Entre­vis­ta a Pablo Bel­trán, del ELN: «Aspi­ra­mos a ser una nación que sepa resol­ver sus con­flic­tos»

Por Voce­sen­lu­cha /​Resu­men Lati­noa­me­ri­cano /​marzo 2020

PABLO BELTRÁN es Jefe Dele­ga­ción de Paz del ELN. Colom­bia

‘ASPIRAMOS A SER
UNA NACIÓN QUE SEPA RESOLVER SUS CONFLICTOS’

El Ejér­ci­to de Libe­ra­ción Nacio­nal de Colom­bia lle­va déca­das bus­can­do una
solu­ción polí­ti­ca al con­flic­to que cuen­te con la par­ti­ci­pa­ción del pue­blo
colom­biano. Duran­te el gobierno de San­tos, se reto­ma­ron los diá­lo­gos de paz.
Ini­cia­dos en Qui­to en febre­ro de 2017, los equi­pos nego­cia­do­res de gobierno y
ELN se tras­la­dan a La Haba­na en 2018. Con la lle­ga­da del gobierno uri­bis­ta de
Iván Duque, los diá­lo­gos se rom­pen y el gobierno colom­biano lle­ga a pedir a
Cuba que extra­di­te a la dele­ga­ción de la insur­gen­cia ele­na, que per­ma­ne­ce
actual­men­te en La Haba­na.

El pasa­do diciem­bre de 2019, duran­te la visi­ta de Voce­sen­lu­cha a Cuba,
pudi­mos entre­vis­tar a tres miem­bros de la Dele­ga­ción de Diá­lo­gos de Paz del
ELN: María Con­sue­lo Tapia, Aure­liano Car­bo­nell y el jefe del equi­po nego­cia­dor,
Pablo Bel­trán.

Com­par­ti­mos el
vídeo y la trans­crip­ción de la entre­vis­ta a Pablo Bel­trán, Jefe de la Dele­ga­ción
de Diá­lo­gos del ELN de Colom­bia, fil­ma­da en La Haba­na el 23 de diciem­bre de
2019.

I- LOS ORÍGENES DEL ELN.

II- LA SOLUCIÓN POLÍTICA HAY QUE IMPONÉRSELA AL RÉGIMEN.

III- LA GUERRA PERPETUA DE EEUU EN LA REGIÓN.

IV- RESISTIR CON DECORO ALIMENTA LA ESPERANZA DE
TRIUNFAR.

V- PERVIVEN LOS IDEALES DE LOS PADRES FUNDADORES.

¿QUIÉN ES PABLO?

Yo nací en una
loca­li­dad del Noro­rien­te de Colom­bia, en San­tan­der, en un pue­ble­ci­to que se lla­ma
San Gil; en esa zona en la épo­ca de la colo­nia ocu­rrie­ron los Levan­ta­mien­tos de
los Comu­ne­ros en 1781, en la épo­ca de Túpac Ama­ru, el prin­ci­pal líder de ese
levan­ta­mien­to era José Anto­nio Galán oriun­do de la zona, por esto allí en la
memo­ria colec­ti­va exis­te una cul­tu­ra de rebe­lión, de insu­rrec­ción
, que
pre­va­le­ce. Esas son mis raí­ces.

Des­pués estu­die
inge­nie­ría de petró­leos en una Uni­ver­si­dad que fue la Cuna del Ejér­ci­to de Libe­ra­ción
Nacio­nal en Buca­ra­man­ga, en los años 60 los prin­ci­pa­les diri­gen­tes del ELN salie­ron
de ahí; cuan­do yo lle­gue a esa Uni­ver­si­dad a prin­ci­pios de los 70, el ambien­te
eleno era el que se res­pi­ra­ba.

Comen­cé sien­do
gue­rri­lle­ro urbano a media­dos de los 70 y a prin­ci­pios de los 80 ya no pude estar
más en las ciu­da­des de Colom­bia y comen­cé a ser gue­rri­lle­ro rural; estoy en la
Direc­ción del ELN des­de el año 83; soy res­pon­sa­ble de lo que se hace bien, de
lo que se hace mal y de lo que se deja de hacer. En este tiem­po hemos esta­do en
una lucha muy fuer­te, lle­va­mos 55 años como gue­rri­lla en Colom­bia, en este
momen­to es la gue­rri­lla que que­da.

Hace­mos Con­gre­sos
Nacio­na­les cada 10 años, el Con­gre­so de 1989 deci­dió explo­rar una vía de solu­ción
polí­ti­ca, ya lle­va­mos 30 años hacien­do ensa­yoe­rror, apren­dien­do qué es la Solu­ción
Polí­ti­ca
. En el últi­mo Con­gre­so de 2015, me nom­bra­ron jefe de esta
Dele­ga­ción de Diá­lo­gos, lle­vo en esta tarea 5 años.

I- LOS ORÍGENES DEL ELN

¿QUÉ ES LO QUE
HACE QUE EN ESE MOMENTO SE MATERIALICE COMO ELN, QUÉ PASABA EN LA REALIDAD?

Eso vie­ne des­de la
post gue­rra, Sar­tre y demás sos­te­nían que el inte­lec­tual tie­ne que tener un
com­pro­mi­so
, no sola­men­te pen­sar, hay que hacer, esto influ­yó mucho; la
inte­lec­tua­li­dad lati­noa­me­ri­ca­na y en par­ti­cu­lar en Colom­bia tuvo gran­des
diri­gen­tes que fue­ron pio­ne­ros en esto; Cami­lo Torres fun­dó la Facul­tad de
Socio­lo­gía en la Uni­ver­si­dad Nacio­nal, se con­vir­tió en un gran líder popu­lar
que movió las masas en Colom­bia en el año 65 y a él lo acom­pa­ña­ron muchos
jóve­nes estu­dian­tes e inte­lec­tua­les como Gar­cía Már­quez.

No era sola­men­te la
revo­lu­ción hecha por los sec­to­res popu­la­res más empo­bre­ci­dos y exclui­dos, sino
tam­bién la revo­lu­ción era una opción des­de la inte­lec­tua­li­dad, eso per­meó el ambien­te
uni­ver­si­ta­rio. Acuér­de­se de Mayo del 68, tam­bién en Colom­bia en el año 70 hubo
un gran movi­mien­to estu­dian­til con­tra la Refor­ma uni­ver­si­ta­ria; el 71 fue el
año en que más ha habi­do tomas de tie­rras por los cam­pe­si­nos; hubo gran­des luchas
obre­ras. Hubo una opción por la revo­lu­ción no solo retó­ri­ca, hubo mucha lucha polí­ti­ca
y social, esa era la cal­de­ra.

ESA NECESIDAD DE
CONSTRUIR UN MUNDO DE JUSTICIA, PORQUE PALPITABA LA INJUSTICIA ANTES Y AHORA,
¿HA CAMBIADO ALGO EN COLOMBIA?

Noso­tros los
colom­bia­nos somos de pro­ce­sos len­tos pero sos­te­ni­dos, es como la lava que avan­za,
no corre mucho, pero que­ma
; el pue­blo colom­biano en su lucha ha avan­za­do por­que
le ha toca­do pelear con­tra un sis­te­ma polí­ti­co muy fuer­te, muy beli­cis­ta, muy arti­cu­la­do
al sis­te­ma de gue­rra de Esta­dos Uni­dos, que no es poca cosa.

Tener una gue­rri­lla
luchan­do 55 años requie­re cier­to arte, pero a su vez que el pue­blo que lle­va la
peor par­te, des­pués de tan­ta repre­sión, de tan­tas moda­li­da­des de explo­ta­ción,
opre­sión y gue­rra se man­ten­ga en la lucha, como ha ocu­rri­do este año, indi­ca
que ha habi­do rele­vo gene­ra­cio­nal y una trans­mi­sión de unos genes de lucha,
por decir­lo así. Eso es lo que ha man­te­ni­do vivo el movi­mien­to en Colom­bia, que
ha resis­ti­do, toda la con­tra­in­sur­gen­cia que se le ocu­rre a EEUU ha pasa­do
por Colom­bia pri­me­ro
.

Hay una
expe­rien­cia, una capa­ci­dad de sacri­fi­cio, una cons­tan­cia y en muchos casos uno
tie­ne que decir lo que dijo Gai­tán, “el pue­blo siem­pre resul­ta supe­rior a
sus diri­gen­tes”
, le colo­co un ejem­plo: las movi­li­za­cio­nes que comen­za­ron el
21 de noviem­bre, han obli­ga­do a que todos los sec­to­res popu­la­res, de izquier­da,
de la opo­si­ción se jun­ten. La gen­te se auto con­vo­có a las calles, flu­yó y
apa­re­ció un Comi­té de Paro, don­de nadie se que­dó por fue­ra.

No es el diri­gen­te
el que con­vo­ca, es la gen­te que sale y los diri­gen­tes ‘corren para no que­dar­se atrás’;
es lo mis­mo que aca­ba de pasar en Fran­cia, que se vol­vió a jun­tar la izquier­da,
por­que el pue­blo se votó a las calles con­tra las pen­sio­nes.

CON UNA
DIFERENCIA, QUIZÁS EN EUROPA LAS GRANDES MOVILIZACIONES SE PRODUCEN CUANDO NOS
TOCAN LOS BOLSILLOS Y EN COLOMBIA CUANDO LES TOCAN LA VIDA.

Resis­ti­mos sis­te­mas
de gue­rra muy fuer­tes, que ope­ran de muchas mane­ras, here­da­ron del colo­nia­lis­mo
espa­ñol la con­sig­na que el impe­rio some­te a las gen­tes con las “Tres P: Palo,
Pla­ta y Plo­mo”, esto en Colom­bia es una ley.

Hay un ejer­ci­cio de con­tra­in­sur­gen­cia sis­te­má­ti­co, minu­to a minu­to, que tie­ne un orden Cons­ti­tu­cio­nal crea­do des­de el año 61 en el que, si usted pro­tes­ta es con­si­de­ra­do enemi­go; el sis­te­ma repre­si­vo no está para pelear con paí­ses veci­nos, sino con el enemi­go interno, esto es lo que pro­du­ce Pre­sos Polí­ti­cos, tor­tu­ras, des­pla­za­mien­to de 8 millo­nes, exi­lia­dos, 80 mil des­apa­re­ci­dos, ase­si­na­tos y exter­mi­nio de líde­res; el sis­te­ma inven­ta de todo.

La gen­te hoy en
Colom­bia cla­ma cam­bios y el sis­te­ma agu­di­za la repre­sión, en vez de decir “sen­té­mo­nos
y pac­te­mos unos cam­bios”; ha sido así toda la vida, enton­ces el movi­mien­to popu­lar
para enfren­tar este sis­te­ma tie­ne que dotar­se de for­mas orga­ni­za­ti­vas
, de
una cul­tu­ra de lucha para enfren­tar­lo.

NOS HA COMENTADO
DEL PADRE CAMILO TORRES, LES APORTÓ ESO DEL AMOR EFICAZ QUE ÉL HABLABA,
¿TAMBIÉN HAN BEBIDO DE OTRAS CORRIENTES?

El ELN es una mez­cla
mági­ca de mar­xis­tas en diá­lo­go con cris­tia­nos revo­lu­cio­na­rios
, por­que
con­flu­ye­ron en la fun­da­ción del ELN sec­to­res mar­xis­tas, comu­nis­tas, libe­ra­les
radi­ca­les, socia­lis­tas y gen­te ins­pi­ra­da por la Teo­lo­gía de la Libe­ra­ción. Cami­lo
decía que las dis­cu­sio­nes impor­tan­tes no son si el alma es mor­tal o no, sino
que el ham­bre si mata; decía de unir­nos alre­de­dor de dar­le una mayor dig­ni­dad
al pue­blo, de allí nace el diá­lo­go.

El ELN no es un
par­ti­do, es una orga­ni­za­ción polí­ti­co­mi­li­tar, que no tie­ne la dis­ci­pli­na de un ejér­ci­to,
pero tie­ne más dis­ci­pli­na que un par­ti­do; hay demo­cra­cia inter­na, pero tam­bién
hay órde­nes; todo sus­ten­ta­do en unos prin­ci­pios de direc­ción colec­ti­va. Tuvi­mos
unas cri­sis muy fuer­tes por man­do uni­per­so­nal.

Noso­tros somos
mar­xis­tas leni­nis­tas, pero a su vez en el ELN tie­nen cabi­da los cris­tia­nos revo­lu­cio­na­rios
en ese diá­lo­go y viven­cia; es una mez­cla mági­ca del huma­nis­mo mar­xis­ta con el
huma­nis­mo de los cris­tia­nos revo­lu­cio­na­rios. Se acuer­da de la defi­ni­ción de
Marx de “ser radi­cal es ir a la raíz y en la raíz está la huma­ni­dad”,
son dos huma­nis­mos que se encuen­tran.

HA HABLADO DE
DIRECCIÓN COLECTIVA, QUE NO SE ASUMAN DIRECCIONES PERSONALISTAS, ¿CÓMO ES ESO?

Esto nace de una
auto­crí­ti­ca el ELN nace en el 64, por­que en los 10 pri­me­ros años de vida del

ELN pri­mó un cier­to
man­do uni­per­so­nal; esta pri­me­ra déca­da fue muy rica por­que fue el sur­gir del
ELN, como era una orga­ni­za­ción nue­va que no que­ría ser un par­ti­do ni un
ejér­ci­to, tuvo ele­men­tos de cri­sis que se pro­fun­di­za­ron bas­tan­te en el 73,
lue­go de unos gol­pes muy fuer­tes que sufri­mos, en bata­llas que per­di­mos 100
com­ba­tien­tes, don­de los prin­ci­pa­les cua­dros y man­dos murie­ron; toda esta gran
cri­sis, moti­vó una gran auto­crí­ti­ca de la que sur­gie­ron los prin­ci­pios
orga­ni­za­ti­vos, que esta­tu­yen demo­cra­cia inter­na, direc­ción colec­ti­va,
crí­ti­ca y auto­crí­ti­ca.

De allí nació el
con­cep­to que debe haber van­guar­dia colec­ti­va, por­que el ELN no es la van­guar­dia
escla­re­ci­da de Colom­bia, hay otras orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias, pero más
allá hay muchos diri­gen­tes popu­la­res que tie­nen una sabi­du­ría y hay que con­tar
con ellos, esta es la van­guar­dia colec­ti­va que no está radi­ca­da en una sola
fuer­za; por­que la van­guar­dia colec­ti­va es el con­jun­to de las fuer­zas
revo­lu­cio­na­rias y del lide­raz­go polí­ti­co social que está en la lucha por
cam­biar esta socie­dad.

II- LA SOLUCIÓN
POLÍTICA HAY QUE IMPONÉRSELA AL RÉGIMEN

¿JUSTAMENTE ESTO
QUE ESTÁ COMENTANDO ES LA IMPORTANCIA QUE LE DAN A LA PARTICIPACIÓN DEL PUEBLO?

Cuan­do comen­za­mos
en la bús­que­da de qué es una Solu­ción Polí­ti­ca, diji­mos hay que hacer una gran
Con­ven­ción Nacio­nal, un diá­lo­go no es entre el Gobierno y la gue­rri­lla, es
con la socie­dad que hay que cam­biar a Colom­bia
, ¿quién dijo que el Gobierno
tie­ne la pala­bra o el ELN? Pre­gun­té­mos­le a la socie­dad qué es lo que hay que cam­biar,
enton­ces ella tie­ne que tener una par­ti­ci­pa­ción pro­ta­gó­ni­ca, de ahí nace el
Pun­to Uno de la Agen­da de Diá­lo­go: “Par­ti­ci­pa­ción de la socie­dad en la
cons­truc­ción de la paz”.

HABLAN DE LA
NECESIDAD DE UN NUEVO MODELO DE DIÁLOGO. ¿ÉSTE HA FRACASADO? ¿HAY QUE CONSTRUIR
OTRO?

En Colom­bia hay un
escri­tor, es el escri­tor vivo más impor­tan­te que tene­mos, lla­ma­do William Ospi­na,
quien hace poco dijo que las éli­tes domi­nan­tes cada 15 años con­vo­can a la
socie­dad a un Pro­ce­so de Paz; él hace el recuen­to his­tó­ri­co, dice, todo esto
comen­zó des­de los años 50, cada 15 años hay un Pro­ce­so de Paz, pero ya nos
can­sa­mos de eso, por­que ese mode­lo que las cla­ses domi­nan­tes han impues­to tie­ne
tres carac­te­rís­ti­cas: es para des­mo­vi­li­zar una gue­rri­lla, echar­le toda la
cul­pa de lo que pasa a los que se des­mo­vi­li­zan, man­te­nien­do a Colom­bia sin
cam­bios.
Ese es el mode­lo.

La socie­dad
colom­bia­na quie­re una paz y quie­re supe­rar ese mode­lo, por supues­to noso­tros somos
los pri­me­ros en apo­yar­la, por­que somos el “chi­vo expia­to­rio” que sigue. Me
gus­ta ese mode­lo de William Ospi­na por­que le va a per­mi­tir vivir al ELN, por­que
el mode­lo que le aca­ban de apli­car a las FARC la está des­apa­re­cien­do; es un
con­tra­sen­ti­do por­que la teo­ría de la Solu­ción Polí­ti­ca dice que usted tie­ne que
dejar de ser gue­rri­lle­ro, para comen­zar a ser una fuer­za que actúe en la lucha
polí­ti­ca den­tro de la lega­li­dad bur­gue­sa, pero resul­ta que lo que le están
hacien­do a las FARC es que dejó de ser gue­rri­lla, pero no los quie­ren ver ni
siquie­ra como fuer­za polí­ti­ca
. En con­clu­sión, para el sis­te­ma si le sir­ve
ese mode­lo, pero para el pue­blo no.

Las FARC tenían una
edad como gue­rri­lla igual a la nues­tra, nacie­ron en el año 64, enton­ces es una
pér­di­da para el pue­blo que una fuer­za por el cam­bio des­apa­rez­ca, es un gran
triun­fo para las cla­ses domi­nan­tes. Hoy en la socie­dad está nacien­do ese lla­ma­do
de William Ospi­na de “no más ese mode­lo de paz”, que han apli­ca­do las cla­ses
domi­nan­tes en Colom­bia en 70 años, hay que bus­car otro.

Noso­tros deci­mos
cuen­ten con noso­tros para eso, es la socie­dad la que tie­ne que decir cómo es;
lo que noso­tros hemos apren­di­do en 30 años de bús­que­da de solu­ción polí­ti­ca lo apor­ta­mos
ahí, pero es ape­nas un com­po­nen­te más, ese es el nue­vo mode­lo que está
nacien­do.

¿QUÉ ES LA PAZ
PARA EL ELN?

Un filó­so­fo
colom­biano lla­ma­do Esta­nis­lao Zule­ta decía que pen­sar en una vida sin con­flic­to
es una uto­pía
, por esto noso­tros no aspi­ra­mos a una socie­dad sin con­flic­to,
siem­pre van a haber con­flic­tos, lo que nece­si­ta­mos saber es cómo tra­mi­ta­mos los
con­flic­tos.

Colom­bia son 5
paí­ses, son 5 reali­da­des dis­tin­tas, no hay una sola Colom­bia, tie­ne que haber una
cons­truc­ción muy pro­pia para cada una de esas 5 Colom­bias, esta es la nación
que hay que hacer. ¿Qué es?: Con­flic­to. ¿Quién dijo que lo que usted tra­ba­ja
bien para la zona Andi­na, sir­ve para la Ama­zo­nía, el Pací­fi­co, el Cari­be o para
la Ori­no­quía? No sir­ve. Nece­si­ta­mos el con­flic­to y nece­si­ta­mos desa­rro­llar­lo
bien. Noso­tros no aspi­ra­mos a que la paz sea un país sin con­flic­to, aspi­ra­mos
a una nación que sepa resol­ver sus con­flic­tos.

El Pun­to Quin­to de
la Agen­da de con­ver­sa­cio­nes que fir­ma­mos con el Gobierno ante­rior dice que, “el
pro­pó­si­to es sacar la vio­len­cia de la polí­ti­ca”,
noso­tros esta­mos
dis­pues­tos, pero tene­mos pro­fun­das dudas de que el régi­men quie­ra sacar la
vio­len­cia de la polí­ti­ca, por­que con ella se sos­tie­nen y se repro­du­cen. Si
logra­mos sacar la vio­len­cia de la polí­ti­ca vamos a colo­car­le fin al con­flic­to
arma­do interno, pero no se aca­ba­rán las con­tra­dic­cio­nes, ni los con­flic­tos…
hay que tra­mi­tar­los de otra mane­ra. ¿Sere­mos capa­ces como socie­dad? Éste es el reto.

RECUERDO A
MARIÁTEGUI, CON “NI CALCO NI COPIA”, HABRÁ QUE HACER LO QUE SE REQUIERA EN CADA
LUGAR, SEGÚN LOS USOS Y LAS COSTUMBRES DE CADA PUEBLO, CONTANDO CON ESA DIVERSIDAD.
EL ESTADO DE COLOMBIA ES GUERRERISTA, ¿CÓMO HA SIDO POSIBLE?

Es una des­gra­cia.
Hay un inves­ti­ga­dor fran­cés que lle­gó muy joven a Colom­bia en los años 60,
toda­vía está vivo, que se lla­ma Daniel Pecaut, es uno de los colom­bia­nó­lo­gos,
exper­tos en Colom­bia, en su tesis de gra­do a fina­les de los años 60, dijo una
ver­dad que nos ayu­dó a enten­der lo que es Colom­bia, él dice, todos los Esta­dos
viven en una lucha por mono­po­li­zar la fuer­za, así como mono­po­li­zan las leyes y
los tri­bu­tos, pero el colom­biano no, por­que el Esta­do colom­biano es una
cons­truc­ción que tie­ne des­cen­tra­li­za­do el uso de la fuer­za y man­tie­ne los
equi­li­brios
.

¿Cómo se sos­tie­ne
el poder en la Gua­ji­ra? Con base en unas mafias de con­tra­ban­dis­tas y tra­fi­can­tes
que tie­nen ejér­ci­tos par­ti­cu­la­res, pero que a su vez esas mafias tie­nen
ope­ra­do­res polí­ti­cos, que se meten en los par­ti­dos tra­di­cio­na­les, con los que
gobier­nan el depar­ta­men­to. Cuan­do estos ope­ra­do­res polí­ti­cos lle­gan a la
Gober­na­ción del depar­ta­men­to man­dan la Poli­cía y el Ejér­ci­to que están allí,
pero a su vez man­dan las ban­das para­mi­li­ta­res y man­tie­nen una gran armo­nía.

La Gua­ji­ra tie­ne la
mina de car­bón a cie­lo abier­to más gran­de del mun­do, las mul­ti­na­cio­na­les euro­peas
y esta­dou­ni­den­ses la explo­tan des­de los años 70. ¿Qué ha pro­du­ci­do este
régi­men?: 4.000 niños indí­ge­nas muer­tos por ham­bre y des­nu­tri­ción en los
últi­mos años; es una gran rique­za sos­te­ni­da por ese tipo de régi­men, que
pro­du­ce la mayor mise­ria
de Colom­bia, ese es el Esta­do.

Tene­mos un
adver­sa­rio que tie­ne una cara legal, pero tie­ne una cara que no es legal
,
pero las tie­ne muy bien armo­ni­za­das, pero a su vez eso está muy entron­ca­do con
pode­res trans­na­cio­na­les. Mire que es un mons­truo de varias cabe­zas. Le
pre­gun­ta­ron a uno de los para­mi­li­ta­res más famo­sos, alias Don Ber­na, quien fue
el que lle­nó a Mede­llín de ban­das: ¿Usted qué opi­na de Álva­ro Uri­be? Él es
el Rey del mun­do y del infra­mun­do,
dijo; eso es el Esta­do que noso­tros
enfren­ta­mos. No es fácil.

NO ES FÁCIL, ES
MUY COMPLEJO PORQUE ATENTA CONTRA UN MILAGRO QUE SE LLAMA HUMANIDAD, ADEMÁS DE
TAL MANERA EL ESTADO CONTRIBUYE A LA BESTIALIZACIÓN DEL HOMBRE.

Cla­ro, por­que la
res­pues­ta es ins­tin­ti­va. En Colom­bia comen­za­ron a gene­ra­li­zar las masa­cres en
los años 80, por el pro­yec­to de con­tra­in­sur­gen­cia masa­cra­ban a las comu­ni­da­des
que apo­ya­ban la gue­rri­lla, mata­ban 50 o 60 per­so­nas cada vez. ¿Qué reac­ción
espe­ra­ba el régi­men con esto? Que la gue­rri­lla hicie­ra lo mis­mo. ¿Qué hici­mos
en el ELN? No hacer lo mis­mo. Si ve dón­de está la dife­ren­cia éti­ca, por­que cuan­do
uno se comien­za a pare­cer al enemi­go que com­ba­te, pier­de la gue­rra
.

Ha habi­do erro­res
por supues­to, en todo esto ha habi­do deba­tes sobre cómo res­pon­der ade­cua­da­men­te,
sobre cómo lo que usted hace le da una ven­ta­ja de cor­to y de lar­go pla­zo,
por­que si uno res­pon­de mal tam­bién va acu­mu­lan­do en des­com­po­si­ción de la
fuer­za, en degra­da­ción, usted pue­de ganar tác­ti­ca­men­te, pero a lar­go pla­zo
usted se aca­ba, se mina por den­tro. Esto ha sido otro apren­di­za­je.

AQUÍ RETOMAMOS
LO DEL TEMOR Y EL ODIO, EL ENEMIGO Y EL ESTADO ODIAN, TIENEN ESA MÁXIMA, ESA
ESENCIA, NOSOTROS NO PODEMOS CAER EN ESE ERROR.

Otra anéc­do­ta: le
pre­gun­ta­ron al ex pre­si­den­te Uri­be cuál era el pro­pó­si­to que él tenía con la gue­rri­lla
de las FARC y dijo una pala­bra que es muy dicien­te: humi­llar­los, no solo
ven­cer­los. Éste es el adver­sa­rio que tene­mos. Si yo pen­sa­ra lo mis­mo deja­ría de
ser revo­lu­cio­na­rio.

Wal­ter Ben­ja­mín decía que “la revo­lu­ción es el freno de la loco­mo­to­ra cuan­do se está yen­do al abis­mo”, enton­ces si no hay ese prin­ci­pio de dis­tin­ción con el adver­sa­rio que odia, pues que­da­mos sien­do lo mis­mo, ¿dón­de está el cam­bio?, ¿dón­de está la revo­lu­ción?, ¿Dón­de está el freno para que esta socie­dad no se des­pe­ñe? Tie­ne que venir de los revo­lu­cio­na­rios.

Si a mí me
pre­gun­ta­ran, ¿qué pien­sa hacer con Uri­be? El gran apor­te de Uri­be para que Colom­bia
cam­bie, es que se arre­pien­ta de lo que ha hecho y de lo que está hacien­do,
por­que ‑pue­de ser algo cristiano‑, cuan­do uno se arre­pien­te quie­re decir que
no lo va a vol­ver a hacer
; pero más impor­tan­te es que cuan­do uno se
arre­pien­te, asu­me res­pon­sa­bi­li­dad
, esas dos cosas son las que le van a dar
una sali­da a la gue­rra en Colom­bia, que cada par­te asu­ma­mos res­pon­sa­bi­li­dad,
que en lo que con­si­de­re­mos que nos hemos equi­vo­ca­do, no lo vol­va­mos a hacer,
esto es lo que va a pasar la pági­na de la gue­rra en Colom­bia; esto no va a depen­der
sola­men­te del ELN, esto tam­bién depen­de de que la éli­te tome esta posi­ción.

VOY A SOLTARLE
UN CUENTICO, QUE IGUAL LO CONOCE: TENÍA QUE PASAR UN ALACRÁN EL RÍO, NO PODÍA HACERLO
SOLO PORQUE IBA A MORIR, TENÍA QUE PEDIR AYUDA Y ENTONCES VE A UN LAGARTITO Y LE
DICE ¿ME AYUDAS A PASAR EL RÍO? ÉSTE LE DICE: NO PORQUE ME VAS A PICAR Y VOY A
MORIR. EL ALACRÁN LE RESPONDE: ¿NO TE DAS CUENTA QUE SI TE PICO Y MUERES, MUERO
YO CONTIGO? EL OTRO LE DIJO: VENGA, SUBE, VAMOS A PASAR EL RÍO, PERO EN LA
MITAD EL ALACRÁN PINCHA AL LAGARTO, QUIEN MURIENDO LE DICE ¿NO ME DIJISTE QUE…?
A LO QUE LE RESPONDE: ES MI NATURALEZA.

En los años 80 hubo
un deba­te en Colom­bia, hubo una Comi­sión que se lla­mó de Vio­len­tó­lo­gos, a
quie­nes for­mu­la­ron esta pre­gun­ta, ¿es vio­len­ta la natu­ra­le­za del colom­biano?
Había un pro­fe­sor gene­tis­ta y filó­so­fo, el doc­tor Yunis, que dijo: ¿Cómo se
les ocu­rre que uno en los genes lle­va vio­len­cia? Mire­mos el entorno cul­tu­ral
colom­biano, éste sí es muy vio­len­to, ¿Cómo se ha decan­ta­do esto? Des­de la
colo­nia.

Las cla­ses que
que­da­ron en el poder des­pués de la inde­pen­den­cia de Espa­ña, son las mis­mas éli­tes
de hoy, los Man­tua­nos les decían en Vene­zue­la, los Crio­llos en Colom­bia, que
traían las mis­mas cos­tum­bres vio­len­tas con los negros e indí­ge­nas, con el
pue­blo. La exclu­sión vio­len­ta es el com­bus­ti­ble del régi­men. La
hege­mo­nía no solo es que a uno lo domi­nen, sino que uno toma los valo­res del
domi­na­dor, esa trans­mi­sión de exclu­sión vio­len­ta vie­ne des­de las cla­ses domi­nan­tes
y pene­tra la socie­dad colom­bia­na.

Un cam­bio cul­tu­ral
se requie­re para esto. Si Uri­be dice que él cohe­sio­na por mie­do y odio, una
res­pues­ta alter­na­ti­va es que la cohe­sión no se haga ni por mie­do ni por odio. A
mí me pre­gun­tan, ¿el ELN ame­na­za? No, el ELN no ame­na­za, por­que cuan­do usted
ame­na­za crea mie­do, ate­mo­ri­za, ate­rro­ri­za, el ELN no ame­na­za, usa la fuer­za
cómo y cuán­do con­si­de­ra que la debe usar, pero no ame­na­za; lo que es tomar
dis­tan­cia con crear cohe­sión con el mie­do y el odio, que es la pola­ri­za­ción que
sos­tie­ne a las cla­ses domi­nan­tes.

Cuan­do se hizo el
Ple­bis­ci­to por la paz en 2016, así como dije­ron men­ti­ras en el Reino Uni­do para
apro­bar el Bre­xit, dije­ron can­ti­dad de men­ti­ras en Colom­bia para hacer
apro­bar que la gen­te dije­ra que “esta­ba en con­tra de la paz”.

Como la cohe­sión
social es el mie­do, el odio y la men­ti­ra, una Revo­lu­ción Cul­tu­ral es que uno
no cohe­sio­ne ni por el mie­do, ni por el odio, ni por la men­ti­ra,
esta
Revo­lu­ción

Cul­tu­ral está
ocu­rrien­do en Colom­bia, le digo dos ejem­plos: los gran­des medios de comu­ni­ca­ción
que son muy pode­ro­sos y muy refi­na­dos en Colom­bia están per­dien­do el pul­so con
las Redes Socia­les, si pasa un hecho en una movi­li­za­ción miles de par­ti­ci­pan­tes
en esas

Redes Socia­les
dicen la ver­dad, y así el perió­di­co más gran­de de Colom­bia que vale miles de millo­nes
diga lo con­tra­rio, nadie le va a creer.

Ima­gí­ne­se la
derro­ta que está ocu­rrien­do, que la acu­mu­la­ción de gran­des empre­sas de medios de
comu­ni­ca­ción que sig­ni­fi­can miles de tra­ba­ja­do­res, millo­nes de inver­sión, están
que­dan­do sin el ofi­cio que saben que es mani­pu­lar y men­tir, por obra de las
Redes Socia­les
, que con­sis­te en tener un telé­fono y estar en el pun­to
ade­cua­do y en el momen­to ade­cua­do; es una Revo­lu­ción Cul­tu­ral, esto está
ocu­rrien­do en Colom­bia.

Usted ve a la
juven­tud en la calle dicien­do “nos qui­ta­ron todo has­ta el mie­do”, es una revo­lu­ción;
segun­do, no ten­go odio, otra revo­lu­ción. Enton­ces los gran­des ele­men­tos de cohe­sión
social men­ti­ra, odio y mie­do, están sien­do derro­ta­dos en las movi­li­za­cio­nes
,
una Revo­lu­ción Cul­tu­ral es lo que está ocu­rrien­do.

LA VERDAD NOS
HARÁ LIBRES

Cla­ro, San Juan.
Cuan­do yo digo San Juan, los Obis­pos en Colom­bia dicen, se sabe los evan­ge­lios.

EL EVANGELIO DE
SAN JUAN ES MUY REVOLUCIONARIO. TENIENDO UN SENTIMIENTO RELIGIOSO BASTANTE
PROFUNDO, CUANDO LLEGUÉ A LA FACULTAD DE FILOSOFÍA LO PUSE EN CUESTIONAMIENTO,
SIN EMBARGO, RETOMÉ CUANDO ME ENCONTRÉ EN PARAGUAY CON UNOS COMPAÑEROS PRESOS
POLÍTICOS, QUE HACÍAN UNA LECTURA REVOLUCIONARIA DE LOS TEXTOS, Y YO ME QUEDÉ
SORPRENDIDÍSIMA, PORQUE EL AUTÉNTICO CRISTIANISMO ES SIEMPRE REVOLUCIONARIO.

Es revo­lu­cio­na­rio,
pues pelea­ban con el impe­rio romano.

SIN EMBARGO, NI
ÉL LOGRÓ CAMBIARLOS.

No, y des­pués vino
la ins­tru­men­ta­li­za­ción, pero eso es así.

La lucha que
tene­mos hoy en Colom­bia, que se está desa­rro­llan­do en las calles, es que la gen­te
está pidien­do cam­bios, no solo fren­te a las pen­sio­nes, los sala­rios y el
res­pe­to a la vida, sino que está cues­tio­nan­do las bases del sis­te­ma y esto
está par­tien­do de la juven­tud
, algo impor­tan­tí­si­mo, es una Revo­lu­ción
Cul­tu­ral, es más que una pelea con­tra Uri­be, por­que es un per­so­na­je que pasa,
que hoy está y en 10 años no esta­rá pero el sis­te­ma sigue, enton­ces eso es lo
que se está cues­tio­nan­do, las bases del sis­te­ma.

JUSTAMENTE LAS
REVOLUCIONES CULTURALES SON LAS QUE PERMITEN QUE LA REVOLUCIÓN TRIUNFE

Por­que de ahí sigue
la revo­lu­ción social y la polí­ti­ca.

Es un fenó­meno
pro­pio del capi­ta­lis­mo la hege­mo­nía por esos medios, ¿qué es lo que carac­te­ri­za
a Trump? Insul­tar, ame­na­zar y men­tir, eso es Trump, cuan­do uno hace esas tres cosas
es dis­cí­pu­lo de Trump. A los com­pa­ñe­ros nues­tros que tra­ba­jan en Redes Socia­les
yo les digo: no men­tir, no insul­tar, no ame­na­zar; si tene­mos esta pre­sen­cia
en las Redes Socia­les esta­mos mar­can­do una dife­ren­cia cua­li­ta­ti­va, sino sere­mos
unos per­so­na­jes más de la alcan­ta­ri­lla.

III- LA GUERRA PERPETUA
DE EEUU EN LA REGIÓN

EL PAPEL QUE
TIENE COLOMBIA Y LA CONTRAINSURGENCIA COLOMBIANA EN EL ATAQUE AL PROCESO DE
CONSTRUCCIONES REVOLUCIONARIAS, NO SOLO EN COLOMBIA SINO TAMBIÉN MÁS ALLÁ, EN
EL PAÍS VECINO, VENEZUELA.

En Colom­bia man­dan
las mafias, los car­te­les, las ban­das y des­de ahí mane­jan los Par­ti­dos, estos
son los ope­ra­do­res polí­ti­cos, las mafias mane­jan la eco­no­mía y las armas con
ejér­ci­tos pri­va­dos, pero hay otro com­po­nen­te que son las Fuer­zas Arma­das,
son otro actor de la gue­rra que tie­ne una sim­bio­sis con el sis­te­ma de gue­rra
per­pe­tua de EEUU
; las FFAA son una pie­za de ese engra­na­je que están en
Colom­bia pero su doc­tri­na, sus moda­li­da­des ope­ra­ti­vas, sus manua­les de
ope­ra­ción e ins­truc­ción son del sis­te­ma de gue­rra per­pe­tua de EEUU.

Des­man­te­la­ron las
Bases de for­ma­ción de ofi­cia­les mili­ta­res y poli­cia­les de lo que lla­ma­ban la Escue­la
de las Amé­ri­cas, pero ¿a dón­de han tras­la­da­do esto? La mayor par­te a Escue­las ubi­ca­das
en Colom­bia, ¿quién for­ma los mili­ta­res y los poli­cías de Ecua­dor?, en
Bogo­tá
; los de Hon­du­ras en Bogo­tá y los de Méxi­co; en la reasig­na­ción del
sis­te­ma está esto pero ade­más, ¿quié­nes ase­so­ran la lucha entre comi­llas con­tra
las mafias en Méxi­co? Los poli­cías colom­bia­nos, ¡ah! Y esto ¿qué ha pro­du­ci­do
en Méxi­co? Está peor la cosa, por eso ganó AMLO, por­que ya ni Slim que­ría
res­pon­der por Méxi­co.

El sis­te­ma
mili­tar y poli­cial colom­biano es un bra­zo del sis­te­ma de gue­rra per­pe­tua de EEUU,
por eso la pelea nues­tra es con el Pen­tá­gono, con el
Esta­do pro­fun­do, con la maqui­na­ria indus­trial y mili­tar de EEUU.

Cuan­do ellos se
meten en Vene­zue­la se meten a tra­vés de Colom­bia y ¿se meten con qué?, con la
maqui­na­ria mili­tar legal, pero con el infra­mun­do del para­mi­li­ta­ris­mo, ellos no
se meten sola­men­te con el bra­zo legal, no, se meten con ambos.

Las ope­ra­cio­nes
de hoy con­tra Vene­zue­la son fun­da­men­tal­men­te con el bra­zo del infra­mun­do que se
mue­ve des­de Colom­bia
, esta es la cons­pi­ra­ción con­tra
Vene­zue­la, ¿quién está detrás de todo eso? La Cen­tral de Inte­li­gen­cia (CIA) de
Esta­dos Uni­dos, esto no lo pla­ni­fi­can en Bogo­tá.

Guai­dó pasó de
Vene­zue­la para Cúcu­ta en el Fes­ti­val de Ayu­da Huma­ni­ta­ria ¿esto lo pla­ni­fi­ca­ron
en Bogo­tá? No, esto lo pla­nea­ron en Washing­ton, pusie­ron esos para­mi­li­ta­res que
se lla­man los Ras­tro­jos para que lo lle­va­ran por­que son los de ellos.

Esta­mos pelean­do
con EEUU
. ¿Cómo ope­ra esto? Un mili­tar pue­de ser muy
corrup­to y ase­sino, pero si es fiel a EEUU nun­ca cae. ¿A quié­nes denun­cian por
corrup­tos y ase­si­nos, por prac­ti­car eje­cu­cio­nes fue­ra de com­ba­te a civi­les
inde­fen­sos? A los que se les mue­ven un poco de la línea; enton­ces, ahí apa­re­cen
en el New York Times. Es un sis­te­ma muy fuer­te.

En solo un
depar­ta­men­to que es Nor­te de San­tan­der que que­da en fren­te del Zulia una par­te
y del Táchi­ra la otra, hay 17 mil sol­da­dos, pero todos los días cre­ce la coca y
todos los días cre­cen las ban­das que son las que ope­ran con­tra Vene­zue­la,
ade­más esas mafias son las que com­pran a los orga­nis­mos mili­ta­res y poli­cia­les
de Vene­zue­la, a su vez esas mafias corrom­pen a los mili­ta­res y poli­cías de este
lado de la fron­te­ra; cono­ce­mos esto por­que noso­tros esta­mos en esa fron­te­ra
des­de hace muchas déca­das y lo sabe­mos, todos los días pelea­mos en esa
fron­te­ra, son 2.200 kiló­me­tros.

Para enten­der el
pro­ble­ma se nece­si­tan dos cla­ves, pri­me­ro, que los mili­ta­res y poli­cías colom­bia­nos
son un bra­zo del sis­te­ma de gue­rra de EEUU y segun­do que la gue­rra en Colom­bia
es una gue­rra que se libra con dos bra­zos, el bra­zo de las Fuer­zas Arma­das
esta­ta­les y el bra­zo de los para­mi­li­ta­res que son la par­te más terri­ble,
esto es lo que le apli­can a Vene­zue­la, a Ecua­dor, a los veci­nos y don­de se
nece­si­te.

ES PARADÓJICO
QUE EN MEDIO DE UN PROCESO DE PAZ EL PRESIDENTE AL QUE LE DIERON EL PREMIO
NOBEL POR IMPULSAR EL PROCESO DE PAZ, AFILIÓ A COLOMBIA A LA OTAN, Y ¿QUÉ ES LA
OTAN?

La prin­ci­pal
alian­za beli­cis­ta del mun­do. La OTAN la hicie­ron para el Atlán­ti­co Nor­te, para Euro­pa
¿qué vie­ne hacer al sur? Afor­tu­na­da­men­te la OTAN se está agrie­tan­do, “se le
col­ga­ron a un avión fallan­do”, no todo es tan malo.

La gue­rra ha
cam­bia­do de fase, aca­ba­ron las FARC, aho­ra quie­ren apli­car­le lo mis­mo al ELN, pero
si antes fun­da­men­tal­men­te se diri­gía con­tra el gue­rri­lle­ro que está entre­na­do,
que tie­ne arma, que ope­ra en gru­po, que tie­ne tác­ti­cas y por esto los gue­rri­lle­ros
no mue­ren, por­que sabe­mos pelear. ¿Quié­nes mue­ren?, los líde­res socia­les, enton­ces
pasa­ron de hacer una gue­rra con­tra­in­sur­gen­te con­tra el gue­rri­lle­ro que tie­ne
fusil, a una gue­rra con­tra­in­sur­gen­te con­tra la socie­dad, es la nue­va fase en
que esta­mos.

Hay una dispu­ta por
el terri­to­rio, ¿por qué nece­si­tan el terri­to­rio? Por­que ahí hay bie­nes natu­ra­les,
¿quié­nes se opo­nen? Las comu­ni­da­des orga­ni­za­das, ¿qué hay que hacer para des­or­ga­ni­zar
una comu­ni­dad? Matar­le al líder por­que la Ley del Terro­ris­mo es “mate uno y asus­te
a diez mil”. Es Terro­ris­mo de Esta­do, es un exter­mi­nio sis­te­má­ti­co, es un
Geno­ci­dio polí­ti­co, es la fase de la gue­rra en la que esta­mos hoy
, ¿por
qué? Por­que nece­si­tan el terri­to­rio, ¿por qué nece­si­tan el terri­to­rio de
Cho­có?, por­que tie­nen mucho pla­tino, ¿por qué nece­si­tan el terri­to­rio de
Antio­quia?, por­que tie­nen mucho cobre, ¿por qué nece­si­tan el terri­to­rio del
Cau­ca?, por el oro.

Las comu­ni­da­des son
un estor­bo para ellos, con ellas tie­nen que hacer Con­sul­ta pre­via e infor­ma­da,
cosas de la demo­cra­cia de la OIT, enton­ces para no hacer la Con­sul­ta pre­via
e infor­ma­da des­or­ga­ni­zan a las comu­ni­da­des,
para que entre la mul­ti­na­cio­nal
a su gus­to; esto es lo que está pasan­do hoy en Colom­bia.

YA LE HABÍAMOS
ESCUCHADO HABLAR DE GENOCIDIO, ANTE ESTE FRACASO, HAY UN DIBUJITO MARAVILLOSO
QUE SACÓ ALGUIEN DE COLOMBIA, ABRAZANDO…, “NOS ESTÁN ASESINANDO A NUESTROS
LÍDERES”.

La reac­ción nues­tra
es no dejar des­or­ga­ni­zar las comu­ni­da­des, que ellos mis­mos creen sus meca­nis­mos
de segu­ri­dad para que no les maten los líde­res, para que pue­dan fun­cio­nar como orga­ni­za­ción,
que pue­dan reunir­se, que tam­bién pue­dan hacer pro­tes­ta social, esto es mucho más
impor­tan­te que ganar­le muchos com­ba­tes al Ejér­ci­to, ¿por qué? Por­que las
esta­dís­ti­cas son duras, este año son más los líde­res que han muer­to que
gue­rri­lle­ros del ELN
, enton­ces está cla­ro cuál es el pro­pó­si­to de la
gue­rra.

Si noso­tros no
enten­de­mos esto quie­re decir que esta­mos des­en­fo­ca­dos, enton­ces esta tam­bién es
una tarea como gue­rri­lla, ense­ñar y pro­mo­ver que la gen­te mis­ma haga la
segu­ri­dad de sus vivien­das, tra­ba­jos, líde­res, sedes y fun­cio­na­mien­to, por­que
nun­ca vamos a tener una gue­rri­lla que cui­de has­ta el últi­mo diri­gen­te de
Colom­bia, eso es una uto­pía, eso no nos lo pro­po­ne­mos noso­tros, pero lo otro
si, ense­ñar a que la gen­te mis­ma se cui­de, esa es la tarea.

UNA GUERRILLA DE
IDEAS

Sí, pero tam­bién hay
que com­ba­tir por­que si uno no com­ba­te lo aca­ban
, ese es el otro pro­ble­ma,
por­que el plan con­tra noso­tros sigue, no lo para­ron para matar líde­res, es que
están hacien­do ambos.

Aho­ra no tie­nen
cómo bom­bar­dear, por­que noso­tros no hace­mos gran­des con­cen­tra­cio­nes que les
faci­li­ten un bom­bar­deo, hay más dis­per­sión de la fuer­za, enton­ces se les están
oxi­dan­do las bom­bas, los avio­nes y los gran­des pre­su­pues­tos que pasa­ban ellos
por cada bom­bar­deo que hacían, que la mitad se lo roba­ban, ahí están
des­con­ten­tos los mili­ta­res.

IV- RESISTIR CON DECORO
ALIMENTA LA ESPERANZA DE TRIUNFAR

ESTAR
COMBATIENDO DURANTE 55 AÑOS A LO QUE USTED HA DESCRITO, QUE NO ES SOLAMENTE LAS
FUERZAS MILITARES DE AHÍ, SINO ES EL BRAZO DE ESE IMPERIO, ES CASI UN MILAGRO.

Eso hay que
agra­de­cér­se­lo a muchos san­tos, a San Cami­lo; en esto tene­mos una volun­tad úni­ca
de per­sis­tir
por­que siem­pre hay momen­tos difí­ci­les, ¿Qué pasa­ría si uno en
cada momen­to difí­cil se des­ani­ma­ra? Sabe­mos que la úni­ca lucha que se pier­de es
la que se aban­do­na.

El pue­blo
colom­biano es de una altí­si­ma capa­ci­dad de sacri­fi­cio
,
gran capa­ci­dad de esfuer­zo y de tra­ba­jo, o sea hay com­po­nen­te humano.

Para noso­tros es un
prin­ci­pio “siem­pre estar con el pue­blo” esto pare­ce sen­ci­llo y no
siem­pre lo es, por­que una de las artes de las cla­ses domi­nan­tes apren­di­da del
impe­rio his­pá­ni­co es com­prar con­cien­cias. Acuér­de­se que es Palo, Pla­ta y Plo­mo,
enton­ces al que no se deja com­prar hay que dar­le palo y al que no se deja dar
palo hay que dar­le plo­mo, así se man­tie­nen los impe­rios.

A muchos diri­gen­tes
de izquier­da tam­bién los cam­bian de ban­do, eso es duro pero es cier­to, enton­ces
el arte de ellos no es sola­men­te ata­car a la opo­si­ción, sino hacer que par­te de
la opo­si­ción pase para su lado, tie­nen muchos meca­nis­mos de cap­ta­ción.

Decir ‘siem­pre
jun­to al pue­blo’ toca defi­nir­lo con cla­ri­dad, ¿reci­bir un pues­to, una beca? Me acuer­do
que cuan­do aca­ba­ron la gue­rri­lla vene­zo­la­na a todos los diri­gen­tes les die­ron
estu­dios de doc­to­ra­do en uni­ver­si­da­des de EEUU y Euro­pa.

Cuan­do aca­ba­ron al
M19 a todos los diri­gen­tes les die­ron car­gos con­su­la­res en Euro­pa; los meca­nis­mos
de cap­ta­ción son muchos, dicen que “no se habla con la boca lle­na”, les echan cual­quier
cosa a la boca y los callan.

SIEMPRE HACEMOS
UNA PREGUNTA A TODAS LAS PERSONAS QUE ENTREVISTAMOS ¿QUÉ ES LA DIGNIDAD?

Antes hablá­ba­mos
que Marx decía que ser radi­cal es ir a la raíz creo que aquí habría que hacer­le
un ajus­te a Marx, y en la raíz no sola­men­te está la huma­ni­dad, sino la vida.
¿En qué sen­ti­do? En el modo de pen­sar occi­den­tal se esta­ble­cie­ron cate­go­rías,
la huma­ni­dad aquí (arri­ba), en reino ani­mal aquí (en medio), el reino vege­tal
aquí (aba­jo) y el reino mine­ral aquí (más aba­jo), la moder­ni­dad euro­pea
esta­ble­ce unas dife­ren­cias de gra­do, y resul­ta que eso no es así.

Le voy a rela­tar lo
que noso­tros apren­di­mos cuan­do estu­vi­mos en Qui­to. Ecua­dor es una cul­tu­ra
Qui­chua y en len­gua Qui­chua “perro es tie­rra que anda”, “gen­te es tie­rra que
anda y habla”, todo es una sola cosa, no hay dife­ren­cias de gra­do, todos somos
lo mis­mo. Es lo mis­mo reino mine­ral, reino ani­mal y huma­ni­dad, somos lo mis­mo,
¿no veni­mos de las euca­rio­tas? La moder­ni­dad nos metió en la cabe­za que somos
supe­rio­res, pero resul­ta que la cul­tu­ra indí­ge­na ame­ri­ca­na ense­ña que hay
una madre tie­rra y todos pro­ve­ni­mos de ahí
, y eso es la vida.

Dig­ni­dad es la
valo­ra­ción de la vida
, no solo de la pro­pia, de la
vida en el entorno en que uno está, por­que uno pue­de recla­mar dig­ni­dad para los
huma­nos, y ¿para los que no hablan pero andan? Hay muchos movi­mien­tos
ani­ma­lis­tas que dicen: ellos tie­nen la mis­ma dig­ni­dad que noso­tros, pero es
sola­men­te ese sec­tor; en Colom­bia toda­vía hay unas dis­cu­sio­nes muy gran­des
sobre las corri­das de toros.

Es resig­ni­fi­car la
vida, por­que las dife­ren­cias de gra­do, de cate­go­ría, son lo que tie­nen mal a este
mun­do. Por ejem­plo, los que dicen que hay que “hacer un nue­vo acuer­do ver­de”,
¿han pen­sa­do que los bie­nes natu­ra­les tie­nen un lími­te y se pue­den aca­bar?
Noso­tros tene­mos un país mara­vi­llo­so, nos sobra de todo, lo esta­mos
des­per­di­cian­do, lo están saquean­do.

No se pue­de hablar
de dig­ni­dad en Colom­bia sola­men­te para los que viven en Bogo­tá. ¿Qué es la
dig­ni­dad en la Ama­zo­nía, en el Cari­be o en el Pací­fi­co?, son dig­ni­da­des
dis­tin­tas. La dig­ni­dad tie­ne que estar ancla­da en una resig­ni­fi­ca­ción de la
vida
, por­que si la dig­ni­dad mía la pien­so a par­tir de mí, es un poco
nar­ci­sis­ta, como que el mun­do gira alre­de­dor de uno y uno es el sol.

No es que yo esté
ajus­tan­do a Marx, Marx tam­bién lo dijo, este sis­te­ma aca­ba con los dos gran­des
ele­men­tos que sos­tie­nen todo, que son la gen­te y el pla­ne­ta. Por esto es que el
sis­te­ma se está cayen­do y hay que bus­car otro
.

USTEDES HAN
TENIDO QUE DESARROLLAR SU LUCHA EN MEDIO DE UNA SERIE DE HOSTILIDADES Y DE
ADVERSIDADES TERRIBLES, EN ESTE SENTIDO, HABLÁBAMOS DE LA PERSPECTIVA ÉTICA Y
DEL QUERER SER OTRA COSA Y SIN IDEALIZAR NADA, SABIENDO QUE EN UNA GUERRA
LARGUÍSIMA SIEMPRE HAY ERRORES, ¿CÓMO ES EL TRATO HUMANO EN LAS GUERRAS?

El ELN fue la
pri­me­ra orga­ni­za­ción que en Colom­bia hizo un lla­ma­do para huma­ni­zar la gue­rra,
inclu­so algu­nos revo­lu­cio­na­rios dije­ron hay es que aca­bar­la; noso­tros diji­mos
hay que aca­bar la gue­rra, pero mien­tras tan­to hay que huma­ni­zar­la.

Des­pués fui­mos los pri­me­ros
que intro­du­ji­mos en los Esta­tu­tos las nor­mas del Dere­cho Inter­na­cio­nal
Huma­ni­ta­rio, nor­mas hechas para con­flic­tos inter­nos como el de Colom­bia, y tam­bién
fui­mos la pri­me­ra orga­ni­za­ción que nos dota­mos de un Códi­go de gue­rra acor­de
al
Dere­cho Inter­na­cio­nal Huma­ni­ta­rio. A mí me tocó lle­var ese pri­mer
Códi­go y poner­lo en el escri­to­rio de la Ofi­ci­na Jurí­di­ca del Comi­té de la Cruz
Roja Inter­na­cio­nal en Gine­bra y decir­les léan­lo y nos dicen su opi­nión, des­pués
nos entre­ga­ron un estu­dio don­de dice “es ape­ga­do al DIH en las con­di­cio­nes de
Colom­bia”.

No es sola­men­te una
posi­ción de prin­ci­pios que se ha ver­ti­do en la nor­ma­ti­vi­dad inter­na bajo un
cri­te­rio del DIH, de ade­lan­tar estos con­flic­tos de la mane­ra menos cruel
posi­ble, tam­bién se basa en el prin­ci­pio del auto­con­trol, la auto­rre­gu­la­ción
y así el otro no cum­pla, uno si cum­ple
.

En la par­te de la
auto­rre­gu­la­ción, las nor­mas las expi­den los Con­gre­sos Nacio­na­les y son obje­to
de edu­ca­ción en todo nues­tro sis­te­ma interno de escue­las, des­de que entra el com­ba­tien­te
has­ta que se va pro­mo­vien­do reci­be ese tipo de ins­truc­ción.

V- PERVIVEN LOS IDEALES
DE LOS PADRES FUNDADORES

¿QUÉ APORTÓ
CAMILO TORRES AL ELN?

Fue de los
fun­da­do­res, de los pio­ne­ros, Cami­lo era no sola­men­te un sacer­do­te sino un soció­lo­go,
él era un per­so­na­je de la éli­te de Bogo­tá, no era de los que se meten a la
revo­lu­ción por­que la nece­si­tan, sino por­que la ven nece­sa­ria.

Cami­lo decía lo que
para noso­tros es el núcleo del pen­sa­mien­to para la Solu­ción Polí­ti­ca, él decía
en Colom­bia des­de que somos Repú­bli­ca ha man­da­do una éli­te que gobier­na para sí
mis­ma, nun­ca va a gober­nar para el pue­blo, por tan­to el pue­blo tie­ne que
tomar­se el poder para que ten­ga un Gobierno a favor de sí mis­mo.

La éli­te es la que
debe esco­ger de qué mane­ra le entre­ga el Gobierno al pue­blo, si de mane­ra pací­fi­ca
o de mane­ra vio­len­ta; esta es la pie­dra angu­lar de la cons­truc­ción de
solu­ción polí­ti­ca, que el pue­blo ten­ga el poder
, y el ELN no es el pue­blo
por supues­to, es el pue­blo quien tie­ne que tener el poder y gober­nar para sí mis­mo,
esto es lo que va a dar unas con­di­cio­nes de paz con jus­ti­cia social a Colom­bia;
es la colum­na de nues­tro plan­tea­mien­to de Solu­ción Polí­ti­ca del con­flic­to, este
es apor­te de Cami­lo.

Uste­des cono­ce­rán
el con­cep­to del amor efi­caz que no se tra­ta de hacer cari­dad sino que lo revo­lu­cio­na­rio
es que haya otras con­di­cio­nes de vida para la gen­te,
y que a esa éli­te que está
afe­rra­da en el poder hay que poner­le pre­sión social para tum­bar­la, no se va a
ir a las bue­nas, enton­ces el tra­ba­jo de los revo­lu­cio­na­rios es orga­ni­zar esa
pre­sión social, ese es el tra­ba­jo has­ta que los tum­be­mos y poner al pue­blo en
el pues­to, para que haya un Gobierno de ver­dad del pue­blo, ese es el apor­te de
Cami­lo.

Y MANUEL PÉREZ

Manuel lle­gó al ELN
detrás de los pasos de Cami­lo, con Domin­go Laín y otros sacer­do­tes ara­go­ne­ses
fue­ron fun­da­do­res de este ELN,
así hayan lle­ga­do en el 69, fue­ron la con­ti­nui­dad
del esfuer­zo de Cami­lo. Manuel fue jefe del ELN por 20 años, des­de el año 78 has­ta
el año 98 cuan­do murió, usted se ima­gi­na la hue­lla muy pro­fun­da en la
con­ti­nui­dad de Cami­lo, del amor efi­caz.

A Manuel le
pre­gun­ta­ban ¿y su Dios? Con­tes­ta­ba, es el pue­blo, la gen­te, tenía la Teo­lo­gía
de la Libe­ra­ción pues­ta como prác­ti­ca de lucha, si uste­des se acuer­dan en esa
épo­ca la mis­ma igle­sia decía que “la opción pre­fe­ren­cial de la igle­sia deben
ser los pobres”
, aho­ra hay un Síno­do de Obis­pos de la Ama­zo­nía en Roma que
con­clu­yó algo pare­ci­do, la opción pre­fe­ren­cial deben ser los indí­ge­nas; se
vol­vie­ron a acor­dar de la Teo­lo­gía de la Libe­ra­ción, esto es gra­cias al Papa Fran­cis­co.

Esa fue la hue­lla
de Manuel y de los sacer­do­tes ara­go­ne­ses, él más por­que fue quien duró 30 años
en la gue­rri­lla, él murió acá en Cuba, enfer­mo; de él nos que­da lo de “Siem­pre
jun­to al pue­blo”, lo de que un revo­lu­cio­na­rio no se deja com­prar ni asus­tar,
que es lo que quie­bra los fac­to­res de cohe­sión del régi­men. Sobre la ver­dad él
fue muy exi­gen­te y en la fra­ter­ni­dad, él fue el de la pro­pues­ta de huma­ni­zar la
gue­rra, fue­ron 30 años muy fuer­tes.

LA REVOLUCIÓN
CUBANA

Aquí se pre­pa­ró la
gen­te que fun­dó el ELN, aquí vinie­ron en el año 62 y el ELN se for­mó dos años
más tar­de, ¿cuál fue la pre­pa­ra­ción? En esa épo­ca en la Sie­rra del Escam­bray
que que­da en el cen­tro de Cuba, había unos para­mi­li­ta­res, unos gru­pos
con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios sos­te­ni­dos por EEUU, enton­ces los que vinie­ron a
for­mar­se aquí para crear una gue­rri­lla en Colom­bia, iban al fren­te de los
gru­pos del Ejér­ci­to Rebel­de que com­ba­tían con esos gru­pos para­mi­li­ta­res en el
Escam­bray; ese fue el entre­na­mien­to, “apren­da a dis­pa­rar y vaya ade­lan­te”, así apren­die­ron,
ese fue el entre­na­mien­to, ir en la pun­ta de van­guar­dia, así se for­ma­ron,
en la prác­ti­ca total.

El com­pa­ñe­ro que
murió hace poco, Fabio Váz­quez estu­vo en el Escam­bray, a mí me tocó toda­vía
ver él cómo se salu­da­ba con anti­guos ofi­cia­les cuba­nos ya muy ancia­nos, que estu­vie­ron
con él allá, quie­nes le decían, ¿usted es Villa? ¿Toda­vía vive? Por­que él en
esa épo­ca se lla­ma­ba Villa.

¿QUÉ LECTURA
HACE DEL MOMENTO ACTUAL EN LATINOAMÉRICA?

Muy impor­tan­te,
está parien­do otro mun­do, si uste­des ven las pan­car­tas que están en las mar­chas
en Chi­le, hay una que retra­ta todo esto: “en Chi­le nace y mue­re el
neo­li­be­ra­lis­mo”, eso es lo que está pasan­do, el neo­li­be­ra­lis­mo como sis­te­ma
glo­bal está sien­do con­fron­ta­do con la rebe­lión des­de Amé­ri­ca Lati­na
, que es
bas­tan­te decir.

Es el ini­cio del
cie­rre de un para­dig­ma, esta­mos en una fron­te­ra, es un trán­si­to de épo­ca que
va a durar, son par­tos dolo­ro­sos
; vean lo de Evo en Boli­via, lo que le ha
toca­do a Vene­zue­la, lo que le está tocan­do a Cuba, pero bueno ni los par­tos en
agua dejan de ser dolo­ro­sos.

NO SÉ SI TIENE
ALGO QUE AÑADIR

Noso­tros como
gue­rri­lla somos cons­cien­tes del momen­to his­tó­ri­co que pasa Amé­ri­ca Lati­na, que
pasa Colom­bia y hace­mos un gran esfuer­zo por estar a la altu­ra de esto, ¿qué
sig­ni­fi­ca? Pri­me­ro enten­der bien lo que está pasan­do y tra­tar de actuar en
corres­pon­den­cia
, en eso esta­mos, espe­ra­mos no defrau­dar.

MUCHAS GRACIAS

Gra­cias, a uste­des.

Voce­sen­lu­cha

Comu­ni­ca­ción popu­lar – Pue­blos Amé­ri­ca Lati­na, el Cari­be y Esta­do espa­ñol

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: