Israel: El vio­la­dor recal­ci­tran­te

Des­kar­gak /​Des­car­gas (13 aldiz/​veces)

Expe­dien­teAcción
[PDF] [A4] Israel: El vio­la­dor recal­ci­tran­teDes­car­gar 
[PDF] [A5] Israel: El vio­la­dor recal­ci­tran­teDes­car­gar 
[PDF] [Let­ter] Israel: El vio­la­dor recal­ci­tran­teDes­car­gar 
[EPUB] Israel: El vio­la­dor recal­ci­tran­teDes­car­gar 
[mobi] Israel: El vio­la­dor recal­ci­tran­teDes­car­gar 

En el cam­po de la psi­quia­tría exis­te un con­cep­to, apli­ca­ble a aquel indi­vi­duo – que deno­mi­na­ré exhi­bi­cio­nis­ta – que sue­le eje­cu­tar estas accio­nes de con­no­ta­ción sexual, lógi­ca­men­te sin pudor alguno y menos aún con el cui­da­do, que impi­da ser sor­pren­di­do en sus manio­bras, pues cree gozar de impu­ni­dad.

Esta situa­ción oca­sio­na, que este tipo de per­so­na­jes ten­ga fre­cuen­tes pro­ble­mas en el ámbi­to legal, y que pese a las ame­na­zas y cier­tos correc­ti­vos, que acos­tum­bran a dar­se espo­rá­di­ca­men­te, el exhi­bi­cio­nis­ta rein­ci­de una y otra vez con escan­da­lo­sa con­tu­ma­cia. Lo que atrae a estas per­so­nas, no es el acto de sor­pren­der a quie­nes visua­li­zan estos actos, sino, por el con­tra­rio, ser vis­to por una audien­cia con­sen­ti­do­ra: mos­trar­se fuer­te, osten­tar pode­río, demos­trar una con­duc­ta de for­ta­le­za que sue­le ser más mito que reali­dad.

En un paran­gón libre, basa­do en la lec­tu­ra del libro de Joan Cor­dech, Psi­quia­tría Diná­mi­ca, rela­cio­na­do con la con­duc­ta que lle­va a cabo el régi­men sio­nis­ta con­tra el pue­blo pales­tino, es posi­ble cate­go­ri­zar a Israel como una enti­dad exhi­bi­cio­nis­ta, per­ma­nen­te­men­te cas­tra­do­ra, cuyo obje­ti­vo a tra­vés de esta mues­tra de poder, de alar­de con res­pec­to a su fuer­za mili­tar, poder aéreo, terres­tre, marí­ti­mo fren­te al pue­blo cuyo terri­to­rio ocu­pa, es des­viar en otros el enor­me temor que tie­ne de ser cas­ti­ga­do, de tener que res­pon­der de sus actos ile­ga­les. Una mues­tra de poder pro­yec­ta­da como una acción que requie­re ser con­sen­ti­da, ava­la­da, apo­ya­da e inclu­so acep­ta­da a pesar de lo ile­gal, que es lo que con­si­gue de otra enti­dad con tras­tor­nos, como es el régi­men esta­dou­ni­den­se.

Este Israel ade­más de exhi­bi­cio­nis­ta, de un poder uti­li­za­do en for­ma cri­mi­nal, es un vio­la­dor recal­ci­tran­te, cuan­do con­si­de­ra­mos el pun­to de vis­ta de las leyes internacionales,el aten­tar con­tra los dere­chos de millo­nes de hom­bres y muje­res, que sufren un mode­lo de ocu­pa­ción y colo­ni­za­ción, que ha con­ver­ti­do a Pales­ti­na en un enor­me cam­po de con­cen­tra­ción, divi­di­do en dos cam­pa­men­tos: Cis­jor­da­nia y la Fran­ja de Gaza. En esos terri­to­rios, este depre­da­dor lla­ma­do Israel des­plie­ga, mues­tra y ocu­pa su poder mili­tar gene­ran­do muer­te, sufri­mien­to y des­truc­ción. Esto, en una tie­rra que usur­pa y expo­lia des­de fines del siglo XIX cuan­do los pri­me­ros colo­nos pro­ve­nien­tes de Euro­pa comen­za­ron a ins­ta­lar­se en tie­rras pales­ti­nas y pos­te­rior­men­te des­de el año 1948 cuan­do se crea arti­fi­cial­men­te una enti­dad a la cual se le deno­mi­nó Israel.

Israel es una enti­dad que año a año es denun­cia­da por sus atro­pe­llos a los dere­chos del pue­blo pales­tino, des­ti­na­ta­ria de reso­lu­cio­nes con­de­na­to­rias por seguir ocu­pan­do Cis­jor­da­nia, por blo­quear la fran­ja de Gaza, impe­dir el libre des­pla­za­mien­to de la socie­dad pales­ti­na. Un régi­men dota­do de una ideo­lo­gía don­de el apart­heid es par­te de sus obje­ti­vos, que impi­de el retorno de los refu­gia­dos pales­ti­nos, expul­sa­dos de su tie­rra tras la pro­cla­ma­ción de Israel como enti­dad el año 1948. Un sio­nis­mo, que en vir­tud de sus obje­ti­vos expan­sio­nis­tas ha asen­ta­do 650 mil colo­nos, de los más extre­mis­tas de su socie­dad, cer­can­do Al Quds (Jeru­sa­lén) y gran par­te de la Ribe­ra Occi­den­tal, en vio­la­ción del IV Con­ve­nio de Gine­bra y de la Car­ta de las Nacio­nes Uni­das. Exhi­bi­ción y vio­la­ción en con­jun­ción de este nacio­nal­sio­nis­mo, que como espe­jo refle­ja y prac­ti­ca en otros aque­llo que con­me­mo­ra bajo el nom­bre de Holo­caus­to.

Esa exhi­bi­ción con­tu­maz, jun­to a la vio­la­ción como prác­ti­ca de domi­nio sobre el pue­blo pales­tino no podría con­ti­nuar, si el gobierno Israel y su com­ple­jo mili­tar-indus­trial, no con­ta­ra con el aval y la com­pli­ci­dad de Washing­ton y el papel cum­pli­do por el lobby sio­nis­ta en aquel país, el lla­ma­do Comi­té de Asun­tos Públi­cos Esta­dou­ni­den­se-Israe­lí (AIPAC por sus siglas en inglés) y gobier­nos incon­di­cio­na­les don­de igual­men­te el lobby sio­nis­ta allí tie­ne enor­me influen­cia, como es el caso de Fran­cia y Gran Bre­ta­ña. Estos tres paí­ses, que ade­más cuen­tan con dere­cho a veto en el seno del Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Uni­das, son el prin­ci­pal sos­tén, para seguir man­te­nien­do incó­lu­me la impu­ni­dad de los crí­me­nes de Israel con­tra Pales­ti­na.

En este pasa­do mes de febre­ro Ben­ja­mín Netan­yahu, en una cla­ra manio­bra elec­to­ral, anun­ció un plan des­ti­na­do a cons­truir 3.500 vivien­das ile­ga­les en Cis­jor­da­nia, que son par­te del obje­ti­vo mayor de impe­dir la con­for­ma­ción del Esta­do pales­tino. “He dado ins­truc­cio­nes para que se pre­sen­ten inme­dia­ta­men­te los pla­nos para la cons­truc­ción de 3500 uni­da­des en la zona E” con­sig­nó Netan­yahu, duran­te un acto de cam­pa­ña para las pró­xi­mas elec­cio­nes legis­la­ti­vas que ten­drán lugar en el régi­men de Israel el 2 de mar­zo. Úna­se a ello la demo­li­ción de una trein­te­na de vivien­das – ya cons­trui­das y habi­ta­das por fami­lias pales­ti­nas –y el ase­si­na­to de 10 pales­ti­nos, uno de ellos some­ti­do a vejá­me­nes a manos de una exca­va­do­ra que pro­fa­nó su cuer­po en la Fran­ja de Gaza. Pales­ti­na ha denun­cia­do el inaca­ba­ble ape­ti­to sio­nis­ta por colo­ni­zar com­ple­ta­men­te Al Quds, como tam­bién la pre­sen­cia y el comer­cio ile­gal de 112 com­pa­ñías, dadas a cono­cer en una lis­ta negra de la ONU,que con­cre­tan nego­cios con el régi­men ocu­pan­te vio­lan­do las leyes inter­na­cio­na­les.

Fren­te a estas cons­tan­tes con­duc­tas vio­la­to­rias del dere­cho inter­na­cio­nal, de acuer­dos, nor­mas, reso­lu­cio­nes, con que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal se ha dota­do y que en gene­ral sue­le ser exi­gi­ble, inclu­so con el uso de la fuer­za, cuan­do el refe­ren­te es Israel, la impu­ni­dad es total. Ante ello, la Can­ci­lle­ría pales­ti­na ha emi­ti­do una serie de decla­ra­cio­nes y exi­gen­cias de impo­ner san­cio­nes al régi­men sio­nis­ta con el fin de obli­gar­lo a dete­ner la cons­truc­ción de vivien­das, a cum­plir sus obli­ga­cio­nes inter­na­cio­na­les en mate­ria de res­pe­to a los dere­chos huma­nos, a dejar de cons­truir muros de apart­heid y…sin embar­go, la mudez, la cegue­ra y odios sor­dos fren­te a este cla­mor es, ade­más de evi­den­te, ver­gon­zo­so.

La decla­ra­ción de las auto­ri­da­des polí­ti­cas de la Auto­ri­dad nacio­nal pales­ti­na (ANP) se dio a cono­cer en una fecha muy sen­si­ble para el pue­blo pales­tino: la con­me­mo­ra­ción del 26.o aniver­sa­rio de la masa­cre per­pe­tra­da el 25 de febre­ro del año 1994 en la Mez­qui­ta de Ibrahim, en la ciu­dad de Al-Jalil (Hebrón), don­de un extre­mis­ta sio­nis­ta, miem­bro de un gru­po terro­ris­ta judío – Kach- ase­si­nó a 29 pales­ti­nos e hirió a otros 120, antes de ser lógi­ca­men­te lin­cha­do. Un hito que ha sig­ni­fi­ca­do la judai­za­ción de una de las ciu­da­des más impor­tan­tes de Pales­ti­na, cuyo cen­tro his­tó­ri­co es hoy pro­fa­na­do por la pre­sen­cia de 850 colo­nos sio­nis­tas pro­te­gi­dos por mil sol­da­dos del régi­men ocu­pan­te.

La nota de la can­ci­lle­ría pales­ti­na hizo hin­ca­pié tam­bién en las nume­ro­sas masa­cres y crí­me­nes – per­pe­tra­dos a dia­rio –que son eje­cu­ta­das tan­to por mili­ta­res israe­líes como por colo­nos que sue­len andar arma­dos en las tie­rras pales­ti­nas, sien­do par­ti­ci­pes de la ocu­pa­ción en for­ma acti­va. Esas masa­cres son par­te del obje­ti­vo de exhi­bir fuer­za, de vio­lar los dere­chos del pue­blo pales­tino y pro­pa­gar la cul­tu­ra del odio y el racis­mo con­tra el pue­blo pales­tino. “Por tan­to se nece­si­tan san­cio­nes inter­na­cio­na­les con­tra Israel” cla­ra­men­te en con­cor­dan­cia con el capí­tu­lo VII de la Car­ta de las Nacio­nes Uni­das. Para el Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res pales­tino la acti­tud cóm­pli­ce de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal ante los crí­me­nes ha ani­ma­do a las auto­ri­da­des de ocu­pa­ción a come­ter vio­la­cio­nes más gra­ves con­tra el dere­cho inter­na­cio­nal y las reso­lu­cio­nes de las Nacio­nes Uni­das res­pec­to a la cau­sa pales­ti­na.

Fren­te a un exhi­bi­cio­nis­ta que arma­do has­ta los dien­tes pre­ten­de infrin­gir temor, páni­co y des­es­ta­bi­li­zar la vida social del pue­blo pales­tino. Fren­te a un vio­la­dor cons­tan­te d ellos dere­chos de millo­nes de hom­bres y muje­res que han sopor­ta­do duran­te 72 años a cri­mi­na­les que se han ensa­ña­do con la vida de los habi­tan­tes de gaza, de Cis­jor­da­nia, que impi­den la con­for­ma­ción de un Esta­do auto­de­ter­mi­na­do, la úni­ca res­pues­ta posi­ble es la resis­ten­cia, como opción prin­ci­pal para libe­rar los terri­to­rios de pales­ti­na de una pre­sen­cia nefas­ta, can­ce­rí­ge­na. La metás­ta­sis lla­ma­da sio­nis­mo debe ser extir­pa­da de raíz. Y para ello es fun­da­men­tal uni­dad de todas las fuer­zas pales­ti­nas y la com­bi­na­ción de todas las for­mas de lucha.

El sio­nis­mo sólo entien­de el len­gua­je de la fuer­za, así lo demues­tra, por ejem­plo su derro­ta fren­te a las fuer­zas del Movi­mien­to de resis­ten­cia islá­mi­ca de El Líbano (Hez­bo­lá) el año 2006 en la lla­ma­da gue­rra de los 33 días. Así que­da esta­ble­ci­do cuan­do los cohe­tes pales­ti­nos caen con su car­ga de jus­ti­cia en los asen­ta­mien­tos sio­nis­tas, que man­ci­llan la Pales­ti­na his­tó­ri­ca y obli­gan a la pobla­ción ocu­pan­te a bus­car refu­gio. Así se cons­ta­ta cuan­do los cuer­pos de sol­da­dos sio­nis­tas comien­zan a lle­gar en bol­sas negras y se ocul­ta la can­ti­dad a la socie­dad israe­lí y se pide la media­ción inter­na­cio­nal cuan­do se ven fra­ca­sa­dos sus pla­nes. Israel debe ser for­za­do, no hay diá­lo­go sin que el sio­nis­mo sien­ta que sus días están con­ta­dos. Cas­trar polí­ti­ca y mili­tar­men­te al vio­la­dor recal­ci­tran­te es un impe­ra­ti­vo.

Pablo Jofré Leal

4 de mar­zo de 2020

Fuen­te: https://​www​.his​pantv​.com/​n​o​t​i​c​i​a​s​/​o​p​i​n​i​o​n​/​4​5​0​5​9​0​/​p​a​l​e​s​t​i​n​a​-​i​s​r​a​e​l​-​s​i​o​n​i​s​m​o​-​e​euu

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: