Cuba tie­ne una vacu­na úni­ca en el mun­do: VA-MENGOC-BC

Por Flor de Paz, Resu­men Lati­noa­me­ri­cano Corres­pon­sa­lía Cuba, 11 mar­zo 2020.-

Hace más de tres déca­das Cuba fue el pri­mer país del mun­do en empren­der una cam­pa­ña de vacu­na­ción masi­va con­tra el menin­go­co­co B, con un pre­pa­ra­do nacio­nal (VA-MENGOC-BC®),creado en el Ins­ti­tu­to Fin­lay, úni­co en el mun­do has­ta hace poco tiem­po. 

Esta vacu­na, inclui­da en el pro­gra­ma nacio­nal de inmu­ni­za­ción, ha mos­tra­do su efec­ti­vi­dad al dis­mi­nuir la inci­den­cia de la enfer­me­dad menin­go­có­ci­ca por deba­jo de los 0,1 por cada 100 mil habi­tan­tes en el país, tasa que se man­tie­ne des­de hace varios años, a pesar de la cir­cu­la­ción del micro­or­ga­nis­mo, publi­ca el Prof. Dr. C. Rolan­do Feli­pe Ochoa Azze.

La pro­pia fuen­te seña­la que la vacu­na cuba­na no solo ha demos­tra­do su efec­ti­vi­dad, “sino un exce­len­te per­fil de segu­ri­dad, tal y como fue reco­no­ci­do por la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud en el Repor­te sobre Segu­ri­dad de Vacu­nas. El pre­pa­ra­do cuen­ta tam­bién con la Meda­lla de Oro de la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Pro­pie­dad Inte­lec­tual (1989).

VA-MENGOC-BC® fue paten­ta­do en Cuba bajo el títu­lo Méto­do para la obten­ción de una vacu­na con un amplio ran­go pro­tec­tor con­tra la N. menin­gi­ti­dis gru­po B (la vacu­na resul­tan­te, gam­ma­glo­bu­li­na y fac­tor de trans­fe­ren­cia). Y enEs­ta­do­sU­ni­dos: Met­hod of pro­du­cing Neis­se­ria menin­gi­ti­dis B vac­ci­ne, and vac­ci­ne pro­du­ced by met­hod. USA Patent num­ber: 5597572, Filing date: Nov 12, 1993, Issue date: Jan 28, 1997 Met­hod of pro­du­cing of an anti­me­nin­go­coc­cic hype­rim­mu­ne gam­ma Glo­bu­lin. USA Patent­num­ber: 5747653, Filing date: Aug 2, 1996, Issue date: May 5, 1998.

Sin embar­go, duran­te más de 30 años esta nación y otras han pres­cin­di­do de VA-MENGOC-BC®. Entre ellas, el Reino Uni­do e Irlan­da, a pesar de que hace déca­das los pató­ge­nos dia­na de este pre­pa­ra­do son la cau­sa más común de menin­gi­tis bac­te­ria­na en esos paí­ses.

Por otra par­te, la efi­ca­cia de VA-MENGOC-BC® per­mi­tió gene­rar anti­cuer­pos pro­tec­to­res que duran­te la eta­pa inves­ti­ga­ti­va de la vacu­na hicie­ron posi­ble la pre­pa­ra­ción de una gam­ma glo­bu­li­na hiper­in­mu­nean­ti­me­nin­go­cóc­ci­ca B, a par­tir de los vacu­na­dos cuba­nos con altos títu­los de anti­cuer­pos, que pudo ser uti­li­za­da para sal­var a niños con menin­gi­tis, mien­tras se ponía a pun­to la vacu­na, se obte­nía la licen­cia para su pro­duc­ción y admi­nis­tra­ción y se esta­ble­cía su ela­bo­ra­ción masi­va. Ambas, la VA-MENGOC-BC® y la gam­ma glo­bu­li­na hiper­in­mu­ne están paten­ta­das en Cuba des­de 1987 y en Esta­dos Uni­dos des­de 1997 y 1998, res­pec­ti­va­men­te.

Tam­bién por su efec­ti­vi­dad en el con­trol de la epi­de­mia cuba­na, en la que cir­cu­la­ron varias cepas; en la de Bra­sil, con cepas dife­ren­tes; y en bro­tes en Argen­ti­na y Colom­bia, entre otros, ha que­da­do demos­tra­do que VA-MENGOC-BC® es efec­ti­va con­tra muchas cepas del menin­go­co­co B, carac­te­rís­ti­ca que sue­le adju­di­car­se a otros pro­duc­tos con­tra la enfer­me­dad menin­go­có­ci­ca B, sin haber­lo demos­tra­do toda­vía.

Antes de desa­rro­llar una cam­pa­ña masi­va de inmu­ni­za­ción en Cuba, el pre­pa­ra­do fue some­ti­do a ensa­yos de fase I, II, III. Cuen­ta ade­más con rigu­ro­sos estu­dios de post licen­cia­mien­to, tras la admi­nis­tra­ción de millo­nes de dosis duran­te en tres déca­das, expli­ca la inves­ti­ga­do­ra Eloi­sa Le Rive­rend, una de las auto­ras de la vacu­na.

De VA-MENGOC-BC®han sido apli­ca­das alre­de­dor de 60 millo­nes de dosis en unos 15 paí­ses. “A dife­ren­cia de los pre­cios de pre­pa­ra­dos simi­la­res pro­du­ci­dos por com­pa­ñías de otros paí­ses, el de la vacu­na cuba­na ha sido rela­ti­va­men­te bajo, por el cri­te­rio éti­co de que la salud es un dere­cho uni­ver­sal”.

En estos más de 30 años de apli­ca­ción exi­to­sa de VA-MENGOC-BC®, duran­te los cua­les no han ocu­rri­do nue­vos bro­tes de enfer­me­dad menin­go­có­ci­ca en Cuba, tam­po­co ha sido repor­ta­do nin­gún efec­to adver­so gra­ve.

Foto de por­ta­da: Pren­sa Lati­na.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: