El mun­do des­pués de la pan­de­mia

Por Thierry Meys­san, Resu­men Lati­noa­me­ri­cano /​Red Vol­tai­re, 17 mar­zo 2020

Este artícu­lo ha sido cen­su­ra­do en FB, y no ha sido posi­ble subir­lo a nin­guno de los muros en que se ha inten­ta­do. Defen­der lo públi­co fren­te a los pri­va­do, defen­der que ante una situa­ción de emer­gen­cia pre­va­le­ce el inte­rés públi­co, decir que Chi­na y Cuba han dado ejem­plo de soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal, ante el silen­cio mediático…deben ser temas muy gra­ves para los medios con­tro­la­dos por Washing­ton.

                                  

Las reac­cio­nes polí­ti­cas ante la pan­de­mia de coro­na­vi­rus se han carac­te­ri­za­do por una ‎serie de sor­pren­den­tes caren­cias de las demo­cra­cias occi­den­ta­les, des­de la exis­ten­cia de ‎gra­ves pre­jui­cios has­ta la más fla­gran­te igno­ran­cia. Mien­tras tan­to, Chi­na y Cuba ‎se han vis­to mucho mejor pre­pa­ra­das y capa­ces para enfren­tar el futu­ro. ‎
El brus­co cie­rre de las fron­te­ras y, en muchos paí­ses, el cie­rre tam­bién de las escue­las, las ‎uni­ver­si­da­des, las empre­sas y los ser­vi­cios públi­cos, así como la prohi­bi­ción de fes­ti­vi­da­des, ‎con­me­mo­ra­cio­nes y otras acti­vi­da­des colec­ti­vas, modi­fi­can pro­fun­da­men­te las socie­da­des, que, ‎en unos meses, ya no serán lo que fue­ron antes de la pan­de­mia. ‎
Esta reali­dad modi­fi­ca, en pri­mer lugar, nues­tra con­cep­ción de la Liber­tad, con­cep­to alre­de­dor del ‎cual se cen­tró la fun­da­ción de Esta­dos Uni­dos. Según la visión esta­dou­ni­den­se –visión defen­di­da ‎sólo por Esta­dos Uni­dos– la Liber­tad no pue­de tole­rar lími­tes. Todos los demás Esta­dos admi­ten –‎por el con­tra­rio– que no hay Liber­tad sin Res­pon­sa­bi­li­dad, y esti­man por ende que ‎no es posi­ble ejer­cer las liber­ta­des sin defi­nir sus lími­tes. Hoy en día, la cul­tu­ra esta­dou­ni­den­se ‎ejer­ce una influen­cia deter­mi­nan­te a tra­vés de casi todo el mun­do. Pero la pan­de­mia aca­ba de ‎con­tra­de­cir su visión de la liber­tad. ‎‎El fin de la socie­dad total­men­te abier­ta.

‎Para el filó­so­fo Karl Pop­per (1902−1994), en una socie­dad la liber­tad se mide en tér­mi­nos de ‎aper­tu­ra. SUPUESTAMENTE, LA LIBRE CIRCULACIÓN DE PERSONAS , MERCANCIAS Y CAPITALES ES CARACTERÍSTICA DE LA MODERNIDAD.
Esta mane­ra de ver las cosas pre­va­le­ció duran­te la cri­sis de los migran­tes ‎regis­tra­da en 2015. Por supues­to, ALGUNOS HAN SUBRAYADO DESDE HACE TIEMPO QUE ESE DISCURSO PERMITE A LOS ESPECULADORES COMO GEORGE SOROS EXPLOTAR A LOS TRABAJADORES DE LOS PAÍSES MÁS POBRES. SOROS PREDICA LA DESAPARICIÓN DE LAS FRONTERAS Y POR ENDE DE LOS ESTADOS, ‎DESDE AHORA Y PARA FAVORECER LA INSTAURACIÓN FUTURA DE UN GOBIERNO SUPRANACIONAL. ‎La lucha con­tra la pan­de­mia de coro­na­vi­rus vino a recor­dar­nos abrup­ta­men­te que los Esta­dos ‎están ahí para pro­te­ger a sus ciu­da­da­nos. EN EL MUNDO POSTCORONAVIRUS LAS <> TENDRÍAN QUE IR DESAPARECIENDO, ‎y los par­ti­da­rios del libe­ra­lis­mo polí­ti­co ten­drían que recor­dar que ‎sin Esta­do «el hom­bre es el lobo del hom­bre», según la fór­mu­la del filó­so­fo bri­tá­ni­co Tho­mas ‎Hob­bes (1588−1679).
Por ejem­plo, la Cor­te Penal Inter­na­cio­nal (CJI) aca­ba­ría sien­do algo absur­do ‎a la luz del Dere­cho Inter­na­cio­nal. ‎El giro de 180 gra­dos del pre­si­den­te fran­cés Emma­nuel Macron es una mues­tra de esa toma de ‎con­cien­cia. Has­ta hace poco, el pre­si­den­te Macron denun­cia­ba la «lepra nacio­na­lis­ta» ‎aso­cián­do­la a los «horro­res del popu­lis­mo», pero aho­ra can­ta loas a la Nación, úni­co mar­co ‎legí­ti­mo de movi­li­za­ción colec­ti­va. ‎‎ (MACRÓN HA IDO MÁS LEJOS AL DECLARAR: ESTAMOS EN GUERRA)

EL INTERÉS GENERAL
‎La noción de «inte­rés gene­ral», cues­tio­nad a por la cul­tu­ra anglo­sa­jo­na des­de la trau­ma­ti­zan­te ‎expe­rien­cia de Oli­ver Crom­well, se hace indis­pen­sa­ble cuan­do se tra­ta de pro­te­ger­se de una ‎pan­de­mia. ‎En el Reino Uni­do, el pri­mer minis­tro Boris John­son, está tenien­do difi­cul­ta­des para impo­ner las ‎medi­das que se hacen nece­sa­rias ante la situa­ción sani­ta­ria, medi­das de carác­ter “auto­ri­ta­rio” ‎que los bri­tá­ni­cos sólo admi­ten en caso de gue­rra.
En Esta­dos Uni­dos, el pre­si­den­te Donald ‎Trump, no pue­de decre­tar el con­fi­na­mien­to de la pobla­ción para todo el terri­to­rio nacio­nal ‎por ser esta una pre­rro­ga­ti­va exclu­si­va de los dife­ren­tes Esta­dos que con­for­man la Unión. ‎Así que el pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca se ve obli­ga­do a “tor­cer” los tex­tos de ‎leyes ante­rio­res, como la famo­sa Staf­ford Disas­ter Relief and Emer­gency Assis­tan­ce Act.

‎‎EL FIN DE LA LIBERTAD SIN LÍMITES PARA EL SECTOR EMPRESARIAL
‎En el plano eco­nó­mi­co, des­pués de haber decre­ta­do el cie­rre de todo tipo de nego­cios, des­de los ‎res­tau­ran­tes has­ta los esta­dios de fút­bol, ya no será posi­ble seguir impo­nien­do la teo­ría de Adam ‎Smith sobre la nece­si­dad supues­ta­men­te impe­rio­sa de dejar que el mer­ca­do sea el rec­tor de la ‎acti­vi­dad eco­nó­mi­ca. Habrá que reco­no­cer por fin lími­tes a la sacro­san­ta libre empre­sa. ‎La lucha con­tra la pan­de­mia ha veni­do a recor­dar­nos que el inte­rés gene­ral pue­de jus­ti­fi­car la ‎impo­si­ción de lími­tes a cual­quier acti­vi­dad huma­na.

‎‎LAS CARENCIAS
‎La cri­sis del coro­na­vi­rus tam­bíen ha pues­to de relie­ve las caren­cias y fallos de nues­tras ‎socie­da­des. Por ejem­plo, el mun­do ente­ro sabe que Chi­na fue la pri­me­ra nación en ‎sufrir los efec­tos de la pan­de­mia… y sabe tam­bién que aca­bó con­tro­lán­do­la y levan­tan­do las ‎medi­das auto­ri­ta­rias que había teni­do que adop­tar para lograr­lo. Pero pocos saben cómo ‎logra­ron los chi­nos derro­tar el coro­na­vi­rus. ‎LA PRENSA INTERNACIONAL HA OPTADO POR IGNORAR LOS AGRADECIMIENTOS QUE EL PRESIDENTE CHINO XI JINPING EXPRESÓ , EL 28 DE FEBRERO, AL PRESIDENTE DE CUBA , MIGUEL DÍAZ-CANET.
LA PRENSA INTERNACIONAL TAMBIÉN HA PREFERIDO NO HABLAR DE LA IMPORTANCIA QUE TUVO PARA CHINA EL USO DEL MEDICAMENTO CUBANO DENOMINADO INTERFERÓN ALFA 2B (IFN­rec). Por supues­to, esa pren­sa sí ‎ha habla­do del uso de la clo­ro­qui­na, que ya se uti­li­za­ba con­tra el palu­dis­mo. Pero ‎ha guar­da­do silen­cio sobre las inves­ti­ga­cio­nes des­ti­na­das a encon­trar una vacu­na con­tra el ‎coro­na­vi­rus: Chi­na ya está en con­di­cio­nes de rea­li­zar los pri­me­ros ensa­yos con huma­nos a fina­les ‎de abril y el labo­ra­to­rio del Ins­ti­tu­to de Inves­ti­ga­ción sobre Vacu­nas y Sue­ros de San Peters­bur­go ‎ya tie­ne pre­pa­ra­dos 5 pro­to­ti­pos de vacu­nas con­tra el coro­na­vi­rus. ‎ESOS «OLVIDOS»DENOTAN LA «SELECTIVIDAD INFORMATIVA» QUE PRACTICAN LAS GRANDES AGENCIAS DE LA PRENSA. Nos repi­ten cons­tan­te­men­te que vivi­mos en una «aldea pla­ne­ta­ria» (Mars­hall ‎McLuhan), pero sólo nos infor­man sobre el micro­cos­mo occi­den­tal. ‎ESA IGNORANCIA RESULTA MUY ÚTIL A LOS GRANDES LABORATORIOS OCCIDENTALES , ENTREGADOS A UNA COMPETENCIA DESENFRENADA EN EL SECTOR DE LAS VACUNAS Y LAS VENTAS DE MEDICAMENTOS.
Suce­de ‎exac­ta­men­te lo mis­mo que en los años 1980. En aque­lla épo­ca, una epi­de­mia de «neu­mo­nía de ‎los gays», iden­ti­fi­ca­da como SIDA en 1983, pro­vo­ca­ba una heca­tom­be entre los homo­se­xua­les ‎de San Fran­cis­co y Nue­va York. Cuan­do la enfer­me­dad lle­gó a Euro­pa, el enton­ces ‎pri­mer minis­tro de Fran­cia, Lau­rent Fabius, retra­só el uso del test de diag­nós­ti­co ela­bo­ra­do en ‎Esta­dos Uni­dos para que el Ins­ti­tu­to Pas­teur tuvie­ra tiem­po de ela­bo­rar y paten­tar un test ‎fran­cés. Esta­ban en jue­go ganan­cias ascen­den­tes a miles de millo­nes de dóla­res… que cos­ta­ron ‎miles de falle­ci­mien­tos inne­ce­sa­rios. ‎‎La geo­po­lí­ti­ca des­pués de la pan­de­mia.

‎La epi­de­mia de his­te­ria que acom­pa­ña la expan­sión del coro­na­vi­rus está des­vian­do la aten­ción de ‎la actua­li­dad polí­ti­ca. CUANDO ESTA TERMINE Y LOS PUEBLOS RECUPEREN EL SOSIEGO, EL MUNDO SERÁ QUIZAS MUY DIFERENTE. La sema­na pasa­da dedi­cá­ba­mos este espa­cio a la ame­na­za que ‎el Pen­tá­gono hace pesar actual­men­te sobre la exis­ten­cia de Ara­bia Sau­di­ta y de Tur­quía, ‎dos paí­ses que se hallan en la mira de Esta­dos Uni­dos [1]. ‎Las res­pues­tas, por sepa­ra­do, de Ara­bia Sau­di­ta y de Tur­quía fue­ron dos apues­tas ‎muy peli­gro­sas: Ara­bia Sau­di­ta ini­ció un ata­que con­tra la indus­tria esta­dou­ni­den­se del petró­leo de ‎esquis­tos mien­tras que Tur­quía ame­na­zó con impli­car a Esta­dos Uni­dos en una gue­rra ‎con­tra Rusia. Son dos ame­na­zas tan gra­ves que habrán de tener res­pues­tas muy rápi­da­men­te, ‎el mun­do no podrá dar­se el lujo de espe­rar tres meses para enfren­tar­las.

Thierry Meys­san
📷Inte­lec­tual fran­cés, pre­si­den­te-fun­da­dor de la Red Vol­tai­re y de la con­fe­ren­cia Axis for Pea­ce. Sus aná­li­sis sobre polí­ti­ca exte­rior se publi­can en la pren­sa ára­be, lati­noa­me­ri­ca­na y rusa. Últi­ma obra publi­ca­da en espa­ñol: De la impos­tu­ra del 11 de sep­tiem­bre a Donald Trump. Ante nues­tros ojos la gran far­sa de las «pri­ma­ve­ras ára­bes» (2017).

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: