Israel: El vio­la­dor recal­ci­tran­te

Des­kar­gak /​Des­car­gas (289 aldiz/​veces)

Archi­voAcción
[PDF] [A4] Israel: El vio­la­dor recal­ci­tran­teDes­car­gar 
[PDF] [A5] Israel: El vio­la­dor recal­ci­tran­teDes­car­gar 
[PDF] [Let­ter] Israel: El vio­la­dor recal­ci­tran­teDes­car­gar 
[EPUB] Israel: El vio­la­dor recal­ci­tran­teDes­car­gar 
[mobi] Israel: El vio­la­dor recal­ci­tran­teDes­car­gar 

En el cam­po de la psi­quia­tría exis­te un con­cep­to, apli­ca­ble a aquel indi­vi­duo – que deno­mi­na­ré exhi­bi­cio­nis­ta – que sue­le eje­cu­tar estas accio­nes de con­no­ta­ción sexual, lógi­ca­men­te sin pudor alguno y menos aún con el cui­da­do, que impi­da ser sor­pren­di­do en sus manio­bras, pues cree gozar de impu­ni­dad.

Esta situa­ción oca­sio­na, que este tipo de per­so­na­jes ten­ga fre­cuen­tes pro­ble­mas en el ámbi­to legal, y que pese a las ame­na­zas y cier­tos correc­ti­vos, que acos­tum­bran a dar­se espo­rá­di­ca­men­te, el exhi­bi­cio­nis­ta rein­ci­de una y otra vez con escan­da­lo­sa con­tu­ma­cia. Lo que atrae a estas per­so­nas, no es el acto de sor­pren­der a quie­nes visua­li­zan estos actos, sino, por el con­tra­rio, ser vis­to por una audien­cia con­sen­ti­do­ra: mos­trar­se fuer­te, osten­tar pode­río, demos­trar una con­duc­ta de for­ta­le­za que sue­le ser más mito que reali­dad.

En un paran­gón libre, basa­do en la lec­tu­ra del libro de Joan Cor­dech, Psi­quia­tría Diná­mi­ca, rela­cio­na­do con la con­duc­ta que lle­va a cabo el régi­men sio­nis­ta con­tra el pue­blo pales­tino, es posi­ble cate­go­ri­zar a Israel como una enti­dad exhi­bi­cio­nis­ta, per­ma­nen­te­men­te cas­tra­do­ra, cuyo obje­ti­vo a tra­vés de esta mues­tra de poder, de alar­de con res­pec­to a su fuer­za mili­tar, poder aéreo, terres­tre, marí­ti­mo fren­te al pue­blo cuyo terri­to­rio ocu­pa, es des­viar en otros el enor­me temor que tie­ne de ser cas­ti­ga­do, de tener que res­pon­der de sus actos ile­ga­les. Una mues­tra de poder pro­yec­ta­da como una acción que requie­re ser con­sen­ti­da, ava­la­da, apo­ya­da e inclu­so acep­ta­da a pesar de lo ile­gal, que es lo que con­si­gue de otra enti­dad con tras­tor­nos, como es el régi­men esta­dou­ni­den­se.

Este Israel ade­más de exhi­bi­cio­nis­ta, de un poder uti­li­za­do en for­ma cri­mi­nal, es un vio­la­dor recal­ci­tran­te, cuan­do con­si­de­ra­mos el pun­to de vis­ta de las leyes internacionales,el aten­tar con­tra los dere­chos de millo­nes de hom­bres y muje­res, que sufren un mode­lo de ocu­pa­ción y colo­ni­za­ción, que ha con­ver­ti­do a Pales­ti­na en un enor­me cam­po de con­cen­tra­ción, divi­di­do en dos cam­pa­men­tos: Cis­jor­da­nia y la Fran­ja de Gaza. En esos terri­to­rios, este depre­da­dor lla­ma­do Israel des­plie­ga, mues­tra y ocu­pa su poder mili­tar gene­ran­do muer­te, sufri­mien­to y des­truc­ción. Esto, en una tie­rra que usur­pa y expo­lia des­de fines del siglo XIX cuan­do los pri­me­ros colo­nos pro­ve­nien­tes de Euro­pa comen­za­ron a ins­ta­lar­se en tie­rras pales­ti­nas y pos­te­rior­men­te des­de el año 1948 cuan­do se crea arti­fi­cial­men­te una enti­dad a la cual se le deno­mi­nó Israel.

Israel es una enti­dad que año a año es denun­cia­da por sus atro­pe­llos a los dere­chos del pue­blo pales­tino, des­ti­na­ta­ria de reso­lu­cio­nes con­de­na­to­rias por seguir ocu­pan­do Cis­jor­da­nia, por blo­quear la fran­ja de Gaza, impe­dir el libre des­pla­za­mien­to de la socie­dad pales­ti­na. Un régi­men dota­do de una ideo­lo­gía don­de el apartheid es par­te de sus obje­ti­vos, que impi­de el retorno de los refu­gia­dos pales­ti­nos, expul­sa­dos de su tie­rra tras la pro­cla­ma­ción de Israel como enti­dad el año 1948. Un sio­nis­mo, que en vir­tud de sus obje­ti­vos expan­sio­nis­tas ha asen­ta­do 650 mil colo­nos, de los más extre­mis­tas de su socie­dad, cer­can­do Al Quds (Jeru­sa­lén) y gran par­te de la Ribe­ra Occi­den­tal, en vio­la­ción del IV Con­ve­nio de Gine­bra y de la Car­ta de las Nacio­nes Uni­das. Exhi­bi­ción y vio­la­ción en con­jun­ción de este nacio­nal­sio­nis­mo, que como espe­jo refle­ja y prac­ti­ca en otros aque­llo que con­me­mo­ra bajo el nom­bre de Holo­caus­to.

Esa exhi­bi­ción con­tu­maz, jun­to a la vio­la­ción como prác­ti­ca de domi­nio sobre el pue­blo pales­tino no podría con­ti­nuar, si el gobierno Israel y su com­ple­jo mili­tar-indus­trial, no con­ta­ra con el aval y la com­pli­ci­dad de Washing­ton y el papel cum­pli­do por el lobby sio­nis­ta en aquel país, el lla­ma­do Comi­té de Asun­tos Públi­cos Esta­dou­ni­den­se-Israe­lí (AIPAC por sus siglas en inglés) y gobier­nos incon­di­cio­na­les don­de igual­men­te el lobby sio­nis­ta allí tie­ne enor­me influen­cia, como es el caso de Fran­cia y Gran Bre­ta­ña. Estos tres paí­ses, que ade­más cuen­tan con dere­cho a veto en el seno del Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Uni­das, son el prin­ci­pal sos­tén, para seguir man­te­nien­do incó­lu­me la impu­ni­dad de los crí­me­nes de Israel con­tra Pales­ti­na.

En este pasa­do mes de febre­ro Ben­ja­mín Netan­yahu, en una cla­ra manio­bra elec­to­ral, anun­ció un plan des­ti­na­do a cons­truir 3.500 vivien­das ile­ga­les en Cis­jor­da­nia, que son par­te del obje­ti­vo mayor de impe­dir la con­for­ma­ción del Esta­do pales­tino. “He dado ins­truc­cio­nes para que se pre­sen­ten inme­dia­ta­men­te los pla­nos para la cons­truc­ción de 3500 uni­da­des en la zona E” con­sig­nó Netan­yahu, duran­te un acto de cam­pa­ña para las pró­xi­mas elec­cio­nes legis­la­ti­vas que ten­drán lugar en el régi­men de Israel el 2 de mar­zo. Úna­se a ello la demo­li­ción de una trein­te­na de vivien­das – ya cons­trui­das y habi­ta­das por fami­lias pales­ti­nas –y el ase­si­na­to de 10 pales­ti­nos, uno de ellos some­ti­do a vejá­me­nes a manos de una exca­va­do­ra que pro­fa­nó su cuer­po en la Fran­ja de Gaza. Pales­ti­na ha denun­cia­do el inaca­ba­ble ape­ti­to sio­nis­ta por colo­ni­zar com­ple­ta­men­te Al Quds, como tam­bién la pre­sen­cia y el comer­cio ile­gal de 112 com­pa­ñías, dadas a cono­cer en una lis­ta negra de la ONU,que con­cre­tan nego­cios con el régi­men ocu­pan­te vio­lan­do las leyes inter­na­cio­na­les.

Fren­te a estas cons­tan­tes con­duc­tas vio­la­to­rias del dere­cho inter­na­cio­nal, de acuer­dos, nor­mas, reso­lu­cio­nes, con que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal se ha dota­do y que en gene­ral sue­le ser exi­gi­ble, inclu­so con el uso de la fuer­za, cuan­do el refe­ren­te es Israel, la impu­ni­dad es total. Ante ello, la Can­ci­lle­ría pales­ti­na ha emi­ti­do una serie de decla­ra­cio­nes y exi­gen­cias de impo­ner san­cio­nes al régi­men sio­nis­ta con el fin de obli­gar­lo a dete­ner la cons­truc­ción de vivien­das, a cum­plir sus obli­ga­cio­nes inter­na­cio­na­les en mate­ria de res­pe­to a los dere­chos huma­nos, a dejar de cons­truir muros de apartheid y…sin embar­go, la mudez, la cegue­ra y odios sor­dos fren­te a este cla­mor es, ade­más de evi­den­te, ver­gon­zo­so.

La decla­ra­ción de las auto­ri­da­des polí­ti­cas de la Auto­ri­dad nacio­nal pales­ti­na (ANP) se dio a cono­cer en una fecha muy sen­si­ble para el pue­blo pales­tino: la con­me­mo­ra­ción del 26.o ani­ver­sa­rio de la masa­cre per­pe­tra­da el 25 de febre­ro del año 1994 en la Mez­qui­ta de Ibrahim, en la ciu­dad de Al-Jalil (Hebrón), don­de un extre­mis­ta sio­nis­ta, miem­bro de un gru­po terro­ris­ta judío – Kach- ase­si­nó a 29 pales­ti­nos e hirió a otros 120, antes de ser lógi­ca­men­te lin­cha­do. Un hito que ha sig­ni­fi­ca­do la judai­za­ción de una de las ciu­da­des más impor­tan­tes de Pales­ti­na, cuyo cen­tro his­tó­ri­co es hoy pro­fa­na­do por la pre­sen­cia de 850 colo­nos sio­nis­tas pro­te­gi­dos por mil sol­da­dos del régi­men ocu­pan­te.

La nota de la can­ci­lle­ría pales­ti­na hizo hin­ca­pié tam­bién en las nume­ro­sas masa­cres y crí­me­nes – per­pe­tra­dos a dia­rio –que son eje­cu­ta­das tan­to por mili­ta­res israe­líes como por colo­nos que sue­len andar arma­dos en las tie­rras pales­ti­nas, sien­do par­ti­ci­pes de la ocu­pa­ción en for­ma acti­va. Esas masa­cres son par­te del obje­ti­vo de exhi­bir fuer­za, de vio­lar los dere­chos del pue­blo pales­tino y pro­pa­gar la cul­tu­ra del odio y el racis­mo con­tra el pue­blo pales­tino. “Por tan­to se nece­si­tan san­cio­nes inter­na­cio­na­les con­tra Israel” cla­ra­men­te en con­cor­dan­cia con el capí­tu­lo VII de la Car­ta de las Nacio­nes Uni­das. Para el Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res pales­tino la acti­tud cóm­pli­ce de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal ante los crí­me­nes ha ani­ma­do a las auto­ri­da­des de ocu­pa­ción a come­ter vio­la­cio­nes más gra­ves con­tra el dere­cho inter­na­cio­nal y las reso­lu­cio­nes de las Nacio­nes Uni­das res­pec­to a la cau­sa pales­ti­na.

Fren­te a un exhi­bi­cio­nis­ta que arma­do has­ta los dien­tes pre­ten­de infrin­gir temor, páni­co y des­es­ta­bi­li­zar la vida social del pue­blo pales­tino. Fren­te a un vio­la­dor cons­tan­te d ellos dere­chos de millo­nes de hom­bres y muje­res que han sopor­ta­do duran­te 72 años a cri­mi­na­les que se han ensa­ña­do con la vida de los habi­tan­tes de gaza, de Cis­jor­da­nia, que impi­den la con­for­ma­ción de un Esta­do auto­de­ter­mi­na­do, la úni­ca res­pues­ta posi­ble es la resis­ten­cia, como opción prin­ci­pal para libe­rar los terri­to­rios de pales­ti­na de una pre­sen­cia nefas­ta, can­ce­rí­ge­na. La metás­ta­sis lla­ma­da sio­nis­mo debe ser extir­pa­da de raíz. Y para ello es fun­da­men­tal uni­dad de todas las fuer­zas pales­ti­nas y la com­bi­na­ción de todas las for­mas de lucha.

El sio­nis­mo sólo entien­de el len­gua­je de la fuer­za, así lo demues­tra, por ejem­plo su derro­ta fren­te a las fuer­zas del Movi­mien­to de resis­ten­cia islá­mi­ca de El Líbano (Hez­bo­lá) el año 2006 en la lla­ma­da gue­rra de los 33 días. Así que­da esta­ble­ci­do cuan­do los cohe­tes pales­ti­nos caen con su car­ga de jus­ti­cia en los asen­ta­mien­tos sio­nis­tas, que man­ci­llan la Pales­ti­na his­tó­ri­ca y obli­gan a la pobla­ción ocu­pan­te a bus­car refu­gio. Así se cons­ta­ta cuan­do los cuer­pos de sol­da­dos sio­nis­tas comien­zan a lle­gar en bol­sas negras y se ocul­ta la can­ti­dad a la socie­dad israe­lí y se pide la media­ción inter­na­cio­nal cuan­do se ven fra­ca­sa­dos sus pla­nes. Israel debe ser for­za­do, no hay diá­lo­go sin que el sio­nis­mo sien­ta que sus días están con­ta­dos. Cas­trar polí­ti­ca y mili­tar­men­te al vio­la­dor recal­ci­tran­te es un impe­ra­ti­vo.

Pablo Jofré Leal

4 de mar­zo de 2020

Fuen­te: https://​www​.his​pantv​.com/​n​o​t​i​c​i​a​s​/​o​p​i​n​i​o​n​/​4​5​0​5​9​0​/​p​a​l​e​s​t​i​n​a​-​i​s​r​a​e​l​-​s​i​o​n​i​s​m​o​-​e​euu

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *