Chi­le. Empre­sa AES Gener sobor­na a afec­ta­dos por con­ta­mi­na­ción en Quin­te­ro para impe­dir futu­ras que­re­llas

Resu­men Lati­noa­me­ri­cano* /​6 de mar­zo de 2020

Green­pea­ce reve­ló el inten­to de una com­ple­ja ope­ra­ción jurí­di­ca lle­va­da ade­lan­te por AES Gener y que ten­dría como fina­li­dad que los afec­ta­dos por la gra­ve con­ta­mi­na­ción mari­na pro­vo­ca­da por el car­bón uti­li­za­do en sus ope­ra­cio­nes en la zona de Quin­te­ro-Puchun­ca­ví desis­tan de cual­quier inten­to de indem­ni­za­ción futu­ra debi­do a los per­jui­cios que hubie­sen sufri­do en su salud y en razón de la des­truc­ción de su acti­vi­dad pro­duc­ti­va tra­di­cio­nal.

En este sen­ti­do, la ONG denun­ció la exis­ten­cia de un con­tra­to de la empre­sa AES Gener que ha sido ofre­ci­do a veci­nos y repre­sen­tan­tes de diver­sos esta­men­tos en la zona de Quin­te­ro-Puchun­ca­ví. En lo sus­tan­cial, este con­tra­to con­tie­ne una ofer­ta mone­ta­ria y soli­ci­ta, a cam­bio de su acep­ta­ción, que el fir­man­te desis­ta de ale­gar cual­quier otro mon­to por con­cep­to del daño cau­sa­dos a él o sus fami­lia­res pro­vo­ca­dos por los vara­mien­tos de car­bón.

“Esta­mos impac­ta­do con la for­ma de pro­ce­der de AES Gener y el nivel de indo­len­cia. No sólo han con­ta­mi­na­do duran­te déca­das, se encar­ga­ron de inau­gu­rar las zonas de sacri­fi­cio en el país, sino que aho­ra lo que bus­can es que nadie pue­de exi­gir­les nin­gún tipo de indem­ni­za­ción por el enor­me e irre­ver­si­ble daño con que han cas­ti­ga­do a miles de chi­le­nos en el área de Quin­te­ro-Puchun­ca­ví”, seña­ló Matías Asun, direc­tor de Green­pea­ce Chi­le.

Des­de la orga­ni­za­ción, ade­más, resal­ta­ron las con­di­cio­nes abu­si­vas de este inten­to de silen­cia­mien­to que pre­ten­de ir mucho más allá de los direc­ta­men­te afec­ta­dos.

Así, en un docu­men­to al que tuvo acce­so Green­pea­ce, el cual corres­pon­de a un con­tra­to de tran­sac­ción, se con­sig­na los reque­ri­mien­tos que la empre­sa exi­ge a quie­nes fir­men, quie­nes libe­ran a AES Gener “de todos los per­jui­cios direc­tos e indi­rec­tos, pre­vis­tos o impre­vis­tos, pre­sen­tes o futu­ros que even­tual­men­te pudie­re haber­le cau­sa­do a él o sus amis­ta­des y fami­lia­res, cón­yu­ge, con­vi­vien­te, hijos, her­ma­nos, sobri­nos, padres y abue­los, el deman­da­do y/​o denun­cia­do y/​o que­re­lla­do, y/​o sus socios, direc­to­res, geren­tes, eje­cu­ti­vos, repre­sen­tan­tes, pro­fe­sio­na­les, abo­ga­dos, téc­ni­cos, emplea­dos, accio­nis­tas, ase­gu­ra­do­res y rease­gu­ra­do­res, pre­sen­tes o pasa­dos, a con­se­cuen­cia de los hechos obje­tos de los jui­cios, accio­nes, denun­cias y que­re­llas indi­ca­das (…) y, en gene­ral con moti­vo o rela­cio­na­do con los vara­mien­tos o pre­sen­cia de car­bón en la bahía de Quin­te­ro, inclui­da una even­tual sali­da alter­na­ti­va en los pro­ce­di­mien­tos pena­les, y sin que ello sea taxa­ti­vo, el daño emer­gen­te, daño con­tin­gen­te, el lucro cesan­te, pér­di­da de chan­ce, el daño moral direc­to, indi­rec­to y/​o por reper­cu­sión, el sufri­mien­to físi­co o sico­ló­gi­co, cual­quier pre­ten­sión de daño, recur­sos, acti­vi­dad eco­nó­mi­ca o a la salud, los hono­ra­rios o gas­tos de abo­ga­dos, las cos­tas per­so­na­les y pro­ce­sa­les y en gene­ral cual­quier otro per­jui­cio o con­cep­to sus­cep­ti­ble de indem­ni­zar rela­cio­na­do con los hechos y las cau­sas judi­cia­les y accio­nes entre las par­tes, ya seña­la­das. 

“Que­dan algu­nas cosas cla­ras al leer este docu­men­to: que la empre­sa reco­no­ce su res­pon­sa­bi­li­dad en la con­ta­mi­na­ción por vara­mien­tos de car­bón en la zona, que sabe que esa con­ta­mi­na­ción tie­ne con­se­cuen­cias en la salud de las per­so­nas y que el esfuer­zo por callar a los afec­ta­dos incluía has­ta a los ami­gos de algún afec­ta­do. Acá hay un plan bien ela­bo­ra­do, pla­ni­fi­ca­do y meticu­loso por par­te de AES Gener que es com­ple­ta­men­te anti­éti­co y que, expli­ca­do de mane­ra sen­ci­lla, lo que inten­ta es com­prar silen­cio. Es una situa­ción impre­sen­ta­ble que debe expli­car y acla­rar la empre­sa”, dijo Matías Asun.

Poli­ti­ka*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: