Vene­zue­la. Cinis­mo y geno­ci­dio: Cro­no­lo­gía de ata­ques cri­mi­na­les del régi­men impe­rial de EE.UU. con­tra el país boli­va­riano

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​12 de mar­zo de 2020

Tene­mos el Ejér­ci­to más fuer­te del mun­do y oca­sio­nal­men­te tene­mos que tor­cer el bra­zo a los paí­ses que no quie­ren hacer lo que que­re­mos que hagan, si fallan otros meca­nis­mos de pre­sión como eco­nó­mi­cos, diplo­má­ti­cos y a veces mili­ta­res“.

Así se con­fe­só el enton­ces pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos (EE.UU.), Barack Oba­ma, en febre­ro de 2015, duran­te una insó­li­ta y cíni­ca entre­vis­ta tele­vi­sa­da, reco­no­cien­do en for­ma abier­ta y sin ver­güen­za algu­na que la polí­ti­ca exte­rior de su país siem­pre ha vio­la­do las leyes y tra­ta­dos inter­na­cio­na­les para sub­yu­gar a paí­ses que no obe­de­cen sus linea­mien­tos y acce­der a man­te­ner los pri­vi­le­gios e intere­ses glo­ba­les del impe­ria­lis­mo.

La con­fe­sión, casual­men­te, se hizo públi­ca dos meses des­pués que el Con­gre­so nor­te­ame­ri­cano, el 10 de diciem­bre de 2014, había apro­ba­do la “Ley 113−278”, cuyo títu­lo pre­ten­día hacer creer a los vene­zo­la­nos que EE.UU. esta­ba esta­ble­cien­do nor­mas públi­cas para la “Defen­sa de los Dere­chos Huma­nos y la Socie­dad Civil en Vene­zue­la”.

Unos días des­pués de la des­ca­ra­da entre­vis­ta, el 9 de mar­zo de ese año, Oba­ma dio el segun­do paso para cons­truir una “cri­sis” en Vene­zue­la, al decla­rar una emer­gen­cia nacio­nal en su país para “enfren­tar” la ame­na­za a sus intere­ses por par­te de la Patria de Bolí­var.

  • Yo, Barack Oba­ma, (…) con­si­de­ro que la situa­ción en Vene­zue­la (…) cons­ti­tu­ye una ame­na­za extra­or­di­na­ria e inusual a la segu­ri­dad nacio­nal y la polí­ti­ca exter­na de Esta­dos Uni­dos“, seña­ló en el “decre­to eje­cu­ti­vo” que fir­mó, como la pri­me­ra pie­dra de una segui­di­lla de ata­ques y per­se­cu­cio­nes sin pre­ce­den­tes, que fue­ron apo­ya­das des­de el prin­ci­pio por la dere­cha apá­tri­da crio­lla.

Este esla­bón “jurí­di­co”, ile­gal y cri­mi­nal, se fir­mó para “san­cio­nar” a fun­cio­na­rios del Esta­do vene­zo­lano. EE.UU. se cui­dó de jurar que estas “san­cio­nes” no apun­ta­rían con­tra el pue­blo ni la eco­no­mía vene­zo­la­na, ni ten­drían un efec­to direc­to en el sec­tor petro­le­ro vene­zo­lano. Una men­ti­ra que el tiem­po se encar­gó de evi­den­ciar en for­ma mor­tal.

El ins­tru­men­to dic­ta la línea de acción para la polí­ti­ca de agre­sión del gobierno de EEUU hacia Vene­zue­la y esta­ble­ce la hoja de ruta para que otros Esta­dos laca­yos y subor­di­na­dos a los dic­tá­me­nes grin­gos, adop­ten simi­la­res medi­das coer­ci­ti­vas uni­la­te­ra­les con­tra los vene­zo­la­nos.

El pro­pio Oba­ma lle­gó a afir­mar que, en reali­dad, Vene­zue­la no era ame­na­za para nadie, pero reno­vó el infa­me y cíni­co decre­to varias veces, mien­tras el bru­tal blo­queo cri­mi­nal esca­la­ba cada día, para cons­truir una cau­sa arti­fi­cial que pro­vo­ca­ra una “cri­sis” indu­ci­da y cul­par de ello al Gobierno Boli­va­riano a car­go del pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro Moros, ele­gi­do en elec­cio­nes cons­ti­tu­cio­na­les sobre­ve­ni­das en abril de 2013.

Estas inten­cio­nes no son nue­vas. Para poder derro­car a la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, des­de 1998, cuan­do el Coman­dan­te Hugo Chá­vez gana la pre­si­den­cia en for­ma ava­sa­lla­do­ra en las elec­cio­nes, comen­zó una agre­sión mul­ti­for­me y disi­mu­la­da por par­te de EE.UU. que con­tó siem­pre con el aval de la opo­si­ción dere­chis­ta vene­zo­la­na. Logra­ron ases­tar el gol­pe de Esta­do de 2002 que tuvo éxi­to solo por 47 horas, lue­go que el pue­blo se encar­gó de expul­sar a los gol­pis­tas de Mira­flo­res. Des­de enton­ces, el régi­men impe­rial y sus laca­yos apá­tri­das han inten­ta­do todo a lo lar­go de 20 años.

Y este 5 de mar­zo de 2020, cuan­do Vene­zue­la con­me­mo­ra­ba el 7° año de la par­ti­da a la inmor­ta­li­dad del Coman­dan­te Chá­vez, el actual pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se Donald Trump “reno­vó” el decre­to de Oba­ma, para mos­trar­se “legi­ti­ma­do” en sus inten­tos, aho­ra al des­cu­bier­to y sin disi­mu­lo, de aho­gar a los vene­zo­la­nos y vene­zo­la­nas para que lo acla­men en un futu­ro como el “sal­va­dor” de la feli­ci­dad per­di­da.

A con­ti­nua­ción una bre­ve cro­no­lo­gía de los últi­mos 3 años, con las prin­ci­pa­les medi­das coer­ci­ti­vas, ile­ga­les e inje­ren­cis­tas que son crí­me­nes de lesa huma­ni­dad por par­te de EE.UU. con­tra todos los vene­zo­la­nos:

AÑO 2016

  • Ins­ti­tu­cio­nes del Gobierno vene­zo­lano comien­zan a reci­bir de las enti­da­des finan­cie­ras en el exte­rior, noti­fi­ca­cio­nes sobre res­tric­cio­nes apli­ca­das a cuen­tas vene­zo­la­nas para rea­li­za­ción de pagos en dóla­res.
  • El ban­co Com­merz­bank (Ale­ma­nia) cie­rra las cuen­tas man­te­ni­das por varias ins­ti­tu­cio­nes, ban­cos públi­cos vene­zo­la­nos y Pdv­sa.
  • El ban­co esta­dou­ni­den­se Citi­bank cesa uni­la­te­ral­men­te el ser­vi­cio de cuen­tas de corres­pon­sa­lía en mone­da extran­je­ra de ins­ti­tu­cio­nes vene­zo­la­nas en EE.UU., entre ellas las del Ban­co Cen­tral de Vene­zue­la (BCV).
  • El cie­rre de cuen­tas de corres­pon­sa­lía mer­ma la capa­ci­dad de Vene­zue­la de rea­li­zar ope­ra­cio­nes en divi­sas esta­dou­ni­den­ses, y obli­ga a la Repú­bli­ca a migrar las ope­ra­cio­nes de trans­fe­ren­cia y mane­jo de fon­dos en otras mone­das (Euros, RMB, GBP y otros), impo­nién­do­le al país altos cos­tos de tran­sac­ción y cos­tos ope­ra­ti­vos.
  • Novo Ban­co (Por­tu­gal) infor­ma la “impo­si­bi­li­dad” de rea­li­zar ope­ra­cio­nes en dóla­res con ban­cos vene­zo­la­nos, por pre­sio­nes ejer­ci­das por ban­cos corres­pon­sa­les de esta ins­ti­tu­ción.
  • El índi­ce de ries­go-país EMBI, crea­do por el ban­co JP Mor­gan, colo­ca a Vene­zue­la con el ries­go-país más alto del mun­do (2.640 pun­tos), muy por enci­ma de paí­ses en gue­rra, como Ucra­nia. No se reco­no­cía que el Esta­do vene­zo­lano siem­pre ha paga­do sus com­pro­mi­sos exter­nos en for­ma opor­tu­na. Se demos­tra­ba que la varia­ble “ries­go-país” es arma polí­ti­ca para ata­car paí­ses, sin jus­ti­fi­ca­ción eco­nó­mi­ca.
  • El Gobierno de Vene­zue­la rea­li­za una ofer­ta para can­jear 7 mil 100 millo­nes de dóla­res en bonos de Pdv­sa con el fin de ali­viar el cro­no­gra­ma de amor­ti­za­ción y refi­nan­ciar par­cial­men­te sus obli­ga­cio­nes.
  • Las tres gran­des cali­fi­ca­do­ras de ries­go esta­dou­ni­den­ses ate­mo­ri­zan a los inver­sio­nis­tas con decla­rar default (impa­go) si acce­den a la pro­pues­ta vene­zo­la­na.
  • El ban­co JP Mor­gan emi­te una fal­sa aler­ta de “default” sobre un supues­to impa­go de deu­da de Pdv­sa de 404 millo­nes de dóla­res, con el fin de gene­rar temor en el mun­do finan­cie­ro.
  • La petro­le­ra esta­dou­ni­den­se, Cono­co Phi­llips, deman­da a Pdv­sa ante una Cor­te en Dela­wa­re, EE.UU., por una ope­ra­ción de can­je de bonos. El obje­ti­vo de este recur­so legal con­sis­tía en ate­mo­ri­zar a los par­ti­ci­pan­tes y con ello hacer fra­ca­sar la ope­ra­ción.
  • La empre­sa Cra­ne Currency, pro­vee­do­ra de bille­tes del Depar­ta­men­to del Teso­ro y con­tra­ta­da por el Esta­do vene­zo­lano para impri­mir las pie­zas del cono mone­ta­rio, retar­da el envío de los nue­vos bille­tes, para gene­rar zozo­bra y caos en la pobla­ción.

AÑO 2017

  • EEUU orde­na a la opo­si­ción cerrar diá­lo­go en Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na entre 2017 y repe­ti­rá la ins­truc­ción en 2018.
  • El Depar­ta­men­to del Teso­ro, a tra­vés de la Ofi­ci­na para el Con­trol de Acti­vos en el Extran­je­ro (OFAC), dic­ta san­cio­nes con­tra un gru­po de fun­cio­na­rios vene­zo­la­nos, inclu­yen­do al pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, Nico­lás Madu­ro Moros, un día des­pués de la cele­bra­ción de la elec­ción de la Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te. Se acu­sa al Jefe de Esta­do vene­zo­lano de esta­ble­cer “una dic­ta­du­ra” con la elec­ción de una figu­ra jurí­di­ca esta­ble­ci­da en la Cons­ti­tu­ción, como lo es la Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te (ANC).
  • Vene­zue­la aprue­ba recur­sos para vacu­nas y medi­ca­men­tos a tra­vés del Fon­do Rota­to­rio y Estra­té­gi­co de la Orga­ni­za­ción Pan­ame­ri­ca­na de Salud (OPS). El blo­queo de EE.UU. impo­si­bi­li­ta a Vene­zue­la para depo­si­tar en el ban­co sui­zo UBS. Ello pro­du­ce un retra­so de cua­tro meses en la adqui­si­ción de vacu­nas, alte­ran­do los esque­mas de vacu­na­ción en el país.
  • (24 de agos­to 2017) Donald Trump emi­te la Orden Eje­cu­ti­va 13808 titu­la­da “Impo­si­ción de san­cio­nes con res­pec­to a la situa­ción en Vene­zue­la”. En esta orden prohí­be un con­jun­to de tran­sac­cio­nes que invo­lu­cran al gobierno vene­zo­lano, inclu­yen­do a Petró­leos de Vene­zue­la (Pdv­sa), y cual­quier otra enti­dad que sea pro­pie­dad o esté con­tro­la­da por el Gobierno vene­zo­lano.
  • El Depar­ta­men­to del Teso­ro de EE.UU., amplía las san­cio­nes finan­cie­ras a Vene­zue­la y empre­sas vene­zo­la­nas esta­ble­ci­das en la Orden Eje­cu­ti­va 13808. La amplia­ción impi­de la rene­go­cia­ción o rees­truc­tu­ra­ción de deu­da vene­zo­la­na y de Pdv­sa, emi­ti­da con ante­rio­ri­dad al 25 de agos­to de 2017. Esta medi­da bus­ca impe­dir el pro­ce­so de rene­go­cia­ción que lle­va­ba a cabo Vene­zue­la en con­jun­to con los acree­do­res inter­na­cio­na­les.
  • Por pre­sio­nes del Depar­ta­men­to del Teso­ro de EE.UU., la empre­sa Euro­clear encar­ga­da de la cus­to­dia de una par­te de los bonos sobe­ra­nos de Vene­zue­la, con­ge­la ope­ra­cio­nes de liqui­da­ción de títu­los, ale­gan­do razo­nes de “revi­sión”. A la fecha, Euro­clear man­tie­ne rete­ni­dos más de 1.200 millo­nes de dóla­res sin posi­bi­li­dad de movi­li­za­ción, afec­tan­do seria­men­te la dis­po­ni­bi­li­dad finan­cie­ra de la Repú­bli­ca.
  • Un car­ga­men­to de 300 mil dosis de insu­li­na paga­das por el Esta­do vene­zo­lano no lle­gan al país por­que el ban­co Citi­bank boi­co­teó la com­pra de este impor­tan­te insu­mo.
  • El des­em­bar­co de 18 millo­nes de cajas de ali­men­tos sub­si­dia­dos del pro­gra­ma CLAP es inte­rrum­pi­do por tra­bas impues­tas por el sis­te­ma finan­cie­ro esta­dou­ni­den­se.
  • Vene­zue­la es inclui­da en una lis­ta de paí­ses con prohi­bi­ción de via­jes a EE.UU. (tra­vel ban).
  • EE.UU. aprue­ba pro­yec­to de ley que orde­na al Depar­ta­men­to de Esta­do tra­ba­jar con orga­ni­za­cio­nes no guber­na­men­ta­les pri­va­das (ONG) para enviar “ayu­da huma­ni­ta­ria” a Vene­zue­la.
  • La empre­sa refi­na­do­ra PBF Energy, quin­to mayor impor­ta­dor esta­dou­ni­den­se de cru­do vene­zo­lano, sus­pen­de com­pras direc­tas a Pdv­sa.
  • La petro­le­ra esta­dou­ni­den­se NuS­tar Energy prohí­be a Pdv­sa el uso de un ter­mi­nal de alma­ce­na­mien­to en el Cari­be.
  • El Ban­co Deu­ts­che Bank infor­ma al ban­co Citic Bank de la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na, el cie­rre de sus cuen­tas de corres­pon­sa­lía, por pro­ce­sar pagos de Pdv­sa. En una cla­ra demos­tra­ción de pre­sión a los ban­cos inter­na­cio­na­les que man­tie­nen ope­ra­cio­nes con Vene­zue­la.
  • El Ban­co Deu­ts­che Bank prin­ci­pal corres­pon­sal de Ban­co Cen­tral de Vene­zue­la (BCV), cie­rra defi­ni­ti­va­men­te las cuen­tas de corres­pon­sa­lía a esta ins­ti­tu­ción, ponien­do en peli­gro el flu­jo de las ope­ra­cio­nes de la Repú­bli­ca.
  • Un total de 23 ope­ra­cio­nes finan­cie­ras de Vene­zue­la, des­ti­na­das a la com­pra de ali­men­tos, insu­mos bási­cos y medi­ca­men­tos por 39 millo­nes de dóla­res, son devuel­tas por ban­cos inter­na­cio­na­les
  • La cali­fi­ca­do­ra de ries­go Stan­dard and Poor’s decla­ra a Vene­zue­la en “default selec­ti­vo” mani­pu­lan­do téc­ni­ca­men­te un pro­ce­so de pago que no había sido regis­tra­do a tiem­po.
  • La ges­to­ra de bonos esta­dou­ni­den­se Wil­ming­ton Trust acu­sa a la empre­sa eléc­tri­ca esta­tal Cor­poe­lec de no can­ce­lar intere­ses de deu­da por el orden de los 27 millo­nes de dóla­res, jus­to cuan­do el país vive un blo­queo total a los medios de pago en el sis­te­ma finan­cie­ro esta­dou­ni­den­se.
  • EE.UU. aprue­ba “ley” para la dis­tri­bu­ción de la ayu­da huma­ni­ta­ria en Vene­zue­la.
  • Debi­do a las san­cio­nes esta­dou­ni­den­ses son blo­quea­dos pagos vene­zo­la­nos del ser­vi­cio de cabo­ta­je para el trans­por­te de com­bus­ti­ble, lo que ori­gi­na esca­sez de com­bus­ti­ble en varios esta­dos.
  • Un total de 19 cuen­tas ban­ca­rias de Vene­zue­la en el extran­je­ro son cerra­das arbi­tra­ria­men­te por ban­cos esta­dou­ni­den­ses, impi­dien­do los pagos a los acree­do­res.
  • Entre los meses de noviem­bre y diciem­bre son rete­ni­dos en el extran­je­ro 471 mil cau­chos para vehícu­los com­pra­dos en el exte­rior, debi­do al blo­queo finan­cie­ro. Los pagos de Vene­zue­la fue­ron reci­bi­dos pero no se hicie­ron los des­pa­chos corres­pon­dien­tes.

El pro­pio Trump, decla­ró tener abier­tas con­tra Vene­zue­la “todas las opcio­nes”, inclu­yen­do las mili­ta­res.

A par­tir de 2017, las san­cio­nes se han amplia­do para abar­car aspec­tos gene­ra­les de gobierno, finan­cie­ra, indus­tria petro­le­ra y comer­cio inter­na­cio­nal:

  • Prohi­bi­ción a per­so­nas, enti­da­des del sec­tor finan­cie­ro esta­dou­ni­den­se de rea­li­zar ope­ra­cio­nes con bonos de la deu­da sobe­ra­na de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la, y en gene­ral, con cual­quier ins­tru­men­to finan­cie­ro emi­ti­do o per­te­ne­cien­te al Gobierno de Vene­zue­la, como los bonos de la empre­sas Pdv­sa.
  • Prohi­bi­ción a per­so­nas y enti­da­des del sec­tor finan­cie­ro esta­dou­ni­den­se de rea­li­zar ope­ra­cio­nes o tran­sac­cio­nes con la crip­to­mo­ne­da “Petro”, cual­quier crip­to­di­vi­sa o ins­tru­men­to mone­ta­rio emi­ti­do o res­pal­da­do por el Gobierno de Vene­zue­la.
  • Obs­ta­cu­li­za­ción del comer­cio inter­na­cio­nal, lo que pri­va al país del acce­so a ali­men­tos, medi­ci­nas y bie­nes esen­cia­les.
  • Blo­queo de cuen­tas, ope­ra­cio­nes finan­cie­ras y tran­sac­cio­nes que impi­den o per­tur­ban las ope­ra­cio­nes inter­na­cio­na­les de pago de los com­pro­mi­sos legí­ti­mos de la Repú­bli­ca, o de cobro de acreen­cias que man­tie­nen pro­vee­do­res inter­na­cio­na­les o nacio­nes con Vene­zue­la.
  • Reten­ción y robo de cien­tos de millo­nes de dóla­res de Vene­zue­la per­te­ne­cien­tes al Pue­blo Vene­zo­lano en ban­cos y enti­da­des finan­cie­ras.
  • Retra­so en la ges­tión de ope­ra­cio­nes de impor­ta­ción y expor­ta­ción, afec­tan­do a no sólo al Gobierno y empre­sas vene­zo­la­nas, sino a sus socios comer­cia­les extran­je­ros.
  • El robo de acti­vos Vene­zo­la­nos en terri­to­rio Esta­dou­ni­den­se.

AÑO 2018

  • El Depar­ta­men­to del Teso­ro, Ofi­ci­na para el Con­trol de Acti­vos en el Extran­je­ro (OFAC) de EE.UU. san­cio­na a un gru­po de fun­cio­na­rios vene­zo­la­nos bajo acu­sa­cio­nes gené­ri­cas de corrup­ción.
  • El Depar­ta­men­to de Esta­do, al abor­dar la efec­ti­vi­dad de las medi­das coer­ci­ti­vas uni­la­te­ra­les, afir­ma:
  • La cam­pa­ña de pre­sión con­tra Vene­zue­la está fun­cio­nan­do. Las san­cio­nes finan­cie­ras que hemos impues­to han obli­ga­do al Gobierno a comen­zar a caer en default, tan­to en la deu­da sobe­ra­na como en la deu­da de Pdv­sa, su com­pa­ñía petro­le­ra. Y lo que esta­mos vien­do es un colap­so eco­nó­mi­co total en Vene­zue­la. Enton­ces nues­tra polí­ti­ca fun­cio­na, nues­tra estra­te­gia fun­cio­na y la man­ten­dre­mos”.
  • El enton­ces jefe de la CIA, Mike Pom­peo, afir­ma en una con­fe­ren­cia en el Ins­ti­tu­to Ame­ri­cano de Empre­sas que el con­jun­to de san­cio­nes finan­cie­ras con­tra Vene­zue­la habían sido coor­di­na­das por la CIA direc­ta­men­te con el pre­si­den­te Trump.
  • Un total de once bonos de deu­da vene­zo­la­na y de Pdv­sa, por valor de mil 241 millo­nes de dóla­res, no pue­den ser can­ce­la­dos a sus acree­do­res por el obs­tácu­lo de las san­cio­nes.
  • El Secre­ta­rio de Esta­do, Rex Tiller­son ini­cia gira por Amé­ri­ca Lati­na y con­fir­ma el obje­ti­vo de pre­sio­nar y cer­car a Vene­zue­la. “…Uno de los aspec­tos al con­si­de­rar al san­cio­nar el petró­leo es qué efec­to ten­drá sobre el pue­blo vene­zo­lano, y si es un paso que pue­da con­du­cir a que esto ter­mi­ne, que lle­gue a un final más rápi­do por­que no hacer nada es tam­bién pedir­le al pue­blo vene­zo­lano que sufra por mucho más tiem­po”.

Las san­cio­nes finan­cie­ras son un nego­cio.

  • Todos estos fenó­me­nos, inexis­ten­tes en una eco­no­mía sin blo­queo finan­cie­ro, que Vene­zue­la ha atra­ve­sa­do demues­tran ser un nego­cio para aque­llos que impo­nen las san­cio­nes. Vene­zue­la ha sido víc­ti­ma de este nego­cio del blo­queo finan­cie­ro, el cual le ha gene­ra­do pér­di­das de miles de millo­nes de dóla­res.
  • La admi­nis­tra­ción Trump dic­ta la Orden Eje­cu­ti­va 13827 que prohí­be a cual­quier ciu­da­dano o ins­ti­tu­ción efec­tuar tran­sac­cio­nes finan­cie­ras con la crip­to­mo­ne­da vene­zo­la­na “Petro”, a pesar de que ésta aún se encuen­tra en fase de pre­ven­ta y no se nego­cia for­mal­men­te en los mer­ca­dos de crip­to­ac­ti­vos. Esta deci­sión care­ce de pre­ce­den­tes en la cor­ta his­to­ria de estos mer­ca­dos.
  • El Secre­ta­rio del Teso­ro, Ste­ven Mnu­chin, en el mar­co de la Cum­bre del G20 en Bue­nos Aires, afir­ma “pue­do ase­gu­rar­les que segui­mos eva­luan­do la situa­ción en Vene­zue­la, y con­si­de­ra­mos apli­car más san­cio­nes”.
  • Can­ci­ller de Perú, en el mar­co de la Cum­bre de las Amé­ri­cas, y a nom­bre del Cár­tel de Lima, anun­cia que han deci­di­do crear un gru­po de segui­mien­to para “estu­diar medi­das polí­ti­cas y eco­nó­mi­cas” con­tra Vene­zue­la. En la mis­ma Cum­bre, EE.UU. y Colom­bia acuer­dan ace­le­rar meca­nis­mos para per­se­guir las tran­sac­cio­nes finan­cie­ras de Vene­zue­la y obs­ta­cu­li­zar las líneas de sumi­nis­tro de pro­duc­tos bási­cos que requie­re el país.
  • Ste­ven Mnu­chin, jefe del Depar­ta­men­to del Teso­ro de EE.UU., se reúne con repre­sen­tan­tes de varios paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na y pide “accio­nes con­cre­tas para res­trin­gir la capa­ci­dad de los fun­cio­na­rios vene­zo­la­nos y sus redes de apo­yo”. Afir­ma que el Pre­si­den­te Madu­ro no posee legi­ti­mi­dad para pedir prés­ta­mos en nom­bre del país.
  • El Gobierno de EE.UU. pide en un comu­ni­ca­do la renun­cia del pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, Nico­lás Madu­ro.
  • La empre­sa cana­dien­se de ener­gía SNC-Lava­lin intro­du­ce una deman­da con­tra Pdv­sa ante un tri­bu­nal de New York, EE.UU., ale­gan­do impa­go de deu­das. Esta es la pri­me­ra deman­da ofi­cial de default con­tra Vene­zue­la.
  • Recla­man­do un fallo favo­ra­ble de un lau­do arbi­tral por 2 mil 40 millo­nes de dóla­res ante la Cáma­ra de Comer­cio Inter­na­cio­nal, la petro­le­ra esta­dou­ni­den­se Cono­co Phi­llips anun­cia que embar­ga­rá acti­vos inter­na­cio­na­les de Pdv­sa.
  • La empre­sa mine­ra cana­dien­se Ruso­ro pre­sen­ta una deman­da sobre acti­vos de Cit­go Petro­leum y Pdv­sa.
  • Blo­quean a Vene­zue­la el pago de 9 millo­nes de USD des­ti­na­dos a la adqui­si­ción de insu­mos para diá­li­sis, en el tra­ta­mien­to de 15 mil pacien­tes de hemo­diá­li­sis, el cual Vene­zue­la garan­ti­za de mane­ra gra­tui­ta.
  • La orden eje­cu­ti­va fir­ma­da por Donald Trump en agos­to de 2017 (N° 13835) extien­de el alcan­ce de la orden eje­cu­ti­va 13692 de Barack Oba­ma, de mar­zo de 2015. Median­te este nue­vo decre­to se prohí­be a cual­quier ciu­da­dano, ins­ti­tu­ción o empre­sa esta­dou­ni­den­se adqui­rir deu­da vene­zo­la­na o acti­vos y pro­pie­da­des per­te­ne­cien­tes al gobierno de Vene­zue­la en Esta­dos Uni­dos, inclui­das aque­llas inver­sio­nes deri­va­das de Petró­leos de Vene­zue­la S.A. (Pdv­sa). El obje­ti­vo es limi­tar aun más la capa­ci­dad del Gobierno vene­zo­lano de obte­ner liqui­dez, afec­tan­do las cuen­tas por cobrar, del Gobierno vene­zo­lano, así como las de la petro­le­ra esta­tal Pdv­sa y el Ban­co Cen­tral Vene­zo­lano.
  • El gobierno colom­biano blo­quea el envío a Vene­zue­la de 400 mil kilos de ali­men­tos del pro­gra­ma de sub­si­dio ali­men­ta­rio cono­ci­do como CLAP.
  • En repre­sa­lia por la elec­ción pre­si­den­cial para el perío­do 2019 – 2025, en la que vota­ron más de 9 millo­nes de ciu­da­da­nos, Donald Trump emi­te la Orden Eje­cu­ti­va Nro. 13835 en la que amplía las san­cio­nes eco­nó­mi­cas con­tra Vene­zue­la. En el decre­to, Trump prohí­be la com­pra de deu­da y cuen­tas por pagar de empre­sas del Gobierno de Vene­zue­la.
  • EE.UU. “san­cio­na” a vein­te empre­sas de Vene­zue­la por supues­tos lazos con el nar­co­trá­fi­co.
  • EE.UU. auto­ri­za a Crys­ta­llex para con­fis­car acti­vos de Cit­go Petro­leum, pro­pie­dad de PDVSA, y así satis­fa­cer su recla­mo res­pec­to a la nacio­na­li­za­ción de sus ope­ra­cio­nes en el país, ocu­rri­da en el 2008.
  • El gobierno de Bra­sil admi­te que debi­do al blo­queo orde­na­do por EE.UU. con­tra Vene­zue­la, “no ha podi­do cum­plir” con el pago de 40 millo­nes de dóla­res que adeu­da a la Cor­po­ra­ción Eléc­tri­ca de Vene­zue­la por sumi­nis­tro de ener­gía al esta­do de Rorai­ma. El can­ci­ller de Bra­sil, Aloy­sio Nunes, decla­ra que la deu­da eléc­tri­ca “no ha sido can­ce­la­da por el blo­queo eco­nó­mi­co y finan­cie­ro impues­to por Esta­dos Uni­dos y la Unión Euro­pea con­tra Vene­zue­la”.
  • EE.UU. prohí­be a los ciu­da­da­nos esta­dou­ni­den­ses comer­ciar con oro expor­ta­do des­de Vene­zue­la.

AÑOS 201920

  • Admi­nis­tra­ción Trump aprue­ba nue­vas “san­cio­nes” con­tra Petró­leos de Vene­zue­la S.A. (Pdv­sa) que inclu­ye el con­ge­la­mien­to de 7.000 millo­nes de dóla­res en acti­vos de la empre­sa filial Cit­go, en adi­ción a una pér­di­da esti­ma­da de 11.000 millo­nes de dóla­res de sus expor­ta­cio­nes duran­te los pró­xi­mos años.
  • El Ban­co de Ingla­te­rra anun­ció la con­fis­ca­ción ile­gal de 1.359 millo­nes de dóla­res en oro de Vene­zue­la, depo­si­ta­dos en dicha ins­ti­tu­ción ban­ca­ria.
  • Depar­ta­men­to del Teso­ro blo­quea las ope­ra­cio­nes del Ban­co Cen­tral de Vene­zue­la (BCV), espe­cí­fi­ca­men­te sus cuen­tas en dóla­res en el extran­je­ro y el des­en­vol­vi­mien­to de la ins­ti­tu­ción del sis­te­ma finan­cie­ro inter­na­cio­nal con el fin de evi­tar que por la vía del BCV se des­ti­nen los fon­dos para la com­pra de medi­ci­nas y ali­men­tos nece­sa­rios para la pro­tec­ción social de la pobla­ción.
  • Trump orde­nó blo­quear los acti­vos de los entes ofi­cia­les del Gobierno de Vene­zue­la que estén en ese país. La deci­sión fue impues­ta tras la fir­ma de una orden eje­cu­ti­va, que tam­bién prohí­be la rea­li­za­ción de tran­sac­cio­nes con nues­tro país.
  • Ofi­ci­na de Con­trol de Acti­vos Extran­je­ros (OFAC) del Depar­ta­men­to del Teso­ro de los Esta­dos Uni­dos iden­ti­fi­có a la aero­lí­nea esta­tal vene­zo­la­na Con­sor­cio Vene­zo­lano de Indus­trias Aero­náu­ti­cas y Ser­vi­cios Aéreos, SA (CONVIASA) como suje­ta a san­cio­nes como par­te del Gobierno de Vene­zue­la.
  • Trump anun­cia “blo­queo naval y una cua­ren­te­na” con­tra Vene­zue­la. Dice que “aplas­ta­rá” a la Patria de Bolí­var. /​CP

Fuen­tes: Archi­vo VTV /​Resu­men Fidel Ernes­to Vás­quez

VTV*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *