Bra­sil. En cua­ren­te­na, 1 de cada 3 resi­den­tes de fave­las ten­drá difi­cul­ta­des para com­prar ali­men­tos

Caro­li­ne Oli­vei­ra*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 24 de Mar­zo de 2020.

.

La inves­ti­ga­ción mos­tró que el 72% de esta pobla­ción no tie­ne aho­rros para enfren­tar la cri­sis.

.

Uno de cada tres resi­den­tes de fave­las en Bra­sil ten­drá difi­cul­ta­des para com­prar pro­duc­tos bási­cos, como ali­men­tos, debi­do a la cua­ren­te­na con­tra la nue­va pan­de­mia de coro­na­vi­rus . Los datos pro­vie­nen del Data Fave­la Ins­ti­tu­te, que entre­vis­tó a 1.142 per­so­nas en 262 barrios mar­gi­na­les en todas las regio­nes del país, en mar­zo, para cono­cer el impac­to de la pan­de­mia en las comu­ni­da­des bra­si­le­ñas.

La encues­ta mos­tró que, para el 72% de los resi­den­tes, una sema­na en la casa es sufi­cien­te para no man­te­ner el nivel de vida que tenían antes de la pan­de­mia, que ya era baja, por­que no tenían aho­rros. En esta pobla­ción for­ma­da por 13,6 millo­nes de per­so­nas, a 7 de cada 10 fami­lias ya se les redu­je­ron sus ingre­sos y el 79% ya recor­tó sus gas­tos des­de el comien­zo de la pan­de­mia. 

La inse­gu­ri­dad finan­cie­ra tam­bién se man­tie­ne en las con­di­cio­nes labo­ra­les de esta pobla­ción : casi la mitad de estos tra­ba­ja­do­res tra­ba­jan por cuen­ta pro­pia, alre­de­dor del 47% y el 8% son infor­ma­les, es decir, más de la mitad no están garan­ti­za­dos por una ley labo­ral o ayu­da finan­cie­ra. des­ti­na­do a aque­llos con un con­tra­to for­mal.

.

Reco­men­da­cio­nes a las auto­ri­da­des públi­cas.

Ins­ti­tu­to Data Fave­la es una aso­cia­ción entre el Ins­ti­tu­to Loco­mo­ti­va y Cen­tral Úni­ca das Fave­las (Cufa). Para las auto­ri­da­des públi­cas, Cufa debe entre­gar una lis­ta con 14 reco­men­da­cio­nes de polí­ti­ca públi­ca para las fave­las para miti­gar los efec­tos de la cua­ren­te­na. 

Entre las reco­men­da­cio­nes, se encuen­tran el sumi­nis­tro de ali­men­tos a las fami­lias duran­te los meses de mar­zo, abril, mayo y junio; la ins­ti­tu­ción del Pro­gra­ma de Ingre­sos Míni­mos para fami­lias ins­cri­tas en el Regis­tro Úni­co del Gobierno Fede­ral, un ins­tru­men­to que iden­ti­fi­ca y carac­te­ri­za a las fami­lias de bajos ingre­sos, uti­li­za­do como cri­te­rio para su inclu­sión en pro­gra­mas socia­les como Bol­sa Famí­lia; apo­yo a com­pa­ñías de agua, elec­tri­ci­dad y gas que exi­men a las fami­lias con un ingre­so de has­ta cua­tro sala­rios míni­mos por cua­tro meses; y apo­yo finan­cie­ro espe­cí­fi­co para las fami­lias de niños que no podrán asis­tir a guar­de­rías.

“Esta dis­tri­bu­ción de ali­men­tos, espe­cial­men­te a fami­lias con niños, ancia­nos o per­so­nas con mayor ries­go de con­traer covid-19, es una medi­da huma­ni­ta­ria urgen­te: tan­to para man­te­ner ali­men­tos para niños que no asis­ten a la escue­la como para man­te­ner la inte­gri­dad inmu­no­ló­gi­ca de las per­so­nas más sus­cep­ti­bles al virus ”, dice la orga­ni­za­ción en el tex­to. 

.

*Bra­sil de Fato /​Edi­ción: Lean­dro Meli­to /​Foto: AFP

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *