Chi­le. Mine­ra de Tie­rras Raras en el Gran Con­cep­ción: Esta­dos Uni­dos quie­re apro­piar­se de mine­ra­les estra­té­gi­cos

Resu­men Lati­noa­me­ri­cano* /​15 de mar­zo de 2020

Las tie­rras raras son ele­men­tos fun­da­men­ta­les para el desa­rro­llo de las ener­gías reno­va­bles, las armas mili­ta­res y la indus­tria tec­no­ló­gi­ca en gene­ral. Es por eso que el con­trol de estos ele­men­tos pre­sen­tes en mine­ra­les, se ha con­ver­ti­do en obje­to de dispu­ta entre Esta­dos Uni­dos y Chi­na, las dos gran­des poten­cias del mun­do. Hace algu­nos años se des­cu­brió que en la región del Bio­bío exis­ten impor­tan­tes yaci­mien­tos de estos mine­ra­les, lo cual ha gene­ra­do gran inte­rés de inver­so­res chi­nos y esta­dou­ni­den­ses. Recien­te­men­te Esta­dos Uni­dos pre­pa­ró una estra­te­gia para poder apro­piar­se de estos mine­ra­les a nivel mun­dial, inclu­yen­do los que se encuen­tran en el Gran Con­cep­ción y toda la región.

Estas son las con­ce­sio­nes mine­ras adqui­ri­das por la trans­na­cio­nal Hochs­child en la región del Bio­bío. La empre­sa ade­más tie­ne fuer­te pre­sen­cia en paí­ses de la región como Perú y coti­za en la bol­sa de Lon­dres. Fuen­te: http://​www​.hochs​child​mi​ning​.com

Recien­te­men­te medios liga­dos a la indus­tria mine­ra han seña­la­do que Esta­dos Uni­dos ha lan­za­do una herra­mien­ta para recla­mar los mine­ra­les de tie­rras raras del mun­do. La nue­va ini­cia­ti­va está dise­ña­da para «pro­por­cio­nar a los paí­ses con indus­trias de recur­sos inci­pien­tes un «jue­go de herra­mien­tas» en línea para ayu­dar­los a desa­rro­llar acti­vos de una mane­ra que les per­mi­ta cum­plir con los están­da­res de los inver­so­res esta­dou­ni­den­ses». El anun­cio fue rea­li­za­do por Fran­cis Fan­non, sub­se­cre­ta­rio de Esta­do de Esta­dos Uni­dos para recur­sos ener­gé­ti­cos, en una entre­vis­ta.

Esta es la plan­ta pilo­to de la mine­ra, ubi­ca­da a pocos kiló­me­tros de la pobla­ción de la ciu­dad de Pen­co en el Gran Con­cep­ción

La empre­sa Hochs­child Mining PLC se ins­ta­ló en la región del Bio­bío a tra­vés de una com­pra del depó­si­to mine­ro de tie­rras raras que se encuen­tra en la pro­vin­cia de Con­cep­ción, por 56 millo­nes de dóla­res, pro­yec­to admi­nis­tra­do por la empre­sa Bio­lan­tá­ni­dos y que ya cuen­ta con una plan­ta pilo­to a pocos kiló­me­tros de la ciu­dad de Pen­co. Hochs­child Mining PLC coti­za en Lon­dres y su lle­ga­da podría sig­ni­fi­car el ini­cio del extrac­ti­vis­mo mine­ro a gran esca­la en la región del Bio­bío. La mine­ría de tie­rras raras se carac­te­ri­za por altos impac­tos socio­am­bien­ta­les como la con­ta­mi­na­ción atmos­fé­ri­ca, ade­más de la con­ta­mi­na­ción quí­mi­ca y radio­ac­ti­va del sue­lo y el agua.

La estra­te­gia nor­te­ame­ri­ca­na bus­ca dejar de depen­der de Chi­na, quien actual­men­te pro­du­ce la mayo­ría de las tie­rras raras a nivel pla­ne­ta­rio, lo cual cons­ti­tu­ye una ame­na­za para el domi­nio geo­po­lí­ti­co, mili­tar y tec­no­ló­gi­co de Esta­dos Uni­dos depen­dien­te de las tie­rras raras chi­nas. El país asiá­ti­co, duran­te la gue­rra comer­cial, ame­na­zó con cor­tar el sumi­nis­tro de los mine­ra­les estra­té­gi­cos a Esta­dos Uni­dos cau­san­do gran ten­sión en el ambien­te polí­ti­co entre ambas poten­cias impe­ria­lis­tas. La recien­te expan­sión del coro­na­vi­rus habría impul­sa­do a Esta­dos Uni­dos a poner­le ace­le­ra­dor a su estra­te­gia para con­se­guir tie­rras raras con este ins­tru­men­to que bus­ca adqui­rir depó­si­tos mine­ros a nivel mun­dial.

Des­de hace años se vie­ne inten­tan­do por par­te del mun­do empre­sa­rial liga­do a la mine­ría explo­tar mine­ra­les de Tie­rras Raras en el Gran Con­cep­ción y el Bio­bío. Estos mine­ra­les son impres­cin­di­bles para el desa­rro­llo de la tec­no­lo­gía del siglo XXI. Cabe recor­dar que Chi­le no tie­ne expe­rien­cia en este tipo de mine­ría y no cuen­ta con estu­dios que pue­dan demos­trar fia­ble­men­te que no pro­du­ci­rá daños irre­ver­si­bles al ambien­te y las comu­ni­da­des. Las tie­rras raras son con­si­de­ra­das, por el enor­me impac­to de con­ta­mi­na­ción que con­lle­van, uno de los lados más oscu­ros de las ener­gías reno­va­bles y tec­no­lo­gías digi­ta­les.

Resu­men*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: