Colom­bia. Renun­cia ase­so­ra del expre­si­den­te Álva­ro Uri­be vin­cu­la­da a com­pra de votos y nar­co­po­lí­ti­ca

Resu­men Lati­noa­me­ri­cano* /​10 de mar­zo de 2020

La ase­so­ra del actual sena­dor del Par­ti­do Cen­tro Demo­crá­ti­co y expre­si­den­te de Colom­bia, Álva­ro Uri­be VélezMaría Clau­dia Daza, pre­sen­tó su for­mal e irre­vo­ca­ble renun­cia tras seña­lar­la como impli­ca­da en la com­pra de votos de la elec­ción de 2018 para favo­re­cer al actual man­da­ta­rio Iván Duque.

Según Tele­sur, Daza for­ma­ba par­te de la Uni­dad de Tra­ba­jo Legis­la­ti­vo (UTL) en el Con­gre­so de la nación. Pre­sen­tó su car­ta de dimi­sión lue­go de cono­cer la posi­ción de Uri­be ante las ope­ra­cio­nes coor­di­na­das por José Gui­ller­mo Her­nán­dez, alias Ñeñe, negan­do toda rela­ción con él y con la posi­ble com­pra de votos para favo­re­cer la elec­ción de Duque.

El nom­bre de la ase­so­ra de Uri­be se rela­cio­na aho­ra con el caso de Gui­ller­mo Her­nán­dez, cuan­do el pro­pio expre­si­den­te publi­ca en su cuen­ta de Twit­ter que un perio­dis­ta le había con­fir­ma­do que la per­so­na invo­lu­cra­da en las inter­cep­ta­cio­nes tele­fó­ni­cas que se le prac­ti­ca­ra al Ñeñe antes de morir el 2 de mayo de 2019, era su ase­so­ra.

El pro­pio Uri­be había ase­gu­ra­do días antes que Clau­dia Daza era ami­ga de María Móni­ca Urbi­na, la espo­sa del ‘Ñeñe’ Her­nán­dez, y por con­se­cuen­cia de él, aun­que negó que su ase­so­ra hubie­ra habla­do con ellos de temas de la cam­pa­ña y mucho menos de apor­tes.

Algu­nos medios loca­les ya están ase­gu­ran­do la inmi­nen­te sali­da del país de la ase­so­ra, al menos por unos meses. María Clau­dia Daza ya esta­ba vin­cu­la­da al pro­ce­so que se le sigue a Uri­be en la Cor­te Supre­ma de Colom­bia por pre­sun­ta com­pra de tes­ti­gos y frau­de pro­ce­sal. La ase­so­ra tuvo que acla­rar sus nexos con Die­go Cade­na, abo­ga­do del expre­si­den­te, cita­do a impu­tación de car­gos el pró­xi­mo 28 de abril por pago a tes­ti­gos den­tro del caso del expre­si­den­te.

Las gra­ba­cio­nes que se le prac­ti­ca­ron a Her­nán­dez ter­mi­na­ron por reve­lar que habla­ba de com­pra de votos para la cam­pa­ña del pre­si­den­te Duque y men­cio­na­ba a un per­so­na­je de ape­lli­do Uri­be, una posi­ble refe­ren­cia al expre­si­den­te Álva­ro Uri­be.

A raíz de esto, la Fis­ca­lía abrió una inves­ti­ga­ción al res­pec­to en la que se debe deter­mi­nar si cier­ta­men­te hubo algu­na irre­gu­la­ri­dad en todo el pro­ce­so elec­to­ral. La trans­crip­ción de la inter­cep­ta­ción tele­fó­ni­ca se reali­zó el año pasa­do cuan­do Her­nán­dez era inves­ti­ga­do por el ase­si­na­to de un joven en Barran­qui­lla, pero que el fis­cal que lle­va­ba el caso no lo con­si­de­ró rele­van­te para el cri­men que inda­ga­ba.

¿Quién es Maria Clau­dia Daza?

“Es una mujer de extre­ma con­fian­za del expre­si­den­te Álva­ro Uri­be. Él mis­mo pidió incluir­la como can­di­da­ta al Sena­do, en 2014, pero se que­mó y se con­vir­tió en su mano dere­cha”.

Así des­cri­ben varios uri­bis­tas a María Clau­dia Daza Cas­tro, quien aca­ba de renun­ciar a la Uni­dad de Tra­ba­jo Legis­la­ti­vos (UTL) del sena­dor Uri­be, por cuen­ta de los audios de José el ‘Ñeñe’ Her­nán­dez.

VTV*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: