia son 5
paí­ses, son 5 reali­da­des dis­tin­tas, no hay una sola Colom­bia, tie­ne que haber una
cons­truc­ción muy pro­pia para cada una de esas 5 Colom­bias, esta es la nación
que hay que hacer. ¿Qué es?: Con­flic­to. ¿Quién dijo que lo que usted tra­ba­ja
bien para la zona Andi­na, sir­ve para la Ama­zo­nía, el Pací­fi­co, el Cari­be o para
la Ori­no­quía? No sir­ve. Nece­si­ta­mos el con­flic­to y nece­si­ta­mos desa­rro­llar­lo
bien. Noso­tros no aspi­ra­mos a que la paz sea un país sin con­flic­to, aspi­ra­mos
a una nación que sepa resol­ver sus con­flic­tos.

El Pun­to Quin­to de
la Agen­da de con­ver­sa­cio­nes que fir­ma­mos con el Gobierno ante­rior dice que, “el
pro­pó­si­to es sacar la vio­len­cia de la polí­ti­ca”,
noso­tros esta­mos
dis­pues­tos, pero tene­mos pro­fun­das dudas de que el régi­men quie­ra sacar la
vio­len­cia de la polí­ti­ca, por­que con ella se sos­tie­nen y se repro­du­cen. Si
logra­mos sacar la vio­len­cia de la polí­ti­ca vamos a colo­car­le fin al con­flic­to
arma­do interno, pero no se aca­ba­rán las con­tra­dic­cio­nes, ni los con­flic­tos…
hay que tra­mi­tar­los de otra mane­ra. ¿Sere­mos capa­ces como socie­dad? Éste es el reto.

RECUERDO A
MARIÁTEGUI, CON “NI CALCO NI COPIA”, HABRÁ QUE HACER LO QUE SE REQUIERA EN CADA
LUGAR, SEGÚN LOS USOS Y LAS COSTUMBRES DE CADA PUEBLO, CONTANDO CON ESA DIVERSIDAD.
EL ESTADO DE COLOMBIA ES GUERRERISTA, ¿CÓMO HA SIDO POSIBLE?

Es una des­gra­cia.
Hay un inves­ti­ga­dor fran­cés que lle­gó muy joven a Colom­bia en los años 60,
toda­vía está vivo, que se lla­ma Daniel Pecaut, es uno de los colom­bia­nó­lo­gos,
exper­tos en Colom­bia, en su tesis de gra­do a fina­les de los años 60, dijo una
ver­dad que nos ayu­dó a enten­der lo que es Colom­bia, él dice, todos los Esta­dos
viven en una lucha por mono­po­li­zar la fuer­za, así como mono­po­li­zan las leyes y
los tri­bu­tos, pero el colom­biano no, por­que el Esta­do colom­biano es una
cons­truc­ción que tie­ne des­cen­tra­li­za­do el uso de la fuer­za y man­tie­ne los
equi­li­brios
.

¿Cómo se sos­tie­ne
el poder en la Gua­ji­ra? Con base en unas mafias de con­tra­ban­dis­tas y tra­fi­can­tes
que tie­nen ejér­ci­tos par­ti­cu­la­res, pero que a su vez esas mafias tie­nen
ope­ra­do­res polí­ti­cos, que se meten en los par­ti­dos tra­di­cio­na­les, con los que
gobier­nan el depar­ta­men­to. Cuan­do estos ope­ra­do­res polí­ti­cos lle­gan a la
Gober­na­ción del depar­ta­men­to man­dan la Poli­cía y el Ejér­ci­to que están allí,
pero a su vez man­dan las ban­das para­mi­li­ta­res y man­tie­nen una gran armo­nía.

La Gua­ji­ra tie­ne la
mina de car­bón a cie­lo abier­to más gran­de del mun­do, las mul­ti­na­cio­na­les euro­peas
y esta­dou­ni­den­ses la explo­tan des­de los años 70. ¿Qué ha pro­du­ci­do este
régi­men?: 4.000 niños indí­ge­nas muer­tos por ham­bre y des­nu­tri­ción en los
últi­mos años; es una gran rique­za sos­te­ni­da por ese tipo de régi­men, que
pro­du­ce la mayor mise­ria
de Colom­bia, ese es el Esta­do.

Tene­mos un
adver­sa­rio que tie­ne una cara legal, pero tie­ne una cara que no es legal
,
pero las tie­ne muy bien armo­ni­za­das, pero a su vez eso está muy entron­ca­do con
pode­res trans­na­cio­na­les. Mire que es un mons­truo de varias cabe­zas. Le
pre­gun­ta­ron a uno de los para­mi­li­ta­res más famo­sos, alias Don Ber­na, quien fue
el que lle­nó a Mede­llín de ban­das: ¿Usted qué opi­na de Álva­ro Uri­be? Él es
el Rey del mun­do y del infra­mun­do,
dijo; eso es el Esta­do que noso­tros
enfren­ta­mos. No es fácil.

NO ES FÁCIL, ES
MUY COMPLEJO PORQUE ATENTA CONTRA UN MILAGRO QUE SE LLAMA HUMANIDAD, ADEMÁS DE
TAL MANERA EL ESTADO CONTRIBUYE A LA BESTIALIZACIÓN DEL HOMBRE.

Cla­ro, por­que la
res­pues­ta es ins­tin­ti­va. En Colom­bia comen­za­ron a gene­ra­li­zar las masa­cres en
los años 80, por el pro­yec­to de con­tra­in­sur­gen­cia masa­cra­ban a las comu­ni­da­des
que apo­ya­ban la gue­rri­lla, mata­ban 50 o 60 per­so­nas cada vez. ¿Qué reac­ción
espe­ra­ba el régi­men con esto? Que la gue­rri­lla hicie­ra lo mis­mo. ¿Qué hici­mos
en el ELN? No hacer lo mis­mo. Si ve dón­de está la dife­ren­cia éti­ca, por­que cuan­do
uno se comien­za a pare­cer al enemi­go que com­ba­te, pier­de la gue­rra
.

Ha habi­do erro­res
por supues­to, en todo esto ha habi­do deba­tes sobre cómo res­pon­der ade­cua­da­men­te,
sobre cómo lo que usted hace le da una ven­ta­ja de cor­to y de lar­go pla­zo,
por­que si uno res­pon­de mal tam­bién va acu­mu­lan­do en des­com­po­si­ción de la
fuer­za, en degra­da­ción, usted pue­de ganar tác­ti­ca­men­te, pero a lar­go pla­zo
usted se aca­ba, se mina por den­tro. Esto ha sido otro apren­di­za­je.

AQUÍ RETOMAMOS
LO DEL TEMOR Y EL ODIO, EL ENEMIGO Y EL ESTADO ODIAN, TIENEN ESA MÁXIMA, ESA
ESENCIA, NOSOTROS NO PODEMOS CAER EN ESE ERROR.

Otra anéc­do­ta: le
pre­gun­ta­ron al ex pre­si­den­te Uri­be cuál era el pro­pó­si­to que él tenía con la gue­rri­lla
de las FARC y dijo una pala­bra que es muy dicien­te: humi­llar­los, no solo
ven­cer­los. Éste es el adver­sa­rio que tene­mos. Si yo pen­sa­ra lo mis­mo deja­ría de
ser revo­lu­cio­na­rio.

Wal­ter Ben­ja­mín decía que “la revo­lu­ción es el freno de la loco­mo­to­ra cuan­do se está yen­do al abis­mo”, enton­ces si no hay ese prin­ci­pio de dis­tin­ción con el adver­sa­rio que odia, pues que­da­mos sien­do lo mis­mo, ¿dón­de está el cam­bio?, ¿dón­de está la revo­lu­ción?, ¿Dón­de está el freno para que esta socie­dad no se des­pe­ñe? Tie­ne que venir de los revo­lu­cio­na­rios.

Si a mí me
pre­gun­ta­ran, ¿qué pien­sa hacer con Uri­be? El gran apor­te de Uri­be para que Colom­bia
cam­bie, es que se arre­pien­ta de lo que ha hecho y de lo que está hacien­do,
por­que ‑pue­de ser algo cristiano‑, cuan­do uno se arre­pien­te quie­re decir que
no lo va a vol­ver a hacer
; pero más impor­tan­te es que cuan­do uno se
arre­pien­te, asu­me res­pon­sa­bi­li­dad
, esas dos cosas son las que le van a dar
una sali­da a la gue­rra en Colom­bia, que cada par­te asu­ma­mos res­pon­sa­bi­li­dad,
que en lo que con­si­de­re­mos que nos hemos equi­vo­ca­do, no lo vol­va­mos a hacer,
esto es lo que va a pasar la pági­na de la gue­rra en Colom­bia; esto no va a depen­der
sola­men­te del ELN, esto tam­bién depen­de de que la éli­te tome esta posi­ción.

VOY A SOLTARLE
UN CUENTICO, QUE IGUAL LO CONOCE: TENÍA QUE PASAR UN ALACRÁN EL RÍO, NO PODÍA HACERLO
SOLO PORQUE IBA A MORIR, TENÍA QUE PEDIR AYUDA Y ENTONCES VE A UN LAGARTITO Y LE
DICE ¿ME AYUDAS A PASAR EL RÍO? ÉSTE LE DICE: NO PORQUE ME VAS A PICAR Y VOY A
MORIR. EL ALACRÁN LE RESPONDE: ¿NO TE DAS CUENTA QUE SI TE PICO Y MUERES, MUERO
YO CONTIGO? EL OTRO LE DIJO: VENGA, SUBE, VAMOS A PASAR EL RÍO, PERO EN LA
MITAD EL ALACRÁN PINCHA AL LAGARTO, QUIEN MURIENDO LE DICE ¿NO ME DIJISTE QUE…?
A LO QUE LE RESPONDE: ES MI NATURALEZA.

En los años 80 hubo
un deba­te en Colom­bia, hubo una Comi­sión que se lla­mó de Vio­len­tó­lo­gos, a
quie­nes for­mu­la­ron esta pre­gun­ta, ¿es vio­len­ta la natu­ra­le­za del colom­biano?
Había un pro­fe­sor gene­tis­ta y filó­so­fo, el doc­tor Yunis, que dijo: ¿Cómo se
les ocu­rre que uno en los genes lle­va vio­len­cia? Mire­mos el entorno cul­tu­ral
colom­biano, éste sí es muy vio­len­to, ¿Cómo se ha decan­ta­do esto? Des­de la
colo­nia.

Las cla­ses que
que­da­ron en el poder des­pués de la inde­pen­den­cia de Espa­ña, son las mis­mas éli­tes
de hoy, los Man­tua­nos les decían en Vene­zue­la, los Crio­llos en Colom­bia, que
traían las mis­mas cos­tum­bres vio­len­tas con los negros e indí­ge­nas, con el
pue­blo. La exclu­sión vio­len­ta es el com­bus­ti­ble del régi­men. La
hege­mo­nía no solo es que a uno lo domi­nen, sino que uno toma los valo­res del
domi­na­dor, esa trans­mi­sión de exclu­sión vio­len­ta vie­ne des­de las cla­ses domi­nan­tes
y pene­tra la socie­dad colom­bia­na.

Un cam­bio cul­tu­ral
se requie­re para esto. Si Uri­be dice que él cohe­sio­na por mie­do y odio, una
res­pues­ta alter­na­ti­va es que la cohe­sión no se haga ni por mie­do ni por odio. A
mí me pre­gun­tan, ¿el ELN ame­na­za? No, el ELN no ame­na­za, por­que cuan­do usted
ame­na­za crea mie­do, ate­mo­ri­za, ate­rro­ri­za, el ELN no ame­na­za, usa la fuer­za
cómo y cuán­do con­si­de­ra que la debe usar, pero no ame­na­za; lo que es tomar
dis­tan­cia con crear cohe­sión con el mie­do y el odio, que es la pola­ri­za­ción que
sos­tie­ne a las cla­ses domi­nan­tes.

Cuan­do se hizo el
Ple­bis­ci­to por la paz en 2016, así como dije­ron men­ti­ras en el Rei­no Uni­do para
apro­bar el Bre­xit, dije­ron can­ti­dad de men­ti­ras en Colom­bia para hacer
apro­bar que la gen­te dije­ra que “esta­ba en con­tra de la paz”.

Como la cohe­sión
social es el mie­do, el odio y la men­ti­ra, una Revo­lu­ción Cul­tu­ral es que uno
no cohe­sio­ne ni por el mie­do, ni por el odio, ni por la men­ti­ra,
esta
Revo­lu­ción

Cul­tu­ral está
ocu­rrien­do en Colom­bia, le digo dos ejem­plos: los gran­des medios de comu­ni­ca­ción
que son muy pode­ro­sos y muy refi­na­dos en Colom­bia están per­dien­do el pul­so con
las Redes Socia­les, si pasa un hecho en una movi­li­za­ción miles de par­ti­ci­pan­tes
en esas

Redes Socia­les
dicen la ver­dad, y así el perió­di­co más gran­de de Colom­bia que vale miles de millo­nes
diga lo con­tra­rio, nadie le va a creer.

Ima­gí­ne­se la
derro­ta que está ocu­rrien­do, que la acu­mu­la­ción de gran­des empre­sas de medios de
comu­ni­ca­ción que sig­ni­fi­can miles de tra­ba­ja­do­res, millo­nes de inver­sión, están
que­dan­do sin el ofi­cio que saben que es mani­pu­lar y men­tir, por obra de las
Redes Socia­les
, que con­sis­te en tener un telé­fono y estar en el pun­to
ade­cua­do y en el momen­to ade­cua­do; es una Revo­lu­ción Cul­tu­ral, esto está
ocu­rrien­do en Colom­bia.

Usted ve a la
juven­tud en la calle dicien­do “nos qui­ta­ron todo has­ta el mie­do”, es una revo­lu­ción;
segun­do, no ten­go odio, otra revo­lu­ción. Enton­ces los gran­des ele­men­tos de cohe­sión
social men­ti­ra, odio y mie­do, están sien­do derro­ta­dos en las movi­li­za­cio­nes
,
una Revo­lu­ción Cul­tu­ral es lo que está ocu­rrien­do.

LA VERDAD NOS
HARÁ LIBRES

Cla­ro, San Juan.
Cuan­do yo digo San Juan, los Obis­pos en Colom­bia dicen, se sabe los evan­ge­lios.

EL EVANGELIO DE
SAN JUAN ES MUY REVOLUCIONARIO. TENIENDO UN SENTIMIENTO RELIGIOSO BASTANTE
PROFUNDO, CUANDO LLEGUÉ A LA FACULTAD DE FILOSOFÍA LO PUSE EN CUESTIONAMIENTO,
SIN EMBARGO, RETOMÉ CUANDO ME ENCONTRÉ EN PARAGUAY CON UNOS COMPAÑEROS PRESOS
POLÍTICOS, QUE HACÍAN UNA LECTURA REVOLUCIONARIA DE LOS TEXTOS, Y YO ME QUEDÉ
SORPRENDIDÍSIMA, PORQUE EL AUTÉNTICO CRISTIANISMO ES SIEMPRE REVOLUCIONARIO.

Es revo­lu­cio­na­rio,
pues pelea­ban con el impe­rio romano.

SIN EMBARGO, NI
ÉL LOGRÓ CAMBIARLOS.

No, y des­pués vino
la ins­tru­men­ta­li­za­ción, pero eso es así.

La lucha que
tene­mos hoy en Colom­bia, que se está desa­rro­llan­do en las calles, es que la gen­te
está pidien­do cam­bios, no solo fren­te a las pen­sio­nes, los sala­rios y el
res­pe­to a la vida, sino que está cues­tio­nan­do las bases del sis­te­ma y esto
está par­tien­do de la juven­tud
, algo impor­tan­tí­si­mo, es una Revo­lu­ción
Cul­tu­ral, es más que una pelea con­tra Uri­be, por­que es un per­so­na­je que pasa,
que hoy está y en 10 años no esta­rá pero el sis­te­ma sigue, enton­ces eso es lo
que se está cues­tio­nan­do, las bases del sis­te­ma.

JUSTAMENTE LAS
REVOLUCIONES CULTURALES SON LAS QUE PERMITEN QUE LA REVOLUCIÓN TRIUNFE

Por­que de ahí sigue
la revo­lu­ción social y la polí­ti­ca.

Es un fenó­meno
pro­pio del capi­ta­lis­mo la hege­mo­nía por esos medios, ¿qué es lo que carac­te­ri­za
a Trump? Insul­tar, ame­na­zar y men­tir, eso es Trump, cuan­do uno hace esas tres cosas
es dis­cí­pu­lo de Trump. A los com­pa­ñe­ros nues­tros que tra­ba­jan en Redes Socia­les
yo les digo: no men­tir, no insul­tar, no ame­na­zar; si tene­mos esta pre­sen­cia
en las Redes Socia­les esta­mos mar­can­do una dife­ren­cia cua­li­ta­ti­va, sino sere­mos
unos per­so­na­jes más de la alcan­ta­ri­lla.

III- LA GUERRA PERPETUA
DE EEUU EN LA REGIÓN

EL PAPEL QUE
TIENE COLOMBIA Y LA CONTRAINSURGENCIA COLOMBIANA EN EL ATAQUE AL PROCESO DE
CONSTRUCCIONES REVOLUCIONARIAS, NO SOLO EN COLOMBIA SINO TAMBIÉN MÁS ALLÁ, EN
EL PAÍS VECINO, VENEZUELA.

En Colom­bia man­dan
las mafias, los car­te­les, las ban­das y des­de ahí mane­jan los Par­ti­dos, estos
son los ope­ra­do­res polí­ti­cos, las mafias mane­jan la eco­no­mía y las armas con
ejér­ci­tos pri­va­dos, pero hay otro com­po­nen­te que son las Fuer­zas Arma­das,
son otro actor de la gue­rra que tie­ne una sim­bio­sis con el sis­te­ma de gue­rra
per­pe­tua de EEUU
; las FFAA son una pie­za de ese engra­na­je que están en
Colom­bia pero su doc­tri­na, sus moda­li­da­des ope­ra­ti­vas, sus manua­les de
ope­ra­ción e ins­truc­ción son del sis­te­ma de gue­rra per­pe­tua de EEUU.

Des­man­te­la­ron las
Bases de for­ma­ción de ofi­cia­les mili­ta­res y poli­cia­les de lo que lla­ma­ban la Escue­la
de las Amé­ri­cas, pero ¿a dón­de han tras­la­da­do esto? La mayor par­te a Escue­las ubi­ca­das
en Colom­bia, ¿quién for­ma los mili­ta­res y los poli­cías de Ecua­dor?, en
Bogo­tá
; los de Hon­du­ras en Bogo­tá y los de Méxi­co; en la reasig­na­ción del
sis­te­ma está esto pero ade­más, ¿quié­nes ase­so­ran la lucha entre comi­llas con­tra
las mafias en Méxi­co? Los poli­cías colom­bia­nos, ¡ah! Y esto ¿qué ha pro­du­ci­do
en Méxi­co? Está peor la cosa, por eso ganó AMLO, por­que ya ni Slim que­ría
res­pon­der por Méxi­co.

El sis­te­ma
mili­tar y poli­cial colom­biano es un bra­zo del sis­te­ma de gue­rra per­pe­tua de EEUU,
por eso la pelea nues­tra es con el Pen­tá­gono, con el
Esta­do pro­fun­do, con la maqui­na­ria indus­trial y mili­tar de EEUU.

Cuan­do ellos se
meten en Vene­zue­la se meten a tra­vés de Colom­bia y ¿se meten con qué?, con la
maqui­na­ria mili­tar legal, pero con el infra­mun­do del para­mi­li­ta­ris­mo, ellos no
se meten sola­men­te con el bra­zo legal, no, se meten con ambos.

Las ope­ra­cio­nes
de hoy con­tra Vene­zue­la son fun­da­men­tal­men­te con el bra­zo del infra­mun­do que se
mue­ve des­de Colom­bia
, esta es la cons­pi­ra­ción con­tra
Vene­zue­la, ¿quién está detrás de todo eso? La Cen­tral de Inte­li­gen­cia (CIA) de
Esta­dos Uni­dos, esto no lo pla­ni­fi­can en Bogo­tá.

Guai­dó pasó de
Vene­zue­la para Cúcu­ta en el Fes­ti­val de Ayu­da Huma­ni­ta­ria ¿esto lo pla­ni­fi­ca­ron
en Bogo­tá? No, esto lo pla­nea­ron en Washing­ton, pusie­ron esos para­mi­li­ta­res que
se lla­man los Ras­tro­jos para que lo lle­va­ran por­que son los de ellos.

Esta­mos pelean­do
con EEUU
. ¿Cómo ope­ra esto? Un mili­tar pue­de ser muy
corrup­to y ase­sino, pero si es fiel a EEUU nun­ca cae. ¿A quié­nes denun­cian por
corrup­tos y ase­si­nos, por prac­ti­car eje­cu­cio­nes fue­ra de com­ba­te a civi­les
inde­fen­sos? A los que se les mue­ven un poco de la línea; enton­ces, ahí apa­re­cen
en el New York Times. Es un sis­te­ma muy fuer­te.

En solo un
depar­ta­men­to que es Nor­te de San­tan­der que que­da en fren­te del Zulia una par­te
y del Táchi­ra la otra, hay 17 mil sol­da­dos, pero todos los días cre­ce la coca y
todos los días cre­cen las ban­das que son las que ope­ran con­tra Vene­zue­la,
ade­más esas mafias son las que com­pran a los orga­nis­mos mili­ta­res y poli­cia­les
de Vene­zue­la, a su vez esas mafias corrom­pen a los mili­ta­res y poli­cías de este
lado de la fron­te­ra; cono­ce­mos esto por­que noso­tros esta­mos en esa fron­te­ra
des­de hace muchas déca­das y lo sabe­mos, todos los días pelea­mos en esa
fron­te­ra, son 2.200 kiló­me­tros.

Para enten­der el
pro­ble­ma se nece­si­tan dos cla­ves, pri­me­ro, que los mili­ta­res y poli­cías colom­bia­nos
son un bra­zo del sis­te­ma de gue­rra de EEUU y segun­do que la gue­rra en Colom­bia
es una gue­rra que se libra con dos bra­zos, el bra­zo de las Fuer­zas Arma­das
esta­ta­les y el bra­zo de los para­mi­li­ta­res que son la par­te más terri­ble,
esto es lo que le apli­can a Vene­zue­la, a Ecua­dor, a los veci­nos y don­de se
nece­si­te.

ES PARADÓJICO
QUE EN MEDIO DE UN PROCESO DE PAZ EL PRESIDENTE AL QUE LE DIERON EL PREMIO
NOBEL POR IMPULSAR EL PROCESO DE PAZ, AFILIÓ A COLOMBIA A LA OTAN, Y ¿QUÉ ES LA
OTAN?

La prin­ci­pal
alian­za beli­cis­ta del mun­do. La OTAN la hicie­ron para el Atlán­ti­co Nor­te, para Euro­pa
¿qué vie­ne hacer al sur? Afor­tu­na­da­men­te la OTAN se está agrie­tan­do, “se le
col­ga­ron a un avión fallan­do”, no todo es tan malo.

La gue­rra ha
cam­bia­do de fase, aca­ba­ron las FARC, aho­ra quie­ren apli­car­le lo mis­mo al ELN, pero
si antes fun­da­men­tal­men­te se diri­gía con­tra el gue­rri­lle­ro que está entre­na­do,
que tie­ne arma, que ope­ra en gru­po, que tie­ne tác­ti­cas y por esto los gue­rri­lle­ros
no mue­ren, por­que sabe­mos pelear. ¿Quié­nes mue­ren?, los líde­res socia­les, enton­ces
pasa­ron de hacer una gue­rra con­tra­in­sur­gen­te con­tra el gue­rri­lle­ro que tie­ne
fusil, a una gue­rra con­tra­in­sur­gen­te con­tra la socie­dad, es la nue­va fase en
que esta­mos.

Hay una dispu­ta por
el terri­to­rio, ¿por qué nece­si­tan el terri­to­rio? Por­que ahí hay bie­nes natu­ra­les,
¿quié­nes se opo­nen? Las comu­ni­da­des orga­ni­za­das, ¿qué hay que hacer para des­or­ga­ni­zar
una comu­ni­dad? Matar­le al líder por­que la Ley del Terro­ris­mo es “mate uno y asus­te
a diez mil”. Es Terro­ris­mo de Esta­do, es un exter­mi­nio sis­te­má­ti­co, es un
Geno­ci­dio polí­ti­co, es la fase de la gue­rra en la que esta­mos hoy
, ¿por
qué? Por­que nece­si­tan el terri­to­rio, ¿por qué nece­si­tan el terri­to­rio de
Cho­có?, por­que tie­nen mucho pla­tino, ¿por qué nece­si­tan el terri­to­rio de
Antio­quia?, por­que tie­nen mucho cobre, ¿por qué nece­si­tan el terri­to­rio del
Cau­ca?, por el oro.

Las comu­ni­da­des son
un estor­bo para ellos, con ellas tie­nen que hacer Con­sul­ta pre­via e infor­ma­da,
cosas de la demo­cra­cia de la OIT, enton­ces para no hacer la Con­sul­ta pre­via
e infor­ma­da des­or­ga­ni­zan a las comu­ni­da­des,
para que entre la mul­ti­na­cio­nal
a su gus­to; esto es lo que está pasan­do hoy en Colom­bia.

YA LE HABÍAMOS
ESCUCHADO HABLAR DE GENOCIDIO, ANTE ESTE FRACASO, HAY UN DIBUJITO MARAVILLOSO
QUE SACÓ ALGUIEN DE COLOMBIA, ABRAZANDO…, “NOS ESTÁN ASESINANDO A NUESTROS
LÍDERES”.

La reac­ción nues­tra
es no dejar des­or­ga­ni­zar las comu­ni­da­des, que ellos mis­mos creen sus meca­nis­mos
de segu­ri­dad para que no les maten los líde­res, para que pue­dan fun­cio­nar como orga­ni­za­ción,
que pue­dan reu­nir­se, que tam­bién pue­dan hacer pro­tes­ta social, esto es mucho más
impor­tan­te que ganar­le muchos com­ba­tes al Ejér­ci­to, ¿por qué? Por­que las
esta­dís­ti­cas son duras, este año son más los líde­res que han muer­to que
gue­rri­lle­ros del ELN
, enton­ces está cla­ro cuál es el pro­pó­si­to de la
gue­rra.

Si noso­tros no
enten­de­mos esto quie­re decir que esta­mos des­en­fo­ca­dos, enton­ces esta tam­bién es
una tarea como gue­rri­lla, ense­ñar y pro­mo­ver que la gen­te mis­ma haga la
segu­ri­dad de sus vivien­das, tra­ba­jos, líde­res, sedes y fun­cio­na­mien­to, por­que
nun­ca vamos a tener una gue­rri­lla que cui­de has­ta el últi­mo diri­gen­te de
Colom­bia, eso es una uto­pía, eso no nos lo pro­po­ne­mos noso­tros, pero lo otro
si, ense­ñar a que la gen­te mis­ma se cui­de, esa es la tarea.

UNA GUERRILLA DE
IDEAS

Sí, pero tam­bién hay
que com­ba­tir por­que si uno no com­ba­te lo aca­ban
, ese es el otro pro­ble­ma,
por­que el plan con­tra noso­tros sigue, no lo para­ron para matar líde­res, es que
están hacien­do ambos.

Aho­ra no tie­nen
cómo bom­bar­dear, por­que noso­tros no hace­mos gran­des con­cen­tra­cio­nes que les
faci­li­ten un bom­bar­deo, hay más dis­per­sión de la fuer­za, enton­ces se les están
oxi­dan­do las bom­bas, los avio­nes y los gran­des pre­su­pues­tos que pasa­ban ellos
por cada bom­bar­deo que hacían, que la mitad se lo roba­ban, ahí están
des­con­ten­tos los mili­ta­res.

IV- RESISTIR CON DECORO
ALIMENTA LA ESPERANZA DE TRIUNFAR

ESTAR
COMBATIENDO DURANTE 55 AÑOS A LO QUE USTED HA DESCRITO, QUE NO ES SOLAMENTE LAS
FUERZAS MILITARES DE AHÍ, SINO ES EL BRAZO DE ESE IMPERIO, ES CASI UN MILAGRO.

Eso hay que
agra­de­cér­se­lo a muchos san­tos, a San Cami­lo; en esto tene­mos una volun­tad úni­ca
de per­sis­tir
por­que siem­pre hay momen­tos difí­ci­les, ¿Qué pasa­ría si uno en
cada momen­to difí­cil se des­ani­ma­ra? Sabe­mos que la úni­ca lucha que se pier­de es
la que se aban­do­na.

El pue­blo
colom­biano es de una altí­si­ma capa­ci­dad de sacri­fi­cio
,
gran capa­ci­dad de esfuer­zo y de tra­ba­jo, o sea hay com­po­nen­te humano.

Para noso­tros es un
prin­ci­pio “siem­pre estar con el pue­blo” esto pare­ce sen­ci­llo y no
siem­pre lo es, por­que una de las artes de las cla­ses domi­nan­tes apren­di­da del
impe­rio his­pá­ni­co es com­prar con­cien­cias. Acuér­de­se que es Palo, Pla­ta y Plo­mo,
enton­ces al que no se deja com­prar hay que dar­le palo y al que no se deja dar
palo hay que dar­le plo­mo, así se man­tie­nen los impe­rios.

A muchos diri­gen­tes
de izquier­da tam­bién los cam­bian de ban­do, eso es duro pero es cier­to, enton­ces
el arte de ellos no es sola­men­te ata­car a la opo­si­ción, sino hacer que par­te de
la opo­si­ción pase para su lado, tie­nen muchos meca­nis­mos de cap­ta­ción.

Decir ‘siem­pre
jun­to al pue­blo’ toca defi­nir­lo con cla­ri­dad, ¿reci­bir un pues­to, una beca? Me acuer­do
que cuan­do aca­ba­ron la gue­rri­lla vene­zo­la­na a todos los diri­gen­tes les die­ron
estu­dios de doc­to­ra­do en uni­ver­si­da­des de EEUU y Euro­pa.

Cuan­do aca­ba­ron al
M19 a todos los diri­gen­tes les die­ron car­gos con­su­la­res en Euro­pa; los meca­nis­mos
de cap­ta­ción son muchos, dicen que “no se habla con la boca lle­na”, les echan cual­quier
cosa a la boca y los callan.

SIEMPRE HACEMOS
UNA PREGUNTA A TODAS LAS PERSONAS QUE ENTREVISTAMOS ¿QUÉ ES LA DIGNIDAD?

Antes hablá­ba­mos
que Marx decía que ser radi­cal es ir a la raíz creo que aquí habría que hacer­le
un ajus­te a Marx, y en la raíz no sola­men­te está la huma­ni­dad, sino la vida.
¿En qué sen­ti­do? En el modo de pen­sar occi­den­tal se esta­ble­cie­ron cate­go­rías,
la huma­ni­dad aquí (arri­ba), en rei­no ani­mal aquí (en medio), el rei­no vege­tal
aquí (aba­jo) y el rei­no mine­ral aquí (más aba­jo), la moder­ni­dad euro­pea
esta­ble­ce unas dife­ren­cias de gra­do, y resul­ta que eso no es así.

Le voy a rela­tar lo
que noso­tros apren­di­mos cuan­do estu­vi­mos en Qui­to. Ecua­dor es una cul­tu­ra
Qui­chua y en len­gua Qui­chua “perro es tie­rra que anda”, “gen­te es tie­rra que
anda y habla”, todo es una sola cosa, no hay dife­ren­cias de gra­do, todos somos
lo mis­mo. Es lo mis­mo rei­no mine­ral, rei­no ani­mal y huma­ni­dad, somos lo mis­mo,
¿no veni­mos de las euca­rio­tas? La moder­ni­dad nos metió en la cabe­za que somos
supe­rio­res, pero resul­ta que la cul­tu­ra indí­ge­na ame­ri­ca­na ense­ña que hay
una madre tie­rra y todos pro­ve­ni­mos de ahí
, y eso es la vida.

Dig­ni­dad es la
valo­ra­ción de la vida
, no solo de la pro­pia, de la
vida en el entorno en que uno está, por­que uno pue­de recla­mar dig­ni­dad para los
huma­nos, y ¿para los que no hablan pero andan? Hay muchos movi­mien­tos
ani­ma­lis­tas que dicen: ellos tie­nen la mis­ma dig­ni­dad que noso­tros, pero es
sola­men­te ese sec­tor; en Colom­bia toda­vía hay unas dis­cu­sio­nes muy gran­des
sobre las corri­das de toros.

Es resig­ni­fi­car la
vida, por­que las dife­ren­cias de gra­do, de cate­go­ría, son lo que tie­nen mal a este
mun­do. Por ejem­plo, los que dicen que hay que “hacer un nue­vo acuer­do ver­de”,
¿han pen­sa­do que los bie­nes natu­ra­les tie­nen un lími­te y se pue­den aca­bar?
Noso­tros tene­mos un país mara­vi­llo­so, nos sobra de todo, lo esta­mos
des­per­di­cian­do, lo están saquean­do.

No se pue­de hablar
de dig­ni­dad en Colom­bia sola­men­te para los que viven en Bogo­tá. ¿Qué es la
dig­ni­dad en la Ama­zo­nía, en el Cari­be o en el Pací­fi­co?, son dig­ni­da­des
dis­tin­tas. La dig­ni­dad tie­ne que estar ancla­da en una resig­ni­fi­ca­ción de la
vida
, por­que si la dig­ni­dad mía la pien­so a par­tir de mí, es un poco
nar­ci­sis­ta, como que el mun­do gira alre­de­dor de uno y uno es el sol.

No es que yo esté
ajus­tan­do a Marx, Marx tam­bién lo dijo, este sis­te­ma aca­ba con los dos gran­des
ele­men­tos que sos­tie­nen todo, que son la gen­te y el pla­ne­ta. Por esto es que el
sis­te­ma se está cayen­do y hay que bus­car otro
.

USTEDES HAN
TENIDO QUE DESARROLLAR SU LUCHA EN MEDIO DE UNA SERIE DE HOSTILIDADES Y DE
ADVERSIDADES TERRIBLES, EN ESTE SENTIDO, HABLÁBAMOS DE LA PERSPECTIVA ÉTICA Y
DEL QUERER SER OTRA COSA Y SIN IDEALIZAR NADA, SABIENDO QUE EN UNA GUERRA
LARGUÍSIMA SIEMPRE HAY ERRORES, ¿CÓMO ES EL TRATO HUMANO EN LAS GUERRAS?

El ELN fue la
pri­me­ra orga­ni­za­ción que en Colom­bia hizo un lla­ma­do para huma­ni­zar la gue­rra,
inclu­so algu­nos revo­lu­cio­na­rios dije­ron hay es que aca­bar­la; noso­tros diji­mos
hay que aca­bar la gue­rra, pero mien­tras tan­to hay que huma­ni­zar­la.

Des­pués fui­mos los pri­me­ros
que intro­du­ji­mos en los Esta­tu­tos las nor­mas del Dere­cho Inter­na­cio­nal
Huma­ni­ta­rio, nor­mas hechas para con­flic­tos inter­nos como el de Colom­bia, y tam­bién
fui­mos la pri­me­ra orga­ni­za­ción que nos dota­mos de un Códi­go de gue­rra acor­de
al
Dere­cho Inter­na­cio­nal Huma­ni­ta­rio. A mí me tocó lle­var ese pri­mer
Códi­go y poner­lo en el escri­to­rio de la Ofi­ci­na Jurí­di­ca del Comi­té de la Cruz
Roja Inter­na­cio­nal en Gine­bra y decir­les léan­lo y nos dicen su opi­nión, des­pués
nos entre­ga­ron un estu­dio don­de dice “es ape­ga­do al DIH en las con­di­cio­nes de
Colom­bia”.

No es sola­men­te una
posi­ción de prin­ci­pios que se ha ver­ti­do en la nor­ma­ti­vi­dad inter­na bajo un
cri­te­rio del DIH, de ade­lan­tar estos con­flic­tos de la mane­ra menos cruel
posi­ble, tam­bién se basa en el prin­ci­pio del auto­con­trol, la auto­rre­gu­la­ción
y así el otro no cum­pla, uno si cum­ple
.

En la par­te de la
auto­rre­gu­la­ción, las nor­mas las expi­den los Con­gre­sos Nacio­na­les y son obje­to
de edu­ca­ción en todo nues­tro sis­te­ma interno de escue­las, des­de que entra el com­ba­tien­te
has­ta que se va pro­mo­vien­do reci­be ese tipo de ins­truc­ción.

V- PERVIVEN LOS IDEALES
DE LOS PADRES FUNDADORES

¿QUÉ APORTÓ
CAMILO TORRES AL ELN?

Fue de los
fun­da­do­res, de los pio­ne­ros, Cami­lo era no sola­men­te un sacer­do­te sino un soció­lo­go,
él era un per­so­na­je de la éli­te de Bogo­tá, no era de los que se meten a la
revo­lu­ción por­que la nece­si­tan, sino por­que la ven nece­sa­ria.

Cami­lo decía lo que
para noso­tros es el núcleo del pen­sa­mien­to para la Solu­ción Polí­ti­ca, él decía
en Colom­bia des­de que somos Repú­bli­ca ha man­da­do una éli­te que gobier­na para sí
mis­ma, nun­ca va a gober­nar para el pue­blo, por tan­to el pue­blo tie­ne que
tomar­se el poder para que ten­ga un Gobierno a favor de sí mis­mo.

La éli­te es la que
debe esco­ger de qué mane­ra le entre­ga el Gobierno al pue­blo, si de mane­ra pací­fi­ca
o de mane­ra vio­len­ta; esta es la pie­dra angu­lar de la cons­truc­ción de
solu­ción polí­ti­ca, que el pue­blo ten­ga el poder
, y el ELN no es el pue­blo
por supues­to, es el pue­blo quien tie­ne que tener el poder y gober­nar para sí mis­mo,
esto es lo que va a dar unas con­di­cio­nes de paz con jus­ti­cia social a Colom­bia;
es la colum­na de nues­tro plan­tea­mien­to de Solu­ción Polí­ti­ca del con­flic­to, este
es apor­te de Cami­lo.

Uste­des cono­ce­rán
el con­cep­to del amor efi­caz que no se tra­ta de hacer cari­dad sino que lo revo­lu­cio­na­rio
es que haya otras con­di­cio­nes de vida para la gen­te,
y que a esa éli­te que está
afe­rra­da en el poder hay que poner­le pre­sión social para tum­bar­la, no se va a
ir a las bue­nas, enton­ces el tra­ba­jo de los revo­lu­cio­na­rios es orga­ni­zar esa
pre­sión social, ese es el tra­ba­jo has­ta que los tum­be­mos y poner al pue­blo en
el pues­to, para que haya un Gobierno de ver­dad del pue­blo, ese es el apor­te de
Cami­lo.

Y MANUEL PÉREZ

Manuel lle­gó al ELN
detrás de los pasos de Cami­lo, con Domin­go Laín y otros sacer­do­tes ara­go­ne­ses
fue­ron fun­da­do­res de este ELN,
así hayan lle­ga­do en el 69, fue­ron la con­ti­nui­dad
del esfuer­zo de Cami­lo. Manuel fue jefe del ELN por 20 años, des­de el año 78 has­ta
el año 98 cuan­do murió, usted se ima­gi­na la hue­lla muy pro­fun­da en la
con­ti­nui­dad de Cami­lo, del amor efi­caz.

A Manuel le
pre­gun­ta­ban ¿y su Dios? Con­tes­ta­ba, es el pue­blo, la gen­te, tenía la Teo­lo­gía
de la Libe­ra­ción pues­ta como prác­ti­ca de lucha, si uste­des se acuer­dan en esa
épo­ca la mis­ma igle­sia decía que “la opción pre­fe­ren­cial de la igle­sia deben
ser los pobres”
, aho­ra hay un Síno­do de Obis­pos de la Ama­zo­nía en Roma que
con­clu­yó algo pare­ci­do, la opción pre­fe­ren­cial deben ser los indí­ge­nas; se
vol­vie­ron a acor­dar de la Teo­lo­gía de la Libe­ra­ción, esto es gra­cias al Papa Fran­cis­co.

Esa fue la hue­lla
de Manuel y de los sacer­do­tes ara­go­ne­ses, él más por­que fue quien duró 30 años
en la gue­rri­lla, él murió acá en Cuba, enfer­mo; de él nos que­da lo de “Siem­pre
jun­to al pue­blo”, lo de que un revo­lu­cio­na­rio no se deja com­prar ni asus­tar,
que es lo que quie­bra los fac­to­res de cohe­sión del régi­men. Sobre la ver­dad él
fue muy exi­gen­te y en la fra­ter­ni­dad, él fue el de la pro­pues­ta de huma­ni­zar la
gue­rra, fue­ron 30 años muy fuer­tes.

LA REVOLUCIÓN
CUBANA

Aquí se pre­pa­ró la
gen­te que fun­dó el ELN, aquí vinie­ron en el año 62 y el ELN se for­mó dos años
más tar­de, ¿cuál fue la pre­pa­ra­ción? En esa épo­ca en la Sie­rra del Escam­bray
que que­da en el cen­tro de Cuba, había unos para­mi­li­ta­res, unos gru­pos
con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios sos­te­ni­dos por EEUU, enton­ces los que vinie­ron a
for­mar­se aquí para crear una gue­rri­lla en Colom­bia, iban al fren­te de los
gru­pos del Ejér­ci­to Rebel­de que com­ba­tían con esos gru­pos para­mi­li­ta­res en el
Escam­bray; ese fue el entre­na­mien­to, “apren­da a dis­pa­rar y vaya ade­lan­te”, así apren­die­ron,
ese fue el entre­na­mien­to, ir en la pun­ta de van­guar­dia, así se for­ma­ron,
en la prác­ti­ca total.

El com­pa­ñe­ro que
murió hace poco, Fabio Váz­quez estu­vo en el Escam­bray, a mí me tocó toda­vía
ver él cómo se salu­da­ba con anti­guos ofi­cia­les cuba­nos ya muy ancia­nos, que estu­vie­ron
con él allá, quie­nes le decían, ¿usted es Villa? ¿Toda­vía vive? Por­que él en
esa épo­ca se lla­ma­ba Villa.

¿QUÉ LECTURA
HACE DEL MOMENTO ACTUAL EN LATINOAMÉRICA?

Muy impor­tan­te,
está parien­do otro mun­do, si uste­des ven las pan­car­tas que están en las mar­chas
en Chi­le, hay una que retra­ta todo esto: “en Chi­le nace y mue­re el
neo­li­be­ra­lis­mo”, eso es lo que está pasan­do, el neo­li­be­ra­lis­mo como sis­te­ma
glo­bal está sien­do con­fron­ta­do con la rebe­lión des­de Amé­ri­ca Lati­na
, que es
bas­tan­te decir.

Es el ini­cio del
cie­rre de un para­dig­ma, esta­mos en una fron­te­ra, es un trán­si­to de épo­ca que
va a durar, son par­tos dolo­ro­sos
; vean lo de Evo en Boli­via, lo que le ha
toca­do a Vene­zue­la, lo que le está tocan­do a Cuba, pero bueno ni los par­tos en
agua dejan de ser dolo­ro­sos.

NO SÉ SI TIENE
ALGO QUE AÑADIR

Noso­tros como
gue­rri­lla somos cons­cien­tes del momen­to his­tó­ri­co que pasa Amé­ri­ca Lati­na, que
pasa Colom­bia y hace­mos un gran esfuer­zo por estar a la altu­ra de esto, ¿qué
sig­ni­fi­ca? Pri­me­ro enten­der bien lo que está pasan­do y tra­tar de actuar en
corres­pon­den­cia
, en eso esta­mos, espe­ra­mos no defrau­dar.

MUCHAS GRACIAS

Gra­cias, a uste­des.

Voce­sen­lu­cha

Comu­ni­ca­ción popu­lar – Pue­blos Amé­ri­ca Lati­na, el Cari­be y Esta­do espa­ñol

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *