Eus­kal Herria. ¿Por qué des­co­lo­ni­zar el #8M?

Resu­men Lati­noa­me­ri­cano 9 de mar­zo de 2020

El 8 de mar­zo está ins­pi­ra­do en lo suce­di­do en 1911 en la fábri­ca de cami­sas Trian­gle Waist Co., de Nue­va York cen­tro indus­trial don­de se ence­rró a las tra­ba­ja­do­ras, pro­vo­can­do un incen­dio que ase­si­nó a 146 per­so­nas, 129 eran muje­res y 17 hom­bres, la mayo­ría per­so­nas inmi­gran­tes jóve­nes. Des­de enton­ces, dicha fecha ha pasa­do a for­mar par­te del calen­da­rio femi­nis­ta glo­bal don­de las muje­res tra­ba­ja­do­ras migra­das empo­bre­ci­das han resul­ta­do invi­si­bi­li­za­dos como con­se­cuen­cia de la homo­ge­ni­za­ción
del suje­to muje­res por par­te del femi­nis­mo blan­co de las Nacio­nes Uni­das al ins­ti­tu­cio­na­li­zar la fecha como Día Inter­na­cio­nal de las “Muje­res”.

Para la Red de Muje­res Migra­das y Racia­li­za­das, el 8 de mar­zo es una fecha más para tener pre­sen­te los miles de crí­me­nes que viven muje­res de terri­to­rios aje­nos a occi­den­te, rea­li­zan­do tra­ba­jos impa­gos, de sobre­vi­ven­cia para hacer posi­ble el sos­te­ni­mien­to de la vida; pero sobre todo, tra­ba­jo sobre el que se sos­tie­ne un sis­te­ma racis­ta, colo­nial, capi­ta­lis­ta, depre­da­dor, extrac­ti­vis­ta, occi­den­ta­lo­cén­tri­co, capa­ci­tis­ta,
y patriar­cal.

Mien­tras el femi­nis­mo occi­den­tal y blan­co sale a las calles en Euro­pa, en el esta­do espa­ñol y en Eus­kal Herria, noso­tras denun­cia­mos a las empre­sas capi­ta­lis­tas, que con­ta­mi­nan nues­tras tie­rras de ori­gen, matan diri­gen­tes que defien­den sus dere­chos como par­te de los pue­blos ori­gi­na­rios.

Mien­tras las calles se tiñen de vio­le­ta femi­nis­ta, noso­tras denun­cia­mos que hay millo­nes de her­ma­nas en paí­ses del con­ti­nen­te afri­cano, en Siria, Pales­ti­na…. murien­do en gue­rras pro­vo­ca­das por el gran capi­tal finan­cie­ro; que a tra­vés del #neo­li­be­ra­lis­mo occi­den­tal, se des­es­ta­bi­li­zan gobier­nos y se finan­cia el colo­nia­lis­mo interno con esbi­rros tute­la­dos y ser­vi­les.

Mien­tras se gri­tan con­sig­nas femi­nis­tas, noso­tras denun­cia­mos a las empre­sas euro­peas y grin­gas que des­tru­yen­do el hábi­tat de las plan­tas, ani­ma­les, ríos, mon­tes y mon­ta­ñas de las que son par­te las muje­res de pue­blos ori­gi­na­rios obli­gán­do­las a des­pla­zar­se y a aban­do­nar sus tie­rras de ori­gen para lue­go seguir expul­sán­do­las de otros terri­to­rios, o cerrán­do­les las fron­te­ras como está suce­dien­do actual­men­te en Gre­cia y Tur­quía.

Mien­tras todo es femi­nis­ta y soro­ro en occi­den­te, noso­tras denun­cia­mos que hay miles de niñas escla­vi­za­das tra­ba­jan­do en maqui­las, muje­res ence­rra­das en deca­den­tes espa­cios fabri­can­do artícu­los a cam­bio de mise­ra­bles mone­das, por sala­rios y con­di­cio­nes indig­nas para que a par­tir del 9 de mar­zo, las gran­des super­fi­cie ten­gan a la ven­ta la con­fec­ción de mer­can­cías a fin de satis­fa­cer el des­hu­ma­ni­za­dor con­su­mis­mo que carac­te­ri­za a la socie­dad lla­ma­da “del bien­es­tar”.

No que­re­mos que sal­gas el 8 de mar­zo para defen­der los dere­chos de las tra­ba­ja­do­ras domés­ti­cas inter­nas o por las que están sin pape­les. Deci­dir ir a la pro­tes­ta por “ellas”, sin con­si­de­rar­las suje­tas polí­ti­cas, es impo­ner la uni­ver­sa­li­za­ción de las estra­te­gias del femi­nis­mo blan­co y eso se lla­ma, colo­nia­li­dad.

Noso­tras las muje­res migra­das, denun­cia­mos que a pesar de las reivin­di­ca­cio­nes de las aso­cia­cio­nes de tra­ba­ja­do­ras del hogar y de cui­da­dos en dife­ren­tes terri­to­rios del Esta­do espa­ñol, el tra­ba­jo de hogar sigue sien­do un tra­ba­jo escla­vo.

Denun­cia­mos la pre­ca­rie­dad labo­ral en la que se encuen­tran cien­tos de muje­res migra­das tra­ba­ja­do­ras del cam­po y de los cui­da­dos, la estig­ma­ti­za­ción de nues­tras crian­zas, la inva­sión de nues­tros cuer­pos, la idea de ser per­so­nas y cuer­pos “perfectos”y “nor­ma­les” por­que pro­du­ci­mos bene­fi­cios eco­nó­mi­cos al sis­te­ma, el cues­tio­na­mien­to de nues­tros sabe­res y la invi­si­bi­li­za­ción de nues­tras heren­cias cul­tu­ra­les.

Com­pa­ñe­ra blan­ca, no per­te­ne­ce­mos a la mis­ma cate­go­ría de tra­ba­ja­do­ras, los nues­tros son tra­ba­jos mal paga­dos, inse­gu­ros, pre­ca­rios, degra­dan­tes por­que esta socie­dad, nos ha desig­na­do esos espa­cios labo­ra­les, ¿por qué?, por su supre­ma­cis­mo, asen­ta­do en este pro­yec­to civi­li­za­to­rio, nos con­si­de­ran, a las muje­res migra­das y racia­li­za­das, infe­rio­res, no cali­fi­ca­das.

Nos sigues vien­do como muje­res nece­si­ta­das siem­pre de ser sal­va­das por la con­mi­se­ra­ción cris­tia­na que está detrás de tu ateís­mo.

Este 8M no que­re­mos ser el adorno para que des­pués no vuel­vas a salu­dar­me, has­ta el pró­xi­mo 8M en que me nece­si­tes para tu foto, este 8M no que­re­mos ser la cuo­ta migra­da y racia­li­za­da de tu cele­bra­ción. Este 8M mi situa­ción qui­zá empeo­re por­que los pri­vi­le­gios que otor­ga el sis­te­ma racis­ta se ven ame­na­za­dos cuan­do saca­mos nues­tras voces.

Que­re­mos pro­po­ner­les que por favor no inten­ten inte­grar­nos, no que­re­mos ser inte­gra­das en socie­da­des que están en con­tra de nues­tras his­to­rias y prác­ti­cas. Más bien las ins­ta­mos a reco­brar las his­to­rias de sus cul­tu­ras ances­tra­les, que si esta­rían pre­sen­tes sus ante­pa­sa­das, no acep­ta­rían de nin­gu­na mane­ra el mode­lo socio-eco­nó­mi­co colo­nial y capi­ta­lis­ta que arra­sa has­ta con la memo­ria.

Este 8M, que­re­mos pedir­les que, si algo pode­mos cons­truir jun­tas es: noso­tras denun­cian­do al gran capi­tal de sus socie­da­des vira­li­zan­do el cri­men y la inva­sión, y uste­des des­de sus pri­vi­le­gios, sabo­tear a este sis­te­ma, sus leyes cómo la:

Ley de Extran­je­ría, sus empre­sas, su coope­ra­ción para el desa­rro­llo y todos sus inter­ven­cio­nis­mos. Si no lo hace­mos, segui­re­mos estan­do en dife­ren­tes reali­da­des y
dife­ren­tes luchas.

Bil­bao, 07 de mar­zo de 2020
RED DE MUJERES MIGRADAS Y RACIALIZADAS DE EUSKAL HERRIA
E mail: red.​[email protected]​gmail.​com
Face­book: Red de Muje­res Migra­das y Racia­li­za­das de EH
Ins­ta­gram: @red_migradas_racializadas_eh
Twit­ter: @DeMigradas

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: