Chi­le. Empre­sa AES Gener sobor­na a afec­ta­dos por con­ta­mi­na­ción en Quin­te­ro para impe­dir futu­ras que­re­llas

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​6 de mar­zo de 2020

Green­pea­ce reve­ló el inten­to de una com­ple­ja ope­ra­ción jurí­di­ca lle­va­da ade­lan­te por AES Gener y que ten­dría como fina­li­dad que los afec­ta­dos por la gra­ve con­ta­mi­na­ción mari­na pro­vo­ca­da por el car­bón uti­li­za­do en sus ope­ra­cio­nes en la zona de Quin­te­ro-Puchun­ca­ví desis­tan de cual­quier inten­to de indem­ni­za­ción futu­ra debi­do a los per­jui­cios que hubie­sen sufri­do en su salud y en razón de la des­truc­ción de su acti­vi­dad pro­duc­ti­va tra­di­cio­nal.

En este sen­ti­do, la ONG denun­ció la exis­ten­cia de un con­tra­to de la empre­sa AES Gener que ha sido ofre­ci­do a veci­nos y repre­sen­tan­tes de diver­sos esta­men­tos en la zona de Quin­te­ro-Puchun­ca­ví. En lo sus­tan­cial, este con­tra­to con­tie­ne una ofer­ta mone­ta­ria y soli­ci­ta, a cam­bio de su acep­ta­ción, que el fir­man­te desis­ta de ale­gar cual­quier otro mon­to por con­cep­to del daño cau­sa­dos a él o sus fami­lia­res pro­vo­ca­dos por los vara­mien­tos de car­bón.

“Esta­mos impac­ta­do con la for­ma de pro­ce­der de AES Gener y el nivel de indo­len­cia. No sólo han con­ta­mi­na­do duran­te déca­das, se encar­ga­ron de inau­gu­rar las zonas de sacri­fi­cio en el país, sino que aho­ra lo que bus­can es que nadie pue­de exi­gir­les nin­gún tipo de indem­ni­za­ción por el enor­me e irre­ver­si­ble daño con que han cas­ti­ga­do a miles de chi­le­nos en el área de Quin­te­ro-Puchun­ca­ví”, seña­ló Matías Asun, direc­tor de Green­pea­ce Chi­le.

Des­de la orga­ni­za­ción, ade­más, resal­ta­ron las con­di­cio­nes abu­si­vas de este inten­to de silen­cia­mien­to que pre­ten­de ir mucho más allá de los direc­ta­men­te afec­ta­dos.

Así, en un docu­men­to al que tuvo acce­so Green­pea­ce, el cual corres­pon­de a un con­tra­to de tran­sac­ción, se con­sig­na los reque­ri­mien­tos que la empre­sa exi­ge a quie­nes fir­men, quie­nes libe­ran a AES Gener “de todos los per­jui­cios direc­tos e indi­rec­tos, pre­vis­tos o impre­vis­tos, pre­sen­tes o futu­ros que even­tual­men­te pudie­re haber­le cau­sa­do a él o sus amis­ta­des y fami­lia­res, cón­yu­ge, con­vi­vien­te, hijos, her­ma­nos, sobri­nos, padres y abue­los, el deman­da­do y/​o denun­cia­do y/​o que­re­lla­do, y/​o sus socios, direc­to­res, geren­tes, eje­cu­ti­vos, repre­sen­tan­tes, pro­fe­sio­na­les, abo­ga­dos, téc­ni­cos, emplea­dos, accio­nis­tas, ase­gu­ra­do­res y rease­gu­ra­do­res, pre­sen­tes o pasa­dos, a con­se­cuen­cia de los hechos obje­tos de los jui­cios, accio­nes, denun­cias y que­re­llas indi­ca­das (…) y, en gene­ral con moti­vo o rela­cio­na­do con los vara­mien­tos o pre­sen­cia de car­bón en la bahía de Quin­te­ro, inclui­da una even­tual sali­da alter­na­ti­va en los pro­ce­di­mien­tos pena­les, y sin que ello sea taxa­ti­vo, el daño emer­gen­te, daño con­tin­gen­te, el lucro cesan­te, pér­di­da de chan­ce, el daño moral direc­to, indi­rec­to y/​o por reper­cu­sión, el sufri­mien­to físi­co o sico­ló­gi­co, cual­quier pre­ten­sión de daño, recur­sos, acti­vi­dad eco­nó­mi­ca o a la salud, los hono­ra­rios o gas­tos de abo­ga­dos, las cos­tas per­so­na­les y pro­ce­sa­les y en gene­ral cual­quier otro per­jui­cio o con­cep­to sus­cep­ti­ble de indem­ni­zar rela­cio­na­do con los hechos y las cau­sas judi­cia­les y accio­nes entre las par­tes, ya seña­la­das. 

“Que­dan algu­nas cosas cla­ras al leer este docu­men­to: que la empre­sa reco­no­ce su res­pon­sa­bi­li­dad en la con­ta­mi­na­ción por vara­mien­tos de car­bón en la zona, que sabe que esa con­ta­mi­na­ción tie­ne con­se­cuen­cias en la salud de las per­so­nas y que el esfuer­zo por callar a los afec­ta­dos incluía has­ta a los ami­gos de algún afec­ta­do. Acá hay un plan bien ela­bo­ra­do, pla­ni­fi­ca­do y meticu­loso por par­te de AES Gener que es com­ple­ta­men­te anti­éti­co y que, expli­ca­do de mane­ra sen­ci­lla, lo que inten­ta es com­prar silen­cio. Es una situa­ción impre­sen­ta­ble que debe expli­car y acla­rar la empre­sa”, dijo Matías Asun.

Poli­ti­ka*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *