Eus­kal Herria. ¿Por qué des­co­lo­ni­zar el #8M?

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 9 de mar­zo de 2020

El 8 de mar­zo está ins­pi­ra­do en lo suce­di­do en 1911 en la fábri­ca de cami­sas Trian­gle Waist Co., de Nue­va York cen­tro indus­trial don­de se ence­rró a las tra­ba­ja­do­ras, pro­vo­can­do un incen­dio que ase­si­nó a 146 per­so­nas, 129 eran muje­res y 17 hom­bres, la mayo­ría per­so­nas inmi­gran­tes jóve­nes. Des­de enton­ces, dicha fecha ha pasa­do a for­mar par­te del calen­da­rio femi­nis­ta glo­bal don­de las muje­res tra­ba­ja­do­ras migra­das empo­bre­ci­das han resul­ta­do invi­si­bi­li­za­dos como con­se­cuen­cia de la homo­ge­ni­za­ción
del suje­to muje­res por par­te del femi­nis­mo blan­co de las Nacio­nes Uni­das al ins­ti­tu­cio­na­li­zar la fecha como Día Inter­na­cio­nal de las “Muje­res”.

Para la Red de Muje­res Migra­das y Racia­li­za­das, el 8 de mar­zo es una fecha más para tener pre­sen­te los miles de crí­me­nes que viven muje­res de terri­to­rios aje­nos a occi­den­te, rea­li­zan­do tra­ba­jos impa­gos, de sobre­vi­ven­cia para hacer posi­ble el sos­te­ni­mien­to de la vida; pero sobre todo, tra­ba­jo sobre el que se sos­tie­ne un sis­te­ma racis­ta, colo­nial, capi­ta­lis­ta, depre­da­dor, extrac­ti­vis­ta, occi­den­ta­lo­cén­tri­co, capa­ci­tis­ta,
y patriar­cal.

Mien­tras el femi­nis­mo occi­den­tal y blan­co sale a las calles en Euro­pa, en el esta­do espa­ñol y en Eus­kal Herria, noso­tras denun­cia­mos a las empre­sas capi­ta­lis­tas, que con­ta­mi­nan nues­tras tie­rras de ori­gen, matan diri­gen­tes que defien­den sus dere­chos como par­te de los pue­blos ori­gi­na­rios.

Mien­tras las calles se tiñen de vio­le­ta femi­nis­ta, noso­tras denun­cia­mos que hay millo­nes de her­ma­nas en paí­ses del con­ti­nen­te afri­cano, en Siria, Pales­ti­na…. murien­do en gue­rras pro­vo­ca­das por el gran capi­tal finan­cie­ro; que a tra­vés del #neo­li­be­ra­lis­mo occi­den­tal, se des­es­ta­bi­li­zan gobier­nos y se finan­cia el colo­nia­lis­mo interno con esbi­rros tute­la­dos y ser­vi­les.

Mien­tras se gri­tan con­sig­nas femi­nis­tas, noso­tras denun­cia­mos a las empre­sas euro­peas y grin­gas que des­tru­yen­do el hábi­tat de las plan­tas, ani­ma­les, ríos, mon­tes y mon­ta­ñas de las que son par­te las muje­res de pue­blos ori­gi­na­rios obli­gán­do­las a des­pla­zar­se y a aban­do­nar sus tie­rras de ori­gen para lue­go seguir expul­sán­do­las de otros terri­to­rios, o cerrán­do­les las fron­te­ras como está suce­dien­do actual­men­te en Gre­cia y Tur­quía.

Mien­tras todo es femi­nis­ta y soro­ro en occi­den­te, noso­tras denun­cia­mos que hay miles de niñas escla­vi­za­das tra­ba­jan­do en maqui­las, muje­res ence­rra­das en deca­den­tes espa­cios fabri­can­do artícu­los a cam­bio de mise­ra­bles mone­das, por sala­rios y con­di­cio­nes indig­nas para que a par­tir del 9 de mar­zo, las gran­des super­fi­cie ten­gan a la ven­ta la con­fec­ción de mer­can­cías a fin de satis­fa­cer el des­hu­ma­ni­za­dor con­su­mis­mo que carac­te­ri­za a la socie­dad lla­ma­da “del bien­es­tar”.

No que­re­mos que sal­gas el 8 de mar­zo para defen­der los dere­chos de las tra­ba­ja­do­ras domés­ti­cas inter­nas o por las que están sin pape­les. Deci­dir ir a la pro­tes­ta por “ellas”, sin con­si­de­rar­las suje­tas polí­ti­cas, es impo­ner la uni­ver­sa­li­za­ción de las estra­te­gias del femi­nis­mo blan­co y eso se lla­ma, colo­nia­li­dad.

Noso­tras las muje­res migra­das, denun­cia­mos que a pesar de las rei­vin­di­ca­cio­nes de las aso­cia­cio­nes de tra­ba­ja­do­ras del hogar y de cui­da­dos en dife­ren­tes terri­to­rios del Esta­do espa­ñol, el tra­ba­jo de hogar sigue sien­do un tra­ba­jo escla­vo.

Denun­cia­mos la pre­ca­rie­dad labo­ral en la que se encuen­tran cien­tos de muje­res migra­das tra­ba­ja­do­ras del cam­po y de los cui­da­dos, la estig­ma­ti­za­ción de nues­tras crian­zas, la inva­sión de nues­tros cuer­pos, la idea de ser per­so­nas y cuer­pos “perfectos”y “nor­ma­les” por­que pro­du­ci­mos bene­fi­cios eco­nó­mi­cos al sis­te­ma, el cues­tio­na­mien­to de nues­tros sabe­res y la invi­si­bi­li­za­ción de nues­tras heren­cias cul­tu­ra­les.

Com­pa­ñe­ra blan­ca, no per­te­ne­ce­mos a la mis­ma cate­go­ría de tra­ba­ja­do­ras, los nues­tros son tra­ba­jos mal paga­dos, inse­gu­ros, pre­ca­rios, degra­dan­tes por­que esta socie­dad, nos ha desig­na­do esos espa­cios labo­ra­les, ¿por qué?, por su supre­ma­cis­mo, asen­ta­do en este pro­yec­to civi­li­za­to­rio, nos con­si­de­ran, a las muje­res migra­das y racia­li­za­das, infe­rio­res, no cali­fi­ca­das.

Nos sigues vien­do como muje­res nece­si­ta­das siem­pre de ser sal­va­das por la con­mi­se­ra­ción cris­tia­na que está detrás de tu ateís­mo.

Este 8M no que­re­mos ser el adorno para que des­pués no vuel­vas a salu­dar­me, has­ta el pró­xi­mo 8M en que me nece­si­tes para tu foto, este 8M no que­re­mos ser la cuo­ta migra­da y racia­li­za­da de tu cele­bra­ción. Este 8M mi situa­ción qui­zá empeo­re por­que los pri­vi­le­gios que otor­ga el sis­te­ma racis­ta se ven ame­na­za­dos cuan­do saca­mos nues­tras voces.

Que­re­mos pro­po­ner­les que por favor no inten­ten inte­grar­nos, no que­re­mos ser inte­gra­das en socie­da­des que están en con­tra de nues­tras his­to­rias y prác­ti­cas. Más bien las ins­ta­mos a reco­brar las his­to­rias de sus cul­tu­ras ances­tra­les, que si esta­rían pre­sen­tes sus ante­pa­sa­das, no acep­ta­rían de nin­gu­na mane­ra el mode­lo socio-eco­nó­mi­co colo­nial y capi­ta­lis­ta que arra­sa has­ta con la memo­ria.

Este 8M, que­re­mos pedir­les que, si algo pode­mos cons­truir jun­tas es: noso­tras denun­cian­do al gran capi­tal de sus socie­da­des vira­li­zan­do el cri­men y la inva­sión, y uste­des des­de sus pri­vi­le­gios, sabo­tear a este sis­te­ma, sus leyes cómo la:

Ley de Extran­je­ría, sus empre­sas, su coope­ra­ción para el desa­rro­llo y todos sus inter­ven­cio­nis­mos. Si no lo hace­mos, segui­re­mos estan­do en dife­ren­tes reali­da­des y
dife­ren­tes luchas.

Bil­bao, 07 de mar­zo de 2020
RED DE MUJERES MIGRADAS Y RACIALIZADAS DE EUSKAL HERRIA
E mail: red.​[email protected]​gmail.​com
Face­book: Red de Muje­res Migra­das y Racia­li­za­das de EH
Ins­ta­gram: @red_migradas_racializadas_eh
Twit­ter: @DeMigradas

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *