Colom­bia. Accio­nes urgen­tes para garan­ti­zar la ali­men­ta­ción al pue­blo

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​24 de mar­zo de 2020

A la deu­da his­tó­ri­ca, el no reco­no­ci­mien­to del cam­pe­si­na­do como suje­to de dere­chos, el aban­dono esta­tal, la per­se­cu­ción al cam­pe­si­na­do, el ase­si­na­to de los líde­res socia­les, la gue­rra sucia, el des­po­jo y la arre­me­ti­da de la loco­mo­to­ra mine­ro ener­gé­ti­ca que sopor­ta­mos en el cam­po se suma la apa­ri­ción de nue­vas enfer­me­da­des.

La situa­ción de pan­de­mia que enfren­ta el mun­do es preo­cu­pan­te. En Colom­bia, como lo hacen los gobier­nos oli­gar­cas, el Esta­do está cen­tra­do en sal­var las gran­des empre­sas, los mono­po­lios y los ban­cos. Des­co­no­cen que somos entre cam­pe­si­nos y obre­ros los que hace­mos andar este país. No pode­mos per­mi­tir que las muer­tes, tra­ge­dia y pago de la pro­fun­di­za­ción de la cri­sis eco­nó­mi­ca, recai­ga en la cla­se popu­lar.

Como tra­ba­ja­do­res agrí­co­las y cam­pe­si­na­do colom­biano orga­ni­za­do en la Aso­cia­ción Nacio­nal Cam­pe­si­na Coor­di­na­dor Nacio­nal Agra­rio, hemos veni­do insis­tien­do fuer­te­men­te al pue­blo colom­biano, en la nece­si­dad de mani­fes­tar­nos y luchar por un nue­vo sis­te­ma ali­men­ta­rio en el país, la refor­ma agra­ria y la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria.

Estas exi­gen­cias popu­la­res, nece­si­tan de esce­na­rios de dis­cu­sión y de la deci­sión urgen­te del Esta­do colom­biano de dejar de favo­re­cer a los gran­des terra­te­nien­tes y las empre­sas del agro­ne­go­cio para apos­tar por la eco­no­mía cam­pe­si­na y la pro­duc­ción salu­da­ble.

Para este momen­to que­re­mos plan­tear 5 de las pro­pues­tas del cam­pe­si­na­do para garan­ti­zar la dis­po­ni­bi­li­dad de ali­men­tos en el país:

1) Entre­ga inme­dia­ta de tie­rras para comu­ni­da­des cam­pe­si­nas, negras e indí­ge­nas, redu­cien­do las áreas de la gana­de­ría exten­si­va y el agro­ne­go­cio, con el fin de tener dis­po­ni­bi­li­dad ali­men­ta­ria para los difí­ci­les tiem­pos veni­de­ros.

2) Impul­so a la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria y en espe­cial a la eco­no­mía cam­pe­si­na y coope­ra­da por medio del for­ta­le­ci­mien­to agro­pe­cua­rio a la siem­bra y trans­for­ma­ción de los pro­duc­tos. Para el 2020 se tie­ne pro­yec­ta­do impor­tar 17 millo­nes de tone­la­das de ali­men­tos, y con el dólar a 4000 pesos se enca­re­ce­rá toda la canas­ta fami­liar de los colom­bia­nos. Al impul­sar la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria podre­mos recu­pe­rar par­te de la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria y garan­ti­zar en cali­dad y can­ti­dad los ali­men­tos.

3) Con­do­na­ción de deu­das a todos los cam­pe­si­nos y peque­ños y media­nos pro­duc­to­res agro­pe­cua­rios.

4) Reba­ja inme­dia­ta de los pre­cios de los insu­mos agro­pe­cua­rios, crea­ción o nacio­na­li­za­ción de una empre­sa de pro­duc­ción de abo­nos. Nues­tra apues­ta es la agro­eco­lo­gía, pero por la urgen­cia de las con­di­cio­nes nece­si­ta­mos medi­das que nos ayu­den a rea­li­zar esa tran­si­ción. Resal­ta­mos que el uso de agro­tó­xi­cos afec­ta la salud de las per­so­nas que toman los ali­men­tos y quie­nes los apli­ca­mos, por lo cual nece­si­ta­mos dis­mi­nuir su uso.

5) El cese del ase­si­na­to, per­se­cu­ción, judi­cia­li­za­ción y gue­rra sucia con­tra el cam­pe­si­na­do y las orga­ni­za­cio­nes socia­les.

Es momen­to de pro­te­ger­nos, por lo que debe­mos insis­tir en el auto­cui­da­do, pero prin­ci­pal­men­te en el cui­da­do comu­ni­ta­rio y colec­ti­vo. No pode­mos per­mi­tir que la coyun­tu­ra nos aís­le social­men­te, es urgen­te que nos cui­de­mos entre todos y todas, que este­mos pen­dien­tes de nues­tra salud, ali­men­ta­ción y áni­mo. Recor­de­mos las his­tó­ri­cas for­mas de resis­ten­cia, soli­da­ri­dad, coope­ra­ción y lucha cam­pe­si­na y la cen­tra­li­dad de la comu­ni­dad en la super­vi­ven­cia.

Pre­pa­ré­mo­nos entre todas las per­so­nas y como cla­se popu­lar, para luchar por cam­biar el país, tan­to en el cam­po y como en la ciu­dad con­ti­nua­re­mos luchan­do por la vida dig­na.

Invi­ta­mos al cam­pe­si­na­do y a los tra­ba­ja­do­res agrí­co­las a per­ma­ne­cer a la expec­ta­ti­va de las jor­na­das de movi­li­za­ción y a tener en alto nues­tro espí­ri­tu de lucha.

¡Defen­de­mos el for­ta­le­ci­mien­to de la Eco­no­mía pro­pia como pro­pues­ta alter­na­ti­va para la defen­sa de la sobe­ra­nía, la vida y el terri­to­rio!

Coor­di­na­dor Nacio­nal Agra­rio

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *