Vene­zue­la. Ante cri­mi­na­li­za­ción y per­se­cu­ción de las y los tra­ba­ja­do­res petro­le­ros: Soli­da­ri­dad cla­sis­ta del Par­ti­do Comu­nis­ta (Comu­ni­ca­do)

Resu­men Lati­noa­me­ri­cano*, 6 de mar­zo 2020.

El
Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la (PCV) levan­ta su voz, nue­va­men­te, para
denun­ciar el con­jun­to de situa­cio­nes que están suce­dien­do en la
empre­sa Petró­leos de Vene­zue­la S.A. (PDVSA), que demues­tran la
ace­le­ra­da des­com­po­si­ción del mode­lo cor­po­ra­ti­vo de ges­tión y
direc­ción que han impues­to las trans­na­cio­na­les para man­te­ner la
prin­ci­pal indus­tria del país al ser­vi­cio del gran capi­tal
impe­ria­lis­ta.

Recien­te­men­te
cono­ci­mos la desig­na­ción de la Comi­sión Pre­si­den­cial “Alí
Rodrí­guez Ara­que” que, lue­go del anun­cio del pre­si­den­te Nico­lás
Madu­ro, está al fren­te de la direc­ción de PDVSA y ha veni­do
actuan­do a par­tir de un con­jun­to de deten­cio­nes que has­ta aho­ra no
seña­lan la res­pon­sa­bi­li­dad prin­ci­pal de los gra­ves pro­ble­mas
estruc­tu­ra­les y que, por el con­tra­rio, deja en evi­den­cia las
múl­ti­ples pug­nas y con­tra­dic­cio­nes en el seno de la direc­ción de la
esta­tal petro­le­ra, cuan­do lo que ame­ri­ta para estar al ser­vi­cio real
de los intere­ses del pue­blo vene­zo­lano es el desa­rro­llo de un pro­ce­so
de trans­for­ma­ción revo­lu­cio­na­ria, que colo­que a la cla­se
tra­ba­ja­do­ra, no a la buro­cra­cia sin­di­cal corrom­pi­da y genu­fle­xa, al
fren­te de la ges­tión y direc­ción de la empre­sa.

Las
y los comu­nis­tas hemos seña­la­do la nece­si­dad de un nue­vo mode­lo de
ges­tión múl­ti­ple de la esta­tal, bajo con­trol obre­ro y popu­lar de
los pro­ce­sos de pro­duc­ción, basa­dos en la direc­ción colec­ti­va para
des­te­rrar la corrup­ción, la inefi­cien­cia, los mode­los auto­ri­ta­rios y
anti demo­crá­ti­cos en la ges­tión. Tam­bién, des­de la base del
movi­mien­to obre­ro petro­le­ro, se han pre­sen­ta­do diver­si­dad de
pro­pues­tas y pro­yec­tos de recu­pe­ra­ción de la indus­tria, que al no
tri­bu­tar a los pro­ce­sos de acu­mu­la­ción indi­vi­dual de capi­tal en
bene­fi­cio de altos per­so­ne­ros de la direc­ción de la empre­sa, ni
favo­re­cer la corrup­ción, ni la línea de repri­va­ti­za­ción que se
está impo­nien­do, no han sido con­si­de­ra­dos.

Esta
Comi­sión Pre­si­den­cial debe tra­ba­jar en la adop­ción de medi­das
diri­gi­das a des­mon­tar el poder de los mono­po­lios pri­va­dos
trans­na­cio­na­les, cas­ti­gar ejem­plar­men­te a corrup­tos, espe­cu­la­do­res y
mafio­sos sin impor­tar su per­te­nen­cia polí­ti­ca ni el pode­ro­so sec­tor
al que per­te­nez­can, y no dedi­car­se a per­se­guir a las tra­ba­ja­do­ras y
tra­ba­ja­do­res que en defen­sa de los intere­ses del país y de sus
pro­pias reivin­di­ca­cio­nes labo­ra­les, denun­cian la corrup­ción y la
quie­bra pro­gra­ma­da de la empre­sa para jus­ti­fi­car su pri­va­ti­za­ción;
debe tra­ba­jar en pro­mo­ver el impul­so de polí­ti­cas para el desa­rro­llo
de la empre­sa, garan­ti­zar los dere­chos de los tra­ba­ja­do­res y sus
fami­lias como acti­vi­dad que dig­ni­fi­que al ser humano, for­ta­le­cer el
sala­rio dotán­do­lo de un carác­ter digno y sufi­cien­te para vivir
dig­na­men­te y res­ti­tuir­lo como com­po­nen­te prin­ci­pal del ingre­so de las
y los tra­ba­ja­do­res.

En
los últi­mos días, hemos cono­ci­do de la vio­la­ción de los dere­chos
de dos jóve­nes tra­ba­ja­do­res: Alfre­do Mar­cial Chi­ri­nos Azua­je
V‑18.263.686 y Arye­lis Torreal­ba V‑15.228.578, que fue­ron
aprehen­di­dos y encar­ce­la­dos por órde­nes de la Comi­sión
Pre­si­den­cial, vio­len­tan­do el dere­cho al debi­do pro­ce­so, y
cali­fi­cán­do­les de “trai­do­res a la patria”.

Tan­to
Alfre­do Mar­cial Chi­ri­nos como Arye­lis Torreal­ba fun­gían como Geren­te
de Ope­ra­cio­nes Espe­cia­les y Geren­te Gene­ral de Ope­ra­cio­nes de Cru­do,
res­pec­ti­va­men­te. Fue cono­ci­do por los medios de comu­ni­ca­ción las
denun­cias seña­la­das por estos dos fun­cio­na­rios, sobre múl­ti­ples
irre­gu­la­ri­da­des en las com­pras y lici­ta­cio­nes que reali­zó PDVSA,
hacien­do énfa­sis en las rela­cio­na­das con las áreas de
comer­cia­li­za­ción y sumi­nis­tro de la indus­tria petro­le­ra. Es
inacep­ta­ble que quie­nes denun­cien las corrup­te­las y entre­ga de los
prin­ci­pa­les acti­vos del país al capi­tal mono­pó­li­co trans­na­cio­nal,
sean per­se­gui­dos y judi­cia­li­za­dos para aca­llar las deman­das y
pro­tes­tas obre­ras.

El
PCV se suma a las voces que exi­gen la inme­dia­ta res­ti­tu­ción de los
dere­chos infrin­gi­dos a estos jóve­nes tra­ba­ja­do­res, el res­pe­to al
debi­do pro­ce­so, la exis­ten­cia de las garan­tías nece­sa­rias para el
desa­rro­llo de una inves­ti­ga­ción impar­cial con Alfre­do y Arye­lis en
liber­tad. Ante la ausen­cia de con­fian­za en la actua­ción impar­cial de
las auto­ri­da­des invo­lu­cra­das, deman­da­mos se desig­ne un equi­po que
reali­ce la exper­ti­cia judi­cial y cuen­te con la debi­da cre­di­bi­li­dad
moral y polí­ti­ca ante la socie­dad vene­zo­la­na para inves­ti­gar no solo
la situa­ción plan­tea­da con Chi­ri­nos y Torreal­ba, sino la actua­ción
de la actual Jun­ta Direc­ti­va de PDVSA enca­be­za­da por el gene­ral
Que­ve­do. Nues­tro pue­blo tie­ne dere­cho a cono­cer el balan­ce de cada
ges­tión.

Fren­te
a la agre­sión que sufre la patria vene­zo­la­na por par­te del
impe­ria­lis­mo, el papel de la cla­se obre­ra y del pue­blo tra­ba­ja­dor de
la ciu­dad y el cam­po es fun­da­men­tal en el impul­so de la pro­duc­ción y
la defen­sa de la sobe­ra­nía nacio­nal. PDVSA como prin­ci­pal acti­vo del
pue­blo vene­zo­lano debe estar en sin­to­nía con los retos que enfren­ta
el país, lo cual sólo es posi­ble sí se avan­za hacia la con­cre­ción
de la ges­tión múl­ti­ple de los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos en la empre­sa,
enca­be­za­da pro­ta­gó­ni­ca y diri­gen­te­men­te por las y los tra­ba­ja­do­res y
no con polí­ti­cas de per­se­cu­ción hacia el suje­to his­tó­ri­co que
encar­na la posi­bi­li­dad de trans­for­mar la base eco­nó­mi­ca del país.

¡A
Luchar y Ven­cer con [email protected] tra­ba­ja­do­res al poder!

¡Corrup­tos
y mafio­sos a la cár­cel, estén don­de estén!

¡En
sus 89 años, el des­ta­ca­men­to de la cla­se obre­ra vene­zo­la­na: el PCV,
con­ti­núa dan­do la cara!

Buró
Polí­ti­co del Comi­té Cen­tral del Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la
(PCV).

Cara­cas,
05 de mar­zo
2020.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: