Colom­bia. Renun­cia ase­so­ra del expre­si­den­te Álva­ro Uri­be vin­cu­la­da a com­pra de votos y nar­co­po­lí­ti­ca

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​10 de mar­zo de 2020

La ase­so­ra del actual sena­dor del Par­ti­do Cen­tro Demo­crá­ti­co y expre­si­den­te de Colom­bia, Álva­ro Uri­be VélezMaría Clau­dia Daza, pre­sen­tó su for­mal e irre­vo­ca­ble renun­cia tras seña­lar­la como impli­ca­da en la com­pra de votos de la elec­ción de 2018 para favo­re­cer al actual man­da­ta­rio Iván Duque.

Según Tele­sur, Daza for­ma­ba par­te de la Uni­dad de Tra­ba­jo Legis­la­ti­vo (UTL) en el Con­gre­so de la nación. Pre­sen­tó su car­ta de dimi­sión lue­go de cono­cer la posi­ción de Uri­be ante las ope­ra­cio­nes coor­di­na­das por José Gui­ller­mo Her­nán­dez, alias Ñeñe, negan­do toda rela­ción con él y con la posi­ble com­pra de votos para favo­re­cer la elec­ción de Duque.

El nom­bre de la ase­so­ra de Uri­be se rela­cio­na aho­ra con el caso de Gui­ller­mo Her­nán­dez, cuan­do el pro­pio expre­si­den­te publi­ca en su cuen­ta de Twit­ter que un perio­dis­ta le había con­fir­ma­do que la per­so­na invo­lu­cra­da en las inter­cep­ta­cio­nes tele­fó­ni­cas que se le prac­ti­ca­ra al Ñeñe antes de morir el 2 de mayo de 2019, era su ase­so­ra.

El pro­pio Uri­be había ase­gu­ra­do días antes que Clau­dia Daza era ami­ga de María Móni­ca Urbi­na, la espo­sa del ‘Ñeñe’ Her­nán­dez, y por con­se­cuen­cia de él, aun­que negó que su ase­so­ra hubie­ra habla­do con ellos de temas de la cam­pa­ña y mucho menos de apor­tes.

Algu­nos medios loca­les ya están ase­gu­ran­do la inmi­nen­te sali­da del país de la ase­so­ra, al menos por unos meses. María Clau­dia Daza ya esta­ba vin­cu­la­da al pro­ce­so que se le sigue a Uri­be en la Cor­te Supre­ma de Colom­bia por pre­sun­ta com­pra de tes­ti­gos y frau­de pro­ce­sal. La ase­so­ra tuvo que acla­rar sus nexos con Die­go Cade­na, abo­ga­do del expre­si­den­te, cita­do a impu­tación de car­gos el pró­xi­mo 28 de abril por pago a tes­ti­gos den­tro del caso del expre­si­den­te.

Las gra­ba­cio­nes que se le prac­ti­ca­ron a Her­nán­dez ter­mi­na­ron por reve­lar que habla­ba de com­pra de votos para la cam­pa­ña del pre­si­den­te Duque y men­cio­na­ba a un per­so­na­je de ape­lli­do Uri­be, una posi­ble refe­ren­cia al expre­si­den­te Álva­ro Uri­be.

A raíz de esto, la Fis­ca­lía abrió una inves­ti­ga­ción al res­pec­to en la que se debe deter­mi­nar si cier­ta­men­te hubo algu­na irre­gu­la­ri­dad en todo el pro­ce­so elec­to­ral. La trans­crip­ción de la inter­cep­ta­ción tele­fó­ni­ca se reali­zó el año pasa­do cuan­do Her­nán­dez era inves­ti­ga­do por el ase­si­na­to de un joven en Barran­qui­lla, pero que el fis­cal que lle­va­ba el caso no lo con­si­de­ró rele­van­te para el cri­men que inda­ga­ba.

¿Quién es Maria Clau­dia Daza?

“Es una mujer de extre­ma con­fian­za del expre­si­den­te Álva­ro Uri­be. Él mis­mo pidió incluir­la como can­di­da­ta al Sena­do, en 2014, pero se que­mó y se con­vir­tió en su mano dere­cha”.

Así des­cri­ben varios uri­bis­tas a María Clau­dia Daza Cas­tro, quien aca­ba de renun­ciar a la Uni­dad de Tra­ba­jo Legis­la­ti­vos (UTL) del sena­dor Uri­be, por cuen­ta de los audios de José el ‘Ñeñe’ Her­nán­dez.

VTV*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *