Chi­le. El coro­na­vi­rus y los pre­sos: ¿quién garan­ti­za la salu­bri­dad de los recin­tos car­ce­la­rios?

Eduar­do Andra­de /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​20 de mar­zo de 2020

La direc­to­ra eje­cu­ti­va de Human Rights Watch en Esta­dos Uni­dos, Nico­le Aus­tin-Hillery, mani­fes­tó que, cui­dar la salud de los pre­sos «es cru­cial para pro­te­ger la salud públi­ca en gene­ral”.

El ais­la­mien­to social en el que viven no impe­di­rá la lle­ga­da del COVID-19 a los recin­tos car­ce­la­rios. Con un veloz incre­men­to de la tasa de con­ta­gios en el país, las fami­lias de las per­so­nas reclui­das se encuen­tran preo­cu­pa­das por las con­di­cio­nes de higie­ne en dichos espa­cios y por la fal­ta de medi­das de con­tin­gen­cia del Esta­do para hacer fren­te a este pro­ble­ma.

El jue­ves, un motín en el módu­lo 32 de la cár­cel de San­tia­go 1 les recor­dó a las auto­ri­da­des que, en medio de la con­tin­gen­cia por la cri­sis sani­ta­ria, es nece­sa­rio pen­sar meca­nis­mos que evi­ten con­ver­tir a estos espa­cios en gra­ves focos de con­ta­gio.

Poco antes de este epi­so­dio, agru­pa­cio­nes como la Orga­ni­za­ción de Fami­lia­res y Ami­gos de Pre­sos Polí­ti­cos (OFAPP) y la Coor­di­na­do­ra 18 de octu­bre se habían mani­fes­ta­do fren­te al mis­mo cen­tro peni­ten­cia­rio exi­gien­do el cam­bio de las medi­das cau­te­la­res para los dete­ni­dos en medio de las mani­fes­ta­cio­nes socia­les y pro­po­nien­do, como una opción via­ble, el arres­to domi­ci­lia­rio.

El pasa­do 15 de mar­zo, el Minis­te­rio de Jus­ti­cia dis­pu­so algu­nas medi­das que van en la línea de evi­tar el con­ta­gio por COVID-19 en las cár­ce­les del país y con las cua­les las agru­pa­cio­nes men­cio­na­das no que­da­ron con­for­mes.

1

En con­ver­sa­ción con nues­tro medio, una de las inte­gran­tes de OFAPP, quien pre­fi­rió reser­var su iden­ti­dad, expli­có en qué con­sis­ten este tipo de medi­das y cómo les ha afec­ta­do.

“Res­trin­gie­ron la can­ti­dad de fami­lia­res por visi­ta a dos per­so­nas. Es un tema súper trá­gi­co en el sen­ti­do de que es un solo día de la sema­na y los com­pa­ñe­ros nece­si­tan ver a sus fami­lia­res. Eso tam­bién afec­ta la ali­men­ta­ción, por­que las visi­tas lle­va­mos una merien­da a las per­so­nas y eso tam­bién dis­mi­nu­ye, sin con­tar las con­di­cio­nes en las que se pue­dan encon­trar cada uno de los pre­sos”.

Actual­men­te, son más de 2500 los pre­sos polí­ti­cos que figu­ran en las lis­tas de las agru­pa­cio­nes men­cio­na­das. Las mis­mas, ade­más, han ase­gu­ra­do que el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca tie­ne la facul­tad de ges­tio­nar un pro­yec­to de ley que sugie­ra el arres­to domi­ci­lia­rio para sus fami­lia­res, tal como ocu­rre con las faci­li­da­des brin­da­das para per­so­nas de edad avan­za­da.

2

Sin embar­go, con­tra­rio a esto, la inte­gran­te de OFAPP denun­ció que en casos de pri­sión polí­ti­ca ha exis­ti­do, inclu­so, una serie de retra­sos y tra­bas en los pro­ce­sos judi­cia­les.

“Hay per­so­nas que están aden­tro más de cien días y no han teni­do ni siquie­ra la pri­me­ra audien­cia. Las car­pe­tas inves­ti­ga­ti­vas se entre­gan con atra­sos y algu­nas per­so­nas toda­vía no las han obte­ni­do: sin embar­go, los abo­ga­dos han hecho la soli­ci­tud a Fis­ca­lía y eso es una for­ma de dila­tar los pro­ce­sos y de que­rer debi­li­tar a la defen­sa”, ase­gu­ró.

Al res­pec­to, la Coor­di­na­do­ra 18 de octu­bre ha pues­to énfa­sis en que el obje­ti­vo prin­ci­pal de dicha orga­ni­za­ción es lograr la liber­tad abso­lu­ta de las y los dete­ni­dos polí­ti­cos, pero que, mien­tras dure la cri­sis sani­ta­ria, el arres­to domi­ci­lia­rio pare­ce ser la mejor opción.

3

“Una medi­da cau­te­lar no sig­ni­fi­ca el fin del pro­ce­so, pero sí es un cam­bio sus­tan­cial para nues­tras com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros pri­sio­ne­ros y para su salud inte­gral. En las audien­cias de los últi­mos días, cua­tro pri­sio­ne­ros han logra­do el cam­bio de medi­da cau­te­lar, pero a varios otros se les sigue negan­do. Hoy más que nun­ca es urgen­te sacar­les de las pri­sio­nes”, mani­fes­tó en con­ver­sa­ción con nues­tro medio una de sus inte­gran­tes, Rocío Pin­to.

La pro­pues­ta men­cio­na­da, ade­más, no es aje­na a lo que otros paí­ses están pre­vien­do en mate­ria car­ce­la­ria. En Esta­dos Uni­dos, por ejem­plo, algu­nos Esta­dos ya han libe­ra­do a reos que no sig­ni­fi­can un peli­gro para la socie­dad, con el fin de evi­tar los con­ta­gios en las cár­ce­les.

Has­ta el fin de sema­na pasa­do, el Esta­do de Los Ánge­les lle­va­ba la delan­te­ra res­pec­to de esta medi­da, con apro­xi­ma­da­men­te 678 pre­sos libe­ra­dos; mien­tras que los arres­tos de han redu­ci­do de 300 a 60 en los últi­mos días.

La orga­ni­za­ción Human Rights Watch, por su par­te, ha reco­men­da­do esto mis­mo a tra­vés de su direc­to­ra eje­cu­ti­va en los Esta­dos Uni­dos, Nico­le Aus­tin-Hillery, quien mani­fes­tó que “duran­te una cri­sis, la socie­dad a menu­do olvi­da a las per­so­nas que se encuen­tra entre rejas, pero pro­te­ger su salud es cru­cial para pro­te­ger la salud públi­ca en gene­ral”.

En Chi­le, duran­te los últi­mos días, un gru­po de aca­dé­mi­cos y espe­cia­lis­tas en mate­ria de segu­ri­dad peni­ten­cia­ria ‑den­tro de los que se encuen­tra la aca­dé­mi­ca del Ins­ti­tu­to de Asun­tos Públi­cos de nues­tra Uni­ver­si­dad, Olga Espi­no­za– envia­ron una car­ta al direc­tor nacio­nal de Gen­dar­me­ría, Chris­tian Alveal Gutié­rrez, soli­ci­tan­do garan­ti­zar una serie de medi­das car­ce­la­rias como la entre­ga gra­tui­ta de imple­men­tos de lim­pie­za, la detec­ción tem­pra­na de per­so­nas con­ta­gia­das o la posi­bi­li­dad de enviar a sus casas a los inter­nos con bene­fi­cios peni­ten­cia­rios.

Asi­mis­mo, el docu­men­to pone énfa­sis en que duran­te el año 2019 tam­bién se regis­tra­ron diver­sas movi­li­za­cio­nes den­tro de las cár­ce­les, por lo que Gen­dar­me­ría se com­pro­me­tió a rea­li­zar una reu­nión bimen­sual con la socie­dad civil para abor­dar este tipo de situa­cio­nes. Esto, según indi­can allí mis­mo, nun­ca ocu­rrió y hoy se hace más que nece­sa­ria.

Radio UChi­le*


Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *