Vene­zue­la. Ante cri­mi­na­li­za­ción y per­se­cu­ción de las y los tra­ba­ja­do­res petro­le­ros: Soli­da­ri­dad cla­sis­ta del Par­ti­do Comu­nis­ta (Comu­ni­ca­do)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano*, 6 de mar­zo 2020.

El
Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la (PCV) levan­ta su voz, nue­va­men­te, para
denun­ciar el con­jun­to de situa­cio­nes que están suce­dien­do en la
empre­sa Petró­leos de Vene­zue­la S.A. (PDVSA), que demues­tran la
ace­le­ra­da des­com­po­si­ción del mode­lo cor­po­ra­ti­vo de ges­tión y
direc­ción que han impues­to las trans­na­cio­na­les para man­te­ner la
prin­ci­pal indus­tria del país al ser­vi­cio del gran capi­tal
impe­ria­lis­ta.

Recien­te­men­te
cono­ci­mos la desig­na­ción de la Comi­sión Pre­si­den­cial “Alí
Rodrí­guez Ara­que” que, lue­go del anun­cio del pre­si­den­te Nico­lás
Madu­ro, está al fren­te de la direc­ción de PDVSA y ha veni­do
actuan­do a par­tir de un con­jun­to de deten­cio­nes que has­ta aho­ra no
seña­lan la res­pon­sa­bi­li­dad prin­ci­pal de los gra­ves pro­ble­mas
estruc­tu­ra­les y que, por el con­tra­rio, deja en evi­den­cia las
múl­ti­ples pug­nas y con­tra­dic­cio­nes en el seno de la direc­ción de la
esta­tal petro­le­ra, cuan­do lo que ame­ri­ta para estar al ser­vi­cio real
de los intere­ses del pue­blo vene­zo­lano es el desa­rro­llo de un pro­ce­so
de trans­for­ma­ción revo­lu­cio­na­ria, que colo­que a la cla­se
tra­ba­ja­do­ra, no a la buro­cra­cia sin­di­cal corrom­pi­da y genu­fle­xa, al
fren­te de la ges­tión y direc­ción de la empre­sa.

Las
y los comu­nis­tas hemos seña­la­do la nece­si­dad de un nue­vo mode­lo de
ges­tión múl­ti­ple de la esta­tal, bajo con­trol obre­ro y popu­lar de
los pro­ce­sos de pro­duc­ción, basa­dos en la direc­ción colec­ti­va para
des­te­rrar la corrup­ción, la inefi­cien­cia, los mode­los auto­ri­ta­rios y
anti demo­crá­ti­cos en la ges­tión. Tam­bién, des­de la base del
movi­mien­to obre­ro petro­le­ro, se han pre­sen­ta­do diver­si­dad de
pro­pues­tas y pro­yec­tos de recu­pe­ra­ción de la indus­tria, que al no
tri­bu­tar a los pro­ce­sos de acu­mu­la­ción indi­vi­dual de capi­tal en
bene­fi­cio de altos per­so­ne­ros de la direc­ción de la empre­sa, ni
favo­re­cer la corrup­ción, ni la línea de repri­va­ti­za­ción que se
está impo­nien­do, no han sido con­si­de­ra­dos.

Esta
Comi­sión Pre­si­den­cial debe tra­ba­jar en la adop­ción de medi­das
diri­gi­das a des­mon­tar el poder de los mono­po­lios pri­va­dos
trans­na­cio­na­les, cas­ti­gar ejem­plar­men­te a corrup­tos, espe­cu­la­do­res y
mafio­sos sin impor­tar su per­te­nen­cia polí­ti­ca ni el pode­ro­so sec­tor
al que per­te­nez­can, y no dedi­car­se a per­se­guir a las tra­ba­ja­do­ras y
tra­ba­ja­do­res que en defen­sa de los intere­ses del país y de sus
pro­pias rei­vin­di­ca­cio­nes labo­ra­les, denun­cian la corrup­ción y la
quie­bra pro­gra­ma­da de la empre­sa para jus­ti­fi­car su pri­va­ti­za­ción;
debe tra­ba­jar en pro­mo­ver el impul­so de polí­ti­cas para el desa­rro­llo
de la empre­sa, garan­ti­zar los dere­chos de los tra­ba­ja­do­res y sus
fami­lias como acti­vi­dad que dig­ni­fi­que al ser humano, for­ta­le­cer el
sala­rio dotán­do­lo de un carác­ter digno y sufi­cien­te para vivir
dig­na­men­te y res­ti­tuir­lo como com­po­nen­te prin­ci­pal del ingre­so de las
y los tra­ba­ja­do­res.

En
los últi­mos días, hemos cono­ci­do de la vio­la­ción de los dere­chos
de dos jóve­nes tra­ba­ja­do­res: Alfre­do Mar­cial Chi­ri­nos Azua­je
V‑18.263.686 y Arye­lis Torreal­ba V‑15.228.578, que fue­ron
aprehen­di­dos y encar­ce­la­dos por órde­nes de la Comi­sión
Pre­si­den­cial, vio­len­tan­do el dere­cho al debi­do pro­ce­so, y
cali­fi­cán­do­les de “trai­do­res a la patria”.

Tan­to
Alfre­do Mar­cial Chi­ri­nos como Arye­lis Torreal­ba fun­gían como Geren­te
de Ope­ra­cio­nes Espe­cia­les y Geren­te Gene­ral de Ope­ra­cio­nes de Cru­do,
res­pec­ti­va­men­te. Fue cono­ci­do por los medios de comu­ni­ca­ción las
denun­cias seña­la­das por estos dos fun­cio­na­rios, sobre múl­ti­ples
irre­gu­la­ri­da­des en las com­pras y lici­ta­cio­nes que reali­zó PDVSA,
hacien­do énfa­sis en las rela­cio­na­das con las áreas de
comer­cia­li­za­ción y sumi­nis­tro de la indus­tria petro­le­ra. Es
inacep­ta­ble que quie­nes denun­cien las corrup­te­las y entre­ga de los
prin­ci­pa­les acti­vos del país al capi­tal mono­pó­li­co trans­na­cio­nal,
sean per­se­gui­dos y judi­cia­li­za­dos para aca­llar las deman­das y
pro­tes­tas obre­ras.

El
PCV se suma a las voces que exi­gen la inme­dia­ta res­ti­tu­ción de los
dere­chos infrin­gi­dos a estos jóve­nes tra­ba­ja­do­res, el res­pe­to al
debi­do pro­ce­so, la exis­ten­cia de las garan­tías nece­sa­rias para el
desa­rro­llo de una inves­ti­ga­ción impar­cial con Alfre­do y Arye­lis en
liber­tad. Ante la ausen­cia de con­fian­za en la actua­ción impar­cial de
las auto­ri­da­des invo­lu­cra­das, deman­da­mos se desig­ne un equi­po que
reali­ce la exper­ti­cia judi­cial y cuen­te con la debi­da cre­di­bi­li­dad
moral y polí­ti­ca ante la socie­dad vene­zo­la­na para inves­ti­gar no solo
la situa­ción plan­tea­da con Chi­ri­nos y Torreal­ba, sino la actua­ción
de la actual Jun­ta Direc­ti­va de PDVSA enca­be­za­da por el gene­ral
Que­ve­do. Nues­tro pue­blo tie­ne dere­cho a cono­cer el balan­ce de cada
ges­tión.

Fren­te
a la agre­sión que sufre la patria vene­zo­la­na por par­te del
impe­ria­lis­mo, el papel de la cla­se obre­ra y del pue­blo tra­ba­ja­dor de
la ciu­dad y el cam­po es fun­da­men­tal en el impul­so de la pro­duc­ción y
la defen­sa de la sobe­ra­nía nacio­nal. PDVSA como prin­ci­pal acti­vo del
pue­blo vene­zo­lano debe estar en sin­to­nía con los retos que enfren­ta
el país, lo cual sólo es posi­ble sí se avan­za hacia la con­cre­ción
de la ges­tión múl­ti­ple de los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos en la empre­sa,
enca­be­za­da pro­ta­gó­ni­ca y diri­gen­te­men­te por las y los tra­ba­ja­do­res y
no con polí­ti­cas de per­se­cu­ción hacia el suje­to his­tó­ri­co que
encar­na la posi­bi­li­dad de trans­for­mar la base eco­nó­mi­ca del país.

¡A
Luchar y Ven­cer con [email protected] tra­ba­ja­do­res al poder!

¡Corrup­tos
y mafio­sos a la cár­cel, estén don­de estén!

¡En
sus 89 años, el des­ta­ca­men­to de la cla­se obre­ra vene­zo­la­na: el PCV,
con­ti­núa dan­do la cara!

Buró
Polí­ti­co del Comi­té Cen­tral del Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la
(PCV).

Cara­cas,
05 de mar­zo
2020.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *