Bra­sil. En cua­ren­te­na, 1 de cada 3 resi­den­tes de fave­las ten­drá difi­cul­ta­des para com­prar ali­men­tos

Caro­li­ne Oli­vei­ra*, Resu­men Lati­noa­me­ri­cano, 24 de Mar­zo de 2020.

.

La inves­ti­ga­ción mos­tró que el 72% de esta pobla­ción no tie­ne aho­rros para enfren­tar la cri­sis.

.

Uno de cada tres resi­den­tes de fave­las en Bra­sil ten­drá difi­cul­ta­des para com­prar pro­duc­tos bási­cos, como ali­men­tos, debi­do a la cua­ren­te­na con­tra la nue­va pan­de­mia de coro­na­vi­rus . Los datos pro­vie­nen del Data Fave­la Ins­ti­tu­te, que entre­vis­tó a 1.142 per­so­nas en 262 barrios mar­gi­na­les en todas las regio­nes del país, en mar­zo, para cono­cer el impac­to de la pan­de­mia en las comu­ni­da­des bra­si­le­ñas.

La encues­ta mos­tró que, para el 72% de los resi­den­tes, una sema­na en la casa es sufi­cien­te para no man­te­ner el nivel de vida que tenían antes de la pan­de­mia, que ya era baja, por­que no tenían aho­rros. En esta pobla­ción for­ma­da por 13,6 millo­nes de per­so­nas, a 7 de cada 10 fami­lias ya se les redu­je­ron sus ingre­sos y el 79% ya recor­tó sus gas­tos des­de el comien­zo de la pan­de­mia. 

La inse­gu­ri­dad finan­cie­ra tam­bién se man­tie­ne en las con­di­cio­nes labo­ra­les de esta pobla­ción : casi la mitad de estos tra­ba­ja­do­res tra­ba­jan por cuen­ta pro­pia, alre­de­dor del 47% y el 8% son infor­ma­les, es decir, más de la mitad no están garan­ti­za­dos por una ley labo­ral o ayu­da finan­cie­ra. des­ti­na­do a aque­llos con un con­tra­to for­mal.

.

Reco­men­da­cio­nes a las auto­ri­da­des públi­cas.

Ins­ti­tu­to Data Fave­la es una aso­cia­ción entre el Ins­ti­tu­to Loco­mo­ti­va y Cen­tral Úni­ca das Fave­las (Cufa). Para las auto­ri­da­des públi­cas, Cufa debe entre­gar una lis­ta con 14 reco­men­da­cio­nes de polí­ti­ca públi­ca para las fave­las para miti­gar los efec­tos de la cua­ren­te­na. 

Entre las reco­men­da­cio­nes, se encuen­tran el sumi­nis­tro de ali­men­tos a las fami­lias duran­te los meses de mar­zo, abril, mayo y junio; la ins­ti­tu­ción del Pro­gra­ma de Ingre­sos Míni­mos para fami­lias ins­cri­tas en el Regis­tro Úni­co del Gobierno Fede­ral, un ins­tru­men­to que iden­ti­fi­ca y carac­te­ri­za a las fami­lias de bajos ingre­sos, uti­li­za­do como cri­te­rio para su inclu­sión en pro­gra­mas socia­les como Bol­sa Famí­lia; apo­yo a com­pa­ñías de agua, elec­tri­ci­dad y gas que exi­men a las fami­lias con un ingre­so de has­ta cua­tro sala­rios míni­mos por cua­tro meses; y apo­yo finan­cie­ro espe­cí­fi­co para las fami­lias de niños que no podrán asis­tir a guar­de­rías.

“Esta dis­tri­bu­ción de ali­men­tos, espe­cial­men­te a fami­lias con niños, ancia­nos o per­so­nas con mayor ries­go de con­traer covid-19, es una medi­da huma­ni­ta­ria urgen­te: tan­to para man­te­ner ali­men­tos para niños que no asis­ten a la escue­la como para man­te­ner la inte­gri­dad inmu­no­ló­gi­ca de las per­so­nas más sus­cep­ti­bles al virus ”, dice la orga­ni­za­ción en el tex­to. 

.

*Bra­sil de Fato /​Edi­ción: Lean­dro Meli­to /​Foto: AFP

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: