EEUU. La for­ma en que las empre­sas están explo­tan­do esta cri­sis es moral­men­te repug­nan­te y la cla­se tra­ba­ja­do­ra va a sufrir

Robert Reich /​Resu­men Lati­noa­me­ri­cano /​24 de mar­zo de 2020

Usar el poder y los pri­vi­le­gios para explo­tar a las per­so­nas débi­les y vul­ne­ra­bles ante una ame­na­za común es moral­men­te repug­nan­te. Tene­mos que lla­mar­lo «burring» des­pués de la ven­ta de sus accio­nes por Richard Burr.

Las socie­da­des atra­pa­das en gue­rras catas­tró­fi­cas, depre­sio­nes o pan­de­mias pue­den vol­ver­se extre­ma­da­men­te sen­si­bles al poder y los pri­vi­le­gios.

Sema­nas antes de que el virus del coro­na­vi­rus aplas­ta­ra la bol­sa nor­te­ame­ri­ca­na, el sena­dor repu­bli­cano Richard Burr [de Caro­li­na del Nor­te, des­de 1995] apa­ren­te­men­te uti­li­zó infor­ma­ción que había obte­ni­do de su papel como pre­si­den­te del Comi­té de Inte­li­gen­cia del Sena­do sobre la fero­ci­dad de la pró­xi­ma pan­de­mia para des­ha­cer­se de 33 títu­los en poder de él y su espo­sa. Su valor se esti­mó entre 628.033 y 1,72 millo­nes de dóla­res. Se refe­rían a sec­to­res de acti­vi­dad que pro­ba­ble­men­te serían los más afec­ta­dos por la pan­de­mia.

Mien­tras se hacía eco públi­ca­men­te de los comen­ta­rios alen­ta­do­res de Trump en ese momen­to, Richard Burr dijo a varios de sus patro­ci­na­do­res polí­ti­cos que la enfer­me­dad sería com­pa­ra­ble a la mor­tal pan­de­mia de gri­pe de 1918.

Lue­go, el mer­ca­do se hun­dió, al igual que los aho­rros para la jubi­la­ción de millo­nes de esta­dou­ni­den­ses.

Inclu­so algu­nos exper­tos de Fox News [canal de tele­vi­sión pro-Trump] aho­ra están pidien­do la dimi­sión de Richard Burr.

Cuan­do la socie­dad se enfren­ta a una ame­na­za colec­ti­va, la explo­ta­ción de una ven­ta­ja par­ti­cu­lar es moral­men­te repug­nan­te. Hay que lla­mar­lo «burring». Por tole­ra­ble que sea el «burring» [ jue­go de pala­bras: to burr des­bar­bar, podar plan­tas o eli­mi­nar reba­bas de una par­te de metal] en tiem­pos nor­ma­les, no lo es hoy.

En tiem­pos nor­ma­les las empre­sas nor­mal­men­te reci­ben favo­res espe­cia­les de Washing­ton a cam­bio de con­tri­bu­cio­nes gene­ro­sas a su cam­pa­ña elec­to­ral, y nadie se que­ja. Hay que recor­dar la reduc­ción de impues­tos de Trump que per­mi­tió entre­gar 1,9 billo­nes de dóla­res a las gran­des empre­sas y a los ricos.

El coro­na­vi­rus debe­ría haber cam­bia­do el cur­so nor­mal de los nego­cios. Pero el plan de ayu­da del Sena­do repu­bli­cano de la sema­na pasa­da, que dio a las aero­lí­neas 58 mil millo­nes de dóla­res y miles de millo­nes de dóla­res suple­men­ta­rios a otras empre­sas, es puro «burring».

El líder de la mayo­ría repu­bli­ca­na en el Sena­do, Mitch McCon­nell [sena­dor esta­tal de Ken­tucky des­de 1985], tra­tó de dis­tin­guir­lo mise­ra­ble­men­te de los famo­sos res­ca­tes ban­ca­rios de 2008. «No esta­mos hablan­do de un amor­ti­gua­dor finan­cia­do por con­tri­bu­yen­tes para empre­sas que han come­ti­do erro­res. Esta­mos hablan­do de prés­ta­mos, que deben pagar­se, para los emplea­do­res esta­dou­ni­den­ses que el pro­pio gobierno ha for­za­do tem­po­ral­men­te a parar en nom­bre de la salud públi­ca”.

Pero las aero­lí­neas son lo sufi­cien­te­men­te impor­tan­tes como para obte­ner sus pro­pios prés­ta­mos de los ban­cos a tasas de inte­rés muy bajas. Sus avio­nes y sus fran­jas de ate­rri­za­je son garan­tías más que ade­cua­das [una fran­ja sig­ni­fi­ca la auto­ri­za­ción para des­pe­gar o ate­rri­zar en un aero­puer­to en un momen­to dado y en un día deter­mi­na­do; estos espa­cios pue­den ven­der­se en el mer­ca­do secun­da­rio y cons­ti­tu­yen un acti­vo para una com­pa­ñía aérea].

¿Por qué las aero­lí­neas mere­cen ser res­ca­ta­das? Duran­te la últi­ma déca­da, han gas­ta­do el 96% de su cash-flow (flu­jo de caja) libre, inclui­dos los miles de millo­nes de aho­rros en impues­tos logra­dos a tra­vés del recor­te de impues­tos del acuer­do de Trump, en recom­prar las accio­nes de su pro­pia empre­sa. Esto ha per­mi­ti­do aumen­tar las pri­mas cobra­das por las y los eje­cu­ti­vos y satis­fa­cer los divi­den­dos de los inver­so­res ricos, pero no ha hecho nada para for­ta­le­cer las aero­lí­neas a lar­go pla­zo. Mien­tras tan­to, las cua­tro aero­lí­neas más gran­des [Ame­ri­can Air­li­nes, Del­ta Air Lines, South­west Air­li­nes, Uni­ted Air­li­nes] han gana­do tal poder de mer­ca­do que han ele­va­do los pre­cios en las rutas más con­cu­rri­das y han redu­ci­do los ser­vi­cios (¿Nos acor­da­mos del espa­cio para las pier­nas y los con­tro­les de equi­pa­je gra­tis?).

El Direc­tor Gene­ral de Uni­ted, Oscar Muñoz, hizo su pro­pio «burring» el vier­nes 20 de mar­zo, advir­tien­do que si el Con­gre­so no res­ca­ta a la aero­lí­nea a fines de mar­zo, Uni­ted comen­za­rá a des­pe­dir a sus emplea­dos. Pero aun­que fue­ra res­ca­ta­da, ¿cuá­les son las posi­bi­li­da­des de que Uni­ted con­ti­núe pagan­do a todos sus emplea­dos si la pan­de­mia le obli­ga a dejar de volar? El res­ca­te finan­cie­ro sería des­ti­na­do a las y los accio­nis­tas y eje­cu­ti­vos, no al per­so­nal tra­ba­ja­dor.

Aun­que gene­ro­so con las aero­lí­neas y otras indus­trias, el pro­yec­to de ley repu­bli­cano es absur­da­men­te taca­ño con la gen­te, esti­pu­la un pago úni­co de has­ta 1.200 dóla­res por adul­to y 500 dóla­res por niño. Unos 64 millo­nes de hoga­res con ingre­sos infe­rio­res a 50.000 dóla­res solo reci­bi­rían 600. Esto no hará casi nada para ayu­dar a las per­so­nas que pier­den su tra­ba­jo y tie­nen que pagar su hipo­te­ca, alqui­ler y otras fac­tu­ras duran­te la cri­sis, que se espe­ra que sea de al menos tres meses.

El pro­yec­to repu­bli­cano de ley sobre el Coro­na­vi­rus es tan «burring» como pue­de ser­lo la ley – arro­jan­do luz sobre la estruc­tu­ra de poder sub­ya­cen­te en los Esta­dos Uni­dos tan cla­ra­men­te como las tran­sac­cio­nes bur­sá­ti­les de Burr. En esta cri­sis nacio­nal, es igual de moral­men­te repug­nan­te.

Si se obser­va cómo las gran­des empre­sas tra­tan a sus tra­ba­ja­do­res a tiem­po par­cial en esta pan­de­mia, se verá más «burring».

Wal­mart [gran super­fi­cie de ven­tas], el mayor emplea­dor en los Esta­dos Uni­dos, no otor­ga licen­cia remu­ne­ra­da por enfer­me­dad a sus emplea­dos y emplea­das y limi­ta a sus 500.000 tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras a tiem­po par­cial a 48 horas de vaca­cio­nes paga­das por año. Esta polí­ti­ca de «Burring» ame­na­za hoy innu­me­ra­bles vidas. (Según una encues­ta, el 88% de las y los emplea­dos de Wal­mart dicen que a veces van a tra­ba­jar aun estan­do enfer­mos).

Nin­guno de los gigan­tes de la indus­tria de la comi­da rápi­da (McDonald’s, Bur­ger King, Piz­za Hut, Dun­can Donuts, Wendy’s, Taco Bell, Sub­way) con­ce­de licen­cia por enfer­me­dad a sus tra­ba­ja­do­res.

Ama­zon, una de las com­pa­ñías más ricas del mun­do, que prác­ti­ca­men­te no pagó impues­tos el año pasa­do, ofre­ce licen­cia sin suel­do a los tra­ba­ja­do­res enfer­mos y ¡solo dos sema­nas de licen­cia paga­da para los tra­ba­ja­do­res cuya prue­ba de virus resul­ta posi­ti­va! Mien­tras tan­to, requie­re que sus emplea­dos tra­ba­jen horas extras obli­ga­to­rias.

Y aquí está la cosa más «burring» de todas: estas com­pa­ñías han actua­do de for­ma que ellas mis­mas y las demás empre­sas de más de 500 emplea­dos y emplea­das que­den exen­tas de la obli­ga­ción, esta­ble­ci­da en el pro­yec­to de ley de la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes sobre el coro­na­vi­rus, de otor­gar licen­cia remu­ne­ra­da por enfer­me­dad a las y los emplea­dos.

En un momen­to en que casi toda la gen­te se sien­te abru­ma­da y teme­ro­sa, el uso del poder y los pri­vi­le­gios para explo­tar las debi­li­da­des y vul­ne­ra­bi­li­da­des del res­to de la gen­te es moral­men­te into­le­ra­ble.

Todos esta­mos en el mis­mo bar­co, o debe­ría­mos estar­lo. Cual­quie­ra sea la for­ma, hay que poner fin al «burring». (Artícu­lo publi­ca­do en el sitio web del Guar­dian , 22 de mar­zo de 2020).

Publi­ca­do por A l´Encontre el 22/​03/​2020.

Robert Reich , pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de Ber­ke­ley, ex Secre­ta­rio de Esta­do de Tra­ba­jo bajo la admi­nis­tra­ción Clin­ton des­de 1992 has­ta 1997.

https://​www​.the​guar​dian​.com/​c​o​m​m​e​n​t​i​s​f​r​e​e​/​2​0​2​0​/​m​a​r​/​2​2​/​l​a​r​g​e​-​c​o​r​p​o​r​a​t​i​o​n​s​-​e​x​p​l​o​i​t​i​n​g​-​c​o​r​o​n​a​v​i​r​u​s​-​c​r​i​sis

Tra­duc­ción: Faus­tino Egu­be­rri para vien­to sur

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: