Colom­bia. Accio­nes urgen­tes para garan­ti­zar la ali­men­ta­ción al pue­blo

Resu­men Lati­noa­me­ri­cano* /​24 de mar­zo de 2020

A la deu­da his­tó­ri­ca, el no reco­no­ci­mien­to del cam­pe­si­na­do como suje­to de dere­chos, el aban­dono esta­tal, la per­se­cu­ción al cam­pe­si­na­do, el ase­si­na­to de los líde­res socia­les, la gue­rra sucia, el des­po­jo y la arre­me­ti­da de la loco­mo­to­ra mine­ro ener­gé­ti­ca que sopor­ta­mos en el cam­po se suma la apa­ri­ción de nue­vas enfer­me­da­des.

La situa­ción de pan­de­mia que enfren­ta el mun­do es preo­cu­pan­te. En Colom­bia, como lo hacen los gobier­nos oli­gar­cas, el Esta­do está cen­tra­do en sal­var las gran­des empre­sas, los mono­po­lios y los ban­cos. Des­co­no­cen que somos entre cam­pe­si­nos y obre­ros los que hace­mos andar este país. No pode­mos per­mi­tir que las muer­tes, tra­ge­dia y pago de la pro­fun­di­za­ción de la cri­sis eco­nó­mi­ca, recai­ga en la cla­se popu­lar.

Como tra­ba­ja­do­res agrí­co­las y cam­pe­si­na­do colom­biano orga­ni­za­do en la Aso­cia­ción Nacio­nal Cam­pe­si­na Coor­di­na­dor Nacio­nal Agra­rio, hemos veni­do insis­tien­do fuer­te­men­te al pue­blo colom­biano, en la nece­si­dad de mani­fes­tar­nos y luchar por un nue­vo sis­te­ma ali­men­ta­rio en el país, la refor­ma agra­ria y la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria.

Estas exi­gen­cias popu­la­res, nece­si­tan de esce­na­rios de dis­cu­sión y de la deci­sión urgen­te del Esta­do colom­biano de dejar de favo­re­cer a los gran­des terra­te­nien­tes y las empre­sas del agro­ne­go­cio para apos­tar por la eco­no­mía cam­pe­si­na y la pro­duc­ción salu­da­ble.

Para este momen­to que­re­mos plan­tear 5 de las pro­pues­tas del cam­pe­si­na­do para garan­ti­zar la dis­po­ni­bi­li­dad de ali­men­tos en el país:

1) Entre­ga inme­dia­ta de tie­rras para comu­ni­da­des cam­pe­si­nas, negras e indí­ge­nas, redu­cien­do las áreas de la gana­de­ría exten­si­va y el agro­ne­go­cio, con el fin de tener dis­po­ni­bi­li­dad ali­men­ta­ria para los difí­ci­les tiem­pos veni­de­ros.

2) Impul­so a la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria y en espe­cial a la eco­no­mía cam­pe­si­na y coope­ra­da por medio del for­ta­le­ci­mien­to agro­pe­cua­rio a la siem­bra y trans­for­ma­ción de los pro­duc­tos. Para el 2020 se tie­ne pro­yec­ta­do impor­tar 17 millo­nes de tone­la­das de ali­men­tos, y con el dólar a 4000 pesos se enca­re­ce­rá toda la canas­ta fami­liar de los colom­bia­nos. Al impul­sar la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria podre­mos recu­pe­rar par­te de la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria y garan­ti­zar en cali­dad y can­ti­dad los ali­men­tos.

3) Con­do­na­ción de deu­das a todos los cam­pe­si­nos y peque­ños y media­nos pro­duc­to­res agro­pe­cua­rios.

4) Reba­ja inme­dia­ta de los pre­cios de los insu­mos agro­pe­cua­rios, crea­ción o nacio­na­li­za­ción de una empre­sa de pro­duc­ción de abo­nos. Nues­tra apues­ta es la agroe­co­lo­gía, pero por la urgen­cia de las con­di­cio­nes nece­si­ta­mos medi­das que nos ayu­den a rea­li­zar esa tran­si­ción. Resal­ta­mos que el uso de agro­tó­xi­cos afec­ta la salud de las per­so­nas que toman los ali­men­tos y quie­nes los apli­ca­mos, por lo cual nece­si­ta­mos dis­mi­nuir su uso.

5) El cese del ase­si­na­to, per­se­cu­ción, judi­cia­li­za­ción y gue­rra sucia con­tra el cam­pe­si­na­do y las orga­ni­za­cio­nes socia­les.

Es momen­to de pro­te­ger­nos, por lo que debe­mos insis­tir en el auto­cui­da­do, pero prin­ci­pal­men­te en el cui­da­do comu­ni­ta­rio y colec­ti­vo. No pode­mos per­mi­tir que la coyun­tu­ra nos aís­le social­men­te, es urgen­te que nos cui­de­mos entre todos y todas, que este­mos pen­dien­tes de nues­tra salud, ali­men­ta­ción y áni­mo. Recor­de­mos las his­tó­ri­cas for­mas de resis­ten­cia, soli­da­ri­dad, coope­ra­ción y lucha cam­pe­si­na y la cen­tra­li­dad de la comu­ni­dad en la super­vi­ven­cia.

Pre­pa­ré­mo­nos entre todas las per­so­nas y como cla­se popu­lar, para luchar por cam­biar el país, tan­to en el cam­po y como en la ciu­dad con­ti­nua­re­mos luchan­do por la vida dig­na.

Invi­ta­mos al cam­pe­si­na­do y a los tra­ba­ja­do­res agrí­co­las a per­ma­ne­cer a la expec­ta­ti­va de las jor­na­das de movi­li­za­ción y a tener en alto nues­tro espí­ri­tu de lucha.

¡Defen­de­mos el for­ta­le­ci­mien­to de la Eco­no­mía pro­pia como pro­pues­ta alter­na­ti­va para la defen­sa de la sobe­ra­nía, la vida y el terri­to­rio!

Coor­di­na­dor Nacio­nal Agra­rio

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: