Eco­no­mía. El FMI pide a los paí­ses más estí­mu­los fis­ca­les y mone­ta­rios para paliar la cri­sis

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 16 mar­zo 2020

«Hay mucho tra­ba­jo por hacer», dijo Kris­ta­li­na Geor­gie­va. Com­pa­ró la situa­ción con el paque­te glo­bal de U$S900.000 millo­nes de 2008 y 2009.

La direc­to­ra geren­te del Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal (FMI), Kris­ta­li­na Geor­gie­va, lla­mó el lunes a los gobier­nos a tomar medi­das adi­cio­na­les de estí­mu­lo fis­cal y mone­ta­rio coor­di­na­das para impe­dir que el coro­na­vi­rus pro­vo­que un daño eco­nó­mi­co de lar­go pla­zo.

En un men­sa­je publi­ca­do en el sitio web del FMI, Geor­gie­va dijo que cer­ca de 20 paí­ses habían con­tac­ta­do al orga­nis­mo mul­ti­la­te­ral intere­sa­dos en sus pro­gra­mas de finan­cia­mien­to y que el Fon­do haría segui­mien­to de esas soli­ci­tu­des en los pró­xi­mos días. Geor­gie­va no men­cio­nó a nin­gún país espe­cí­fi­co. Gerry Rice, voce­ro del Fon­do, dijo el jue­ves que la Argen­ti­na no había hecho nin­gu­na soli­ci­tud de este tipo.

La fun­cio­na­ria dijo que el FMI esta­ba pre­pa­ra­do para movi­li­zar su capa­ci­dad de cré­di­to por 1 billón de dóla­res para apo­yar a los 189 paí­ses miem­bros.

«Los
argu­men­tos para estí­mu­los fis­ca­les glo­ba­les coor­di­na­dos y sin­cro­ni­za­dos
se hacen cada vez más fuer­tes ante la ace­le­ra­da pro­pa­ga­ción del virus»,
decla­ró Geor­gie­va, de acuer­do con Reuters.

La jefa del
Fon­do sugi­rió que podría ser nece­sa­ria una acción fis­cal coor­di­na­da a la
mis­ma esca­la de la cri­sis finan­cie­ra de 2008 – 2009. Afir­mó que sólo en
2009, los paí­ses del G‑20 des­ple­ga­ron cer­ca de un 2% de su PIB en
estí­mu­los, cer­ca de 900.000 millo­nes de dóla­res al cam­bio de hoy, «así
que hay mucho tra­ba­jo que hacer».

Geor­gie­va
dijo que los gobier­nos debe­rían seguir prio­ri­zan­do el gas­to en salud y
brin­dar apo­yo a las per­so­nas y empre­sas más afec­ta­das con polí­ti­cas como
licen­cia médi­ca paga­da y ali­vios tri­bu­ta­rios espe­cí­fi­cos.

En el fren­te de polí­ti­ca mone­ta­ria, según Geor­gie­va, los ban­cos cen­tra­les «debe­rían seguir apo­yan­do la deman­da y la con­fian­za ali­vian­do las con­di­cio­nes finan­cie­ras y ase­gu­ran­do el flu­jo de cré­di­to a la eco­no­mía real», ponien­do de ejem­plo las medi­das de emer­gen­cia que anun­ció la Reser­va Fede­ral el domin­go.

La
fun­cio­na­ria cele­bró la aper­tu­ra de líneas de swap entre los gran­des
ban­cos cen­tra­les y dijo que a futu­ro podría ser nece­sa­rio exten­der­las a
los paí­ses de mer­ca­dos emer­gen­tes.

Agre­gó que las accio­nes de los
ban­cos cen­tra­les debe­rán abor­dar el difí­cil desa­fío de las sali­das de
capi­tal de los mer­ca­dos emer­gen­tes y las per­tur­ba­cio­nes de los pre­cios
de las mate­rias pri­mas. Citó que la huí­da alcan­zó el récord de 42.000
millo­nes de dóla­res, según indi­có el Ins­ti­tu­to de Finan­zas
Inter­na­cio­na­les la sema­na pasa­da.

«En momen­tos de cri­sis, como el
actual, las inter­ven­cio­nes cam­bia­rias y las medi­das de ges­tión del flu­jo
de capi­tal pue­den com­ple­men­tar útil­men­te la tasa de inte­rés y otras
accio­nes de polí­ti­ca mone­ta­ria», dijo Geor­gie­va.

La titu­lar del
FMI con­si­de­ró que los super­vi­so­res del sis­te­ma finan­cie­ro deben apun­tar a
pre­ser­var la esta­bi­li­dad, ase­gu­ran­do la soli­dez del sis­te­ma ban­ca­rio y
al mis­mo tiem­po man­te­ner la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca.

«Esta cri­sis
pon­drá a prue­ba si los cam­bios hechos lue­go de la cri­sis finan­cie­ra
cum­pli­rán su pro­pó­si­to», dijo, refi­rién­do­se al aumen­to de los requi­si­tos
de capi­tal y otras polí­ti­cas imple­men­ta­das duran­te la últi­ma déca­da
para fre­nar los exce­sos del mer­ca­do finan­cie­ro.

Geor­gie­va dijo que
los ban­cos debe­rían ser alen­ta­dos a usar sus reser­vas de capi­tal y
liqui­dez y rene­go­ciar los prés­ta­mos para los deu­do­res en pro­ble­mas.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *