Chi­le. Mine­ra de Tie­rras Raras en el Gran Con­cep­ción: Esta­dos Uni­dos quie­re apro­piar­se de mine­ra­les estra­té­gi­cos

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​15 de mar­zo de 2020

Las tie­rras raras son ele­men­tos fun­da­men­ta­les para el desa­rro­llo de las ener­gías reno­va­bles, las armas mili­ta­res y la indus­tria tec­no­ló­gi­ca en gene­ral. Es por eso que el con­trol de estos ele­men­tos pre­sen­tes en mine­ra­les, se ha con­ver­ti­do en obje­to de dispu­ta entre Esta­dos Uni­dos y Chi­na, las dos gran­des poten­cias del mun­do. Hace algu­nos años se des­cu­brió que en la región del Bio­bío exis­ten impor­tan­tes yaci­mien­tos de estos mine­ra­les, lo cual ha gene­ra­do gran inte­rés de inver­so­res chi­nos y esta­dou­ni­den­ses. Recien­te­men­te Esta­dos Uni­dos pre­pa­ró una estra­te­gia para poder apro­piar­se de estos mine­ra­les a nivel mun­dial, inclu­yen­do los que se encuen­tran en el Gran Con­cep­ción y toda la región.

Estas son las con­ce­sio­nes mine­ras adqui­ri­das por la trans­na­cio­nal Hochs­child en la región del Bio­bío. La empre­sa ade­más tie­ne fuer­te pre­sen­cia en paí­ses de la región como Perú y coti­za en la bol­sa de Lon­dres. Fuen­te: http://​www​.hochs​child​mi​ning​.com

Recien­te­men­te medios liga­dos a la indus­tria mine­ra han seña­la­do que Esta­dos Uni­dos ha lan­za­do una herra­mien­ta para recla­mar los mine­ra­les de tie­rras raras del mun­do. La nue­va ini­cia­ti­va está dise­ña­da para «pro­por­cio­nar a los paí­ses con indus­trias de recur­sos inci­pien­tes un «jue­go de herra­mien­tas» en línea para ayu­dar­los a desa­rro­llar acti­vos de una mane­ra que les per­mi­ta cum­plir con los están­da­res de los inver­so­res esta­dou­ni­den­ses». El anun­cio fue rea­li­za­do por Fran­cis Fan­non, sub­se­cre­ta­rio de Esta­do de Esta­dos Uni­dos para recur­sos ener­gé­ti­cos, en una entre­vis­ta.

Esta es la plan­ta pilo­to de la mine­ra, ubi­ca­da a pocos kiló­me­tros de la pobla­ción de la ciu­dad de Pen­co en el Gran Con­cep­ción

La empre­sa Hochs­child Mining PLC se ins­ta­ló en la región del Bio­bío a tra­vés de una com­pra del depó­si­to mine­ro de tie­rras raras que se encuen­tra en la pro­vin­cia de Con­cep­ción, por 56 millo­nes de dóla­res, pro­yec­to admi­nis­tra­do por la empre­sa Bio­lan­tá­ni­dos y que ya cuen­ta con una plan­ta pilo­to a pocos kiló­me­tros de la ciu­dad de Pen­co. Hochs­child Mining PLC coti­za en Lon­dres y su lle­ga­da podría sig­ni­fi­car el ini­cio del extrac­ti­vis­mo mine­ro a gran esca­la en la región del Bio­bío. La mine­ría de tie­rras raras se carac­te­ri­za por altos impac­tos socio­am­bien­ta­les como la con­ta­mi­na­ción atmos­fé­ri­ca, ade­más de la con­ta­mi­na­ción quí­mi­ca y radio­ac­ti­va del sue­lo y el agua.

La estra­te­gia nor­te­ame­ri­ca­na bus­ca dejar de depen­der de Chi­na, quien actual­men­te pro­du­ce la mayo­ría de las tie­rras raras a nivel pla­ne­ta­rio, lo cual cons­ti­tu­ye una ame­na­za para el domi­nio geo­po­lí­ti­co, mili­tar y tec­no­ló­gi­co de Esta­dos Uni­dos depen­dien­te de las tie­rras raras chi­nas. El país asiá­ti­co, duran­te la gue­rra comer­cial, ame­na­zó con cor­tar el sumi­nis­tro de los mine­ra­les estra­té­gi­cos a Esta­dos Uni­dos cau­san­do gran ten­sión en el ambien­te polí­ti­co entre ambas poten­cias impe­ria­lis­tas. La recien­te expan­sión del coro­na­vi­rus habría impul­sa­do a Esta­dos Uni­dos a poner­le ace­le­ra­dor a su estra­te­gia para con­se­guir tie­rras raras con este ins­tru­men­to que bus­ca adqui­rir depó­si­tos mine­ros a nivel mun­dial.

Des­de hace años se vie­ne inten­tan­do por par­te del mun­do empre­sa­rial liga­do a la mine­ría explo­tar mine­ra­les de Tie­rras Raras en el Gran Con­cep­ción y el Bio­bío. Estos mine­ra­les son impres­cin­di­bles para el desa­rro­llo de la tec­no­lo­gía del siglo XXI. Cabe recor­dar que Chi­le no tie­ne expe­rien­cia en este tipo de mine­ría y no cuen­ta con estu­dios que pue­dan demos­trar fia­ble­men­te que no pro­du­ci­rá daños irre­ver­si­bles al ambien­te y las comu­ni­da­des. Las tie­rras raras son con­si­de­ra­das, por el enor­me impac­to de con­ta­mi­na­ción que con­lle­van, uno de los lados más oscu­ros de las ener­gías reno­va­bles y tec­no­lo­gías digi­ta­les.

Resu­men*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *