EEUU. La for­ma en que las empre­sas están explo­tan­do esta cri­sis es moral­men­te repug­nan­te y la cla­se tra­ba­ja­do­ra va a sufrir

Robert Reich /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​24 de mar­zo de 2020

Usar el poder y los pri­vi­le­gios para explo­tar a las per­so­nas débi­les y vul­ne­ra­bles ante una ame­na­za común es moral­men­te repug­nan­te. Tene­mos que lla­mar­lo «burring» des­pués de la ven­ta de sus accio­nes por Richard Burr.

Las socie­da­des atra­pa­das en gue­rras catas­tró­fi­cas, depre­sio­nes o pan­de­mias pue­den vol­ver­se extre­ma­da­men­te sen­si­bles al poder y los pri­vi­le­gios.

Sema­nas antes de que el virus del coro­na­vi­rus aplas­ta­ra la bol­sa nor­te­ame­ri­ca­na, el sena­dor repu­bli­cano Richard Burr [de Caro­li­na del Nor­te, des­de 1995] apa­ren­te­men­te uti­li­zó infor­ma­ción que había obte­ni­do de su papel como pre­si­den­te del Comi­té de Inte­li­gen­cia del Sena­do sobre la fero­ci­dad de la pró­xi­ma pan­de­mia para des­ha­cer­se de 33 títu­los en poder de él y su espo­sa. Su valor se esti­mó entre 628.033 y 1,72 millo­nes de dóla­res. Se refe­rían a sec­to­res de acti­vi­dad que pro­ba­ble­men­te serían los más afec­ta­dos por la pan­de­mia.

Mien­tras se hacía eco públi­ca­men­te de los comen­ta­rios alen­ta­do­res de Trump en ese momen­to, Richard Burr dijo a varios de sus patro­ci­na­do­res polí­ti­cos que la enfer­me­dad sería com­pa­ra­ble a la mor­tal pan­de­mia de gri­pe de 1918.

Lue­go, el mer­ca­do se hun­dió, al igual que los aho­rros para la jubi­la­ción de millo­nes de esta­dou­ni­den­ses.

Inclu­so algu­nos exper­tos de Fox News [canal de tele­vi­sión pro-Trump] aho­ra están pidien­do la dimi­sión de Richard Burr.

Cuan­do la socie­dad se enfren­ta a una ame­na­za colec­ti­va, la explo­ta­ción de una ven­ta­ja par­ti­cu­lar es moral­men­te repug­nan­te. Hay que lla­mar­lo «burring». Por tole­ra­ble que sea el «burring» [ jue­go de pala­bras: to burr des­bar­bar, podar plan­tas o eli­mi­nar reba­bas de una par­te de metal] en tiem­pos nor­ma­les, no lo es hoy.

En tiem­pos nor­ma­les las empre­sas nor­mal­men­te reci­ben favo­res espe­cia­les de Washing­ton a cam­bio de con­tri­bu­cio­nes gene­ro­sas a su cam­pa­ña elec­to­ral, y nadie se que­ja. Hay que recor­dar la reduc­ción de impues­tos de Trump que per­mi­tió entre­gar 1,9 billo­nes de dóla­res a las gran­des empre­sas y a los ricos.

El coro­na­vi­rus debe­ría haber cam­bia­do el cur­so nor­mal de los nego­cios. Pero el plan de ayu­da del Sena­do repu­bli­cano de la sema­na pasa­da, que dio a las aero­lí­neas 58 mil millo­nes de dóla­res y miles de millo­nes de dóla­res suple­men­ta­rios a otras empre­sas, es puro «burring».

El líder de la mayo­ría repu­bli­ca­na en el Sena­do, Mitch McCon­nell [sena­dor esta­tal de Ken­tucky des­de 1985], tra­tó de dis­tin­guir­lo mise­ra­ble­men­te de los famo­sos res­ca­tes ban­ca­rios de 2008. «No esta­mos hablan­do de un amor­ti­gua­dor finan­cia­do por con­tri­bu­yen­tes para empre­sas que han come­ti­do erro­res. Esta­mos hablan­do de prés­ta­mos, que deben pagar­se, para los emplea­do­res esta­dou­ni­den­ses que el pro­pio gobierno ha for­za­do tem­po­ral­men­te a parar en nom­bre de la salud públi­ca”.

Pero las aero­lí­neas son lo sufi­cien­te­men­te impor­tan­tes como para obte­ner sus pro­pios prés­ta­mos de los ban­cos a tasas de inte­rés muy bajas. Sus avio­nes y sus fran­jas de ate­rri­za­je son garan­tías más que ade­cua­das [una fran­ja sig­ni­fi­ca la auto­ri­za­ción para des­pe­gar o ate­rri­zar en un aero­puer­to en un momen­to dado y en un día deter­mi­na­do; estos espa­cios pue­den ven­der­se en el mer­ca­do secun­da­rio y cons­ti­tu­yen un acti­vo para una com­pa­ñía aérea].

¿Por qué las aero­lí­neas mere­cen ser res­ca­ta­das? Duran­te la últi­ma déca­da, han gas­ta­do el 96% de su cash-flow (flu­jo de caja) libre, inclui­dos los miles de millo­nes de aho­rros en impues­tos logra­dos a tra­vés del recor­te de impues­tos del acuer­do de Trump, en recom­prar las accio­nes de su pro­pia empre­sa. Esto ha per­mi­ti­do aumen­tar las pri­mas cobra­das por las y los eje­cu­ti­vos y satis­fa­cer los divi­den­dos de los inver­so­res ricos, pero no ha hecho nada para for­ta­le­cer las aero­lí­neas a lar­go pla­zo. Mien­tras tan­to, las cua­tro aero­lí­neas más gran­des [Ame­ri­can Air­li­nes, Del­ta Air Lines, South­west Air­li­nes, Uni­ted Air­li­nes] han gana­do tal poder de mer­ca­do que han ele­va­do los pre­cios en las rutas más con­cu­rri­das y han redu­ci­do los ser­vi­cios (¿Nos acor­da­mos del espa­cio para las pier­nas y los con­tro­les de equi­pa­je gra­tis?).

El Direc­tor Gene­ral de Uni­ted, Oscar Muñoz, hizo su pro­pio «burring» el vier­nes 20 de mar­zo, advir­tien­do que si el Con­gre­so no res­ca­ta a la aero­lí­nea a fines de mar­zo, Uni­ted comen­za­rá a des­pe­dir a sus emplea­dos. Pero aun­que fue­ra res­ca­ta­da, ¿cuá­les son las posi­bi­li­da­des de que Uni­ted con­ti­núe pagan­do a todos sus emplea­dos si la pan­de­mia le obli­ga a dejar de volar? El res­ca­te finan­cie­ro sería des­ti­na­do a las y los accio­nis­tas y eje­cu­ti­vos, no al per­so­nal tra­ba­ja­dor.

Aun­que gene­ro­so con las aero­lí­neas y otras indus­trias, el pro­yec­to de ley repu­bli­cano es absur­da­men­te taca­ño con la gen­te, esti­pu­la un pago úni­co de has­ta 1.200 dóla­res por adul­to y 500 dóla­res por niño. Unos 64 millo­nes de hoga­res con ingre­sos infe­rio­res a 50.000 dóla­res solo reci­bi­rían 600. Esto no hará casi nada para ayu­dar a las per­so­nas que pier­den su tra­ba­jo y tie­nen que pagar su hipo­te­ca, alqui­ler y otras fac­tu­ras duran­te la cri­sis, que se espe­ra que sea de al menos tres meses.

El pro­yec­to repu­bli­cano de ley sobre el Coro­na­vi­rus es tan «burring» como pue­de ser­lo la ley – arro­jan­do luz sobre la estruc­tu­ra de poder sub­ya­cen­te en los Esta­dos Uni­dos tan cla­ra­men­te como las tran­sac­cio­nes bur­sá­ti­les de Burr. En esta cri­sis nacio­nal, es igual de moral­men­te repug­nan­te.

Si se obser­va cómo las gran­des empre­sas tra­tan a sus tra­ba­ja­do­res a tiem­po par­cial en esta pan­de­mia, se verá más «burring».

Wal­mart [gran super­fi­cie de ven­tas], el mayor emplea­dor en los Esta­dos Uni­dos, no otor­ga licen­cia remu­ne­ra­da por enfer­me­dad a sus emplea­dos y emplea­das y limi­ta a sus 500.000 tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras a tiem­po par­cial a 48 horas de vaca­cio­nes paga­das por año. Esta polí­ti­ca de «Burring» ame­na­za hoy innu­me­ra­bles vidas. (Según una encues­ta, el 88% de las y los emplea­dos de Wal­mart dicen que a veces van a tra­ba­jar aun estan­do enfer­mos).

Nin­guno de los gigan­tes de la indus­tria de la comi­da rápi­da (McDonald’s, Bur­ger King, Piz­za Hut, Dun­can Donuts, Wendy’s, Taco Bell, Sub­way) con­ce­de licen­cia por enfer­me­dad a sus tra­ba­ja­do­res.

Ama­zon, una de las com­pa­ñías más ricas del mun­do, que prác­ti­ca­men­te no pagó impues­tos el año pasa­do, ofre­ce licen­cia sin suel­do a los tra­ba­ja­do­res enfer­mos y ¡solo dos sema­nas de licen­cia paga­da para los tra­ba­ja­do­res cuya prue­ba de virus resul­ta posi­ti­va! Mien­tras tan­to, requie­re que sus emplea­dos tra­ba­jen horas extras obli­ga­to­rias.

Y aquí está la cosa más «burring» de todas: estas com­pa­ñías han actua­do de for­ma que ellas mis­mas y las demás empre­sas de más de 500 emplea­dos y emplea­das que­den exen­tas de la obli­ga­ción, esta­ble­ci­da en el pro­yec­to de ley de la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes sobre el coro­na­vi­rus, de otor­gar licen­cia remu­ne­ra­da por enfer­me­dad a las y los emplea­dos.

En un momen­to en que casi toda la gen­te se sien­te abru­ma­da y teme­ro­sa, el uso del poder y los pri­vi­le­gios para explo­tar las debi­li­da­des y vul­ne­ra­bi­li­da­des del res­to de la gen­te es moral­men­te into­le­ra­ble.

Todos esta­mos en el mis­mo bar­co, o debe­ría­mos estar­lo. Cual­quie­ra sea la for­ma, hay que poner fin al «burring». (Artícu­lo publi­ca­do en el sitio web del Guar­dian , 22 de mar­zo de 2020).

Publi­ca­do por A l´Encontre el 22/​03/​2020.

Robert Reich , pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de Ber­ke­ley, ex Secre­ta­rio de Esta­do de Tra­ba­jo bajo la admi­nis­tra­ción Clin­ton des­de 1992 has­ta 1997.

https://​www​.the​guar​dian​.com/​c​o​m​m​e​n​t​i​s​f​r​e​e​/​2​0​2​0​/​m​a​r​/​2​2​/​l​a​r​g​e​-​c​o​r​p​o​r​a​t​i​o​n​s​-​e​x​p​l​o​i​t​i​n​g​-​c​o​r​o​n​a​v​i​r​u​s​-​c​r​i​sis

Tra­duc­ción: Faus­tino Egu­be­rri para vien­to sur

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *