Cuba tie­ne una vacu­na úni­ca en el mun­do: VA-MENGOC-BC

Por Flor de Paz, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano Corres­pon­sa­lía Cuba, 11 mar­zo 2020.-

Hace más de tres déca­das Cuba fue el pri­mer país del mun­do en empren­der una cam­pa­ña de vacu­na­ción masi­va con­tra el menin­go­co­co B, con un pre­pa­ra­do nacio­nal (VA-MENGOC-BC®),creado en el Ins­ti­tu­to Fin­lay, úni­co en el mun­do has­ta hace poco tiem­po. 

Esta vacu­na, inclui­da en el pro­gra­ma nacio­nal de inmu­ni­za­ción, ha mos­tra­do su efec­ti­vi­dad al dis­mi­nuir la inci­den­cia de la enfer­me­dad menin­go­có­ci­ca por deba­jo de los 0,1 por cada 100 mil habi­tan­tes en el país, tasa que se man­tie­ne des­de hace varios años, a pesar de la cir­cu­la­ción del micro­or­ga­nis­mo, publi­ca el Prof. Dr. C. Rolan­do Feli­pe Ochoa Azze.

La pro­pia fuen­te seña­la que la vacu­na cuba­na no solo ha demos­tra­do su efec­ti­vi­dad, “sino un exce­len­te per­fil de segu­ri­dad, tal y como fue reco­no­ci­do por la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud en el Repor­te sobre Segu­ri­dad de Vacu­nas. El pre­pa­ra­do cuen­ta tam­bién con la Meda­lla de Oro de la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Pro­pie­dad Inte­lec­tual (1989).

VA-MENGOC-BC® fue paten­ta­do en Cuba bajo el títu­lo Méto­do para la obten­ción de una vacu­na con un amplio ran­go pro­tec­tor con­tra la N. menin­gi­ti­dis gru­po B (la vacu­na resul­tan­te, gam­ma­glo­bu­li­na y fac­tor de trans­fe­ren­cia). Y enEs­ta­do­sU­ni­dos: Method of pro­du­cing Neis­se­ria menin­gi­ti­dis B vac­ci­ne, and vac­ci­ne pro­du­ced by method. USA Patent num­ber: 5597572, Filing date: Nov 12, 1993, Issue date: Jan 28, 1997 Method of pro­du­cing of an anti­me­nin­go­coc­cic hype­rim­mu­ne gam­ma Glo­bu­lin. USA Patent­num­ber: 5747653, Filing date: Aug 2, 1996, Issue date: May 5, 1998.

Sin embar­go, duran­te más de 30 años esta nación y otras han pres­cin­di­do de VA-MENGOC-BC®. Entre ellas, el Rei­no Uni­do e Irlan­da, a pesar de que hace déca­das los pató­ge­nos dia­na de este pre­pa­ra­do son la cau­sa más común de menin­gi­tis bac­te­ria­na en esos paí­ses.

Por otra par­te, la efi­ca­cia de VA-MENGOC-BC® per­mi­tió gene­rar anti­cuer­pos pro­tec­to­res que duran­te la eta­pa inves­ti­ga­ti­va de la vacu­na hicie­ron posi­ble la pre­pa­ra­ción de una gam­ma glo­bu­li­na hiper­in­mu­nean­ti­me­nin­go­cóc­ci­ca B, a par­tir de los vacu­na­dos cuba­nos con altos títu­los de anti­cuer­pos, que pudo ser uti­li­za­da para sal­var a niños con menin­gi­tis, mien­tras se ponía a pun­to la vacu­na, se obte­nía la licen­cia para su pro­duc­ción y admi­nis­tra­ción y se esta­ble­cía su ela­bo­ra­ción masi­va. Ambas, la VA-MENGOC-BC® y la gam­ma glo­bu­li­na hiper­in­mu­ne están paten­ta­das en Cuba des­de 1987 y en Esta­dos Uni­dos des­de 1997 y 1998, res­pec­ti­va­men­te.

Tam­bién por su efec­ti­vi­dad en el con­trol de la epi­de­mia cuba­na, en la que cir­cu­la­ron varias cepas; en la de Bra­sil, con cepas dife­ren­tes; y en bro­tes en Argen­ti­na y Colom­bia, entre otros, ha que­da­do demos­tra­do que VA-MENGOC-BC® es efec­ti­va con­tra muchas cepas del menin­go­co­co B, carac­te­rís­ti­ca que sue­le adju­di­car­se a otros pro­duc­tos con­tra la enfer­me­dad menin­go­có­ci­ca B, sin haber­lo demos­tra­do toda­vía.

Antes de desa­rro­llar una cam­pa­ña masi­va de inmu­ni­za­ción en Cuba, el pre­pa­ra­do fue some­ti­do a ensa­yos de fase I, II, III. Cuen­ta ade­más con rigu­ro­sos estu­dios de post licen­cia­mien­to, tras la admi­nis­tra­ción de millo­nes de dosis duran­te en tres déca­das, expli­ca la inves­ti­ga­do­ra Eloi­sa Le Rive­rend, una de las auto­ras de la vacu­na.

De VA-MENGOC-BC®han sido apli­ca­das alre­de­dor de 60 millo­nes de dosis en unos 15 paí­ses. “A dife­ren­cia de los pre­cios de pre­pa­ra­dos simi­la­res pro­du­ci­dos por com­pa­ñías de otros paí­ses, el de la vacu­na cuba­na ha sido rela­ti­va­men­te bajo, por el cri­te­rio éti­co de que la salud es un dere­cho uni­ver­sal”.

En estos más de 30 años de apli­ca­ción exi­to­sa de VA-MENGOC-BC®, duran­te los cua­les no han ocu­rri­do nue­vos bro­tes de enfer­me­dad menin­go­có­ci­ca en Cuba, tam­po­co ha sido repor­ta­do nin­gún efec­to adver­so gra­ve.

Foto de por­ta­da: Pren­sa Lati­na.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *