Pre­si­den­te ultra­de­re­chis­ta Vik­tor Orban recha­za esta­ble­cer pla­zos al esta­do de emer­gen­cia a cau­sa del coro­na­vi­rus – La otra Anda­lu­cía

La deri­va auto­ri­ta­ria y ultra­de­re­chis­ta que se extien­de por el pla­ne­ta esta sien­do poten­cia­da por el Covid-19. El pri­mer minis­tro de Hun­gría, el ultra­de­re­chis­ta Vik­tor Orban, ha recha­za­do este lunes poner un pla­zo a la decla­ra­ción del esta­do de emer­gen­cia por el coro­na­vi­rus, como pedía la opo­si­ción. La actual situa­ción per­mi­te a Orban gober­nar por decre­to y res­trin­ge, entre otras, la liber­tad de expre­sión.

“Pro­te­ger a los ciu­da­da­nos vul­ne­ra­bles y miti­gar el impac­to eco­nó­mi­co de la pan­de­mia hacen nece­sa­rias medi­das que van más allá de las nor­ma­les en tiem­po de paz”, ha afir­ma­do Orban, según reco­ge el por­tal de noti­cias ‘Hun­gary Today’. Para ello, el esta­do de emer­gen­cia da al Gobierno “herra­mien­tas para orga­ni­zar la auto­de­fen­sa de Hun­gría”.

El pro­yec­to de ley ha sido pre­sen­ta­do en el Par­la­men­to para su tra­mi­ta­ción de urgen­cia, pero la opo­si­ción ha vota­do final­men­te en con­tra. Orban nece­si­ta­ba de cua­tro quin­tas par­tes del Par­la­men­to­que tie­ne 199 esca­ños y sólo ha con­se­gui­do 137 votos favo­ra­bles. El Fidesz debe­rá recu­rrir al trá­mi­te ordi­na­rio, lo que supo­ne al menos un pla­zo de seis días, pero para su apro­ba­ción no reque­ri­rá más que los votos de los 133 par­la­men­ta­rios del par­ti­do ultra­de­re­chis­ta Fidesz.

Las deci­sio­nes más polé­mi­cas son las que habi­li­tan al Gobierno a gober­nar por decre­to, sin con­trol par­la­men­ta­rio. Ade­más se pre­vén penas de pri­sión de has­ta cin­co años para aque­llos que difun­dan infor­ma­ción fal­sa sobre la pan­de­mia del coro­na­vi­rus en Hun­gría.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: