¡Con­tra la ofen­si­va de la bur­gue­sía, alian­za revo­lu­cio­na­ria de los pue­blos tra­ba­ja­do­res! – La otra Anda­lu­cía

Las orga­ni­za­cio­nes AGORA GALIZA-UNIDADE POPULAR, HERRITAR BATASUNA y NACIÓN ANDALUZA ‑miem­bros de la Con­fe­ren­cia Inter­na­cio­nal- ante la des­pia­da­da ofen­si­va que la bur­gue­sía, con la cober­tu­ra de la pan­de­mia del COVID-19, ha des­en­ca­de­na­do con­tra la cla­se obre­ra a nivel mun­dial, y, en nues­tro ámbi­to espe­cí­fi­co de lucha, con­tra todos los Pue­blos Tra­ba­ja­do­res de cada una de las nacio­nes opri­mi­das por el esta­do capi­ta­lis­ta e impe­ria­lis­ta lla­ma­do Rei­no de Espa­ña, que­re­mos mani­fes­tar lo siguien­te:

1- La pan­de­mia gene­ra­da por la apa­ri­ción del virus COVID-19 no anu­la ni des­ac­ti­va la lucha de cla­ses, al con­tra­rio, la agu­di­za, radi­ca­li­za y pro­fun­di­za unién­do­se al res­to de cri­sis estruc­tu­ra­les que el sis­te­ma capi­ta­lis­ta arras­tra des­de hace muchas déca­das. Esta cri­sis glo­bal y gene­ral del modo de pro­duc­ción capi­ta­lis­ta a nivel pla­ne­ta­rio se ha vis­to ace­le­ra­da por esta pan­de­mia. Inde­pen­dien­te­men­te del ori­gen del virus COVID-19, la tarea prio­ri­ta­ria para la cla­se obre­ra es parar esta pan­de­mia cuan­to antes y sal­var el mayor núme­ro de seres huma­nos posi­ble. Des­de aquí expre­sa­mos nues­tro reco­no­ci­mien­to a todos los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras que lo están hacien­do posi­ble con su entre­ga expo­nién­do sus pro­pias vidas para ello.

2.- Esta gra­ve enfer­me­dad no nos hace olvi­dar que exis­ten otras pan­de­mias mayo­res y más ase­si­nas a nivel pla­ne­ta­rio, que gol­pean a la gen­te pobre, a los Pue­blos Tra­ba­ja­do­res, al Pro­le­ta­ria­do mun­dial de for­ma inmi­se­ri­cor­de y endé­mi­ca, fru­to de la explo­ta­ción y opre­sión capi­ta­lis­tas. La pri­me­ra es el ham­bre estruc­tu­ral y pla­ni­fi­ca­do, geno­ci­dio cons­tan­te en medio de la indi­fe­ren­cia de la bur­gue­sía y todos sus saté­li­tes y subor­di­na­dos. 

3.- La bur­gue­sía quie­re apro­ve­char esta coyun­tu­ra de shock a nivel mun­dial para afian­zar su poder y mejo­rar sus bene­fi­cios, para aumen­tar su tasa de ganan­cia y ampliar la acu­mu­la­ción del Capi­tal, para per­fec­cio­nar sus sis­te­mas de repre­sión y con­trol social, para dis­ci­pli­nar a su medi­da y explo­tar aún más a la cla­se obre­ra. La gue­rra cons­tan­te entre el Tra­ba­jo y el Capi­tal no se detie­ne nun­ca, es el motor de la lucha de cla­ses y quien posee una con­cien­cia más cla­ra de esta situa­ción es la pro­pia bur­gue­sía.

4.- El Esta­do espa­ñol pro­fun­di­za más aún su cri­sis como estruc­tu­ra de domi­na­ción de la oli­gar­quía. Las medi­das eco­nó­mi­cas adop­ta­das por el gobierno espa­ñol PSOE-Uni­das Pode­mos para com­ba­tir el coro­na­vi­rus son insu­fi­cien­tes e impro­vi­sa­das. El paque­te de medi­das de 200.000 millo­nes de euros apro­ba­do por el Con­se­jo de Minis­tros, en reali­dad no es más que una serie de par­ches para la cla­se tra­ba­ja­do­ra que no evi­ta­rán con­de­nar el ago­ta­mien­to de los vas­tos sec­to­res popu­la­res: ni se prohí­be la reduc­ción de sala­rios, ni los ERTEs, ni el aumen­to de las horas de tra­ba­jo, ni se fre­na la pér­di­da de dere­chos, retro­ce­de­mos en las con­quis­tas adqui­ri­das en la lucha popu­lar y obre­ra… Su obje­ti­vo es amor­ti­guar las con­tra­dic­cio­nes de una socie­dad aún domi­na­da por la pará­li­sis que gene­ra el mie­do. Pedro Sán­chez quie­re ganar tiem­po y satis­fa­cer la natu­ra­le­za insa­cia­ble­men­te depre­da­do­ra de la oli­gar­quía y por eso, por ejem­plo, el Esta­do asu­me el cos­te de los des­pi­dos en vez de que­dar a car­go de los bene­fi­cios empre­sa­ria­les del ejer­ci­cio.

5.- La decla­ra­ción del esta­do de alar­ma ha ido acom­pa­ña­da de una recen­tra­li­za­ción que apo­yan la mayo­ría de gru­pos par­la­men­ta­rios y los socios de gobierno del PSOE-Uni­das Pode­mos. Las com­pe­ten­cias dele­ga­das en Sani­dad, Trans­por­tes, etc. Han sido asu­mi­das por el gobierno espa­ñol sin que se sepa cómo y en que momen­to se devol­ve­rán. Se está des­ple­gan­do a la Uni­dad Mili­tar de Emer­gen­cias y otras uni­da­des mili­ta­res como la BRILAT o la Legión por todo el Esta­do, en un esfuer­zo por nor­ma­li­zar la pre­sen­cia del Ejér­ci­to espa­ñol entre la pobla­ción, el recor­te de liber­ta­des y la mili­ta­ri­za­ción de nues­tras vidas. 

6.- La monar­quía bor­bó­ni­ca con­ti­núa per­dien­do apo­yos en vis­ta de los escán­da­los que van sal­pi­can­do, pro­gre­si­va­men­te, a todos los miem­bros de la Casa de Bor­bón. No nos cabe duda que ‑repre­sen­tan­do un valor abso­lu­to del sis­te­ma jerár­qui­co-social del como lo fue la Igle­sia con Fran­co- será un peón a sacri­fi­car por la oli­gar­quía si lo nece­si­ta para sobre­vi­vir como cla­se domi­nan­te, bajo la for­ma de una III Repú­bli­ca espa­ño­la de carác­ter bur­gués.

Ante lo aquí des­cri­to, las orga­ni­za­cio­nes fir­man­tes NACIÓN ANDALUZA, HERRITAR BATASUNA y AGORA GALIZA-UNIDADE POPULAR pedi­mos a la cla­se tra­ba­ja­do­ra y sec­to­res popu­la­res que no se dejen mani­pu­lar e ins­tru­men­ta­li­zar, que ejer­zan la soli­da­ri­dad de cla­se, que no sean víc­ti­mas de la psi­co­sis colec­ti­va pro­mo­vi­da por los medios de des­in­for­ma­ción de la oli­gar­quía. Res­pe­tan­do en todo momen­to las medi­das que exi­gen tan­to la salud per­so­nal como colec­ti­va, tene­mos que tejer redes de soli­da­ri­dad y auto­de­fen­sa barrio por barrio, fábri­ca por fábri­ca, para ayu­dar­nos mutua­men­te, para des­ac­ti­var el páni­co y el mie­do, para hacer fren­te a las medi­das repre­si­vas y a los recor­tes anti­so­cia­les que la Bur­gue­sía quie­re impo­ner.

Esta lucha será lar­ga y dura, y a nivel mun­dial. Lla­ma­mos a los Pue­blos Tra­ba­ja­do­res a pre­pa­rar­se para la defen­sa enér­gi­ca de los dere­chos y liber­ta­des con­quis­ta­dos en tan­tos años de lucha y que sin duda la oli­gar­quía va a inten­tar redu­cir bajo la excu­sa del COVID-19 o de la pos­te­rior “recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca”, o sea la recu­pe­ra­ción de las tasas de ganan­cia de la patro­nal. Solo nues­tra lucha ‑orga­ni­za­da a nivel de nues­tras res­pec­ti­vas nacio­nes y coor­di­na­da de for­ma inter­na­cio­na­lis­ta- pue­de incli­nar la balan­za hacia el lado popu­lar y evi­tar que los res­pon­sa­bles de esta catás­tro­fe social sigan ganán­do­nos en la lucha de cla­ses. Nues­tro obje­ti­vo es la Revo­lu­ción Socia­lis­ta mun­dial, en el camino hacia un mun­do libre, sin cla­ses socia­les, ni esta­dos, ni patriar­ca­do.

¡CONTRA LA OFENSIVA DE LA BURGUESÍA, ALIANZA REVOLUCIONARIA DE LOS PUEBLOS TRABAJADORES!

20 de mar­zo de 2020. 

AGORA GALIZA-UNIDADE POPULAR, HERRITAR BATASUNA, NACIÓN ANDALUZA (Orga­ni­za­cio­nes miem­bro de la Con­fe­ren­cia Inter­na­cio­nal)

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

Latest posts by Car­los Ríos (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *