Chi­le. Reco­no­ci­do fotó­gra­fo reci­bió impac­to de lacri­mó­ge­na en el ros­tro

Resu­men Lati­noa­me­ri­cano* /​7 de mar­zo de 2020

Mien­tras Mar­ce­lo Her­nán­dez cubría las mani­fes­ta­cio­nes de la Pla­za de la Dig­ni­dad, notó que había un cara­bi­ne­ro dis­pa­ran­do en todas direc­cio­nes. «Veo que me apun­ta direc­to, como a unos 10 metros apro­xi­ma­da­men­te, y me lle­ga una lacri­mó­ge­na en la cabe­za», deta­lló a El Des­con­cier­to.

La noche de este vier­nes nue­va­men­te se pro­du­je­ron fuer­tes enfren­ta­mien­tos entre las y los mani­fes­tan­tes y fun­cio­na­rios de Cara­bi­ne­ros en Pla­za de la Dig­ni­dad. Mar­ce­lo Her­nán­dez, fotó­gra­fo, se encon­tra­ba cubrien­do los acon­te­ci­mien­tos, pero cuan­do vio apa­re­cer un carro lan­zaa­guas y que la repre­sión poli­cial aumen­ta­ba expo­nen­cial­men­te, comen­zó a reti­rar­se del sec­tor.

Según rela­tó el repor­te­ro grá­fi­co, quien a tra­vés de su tra­ba­jo reci­bió el pre­mio a la Foto­gra­fía del año de Foto­pren­sa 2016, cuan­do se esta­ba ale­jan­do de la esce­na, miran­do hacia atrás a momen­tos para res­guar­dar­se, notó que había un cara­bi­ne­ro dis­pa­ran­do lacri­mó­ge­nas en todas direc­cio­nes. “Al dar­me vuel­ta veo a un cara­bi­ne­ro dis­pa­ran­do lacri­mó­ge­nas vuel­to loco, y direc­to al cuer­po“, rela­ta Her­nán­dez.

Mien­tras seguía su camino, Mar­ce­lo Her­nán­dez vol­vió a dar­se vuel­ta y vio que el cara­bi­ne­ro lo está miran­do direc­ta­men­te a él. “Veo que me apun­ta direc­to, como a unos 10 metros apro­xi­ma­da­men­te, y me lle­ga una lacri­mó­ge­na en la cabe­za“, deta­lla, afir­man­do que si no hubie­ra esta­do con cas­co y más­ca­ra de segu­ri­dad, la lacri­mó­ge­na le habría lle­ga­do “de lleno”, y el gol­pe podría haber sido mor­tal.

El fotó­gra­fo fue aten­di­do en el Hos­pi­tal del Tra­ba­ja­dor, en don­de se le rea­li­za­ron los exá­me­nes corres­pon­dien­tes. El pro­yec­til, que lle­gó direc­ta­men­te en el cas­co de Her­nán­dez, le pro­vo­có heri­das por el fuer­te impac­to.

Des­de el hos­pi­tal con­tó a este medio que aho­ra debe tomar unos días de licen­cia médi­ca, pero que está mejor. Sobre su rol como repor­te­ro grá­fi­co en las mani­fes­ta­cio­nes, Mar­ce­lo afir­mó que la agre­sión come­ti­da en su con­tra no deten­drá su tra­ba­jo.

No van a impe­dir de que siga hacien­do la pega de denun­ciar los exce­sos y todas las bar­ba­ri­da­des que hacen los Cara­bi­ne­ros de Chi­le. Vamos a seguir dán­do­le en cuan­to me recu­pe­re, y no voy a decaer y jamás me voy a callar”, pun­tua­li­zó.

El Des­con­cier­to*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: