Femi­nis­mos. Mari­na Zei­zing: «Cómo repre­sen­ta­mos a la mujer y no bina­ries en la pan­ta­lla»

Por Mari­na Zei­sing, Resu­men lati­no­ame­ri­cano 9 de mar­zo de 2020

Como cineas­ta mujer y docen­te me inter­pe­lo y me pre­gun­to qué pue­do apor­tar y cola­bo­rar con un cam­bio en la socie­dad don­de escu­cho per­so­nas que repi­ten dis­cur­sos mediá­ti­cos sin deco­di­fi­car­los o veri­fi­car la infor­ma­ción cana­li­zan­do todas sus frus­tra­cio­nes y odios en lugar de plan­tear pro­pues­tas y hacer algo para mejo­rar este mun­do. Me pre­gun­to cómo repre­sen­ta­mos a la mujer y no bina­ries en la pan­ta­lla.

Qué his­to­rias con­ta­mos y cómo. Cómo impac­tar nues­tros dis­cur­sos en hechos audio­vi­sua­les con­cre­tos. Cómo des­ar­mar esos dis­cur­sos esta­ble­ci­dos que nos inva­die­ron has­ta en las can­cio­nes con las que cre­ci­mos.

Como des­ar­mar el con­cep­to de com­pe­ten­cia entre las muje­res que nos empu­ja el patriar­ca­do como ano­che vi en la Fies­ta de la Ven­di­mia don­de pre­sen­ta­ban joven­ci­tas que pro­cla­ma­ban como «empo­de­ra­das» cuan­do en reali­dad esta­ban sien­do for­za­das no solo a com­pe­tir entre ellas sino que el valor de la com­pe­ten­cia esta­ba pues­to en su belle­za físi­ca para que res­pon­dan a un mode­lo que el mer­ca­do impo­ne. De sus deseos, tra­ba­jos, estu­dios, apor­tes a la socie­dad y cua­li­da­des huma­nas, que segu­ra­men­te las tie­nen, poco y nada pudi­mos saber.

Cómo des­ar­mar la idea que impu­so el Macris­mo que un dere­cho es un «curro», sin medir los alcan­ces de esos dere­chos, los mis­mos que cuan­do se con­si­guen esos dere­chos hacen uso de lo que cri­ti­ca­ron. Como les que dicen que el femi­nis­mo no les repre­sen­ta pero gra­cias a el opi­nan, tra­ba­jan, estu­dian, votan, se divor­cian si quie­ren y se vis­ten como quie­ren entre otros dere­chos adqui­ri­dos. Aun vemos hoy como con­fun­den creen­cias reli­gio­sas con salud públi­ca.

Como des­ar­mar los man­da­tos que la fami­lia es lo pri­me­ro cuan­do la mayor par­te de las vio­len­cias esta­dís­ti­ca­men­te suce­den en el seno fami­liar…
El femi­nis­mo moles­ta por­que cues­tio­na nues­tras pro­pias vidas y los mode­los impe­ran­tes. Pro­po­ne mode­los de vida alter­na­ti­vos más sanos, libres y menos dani­ños don­de las elec­cio­nes indi­vi­dua­les de vida sean res­pe­ta­das y no se aso­cie con sufri­mien­to, en reali­dad por­que espe­ja que lo que here­da­mos fue insano y lo pone­mos en evi­den­cia. Por eso somos des­acre­di­ta­das y agre­di­das.

Los afe­rra­dos a vie­jas estruc­tu­ras se afe­rran aun más, ponién­do­se a la defen­si­va, en lugar de repen­sar­se por­que ese ejer­ci­cio es inco­mo­do, inter­pe­la y empu­ja al cam­bio.

Enton­ces ¿cómo refle­jar todo esto como cineas­ta y como docen­te en nues­tras pro­duc­cio­nes y aulas? Por empe­zar que más muje­res poda­mos guio­nar y diri­gir sin que el sis­te­ma nos expul­se. Que poda­mos con­tar nues­tras his­to­rias y no las que creen y quie­ren que sea­mos. Que pen­se­mos todo esto con los estu­dian­tes, las nue­vas gene­ra­cio­nes que me gus­ta­ría que no can­ten can­cio­nes rege­to­ne­ras que atra­san déca­das. Que este movi­mien­to inter­na­cio­nal femi­nis­ta no que­den en slo­gans.

Final­men­te «feliz día» será el que no ten­ga­mos que decir todo esto, que no espe­ren de noso­tras solo pala­bras boni­tas y dis­cur­sos naif edul­co­ra­dos, que nos res­pe­ten, no nos pidan que nos calle­mos, que no nos agre­dan cuan­do cues­tio­na­mos la reali­dad, que nos tra­ten con amor, que no nos vio­len y maten por­que creen que somos obje­tos con due­ños.

Y que las muje­res no repi­ta­mos meca­nis­mos y diná­mi­cas de poder ver­ti­ca­lis­tas del patriar­ca­do. Bási­ca­men­te, si no hay amor en los víncu­los, que no haya nada. Mien­tras tan­to cola­bo­re­mos cada uno de su lugar para un mun­do mas abier­to, libre e inclu­si­vo que res­pe­te los deseos indi­vi­dua­les y esten res­pal­da­dos con dere­chos como el #abor­to­le­gal­se­gu­roy­gra­tui­to. #sera­ley

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *